La novia de papá

29 mar 2011

Sálvame

Por: Paloma Bravo

Ahogados


(La foto es de aquí).

 

Interrumpo la programación de los posts que había previsto para esta semana por A., que quiere ser "totalmente anónima" y que me ha enviado un mensaje urgente.

A. quiere que yo le explique lo que le pasa, pero no puedo; no soy tan lista. No la conozco y, aunque la conociera, no soy ella.

A. está casada; "felizmente", dice. Enseguida muchos pensaréis que "no tan felizmente". Porque, claro, A. conoció a un hombre perfecto que no era su marido. Tan perfecto que se hicieron amigos íntimos. Tan perfecto que se liaron. Tan perfecto que -esto no lo dice A., lo deduzco yo- A. se quedó enganchada.

Y, al principio, todo bien. Bueno... Quiero decir "bien" de aquella manera, porque lo de estar con dos hombres a la vez no es fácil. Y no lo digo desde el punto de vista moral, ojo, sino desde el emocional. La gestión de las culpas y los tiempos, los amores y las añoranzas, las entregas y las renuncias... Complicado e, imagino, también emocionante y muy romántico.

El caso es que el hombre perfecto, el íntimo amigo, el buen amante de A., un día, de repente, dejó de llamarla, de mirarla, de...

- ¿Por qué, Sol? ¿Qué ha pasado?- me pregunta A.

"¿Por qué?". Ni idea. ¿Cómo lo voy a saber yo? Hay mil explicaciones y sólo se me ocurre ayudar enmarcándolas en dos muy extremas, pero es A. quien tiene las pistas, quien puede rellenar la línea de puntos, quien puede poner los matices:

1. Él no puede más de esa situación a escondidas. No quiere una parte de A., lo quiere todo. Está cansado de esperar, o de argumentar, o de esconderse... Él ha decidido salvarse renunciando a A. Desintoxicándose. Ésta, de las mil, es la versión más romántica.

2. Para él A. no era la mujer perfecta; A. no era tanto, era, más bien, sólo un poco. Un poco de tiempo. Un rato que ya ha pasado. Está ya en otras cosas, sin dolor. Y, de las mil, ésta sería una de las versiones más crueles.

Pero, insisto, A., yo no lo sé.

Lo que sí me parece es que te estás haciendo trampas.

Me preguntas si se puede querer a dos hombres a la vez. Sí, no, no sé, supongo. En cambio, estoy segura de que es imposible quererlos igual, quererlos sin saber elegir, quererlos sin la responsabilidad que eso implica. Quererlos sin diferenciar enamoramiento de amor, por ejemplo (y tampoco digo que éste sea el análisis correcto).

Lo siento, A., yo no sé si quieres más a tu marido que al que fue tu amante. No sé quién es mejor (si lo es alguno de los dos). No sé quién te quiere más a ti.

No sé nada salvo que no estás siendo del todo honesta contigo misma (me repito). Para empezar, y siento ser tan dura, quizá en ese espacio entre tu marido y tu amante, lo que no encuentras es a ti misma.

Porque nadie va a salvarte. Ninguno de los dos te va a hacer feliz toda la vida, ninguno de los dos te va a dar paz para siempre. Eso sólo lo puedes conseguir tú.

¿Puedes?

Yo creo que sí. No les esperes. Échate a nadar tú. Sálvate.

 

P.D.extemporánea: por favor, por favor, decidme que no es normal que las parejas lean tus mails, que no haya una privacidad mínima en el ordenador, en el teléfono. Por favor... Si Pablo leyera mis mails me dejaba, pero es que, si Pablo leyera mis mails... ¡lo dejaba yo a él!

 

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Hay 71 Comentarios

Hasta puede que realmente se haya cansado de ella, de esperar, o al final se haya dado cuenta que ella no es libre para elegir. La convivencia genera un virus llamado costumbre, me he acostumbrado a él. El amor se apagó, por falta de tiempo, por habernos olvidado de regarlo, por que el primer día que llegué cansado preferí ver la tele que comentarle como me había ido. El amor se apagó, ya no hay chispa, ya no sales corriendo a comer con ella aunque solo dispongas de media hora, se acabó la ilusión.
El otro era el revulsivo. Era sentirse guapa, porque se lo decían. Era sentirse importante, porque se lo decían . Era sentirse la mujer más importante del mundo , por que él así la hacía sentirse....
Buscando uno o una de 20 años menos, pero también uno o una de tu misma edad. Solo hace falta pararse un momento y pensar, como me gustaría que me trataran a mi. Me gustaría que me dijeran que soy guapo o guapa, me gustaría que me dijeran que tengo una sonrisa bonita, me gustaría que me dijeran que soy muy importante para él o para ella, y cuando esto ocurre se produce de nuevo el milagro. Como escribía Antoine de Saint-Exupéry en El Principito, "Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde, comenzaré a ser feliz desde las tres".

Yo incluiría a un tercer hombre y así decides mejor, no? y que sea 20 años más joven que tú. Es lo que hacen lo hombres y siempre les funciona. No hay que inventar, hay que copiar de lo que ya funciona.

Con un par de días de retraso aquí va el comentario que quería ponerte en esta entrada. Los que nos somos bueno escritores siempre nos quedará ser buenos lectores para disfrutar con artículos como éste, con tus publicaciones...

Paloma, olvida lo de ayer, eres brillante.

20/09/2006
Corazón Loco

‘Llevo todas las noches de estío deshojando la margarita. ¿Clark o Jack? ¿Kent o Sparrow? ¿El superhéroe… o el pirata? El inolvidable Christopher Reeve: alto, guapo, bueno y formal, con un torso diseñado para acurrucarte en él y dejar que su fuerza te proteja de los peligros del planeta Tierra…y con ese puntito desvalido cuando circula por el Daily Planet como Clark Kent, tan torpe y miope que despierta nuestros mejores instintos maternales. La ecuación perfecta: el héroe actúa como tal cuando se le requiere, y el resto del tiempo es un apacible corderito.
El caso es que el superman más clásico ha reinado en las pantallas y en los sueños hasta que ha reaparecido el pirata más engatusador de cuantos han surcado las aguas del Caribe: el más golfo, amanerado y divertido. Sólo te sacará de un apuro si le interesa por alguna razón; es capaz de vender a su madre por una botella de ron, y su ambigüedad sexual ha hecho correr ríos de tinta. Pero el caso es que el capitán Jack Sparrow, en una creación fantástica de Johny Deep, es tremendamente atractivo. Ofrece la dosis de aventuras que se le presupone a cualquier pirata, aliñada con toneladas de sentido del humor, picardía e ingenio: es decir, todo de lo que carece nuestro querido y soso Superman. Entiendo que parece incompatible sentirse atraída por el superhéroe y al mismo tiempo por ese pirata gipsy, desequilibrado, lleno de roña y falto de escrúpulos, pero… ¡es tan encantador!
Apuro los últimos sorbos del verano y en los acordes de un viejo bolero, Corazón Loco, encuentro la explicación. “Uno es el amor sagrado, compañero de mi vida… y el otro es el amor prohibido, complemento de mis ansias, al que no renunciaré”, desgrana El Cigala. Y yo ya me he decidido: me quedo con Superman para la batalla cotidiana, y tomo como amante desenfrenado al capitán Sparrow. Y ahora tú también puedes saber como es posible querer a dos hombres a la vez… y no estar loca.’

Por Montserrat Domínguez para Elle.

Y aquí también os dejo a El Cigala.

http://www.youtube.com/watch?v=lnbk-sAJmQc

20/09/2006
Corazón Loco

‘Llevo todas las noches de estío deshojando la margarita. ¿Clark o Jack? ¿Kent o Sparrow? ¿El superhéroe… o el pirata? El inolvidable Christopher Reeve: alto, guapo, bueno y formal, con un torso diseñado para acurrucarte en él y dejar que su fuerza te proteja de los peligros del planeta Tierra…y con ese puntito desvalido cuando circula por el Daily Planet como Clark Kent, tan torpe y miope que despierta nuestros mejores instintos maternales. La ecuación perfecta: el héroe actúa como tal cuando se le requiere, y el resto del tiempo es un apacible corderito.
El caso es que el superman más clásico ha reinado en las pantallas y en los sueños hasta que ha reaparecido el pirata más engatusador de cuantos han surcado las aguas del Caribe: el más golfo, amanerado y divertido. Sólo te sacará de un apuro si le interesa por alguna razón; es capaz de vender a su madre por una botella de ron, y su ambigüedad sexual ha hecho correr ríos de tinta. Pero el caso es que el capitán Jack Sparrow, en una creación fantástica de Johny Deep, es tremendamente atractivo. Ofrece la dosis de aventuras que se le presupone a cualquier pirata, aliñada con toneladas de sentido del humor, picardía e ingenio: es decir, todo de lo que carece nuestro querido y soso Superman. Entiendo que parece incompatible sentirse atraída por el superhéroe y al mismo tiempo por ese pirata gipsy, desequilibrado, lleno de roña y falto de escrúpulos, pero… ¡es tan encantador!
Apuro los últimos sorbos del verano y en los acordes de un viejo bolero, Corazón Loco, encuentro la explicación. “Uno es el amor sagrado, compañero de mi vida… y el otro es el amor prohibido, complemento de mis ansias, al que no renunciaré”, desgrana El Cigala. Y yo ya me he decidido: me quedo con Superman para la batalla cotidiana, y tomo como amante desenfrenado al capitán Sparrow. Y ahora tú también puedes saber como es posible querer a dos hombres a la vez… y no estar loca.’

Por Montserrat Domínguez para Elle.

Y aquí también os dejo a El Cigala.

http://www.youtube.com/watch?v=lnbk-sAJmQc

Nunca me había pasado. No encontramos en un bar y nos liamos esa misma noche. Hice todo lo posible por tener que volver de viaje a esa ciudad y la vez siguiente me quedé en su casa. Fue solo una noche. Después no me hicieron falta escusas para pasar con ella algún fin de semana cuando mi pareja estaba fuera. No se como me metí en este lío pero ahora necesito hacer algo, no puedo seguir así. ¿Algún consejo?

Tonterías, A no quiere a uno ni a otro. El amor es otra cosa. El amor es estar con el que has elegido aunque en ocasiones te tiente la novedad, lo diferente. Es superar la rutina y comprometerse a que eso funcione. Y es asumir que te equivocaste y saber elegir y ser leal y consecuente. Y saber renunciar y... tantas cosas que A no comprende...

Excusas hay hasta para un crimen y A no tiene mas que eso, excusas baratas. Ya prenderás cuando te pase a ti, cuando tu amor te diga "también quiero a otra". A ver si entonces lo justifica.

Entiendo perfectamente la situación de A. Para los que juzgan alegremente les diría que hay que verse en la situación antes de hablar. Cuando conoces a alguien y sientes algo, es muy difícil controlarse. Se que está mal pero los sentimientos mucha veces mandan sobre la razón. Coincido con la autora en que si llegas a ese punto de tu vida, lo mejor es pararte a pensar que quieres tú y analizar bien qué es lo que sientes, sin esperar que nadie te salve. Ánimo, seguro que eres más fuerte de lo que pensabas.

Y si en vez de "la pobre A, que ama a dos hombres, su amante la ha dejado plantada, y no quiere que se entere su marido" fuera "el pobre A, que ama a dos mujeres, su amante le ha dejado plantado, y no quiere que se entere su mujer", tendríamos la misma ola de simpatía y empatía? O sería un degenerado, un egoísta, una vergüenza, un inmaduro en el mejor de los casos... No juzgaré ninguno de los dos casos, quien esté libre de culpa que tire la primera piedra, pero es curioso como cambia el juicio de la gente según se sea del mismo o distinto sexo que quien protagoniza la historia...

Yo de verdad que alucino.. Pobrecilla A, que se atreve a a engañar a su marido, qué valiente A. que se atreve a estar con dos a la vez, qué generosa A. que no dice la verdad porque para no hacer daño... ALUCINO.Un ejemplo para la humindad.

pues, yo creo que soy Y y él es A ... y me da en la nariz que acabaremos igual

@A @Gabi @Paloma Solo queria puntualizar una cosa. No creo que se este criticando a A, ni tan siquiera que se le este diciendo que debe hacer. Lo unico que se comenta aqui es la injusticia hacia el afectado. Algunos han mencionado Libia por aqui, y en verdad, esto es una guerra; una guerra de sentimientos, de razonamiento; como todas, una guerra de dolor, y como todas, una guerra donde hay "daños colaterales", y en este caso, ese daño es la pareja, es la persona, que sin comerlo ni beberlo se ve involucrada, se ve con la bomba encima. Claro que se puede querer a mas de una persona, cada amor es diferente, y como muy bien ha dicho januaryxii , cada situacion es diferente.
Solamente le animo a A, ni le pido, ni le obligo, ni nada, tan solo aconsejo, a ser valiente, a asumir sus propias decisiones, y a afrontar con la cabeza bien alta sus consecuencias. No hagamos daño a quien tambien queremos, porque asi has dicho, que tambien quieres a tu marido. No le hagas daño por favor, no te hagas daño.

bueno que decir lo primero de todo que ........... todos nos permitimos el lujo de hablar ya sea criticar o dar animos a A, eso sera por algo y es porque a todos al fin y al cabo esta hitoria nos ha llegado de una manera o de otra, pero no se si lo sabeis ha batido record de comentarios y quiero decir que ni los buenos son tan buenos y ni los que llamamos malos sont tan malos, creo que a veces en la vida te ocurren cosas que ni tu mismo te hubieras planteado ni jamas hubieras imaginado que te iban a suceder creo que y esto va por los que se sienten ofendidos y creen que A es insegura, ni que se crea una heroina no creo tampoco que para nada lo furera buscando igual simplemente llego y punto, los impulsos a veces no se pueden controlar somos personas y surgen sentiemientos incontrolablesy vamos ni se me pasa por la cabeza vamos que lo que ha echo A sea para desprepreciarla perdonarme pero sois unos inpetos, no conocemos a A y en realidad solo conocemos parte de su historia a si que lo unico que deberiamos hacer es dar una opinion un poco coherente aunque sea critica pero sin llegar a ofender porque creo que bastante tiene que estar pasando como para tener que comentar esto en un blog y no contarselo a nadie eso machaca la cabeza a cualquiera asi que lo unico que te digo A es que seas fuerte que pienses bien lo que quieres que si sigues adelante con tu marido no te machaques olvida lo pasado y palante y que nunca te arrepientas de lo hecho por que si te ha pasado es por un sentimiento que ha fluido y los sentimientos no se pueden controlar y que siempre siempre habra alguien que te escuche no te tortures liberate y se fuerte porque eso te va acompñar toda la vida hasta la tumba asi que mucho mucho animo A que todo en la vida pasa y intuyo que lo estas pasando mal te habla una persona con un caso similar aunque yo decidi dejar a mi pareja porque cada dia que pasaba era mas pesado y tampoco acabe con mi amante pero el mundo gira y sigue girando con o sin nuestros problemas un beso A

No juzgo a A., primero porque no la conozco, segundo porque si la conociera probablemente me atrevería menos a juzgarla, tercero porque este blog podría convertirse en algo así como el diario de patricia, un asco, vamos.
Porque la historia que aquí se cuenta, no la de A., que sólo ella conoce, va de mentiras.
Reconozco que a veces la mentira es el modo de causar los menores daños posibles, a uno mismo y a los demás. Que nadie somos perfectos y estamos expuestos a equivocarnos y a ser engañados, y que a veces la mentira es el mejor pegamento para arreglar lo que se rompió. Porque las cosas se rompen aun sin querer romperlas. No hay que buscar culpables.
Lo que me parece mal, porque creo que conduce al dolor, es vivir en la mentira permanente, con respecto a uno mismo y a los demás, y que vivir en la mentira es la receta más infalible para amargarse y amargar la vida.
Si ha sido un error y gracias a él nos podemos dar cuenta de lo que realmente queremos y deseamos, la mentira me parece un mal menor para salvar la situación. Olvidar el pasado y reemprender la vida creo que sería lo más inteligente. Pero sobre todo, no mentirse uno a sí mismo.

Mira A. 56 comentarios........ Solo dire que la media son 20........es decir que a la gente le ha tocado el tema ni uno solo de los que han comentado esta libre de haber sentido lo que tu sientes ahora en algun momento de sus vidas, pero si es cierto que muchos de ellos jamas tendran los ........ para vivir y entregarse a sus sentimientos....... eso si A, bien Sol, en esto como en tantas otras cosas, no se puede nadar y guardar la ropa, o todo o nada, cero a cien, blanco o negro, esas son las preguntas que tienes que responder...........mi nick es lio...... y no es casualidad..... Animo, encuentra TU camino.....Esa es el unico salvavidas y no podras ser honesta con nadie mientras no lo seas contigo misma..........

Está claro que, como decía Punset hace poco, hay personas que hacen lo imposible por ser infelices. Algunos hablais de vuestros amantes como de una adicción. Lo maridos, pobrecillos, parecen unas triste obligación. Tiene que haber por lo menos tantas historias como esta pero al revés, de eso no hay duda; está en la naturaleza humana.
Hay que ser valiente y dejar las cosas claras. Eso hace daño sin duda pero hay que salvar por lo menos la dignidad personal de ser honesto, ya no digo honrado. No hacerlo condena a la mas triste de las vidas porque los peores jueces somos nosotros mismos. Cualquiera puede vivir situaciones parecidas a las de A. Lo que diferencia a las personas es como reaccionan ante esas circunstancias. Y deciden. Lo mejor no puede ser nunca mentir o encubrir porque eso es destructivo. El esfuerzo personal a corto plazo es enorme y el daño que se causa es grande, pero a la larga es mucho mejor para todos que sufrir en silencio una mentira cotidiana.
Saludos a todos.

No, no es normal que se pierda esa privacidad entre las parejas. Es malo, depravado, anticonstitucional y malísimo para el espíritu. Ufffff!!!

Ánimos para esta A., que la mejor postura para comenzar a arreglar un problema es darse cuenta de que lo tienes. Y p'alante como los de Alicante....

Un saludo :)

Y por fin, le damos una alegría a la madre de Sol.

Gracias Sol por contar mi historia tan bien, por tus consejos. Me encanta el blog

Gracias sol por contar mi historia, por tus consejos, me encanta el blog.

Para A.: yo creo que hay un buen resumen: no dejes que te juzguen ni que elijan por ti. Hazlo tú.

Vaya historia la de A. ¡Tienes toda la razón, Sol! le falta encontrarse a ella misma, pero, ¿tú no te dedicabas al márketing? pareces psicóloga, chica.
Me encantó la historia, bueno, me encanta el blog.
Un abrazo.

Gracias gaby por entederme, es muy fácil dar consejos y muy difícil que te critiquen, solo quería contar mi historia y algunos comentarios me han echo daño pero hay que sacar el lado positivo de las cosas. Creo que nadie busca a alguien con la intención de hacer daño a una tercera persona, simplemente pasa y no sabes por que cuando te quieres dar cuents estas metida en una espiral de sentimientos que no controlas ybse pasa mal muy mal. Lo único que quiero dejar claro es que quiero a mi marido si no fuera así le hubiera dejado hace tiempo. Gracias por los comentarios ya sean bueno o malos los he leído todos y de todos se aprende algo.

Gabi engañandola ya etsas haciendola daño.que no lo sepa no significa que no las estes dañand.y si lok es y hay que elegir

Para aquellos que escriben desde el Olimpo de la Verdad, que juzgan y acribillan: espero que algún día la vida les ponga en una situación difícil. No necesariamente de historias de amantes, sino en una situación supuestamente “inmoral”, “injusta” o “egoísta”, donde vosotros seáis los “culpables”. Solo así entenderéis el inmenso dolor que es vivir una situación como la de “A”. Tengo meses viviendo lo mismo en mi propia piel, en mi corazón, en mi alma. Sé que “debería” dejar a la persona que amo con pasión (me niego a llamarlo “amante”), pero no puedo. Lo he intentado cien veces, pero sencillamente no puedo vivir sin él. Ya no, es muy tarde. Pero es muy tarde desde el día que lo conocí. En los últimos meses, aun sin verlo, sin besarlo, sin tocarlo, he entendido que a quien debo dejar es a mi marido, a quien veo, a quien beso, pero al que ya no quiero tocar (sexualmente, me refiero). Lo que no sé es como vivir luego con el dolor de haber causado dolor. No sé cómo ser feliz sabiendo que la persona a la que aun quiero tanto, sufre o se siente traicionado. No sé cómo dejarlo. No sé cómo decírselo. No sé cómo seguir viviendo así.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre la autora

Paloma Bravo
Soy madrastra, periodista y autora de “La novia de papá” (Plaza&Janés). Este blog no lo escribo yo, lo escribe Sol Beramendi, la protagonista de mi novela. O sea, que es ficción y, por lo tanto, absolutamente real.

Paloma Bravo

SOBRE EL BLOG

Según la RAE, madrastra es una “cosa que incomoda o daña”. ¡Y una mierda! “Tía buena (buena en todos los sentidos), lista e inmejorable” es lo que debería decir. ¿O no? El caso es que me ofrecieron crear una plataforma de “madrastras sin fronteras”, pero mis bestias me necesitan en casa, así que nos hemos quedado en un blog. Para hablar de vuestras familias y otros animales.

TWITTER

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal