La novia de papá

03 abr 2011

El perro del hortelano

Por: Paloma Bravo

Hortelano

(La imagen es de la peli en la que Pilar Miró demostró que se podía hacer gran cine en verso y que Lope de Vega estaba a la altura de sus amigos y colegas Quevedo y Cervantes).

 

"El perro del hortelano, ni come ni deja comer...".

Lo siento, no me gustan los refranes, pero me gusta Cristina y su historia me ha recordado a éste.

Cristina está casada, tranquila, feliz. Con sus más y sus menos, claro, como casi todos.

Cristina está, al mismo tiempo, cansada, desconcertada y dolida porque se ha convertido en el puerto en el que los tres hombres de su vida quieren pasar las tormentas.

Son tres, sí, tres exnovios, tres grandes amores, tres grandes fuentes de conflictos.

Cada vez que les falta algo, se embarcan en la nostalgia y vuelven a Cristina, a su patria perdida, a su dicha pasada...

Me estoy poniendo poética yo también, perdón otra vez, que no soy Lope de Vega, ya vuelvo a mi ser pragmático...

Cristina no me cuenta por qué se acabó el amor con cada uno de esos tres amantes eternos, y no hace falta. Pongamos que evolucionaron por caminos distintos y que todos siguieron andando, porque ellos, los tres, también están casados y con hijos.

Lo que Cristina no entiende es por qué coinciden ahora los tres en intentar recuperarla. Mensajes, llamadas, mails y grandes declaraciones.

"Nunca ha habido nada como lo que hubo contigo", dice el primero.

"Nunca te olvidé", dice el segundo.

"Nos merecemos otra oportunidad", dice el tercero.

Y es Cristina la que tiene que hacer de mala y superar sus miedos y sus nostalgias, sus propias crisis e infelicidades, y derrumbar ese falso ideal que ellos le presentan envuelto en papel de regalo.

Un regalo con trampa, porque esto no es una peli de grandes historias, ellos no le proponen una huida en barco a otra vida en una isla privada. Ellos quieren seguir con sus vidas y ver a Cristina un ratito.

Quieren regalarle los oídos y ser regalados por ella, quieren sexo nostálgico y rápido, quieren una vuelta atrás que es imposible. Quieren, me temo, ser otros, ser lo que creyeron ser hace años.

Y Cristina no puede dárselo pero a veces se siente tentada con sus cantos de sirena, y ella también sueña.

Creo que los entiendo: todos queremos varias vidas a la vez, la que tenemos, mejorándola, y las mejores de entre las que tuvimos, pero también hay que saber no interferir en las vidas de los demás, y más en las de la gente a la que quisimos y decimos seguir queriendo.

 

P.D.: Esta historia, claro, es para Cris. Y con ella la novela, tal y como quedamos hace semanas.

 

 

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Hay 16 Comentarios

me quedo con esta frase: "todos queremos varias vidas a la vez"

¿y que problema hay en intentarlo? ¿por que todo lo que hacemos debe tener como objetivo la relación eterna y perfecta? Los ex son capullos porque no se lo cuentan a sus parejas actuales, pero a Cris no es eso lo que le come la cabeza, Cris no se esta preguntando por las actuales parejas... entonces ¿que?

noaguantoamijefe....muy buena!!!

Y no será que Cristina empezó algunos meses a hacer Pilates o Aeróbic y se está poniendo buenorra...Los hombres son bastante simples, casi siempre.
En fin, a saber.

Tres a la vez? Qué agotamiento!
Aunque no es mal comienzo para formar un grupo de terapia...

Estoy con Maria

hay la vida soñada...el imposible el amor que no llego a ser y por eso nos atrae tanto porque es como lo soñamos en nuestra cabeza y no es puesto a prueba. Lo de no interferir a veces es complicado uno no quiere pero derrepente esta alli queriendolo sin llegar a quererlo todo.Dificil

O, a veces, incluso; tan "ex" de Cris..

A veces me siento TAN Cris..

estoy de acuerdo con maria, cuando estabamos juntos solo veía defectos en mi pero era una relacion estable y me dejo por otra persona aparentemente perfecta sin defectos ahora con el tiempo a visto que la perfeccion que buscaba no existe que solo era una estrella fugaz yo he evolucionado con otra relacion estable soy el mismo que ayer con mis virtudes y defectos

Y ...un cuarto...diría...."siempre que hago el amor con mi pareja pienso en ti"·, que por cierto lo leí de Ingrid Bermang (?) en la misma situación.

"Pero no la he olvidado. Muchas veces pienso en ella y me asalta un deseo loco. Pero esos retornos del deseo nos fuerzan a pensar que, para volver a encontrar a esas muchachas con el mismo placer, había que volver también al año tras el cual pasaron diez en los que la muchacha se ha marchitado ya. Se puede a veces volver a encontrar a una persona, pero no abolir el tiempo. Todo esto hasta el día, imprevisto y triste como una noche de invierno, en que ya no se busca a esa muchacha ni a ninguna otra, en que encontrarla nos asustaría. Pues ya no nos sentimos con bastantes atractivos para gustar ni con bastante fuerza para amar."
M. Proust (que tanto le gusta a Sol)

¡Cómo me suena! Tengo un ex, con el que he salido en dos temporadas distintas con un intervalo de casi dos años entre ellas y las dos veces ME HA DEJADO él. Poniendo las típicas: no eres tú, no tengo tiempo, ahora no busco una pareja. En fin... Que después de años en los que se me ha ido diluyendo el amor en una especie de vaga amistad por él, encuentro a una persona que apuesta por mí y apuesta por tener algo juntos, estoy feliz, la cosa va a más y nos respetamos tanto como para darnos explicaciones de lo que hacemos cuando no estamos juntos (cosa que él no hacía, claro)... Llega y, en un viaje a Portugal juntos, me empieza a hacer carantoñas y a preguntarme ¿y si hubiéramos seguido juntos?. Ver para creer.

Yo creo que los ex siempre vuelven porque creen que no son felices en el momento de la relación porque tú no les llenas, no tienes todo lo que buscan en una pareja... Todas esas excusas para no admitir que son inmaduros y no pueden ofrecer nada a cambio de lo que les das. Cuando pasa el tiempo y te ven plenamente feliz con otra persona, se dan cuenta de que tú no eras el culpable y te buscan como si fueras el remedio a sus problemas y carencias de cariño. Buena prueba de que siguen siendo inmaduros y hay que mantenerlos alejados.

Supongo que en un mundo ideal estas cosas no pasarian pero somos débiles (algunos inmadur@s pero no todos, como ayer, algún caradura también...) y a veces nuestras vidas no nos llenan y buscamos formas de escapar y recordamos gente que pasó por nuestras vidas, si esa gente fue buena gente y aún se sigue en contacto pues puede haber un acercamiento, a veces un quiero dar un paso más pero sin dejar lo que tengo ya atado,,, no sé, es complejo,
yo diria que hay que ser muy realista y no dejarse envolver,
mejor preservar lo que fue,si merece la pena, sino por supuesto esa página pasarla y rápidamente.... ufff

Es que mucha gente no sabe querer, ni a su pareja, ni a sus amigos, ni a sus compañeros de trabajo, ni a su familia.......Madurar, crecer a veces es sinonimo de aprender a despedirse. No tenemos que estar siempre ahi para todos, especialmente si lo que nos piden pone en peligro lo que tenemos que nos gusta. Si Cristina se mantiene firme (en sus convicciones sean cuales sean). A la larga ella siempre tendra cerca a quien la queria de verdad,a quien respetaba sus elecciones y sus convicciones....... Es solo cuestion de tiempo...

Es que mucha gente no sabe querer, ni a su pareja, ni a sus amigos, ni a sus compañeros de trabajo, ni a su familia.......Madurar, crecer a veces es sinonimo de aprender a despedirse. No tenemos que estar siempre ahi para todos, especialmente si lo que nos piden pone en peligro lo que tenemos que nos gusta. Si Cristina se mantiene firme (en sus convicciones sean cuales sean). A la larga ella siempre tendra cerca a quien la queria de verdad,a quien respetaba sus elecciones y sus convicciones....... Es solo cuestion de tiempo...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre la autora

Paloma Bravo
Soy madrastra, periodista y autora de “La novia de papá” (Plaza&Janés). Este blog no lo escribo yo, lo escribe Sol Beramendi, la protagonista de mi novela. O sea, que es ficción y, por lo tanto, absolutamente real.

Paloma Bravo

SOBRE EL BLOG

Según la RAE, madrastra es una “cosa que incomoda o daña”. ¡Y una mierda! “Tía buena (buena en todos los sentidos), lista e inmejorable” es lo que debería decir. ¿O no? El caso es que me ofrecieron crear una plataforma de “madrastras sin fronteras”, pero mis bestias me necesitan en casa, así que nos hemos quedado en un blog. Para hablar de vuestras familias y otros animales.

TWITTER

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal