La novia de papá

09 may 2011

Ellos, algunos

Por: Paloma Bravo

Padre1


Es lunes y en las caras de la gente hay todavía restos del fin de semana. Bastante cansancio, algo de felicidad, mucho sueño.

Mi cara este lunes es muy intensa, porque he decidido volver a los clásicos y estoy con Ricardo III:

 

Ricardo: "Belleza indescriptible, concededme un momento de paz para excusarme".

Ana: "Fealdad inconcebible, tú no tienes otra excusa más válida que ahorcarte".

 

Cuando sea mayor, le repetiré la frase de Ana a alguien que yo me sé. De momento, la imprudencia, la incontinecia verbal y la incorrección política las tengo delegadas en Alberto, un compañero de trabajo. Él se lo pasa todo por el forro y este lunes le he pillado en pleno mitin, que es lo que toca. Creo que no van ganando los suyos, pero estoy segura de que no tiene a nadie que le gane. Y eso que yo sólo le he preguntado qué tal el finde y me habría conformado con un 'muy bien, gracias':

"He estado con los niños, de puta madre. Porque los niños están mejor conmigo que con su madre. Que con sus madres. Generalizando por joderte, Sol, y porque es así. Todo ese discurso que os gusta tanto, de la unión biológica, de que vosotras parís y eso os une para siempre... ¡Una mierda! Al final, el vínculo que permanece es el de los niños con los padres. Porque las mujeres que no sois imbéciles, os idiotizáis al ser madres, y las que sobrevivís a eso, os perdéis al separaros. Siempre lamentando, siempre llorando, siempre en otro sitio. Yo no. Yo he estado todo el fin de semana donde tenía que estar: con mis hijos. Y espero estar así todos los fines de semana de mi vida. Ojalá que mi ex tenga otros planes siempre, porque quien les aporta emocional y económicamente soy yo".

Y antes de que os escandalicéis vosotros, os diré que Alberto es un tipo algo menos dogmático que este texto que transcribo tal cual, pero... Pero le gusta provocarme. Como si yo los lunes tuviera capacidad de reacción a algo o a alguien que no fuera mi monitor de yoga.

Además, Alberto lo sabe. No me siento nunca aludida por las generalizaciones y las dicotomías: hombres buenos, mujeres lloricas; hombres malos, mujeres santas. Aún así, aquí os dejo su discurso, me ahorro un post y sigo con la cabeza en Ricardo III hasta la hora de yoga.

 

P.D.: obviamente, Alberto no es su nombre real. Él sabe quién es y lo que me hace los lunes (y los martes, miércoles, jueves y viernes).

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Hay 13 Comentarios

Primero se define lo que diferencia a los géneros. Segundo se asigna en función de las características dadas una determinada función o rol social que supuestamente se adecuarían a las mismas. Tercero se reduce lo que la persona es a su género y por tanto se les asigna a todas un determinado rol.

Al menos tiene argumentos...hay tan pocos hombres que sepan hablar de algo más que de fútbol, que triste, de verdad.

no es por hacer de abogado del diablo, pero un mal dia lo tiene cualquiera y la valvula de escape es despotricar a los cuatro vientos da igual el tema o el sexo, ricardo despues de un intenso fin de semana estaba más revolucionado que una moto de carreras

A determinadas personas es mejor no preguntarles que tal el fin de semana o que tal están.
Porque te lo cuentan.

Sol... disculpa. Tus relatos hacen nacer en mí... imágenes y diálogos de los que no me puedo desprender... los escribo rápidamente (antes de que desaparezcan) y por eso aparecen aquí.
Aprovecho para enviarte un abrazo
(y felicitar a Alberto por ser tan claridoso).

Él: -¡Buenos días Amor!
Ella: -¡·$%&/(*!
Él: -¿Te sirvo café?
Ella: -¡Te lo juro que no sé como aguanto!
Él: -¿Una de azúcar, verdad?
Ella: -Y si al menos sirvieras en la noche para algo bueno...
Él: -Aquí pongo tu rebanada de pan... ya tiene mantequilla Amor.
Ella: -¡No sé que voy a hacer, pero no duras un día mas aquí conmigo!
Él: -¿Propones algo Querida?
Ella: -¡SI!... avienta a este perro idiota a donde quieras... ya no lo soporto... aquí lo tengo por un lado, echado como si nada sucediera... después de que esta noche volvió a destrozar mis pantuflas y orinarse en la sala.

Me encantaría saber cómo es la cara intensa de Sol. Caben tantos adjetivos en una cara intensa...qué gracia

Hombre, hay padres buenos y malos y madres buenas y malas.
Pero es infinitamente más fácil ser perfectos un fin de semana que en el día a día, así cualquiera!

Pues haberlas, hailas. Como ese mito de la mili ... "el valor se le supone." Es una simple probabilidad estadistica, del si ó si. Madres malas, malísimas, tiene que haberlas, es de cajón. A quién quieres más a Mamá ó a Papá.??? La mujer por el mero hecho de ser madre -biológica ó de prestado- es buena, es politicamente correcta, insustituible e inmejorable ... Madre no hay más que una.!!! Y Padre ... puede ser cualquiera. Que se lo pregunten a las hijastras montaraces trás los periodos vacacionales. Vamos por el buen camino en el terreno de la igualdad y reparto de roles/tareas.

Soy madre y quizas deberia indignarme con este texto, pero me encanta porque hay que ver la cantidad de idiotizadas que conozco... "Porque las mujeres que no sois imbéciles, os idiotizáis al ser madres, y las que sobrevivís a eso, os perdéis al separaros"

Topicazos, topicazos y más topicazos, ¿por q cuando uno se separa y hay niños tenemos q complicarlo todo?, cuando un@ este con sus hijos q disfrute al máximo, q los haga felices y el resto no importa, q hartura!!!! de a mi si me quieren a ti no, es q me han dicho q tu les haces..... q tu les dices.... nosotros si q somos la genereación perdida q nos comportamos como si fueramos todavía adolescentes, ¿q futuros adultos estamos formando?

Yo comprendo a tu amigo. Los buenos padres divorciados tenemos que estar todo el tiempo demostrando que somos buenos padres. Las madres, divorciadas o no, no tienen que demostrar nada, solo por el hecho de ser madres ya se les consideran santas. Hay malas madres, de las que dejan a sus hijos para emborracharse, de las que nunca van a tutorias, de las que no hay quien las arranque del televisor y suben el volumen para no escuchar el llanto de su bebe. En esta sociedad machista el mito de la virgen maría es todo un arquetipo para las mujeres. De hecho concebir un hijo sin placer y consagrar tu vida a ese hijo sigue siendo la meta de muchas mujeres.

Espectro: ¡Ricardo, tu esposa, tu infortunada esposa Ana, que nunca durmió una hora tranquila contigo, viene ahora a colmar tu sueño con perturbaciones! ¡Medita en mí mañana, durante el combate, y que tu espada caiga inerte! ¡Desespérate y muere!

Ya lo ves Sol, los clásicos dan pie a unas cosas y a las contrarias, a unos tópicos y a otros. Aquí hombre verdugo/mujer víctima vengativa.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre la autora

Paloma Bravo
Soy madrastra, periodista y autora de “La novia de papá” (Plaza&Janés). Este blog no lo escribo yo, lo escribe Sol Beramendi, la protagonista de mi novela. O sea, que es ficción y, por lo tanto, absolutamente real.

Paloma Bravo

SOBRE EL BLOG

Según la RAE, madrastra es una “cosa que incomoda o daña”. ¡Y una mierda! “Tía buena (buena en todos los sentidos), lista e inmejorable” es lo que debería decir. ¿O no? El caso es que me ofrecieron crear una plataforma de “madrastras sin fronteras”, pero mis bestias me necesitan en casa, así que nos hemos quedado en un blog. Para hablar de vuestras familias y otros animales.

TWITTER

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal