La novia de papá

25 may 2011

La meto donde quiero

Por: Paloma Bravo

Pinball Shrek

(En la foto, Shrek con su pinball).

 

Este post es para Marta, que se lo he prometido. Marta es una compañera de trabajo y, de vez en cuando, nos toca hacer ronda juntas. Una ronda nada sospechosa: ir al despacho de un directivo y preguntarle por sus planes. Me doy cuenta al escribirlo que todo este lenguaje puede sonar ambiguo, "ronda", "planes", etc., pero es muy serio: hablo de sus planes profesionales, sus proyectos, sus power points, sus estrategias y esas cosillas que él finge hacer y por las que la empresa finge pagarle.

Hablo, además, de un directivo que me gusta: es brillante y justiciero, y tiene sentido del humor. No es como otros con el mismo tamaño de despacho, esos del club del carajillo, que te llaman "bonita" y te ignoran olímpicamente porque nunca vas a estar a su altura genérica y genéticamente hablando (tienes un cromosoma repetido, vaya, y ellos una sola neurona).

Y aquí también siento repetirme: este blog habla muchas veces de machismo y misoginia laboral. Casi tantas, me temo, como las que habla de trabajo en general.

El caso es que Marta y yo hemos estado un rato largo en el despacho de mi directivo favorito. Íbamos con un índice, tachando temas pendientes y preguntas importantes. Pum pum pum... Hasta que mi admirado directivo se ha puesto a ordenar:

- ¿Qué pasa, Sol? No me mires así, que yo también soy multitasking. Puedo hablar con vosotras mientras archivo todos estos papelajos en la basura. Para que en tu blog te rindas a la igualdad de los sexos o reconozcas por fin que nosotros somos mejores, yo soy mejor.

Y, con estas palabras, este deportista consumado ha recogido de uno en uno  todos los folios que tapaban su mesa, los ha convertido en pelotas de papel y los ha ido encestando con paciencia de santo. No ha fallado ni una canasta el tío, pero no se ha quedado tranquilo.

- Mirad, mirad, mirad qué otra cosa puedo hacer mientras hablo con vosotras...

Y entonces ha sacado su iPad y se ha puesto a jugar a lo que él y yo llamamos flipper y Marta llama pinball.

- Que soy la hostia de bueno. ¿Que no? Pero si la meto donde quiero...

- (...)

- (...)

- Y sin condón.

Pues esta es mi vida y este es mi directivo favorito: este es Shrek, guarrete, pero buena gente. Imaginaos a los demás. Los que no se han descargado el pinball en el iPad, los que no saben hacer varias cosas a la vez, los que no se desahogan dándole a los mandos sino dando por saco.

Y, aquí, una nota para mi amigo M.: "M., querido, ya me contarás cómo se puede vivir sin decir tacos ni cojones en un mundo con tanta testosterona. Si no comparto su campo semántico, no sobrevivo ni dos minutos".

Mi Shrek va a pasar esta noche por Sol, para agitar la revolución (ya os digo que en el fondo es bueno). #estonosepara.

 

P.D. para el ogro directivo: si me negocias una columna en una revista impresa, prometo dejar de sacarte en el blog y, en cambio, ir sacando, uno por uno, a todos tus colegas.

 

 

 

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Hay 13 Comentarios

¡Vaya! y yo que me creía que en mi empresa reinaban los más gilipollas del planeta, va a ser que en la tuya también los hay a patadas, ¡qué cosas!

Willy: Si, hay tipos asi por toneladas! Los tienes que aguantar y si no les sonries sus graciosos comentarios, tarde o temprano te echan (si el tio tiene poder o buenos contactos en la empresa)

sounding board, sounding board ¡cómo me suena ese nick! y entonces recordé...eres un mito en este blog.

Respuesta: se puede. Tienes muchos más recursos que el campo semántico. Y el campo semántico no es necesariamente un campo de batalla.

Pues no le conozco, pero a mi me cae bien. Brillante, justiciero y con sentido del humor es mucho más de a lo que mis jefes me tienen acostumbrado.
@Sol: si mete todas las pelotas de papel es porque asume poco riesgo. Dile que se aleje un metro o dos. En cuanto falle la primera...se acabó el multitasking, te lo aseguro ;-)

Eh, Bob Esponja, si usas una cita, lo elegante es referirla. Esa es de Albert Einstein. Todo lo que no es plagio es traición. (y esa de Ortega y Gasset)

Esa frase es buenísima, como este post contra el zumito de naranja:

http://www.ingenioconsaboralaca.com/2011/05/el-zumito-de-naranja.html

Definitivamente sigo prefiriendo a Screck e, incluso, a hommer simpson (mira lo que te digo), todo está bien si son de ficción, pero ¡cómo detesto a los cutres machomanes cuándo son de verdad!
Bueno, me voy a masticar chicle y caminar al mismo tiempo
Hasta luego, bonita

Hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana. Y del Universo no estoy seguro.

Llamar pinball al fipper es una cursilada.
Sol está (ultimamente) bastante aburrida.

Yo...alucino cada día más con los topicazos de este Blog. Me paso definitivamente al Comidista. Bye.

No me parece bien q debamos ponernos a su altura ni en su campo semántico ni en otros xq así nos comen la merienda y no avanzamos nunca. Somos diferentes a ellos e igual de válidas, por q no vamos a comportarnos como mujeres si es así como nos sentimos? creo q no deberíamos entrar en su juego de esa manera

"- Que soy la hostia de bueno. ¿Que no? Pero si la meto donde quiero...

- (...)

- (...)

- Y sin condón."

¿En serio hay tíos por el mundo que dicen eso? Pues yo no seré normal, porque me parece una vulgaridad...

Vergüenza de género oye...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre la autora

Paloma Bravo
Soy madrastra, periodista y autora de “La novia de papá” (Plaza&Janés). Este blog no lo escribo yo, lo escribe Sol Beramendi, la protagonista de mi novela. O sea, que es ficción y, por lo tanto, absolutamente real.

Paloma Bravo

SOBRE EL BLOG

Según la RAE, madrastra es una “cosa que incomoda o daña”. ¡Y una mierda! “Tía buena (buena en todos los sentidos), lista e inmejorable” es lo que debería decir. ¿O no? El caso es que me ofrecieron crear una plataforma de “madrastras sin fronteras”, pero mis bestias me necesitan en casa, así que nos hemos quedado en un blog. Para hablar de vuestras familias y otros animales.

TWITTER

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal