La novia de papá

02 mar 2011

La buena educación

Por: Paloma Bravo

La buena educación

(La foto es de aquí. Intenté encontrar una de "La mala educación" porque, por mi mecenas y por mí, siempre ando muy cerca del cine español, pero no encontré ninguna que me gustara).

 

Este post empieza hace ya muchos años y con mi amigo M2 (le llamo M2 porque es otro anónimo de vocación que no ha de confundirse con mi amigo M. M. ha llegado más tarde a mi vida y, estando más presente, es también mucho más mandón, más “prohibidor” y más plasta).

A mi amigo M2 y a mí, allá por el 98, nos dieron un móvil de empresa. Nuestro primer móvil. No nos gustaba nada, nos daba vergüenza, nos esclavizaba, pero... Venía con el despacho y, como entonces no había tantos ni estábamos acostumbrados (el móvil era para la gente importante), encontrábamos siempre miles de excusas para olvidar el aparato y a quien llamaba: sin batería, ocupado, sin cobertura, perdona, no lo sé usar... Eran otros tiempos, tiempos sanos en los que el móvil no nos lo habían injertado en el brazo y sólo servía para hablar y no para andar entre mensajes, páginas webs y aplicaciones.

Aún así, M2 tardó mucho menos que yo en establecer ciertos principios de su relación con el zapatófono.

 

- Mira, Sol, son normas básicas: lo primero, fundamental, es que tienes que registrar corriendo los números de la gente con la que no quieres hablar y dejar pasar esas llamadas.

- Pero… ¿no es al revés? Yo tengo tu número, el de algún otro amigo y el de mi jefe. La gente a la que quiero o a la que me debo.

- Que no, Sol, que no.

 

M2, como todos mis buenos amigos, me ha tratado siempre con infinita paciencia. 

M2 y yo trabajábamos en la misma empresa y compartíamos antipatía, rechazo y horror hacia Josefina, una señora pegada a un teléfono que, antes de pensar, ya estaba marcando números.

-  Por ejemplo, yo desde que me dieron el móvil no hablo con ella: si me llama al fijo, le dicen que estoy hablando por el móvil; si me llama al móvil, no lo cojo.

- ¿Y qué excusa le pones?

- Ninguna, Sol, ¿no ves que jamás hablo con ella? Además debe pensar que soy un tipo importante y, por lo que me cuentan, cada vez habla mejor de mí.

- Vale. Me has convencido. ¿Más normas?

- Básico el empezar la llamada preguntando si el otro puede hablar, que no sabes ni cómo ni dónde está.

M2 tenía ya hace tantos años varias fórmulas para hacer esta pregunta que yo copié y que han hecho reír mucho a algunos de mis amigos (“¿Puedes hablar?", Sí, puedo hablar, no soy lerdo; “¿Te pillo bien?”, genial, follando, pero así lo compartimos... Alguno de mis amigos es muy cómico, otros no tienen maldita la gracia).

Y seguía M2:

- El que llama tiene que decir enseguida qué quiere, obtener su respuesta y ocuparse de colgar.

- No hay que llamar a la hora de comer, ni demasiado temprano ni demasiado tarde.

- No hay que poner el móvil en la mesa de una comida como si nos interesara más lo que puede suceder que lo que está sucediendo

Y así hasta un decálogo que he olvidado y del que sólo cumplo las dos primeras normas (siempre registro los números que no quiero coger, siempre pregunto si la otra persona puede hablar).

No digo que M2 fuera un visionario, pero sí que tenía un sentido común excepcional y que ahora, seguramente, podría dar un seminario sobre buena educación y tecnología.

En cualquier caso, ocurrió lo mismo con los mails e Internet y Virginia Shea resumió un decálogo de NETiquette (ojo al punto básico: no ves a tu interlocutor, no le sonríes, no le matizas con el tono... Cuidado con los malentendidos).

Ahora estamos en el mundo de la Twitetiqueta que impulsa bastante otro amigo mío, Mario (mtascon), un tipo con el número de seguidores de un gurú, y toda la sabiduría y el sentido común de un hombre realmente excpecional (cita tu fuente, avisa si modificas un retuit, por favor sé breve y sé claro, etc.).

A lo que yo iba es a que... A que no sé. No sé cómo van a incorporar los niños que nacen ya con el móvil en la mano todas estas normas, cómo las van a desechar más bien, cómo vamos a vivir siempre conectados, siempre distraídos.

Aquí dejo un vídeo de Seinfield, el guión que mi amigo M2 habría escrito de ser gringo.

 

   

 

P.D.: que nadie comente, como hicisteis en navidad, que hay que saber renunciar al móvil. Hablo de los niños de ahora, de los que tendrán 40 en el 2050, de los que nunca conocerán un mundo sin internet... Y, por supuesto, le dedico a este post a M2, que mañana ceno con él y le quiero aunque no lo parezca.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Hay 18 Comentarios

Qué pena no haber entrado en este blog cuando escribía el mío. Me hubiese venido muy bien! Me está gustando mucho lo poco que he leido por ahora. Aquí os dejo esto que creo describe mi postura.

http://asuntosmodernos.wordpress.com/2011/07/15/aqui-mi-movil-aqui-un-amigo/

Alejandra. No creo, en ningun momento, que seas rara ni andes perdida. Como cuchillero ha dicho, te echaremos a faltar si te vas.
Por si te sirve de algo, yo tampoco tengo facebook, ni twiter ni nada por el estilo. Tengo telefono mobil, si, para poder estar localizado por mi familia ya que vivo a mas de 2000km de ellos, pero no tengo ni mobil, ni nada para trabajo, me lo ofrecieron y lo rechace. Soy celoso de mi vida y de mi intimidad, y es por eso que estoy en contra de esta esclavitud.
Que pasara el dia de manana con nuestros hijos? No lo se, yo, por mi parte, intentare ensenar a mi descendencia, que se puede vivir sin cadenas, sin las cadenas de la tecnologia. Dicha tecnologia se puede usar siempre, pero de una manera coherente. Igual que no es bueno abusar de la comida, aun siendo necesario comer, no es bueno tampoco abusar de la tecnologia, aunque nos facilite la vida.
Estoy en contra de la "idiotizacion" que hay hoy en dia con la TV, con Internet, Videoconsolas y la fiebre de tener el mejor telefono del mundo, o de los IPAD, IPHONE y demas. Creo que era muy bonito recibir una carta escrita a mano, ver la personalidad de una persona por su letra, ver sus imperfecciones, etc... Hoy en dia, tan solo recibimos emails, que ademas, pocas veces van dirigidos a nosotros, sino tan solo a cientos de contactos via copia oculta. Hemos ganado tecnologia y hemos perdido valores humanos, relaciones, emociones.
No te vayas Alejandra, sigue compartiendo con nosotros tus pensamientos. Te lo digo del fondo de mi corazon

Algunos te echaremos a faltar abogada.

Como dice Eduardo Galeano "los patos no han perdido el sentido común, nosotros sí".
¿Cómo es posible que tan pasiva y mansamente nos dejemos esclavizar con cosas que nos quitan libertad, que nos quitan vida?
¿Cómo es posible que la gente prefiera fomentar relaciones virtuales que hablar con su vecino, con su compañero, con quien tiene al lado?
La tecnología es buena y puede mejorar mucho la comodidad, pero de eso a permitirle que controle nuestras vidas, digo, las cosas han terminado poseyéndonos y no al revés, como debe ser.
Sé que ando bien perdida en este mundo, soy rara porque no tengo facebook, porque los fines de semana no me acerco a una computadora, porque tengo pocos amigos reales y no cientos o miles virtuales, porque el celular que tengo lo ocupo sólo para hacer y recibir llamadas y todo, con las agravantes de: a) Ser una abogada que trabaja en el mundo financiero y b) Ser una mujer que heredó los genes venezolanos de su madre y se niega a hacer en la vida, el papel de "reina de belleza".
Creo que esta es mi despedida, siento que no tengo cabida en este blog, sin tener ninguna tendencia ideológica y/o religiosa, no puedo quedarme con comentarios tan light como los que aquí se esperan, últimamente me siento un bicho más raro cada vez que incursiono aquí. Seguramente ustedes tienen vidas muy agitadas y complejas, por eso necesitan entretenerse con temas y comentarios más light, de seguro que yo tengo una vida bastante más sencilla, por eso reflexiono sobre detalles de los que ustedes no quieren saber.
En fin, sé que nadie va a extrañarme, yo a ustedes sí, pero extraño más la polémica de otros tiempos.
Un abrazo a todos. Que estén bien.

Yo este fin de semana he visto a una niña que enciendió el móvil en mitad de un vuelo de 3 horas, por si le había llamado alguien. Dudo mucho que una niña de unos 9 años tenga una llamada tan urgente que recibir que no pueda esperar 3 horas.
Pero me parece igual que que un niño se pase 4 horas al día delante de la televisión, y si echan algo que le gusta a las 23h sea más imporante verlo que ir a dormir.
Es como todo, si tus padres te enseñan las normas básicas de educación y comportamiento, pues las harás, si no te las enseñan, pues no.
Cuando yo era pequeña era la tele lo que nos volvía tontos a los niños y lo que nos hacía ver cosas que no eran adecuadas. Mis padres lo que hacían era sentarse conmigo a verla, no dejarme delante de ella más de 1h al día y mandarme a la cama a una hora apropiada. A los niños también se les puede enseñar la diferencia entre uso y abuso del móvil.

Todo comenzó con los "localizadores" ("buscas" les llamaba en España) y los usábamos en el Hospital. Si pitaban cinco veces llamabas a tal interfono. Pero si sonaban tres, entonces corrías a Urgencias porque había un "código rojo".
Hoy en mis pesadillas sigo oyendo esos tres sonidos.

A mi que me llamen al comer,en la cama,nadando....tiene on-off,e incluso se lo puede silenciar.
Ah,y desde hace unos meses llevo reloj para no tener que usar(y mirar)el movil para esto.
Pero claro,l@s demás son los chung@s,por eso escribo.
Muy bueno el video!

Seinfield como siempre genial!!

Cuando los niños de ahora tengan 40, el movil será como el aparato de morse ahora. A saber qué cacharro nuevo existe en esos momentos. Sea cual sea, seguro que esclaviza y se mete en nuestras vidas como si una garrapata se tratara. Tendrá sus ventajas, como el movil, pero tambien sus inconvenientes.

Nadie piensa que en el 2050 esos niños lo mismo están contándoles a sus hijos: "Cuando yo nací teníamos una cosa que se llama internet..."

Muy buen post, (“¿Puedes hablar?", Sí, puedo hablar, no soy lerdo; “) jaja. Bueno, el caso es que creo que no hay que dramatizar con todos estos nuevos juguetes que la tecnología pone en nuestras manos. Digamos que somos como niños en un permanente día de Reyes Magos, la novedad de los nuevos cacharros absorbe completamente nuestra atención. Yo creo que con la costumbre todo tiende a normalizarse y que con el tiempo se le dará un uso más racional a toda esta tecnología de la comunicación.

muy bueno el video....
yo creo que los moviles nos hacen la vida tan facil, pero tambien nos invaden espacio, intimidad... pros y contras al 50%

me encanta Seinfeld y estoy deseando ver qué extracto de esta serie has puesto. Sobre el tema a tratar, a mí me parece muy importante la regla de "No hay que llamar a la hora de comer" porque no hay nada que me moleste más que comer o cenar mientras algún miembro de la familia está colgado al teléfono (fijo o móvil) ya que eso impide el normal desarrollo de una conversación por parte del resto de comensales.

Saludos

La direccion es esta, sorry
http://www.youtube.com/watch?v=kAG39jKi0lI

tengo una hija de 16 meses, y ya ve normal hablar por Skype y mirar a la camara. Coge desde los 8 meses un mando de TV y sabe que es para ver su Mickey Mouse, y el mobil se lo acerca a la oreja para hablar. Lo mas triste (o no) es que para mi hija, y todos los de su generacion, TODO, y absolutamente TODO es normal y posible. Seran esclavos de la tecnologia, de la neo-esclavitud.
Ah, por cierto, muy bueno el video, muy cierto. Para los que querais un poco de humor, os dejo la direccion de otro video (lo siento, no esta traducido) pero tambien sobre el tema.
P.D. y no hablemos de tecnologia, please, que estamos escribiendo y comunciando via blog

Por desgracia, no es tanto, una cuestion de saber utilizar el móvil y si de educación, como bien dice el titulo del post, y como en todos los ámbitos de la vida hay mucha falta. Somos una generación a la que no nos ha faltado de casi nada y que nos ha convertido en borregos que no miramos nada más que por nosotros mismos y lo que estamos haciendo con nuestros hijos no se donde acabará.

Nosotros también nacimos ya en la era del automóvil,y aún así,al menos yo me permito el dejarlo en casa y cojer el autobús para ir a trabajar.Quizás sean cosas diferentes,pero en cuestión de adaptaciones al irremediable avance tecnológico me vale como ejemplo.Y sí,cuando lo cojo cumplo esas normas básicas y standards para ser un buen conductor,y además educado con los demás.Abrazos.

Qué hijos de p.....! Ahora entiendo porqué ninguno de los dos cogíais mis llamadas....

me encanta M2

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre la autora

Paloma Bravo
Soy madrastra, periodista y autora de “La novia de papá” (Plaza&Janés). Este blog no lo escribo yo, lo escribe Sol Beramendi, la protagonista de mi novela. O sea, que es ficción y, por lo tanto, absolutamente real.

Paloma Bravo

SOBRE EL BLOG

Según la RAE, madrastra es una “cosa que incomoda o daña”. ¡Y una mierda! “Tía buena (buena en todos los sentidos), lista e inmejorable” es lo que debería decir. ¿O no? El caso es que me ofrecieron crear una plataforma de “madrastras sin fronteras”, pero mis bestias me necesitan en casa, así que nos hemos quedado en un blog. Para hablar de vuestras familias y otros animales.

TWITTER

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal