La novia de papá

15 jun 2011

Autoengaño

Por: Paloma Bravo

Elefantes-1

(La ilustración la he encontrado aquí).

Rebeca, a cambio de una novela, me pide que hablemos de lo que parece amor y no lo es. O, mejor dicho, Rebeca quiere hablar directamente del autoengaño, del provocado por el amor, del provocado por el desamor y del provocado porque sí.

Dice que está harta, que no puede más, de ver cómo sus amigos (amigos y amigas) se cuentan mil batallas para justificar que una historia no da más de sí.

 
¿Qué nos pasa? ¿Por qué nos cuesta tanto encajar nuestros fracasos amorosos? ¿Por qué tenemos que adornar, justificar, y excusar una realidad que nos molesta? ¿Por qué nuestro entorno nos tolera todo ese engaño y no nos dice la verdad: se-ha-a-ca-ba-do?

Que sí, que ha sido muy bonito, has conocido a alguien, habéis compartido tiempo, cañas, cariño, cama, cines, llamadas y, sin más, la historia se ralentiza. "Hoy no puedo", "Yo te llamo" y, por fin, en el mejor de los casos, directamente un "Esto no es lo que quiero", "No eres tú, soy yo", "Quiero intentarlo con mi ex"...

 Y entre el abandonado y su equipo de apoyo, empiezan las especulaciones: "no sabe lo que quiere", "ya te echará de menos", "Está pasando una mala racha en el trabajo", No te merecía"...

Que no, hombre, que no: que la historia no da para más y punto. Que no te ha engañado, porque sí que le apeteció conocerte, pero ya no quiere más.

Lo que quiero es usar tu blog, por favor, para decir a los hombres y mujeres que andan por ahí como almas en pena, que la vida es así: si no os ha vuelto a llamar, si os ha dejado, si os está dando largas para quedar... Es porque no le gustáis lo suficiente.

Y a otra cosa, joder.

 

Los comentarios, please, a Rebeca, que yo sólo le he prestado el altavoz. Claro que, si tengo que opinar, creo que lleva bastante razón.

 

 

 

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Hay 25 Comentarios

Quizá esa sea la teoría (e incluso la práctica en infinidad de casos). Pero luego no nos olvidemos de esos (y supongo también esas; yo hablo de lo que me ha tocado) que una vez dicho lo del "no vuelvo", aparecen y reaparecen. Dicho a la española, el perro del hortelano, vaya. Que te dice que no más, pero te demuestra que un poquito más. Es ahí cuando no es fácil terminar. Es ahí cuando la teoría no vale para nada.

Y yo que creo que todos tenéis razón.
Lo que viene después de una ruptura es la búsqueda de un nuevo equilibrio, cuando el anterior se ha roto.... y según cómo vayamos, a veces necesitamos que restaurar nuestra autoestima otras, amortiguar el dolor, en resumen vivir el duelo pero, antes o después, más vale que alguien nos diga/ nos digamos eso de "y a otra cosa, joder" o nos convertiremos en Penélope.
PD Saludos a los habituales

@Rebeca: Tampoco es que yo haya estado precisamente brillante, he tenido un día complicado. Por contra, tu comentario me ha encantado. Entiendo ahora mucho mejor el post. Muchas gracias :)

todo eso de a otra cosa a la primera de cambio está muy bien,muy de manual de instrucciones pero no nos engañemos,
todo lleva su tiempo para digerir que una relación en la que has puesto parte de ti, de tu ilusión, tu energia, tu esfuerzo etc
se va al garete.
Cuanto antes se asuma mejor, desde luego, nada de fustigarse aunque a veces hay que bajar hasta muy abajo para resurgir
y empezar de nuevo.
Que tengáis buena noche!

La verdad es que estoy muy de acuerdo con todos vuestros comentarios.
Teneis razón al decir que la ruptura de una relación larga es mucho más díficil de gestionar en todos los sentidos. En mi defensa tengo que decir que, sobretodo, me refería a esas relaciones que empiezan, y en las que el dolor al acabarse, por lo general es menor (que no inexistente).
JuanH, siento que mi tono no te haya gustado... Eso que os pasa a vosotros y que no es una gilipollez, me ha pasado, me pasa y me seguirá pasando mil veces. Por eso cuando me sale mal, prefiero ver la realidad y llorar lo que tenga que llorar. Resulta que me curo antes.
La vida es así... frase hecha, una forma de hablar, y que está referida sólo a este tema en concreto. Casualmente mi post favorito de este blog es: "Esto es lo que hay" (http://blogs.elpais.com/la-novia-de-papa/2011/02/esto-es-lo-que-hay.html). Así que no me tengas en cuenta la frase.
Resumiendo, que lo que quiero es lo que dice Yolanda, que mi equipo de apoyo me diga "asúmelo y toma mi hombro, porque no volverá".
Y por supuesto, cada uno de nosotros es un mundo!

Tras la propia ruptura, el proceso de auto-reconstrucción del ´´ti mismo´´, es a mi modo de ver, un parte más del amor. Y mira que estoy MUY MAL por estos temas. Pero es mi forma de superarlo.
Cada uno de nosotros que posteamos en este blog, incluida Sol, tendrá su propia historia, puñal o lágrima. Y de verdad me gustaría ayudar y también que me ayudaran, la sensación de soledad es muy mala, pero aunque seas la última persona de la tierra, no lo estás. Drexler dice ´´cada uno da lo que resssibe, y luego resssibe lo que da´´ . Diste mucho? preparate pa´ recibir....!
Seré pueril, elemental, simplón, pero en el fondo os quiero un montón! y encima rima.
Hay muchos soles por este blog, y muchas lunas sin eclipsar a las que me gustaría abrazar y así será, estén o no acompañadas por estrellas
(cómo se nota que estoy ahi todavía superándolo, jejejeje)
besos con cariño

Juan H, 13:34 hrs. :
Tu sensibilidad final me ha encantado.
Qué suerte he tenido de encontrar tu comentario al principio de la tarde, al sentarme en el trabajo :o)
Me has ayudado a "reconocer" cosas...
Ojalá todos "te la leyeran" y "la pensaran" un poco..
Besos...

Es que lo del amor para siempre es una maldita falacia... que no nos atrevemos a destronar. Esta sociedad nos lo inculca una y otra y otra y otra vez. La gente pasa por nuestra vida y lo máximo que se pueden quedar es en el recuerdo, porque el ser humano es movimiento, necesita movimiento y no puede "permanecer" estancado y es harto improbable que dos personas evolucionen en la misma dirección así es que llega un momento que los caminos son tan divergentes que... no hay más remedio que separarse.

Problemas:

*solemos centrarlo TODO en una única persona y al irse lo perdemos TODO

*creemos, erróneamente, que al irse se lleva nuestro amor, que nos deja vacíos... Hay que darse cuenta que la capacidad de amor es NUESTRA y que somos nosotros los qué decidimos dónde ponerla... sencillamente hay q cambiar el punto de enfoque.

Y Hábitos:

*hemos aprendido a sufrir y no nos han enseñado a ser felices... Hay que aprender a decir: "a otra cosa mariposa!"

hay un libro sobre este tema: "He is just not that into you"

Rebeca estoy totalmente deacuerdo contigo.

Hay que saber reaccionar y no estar sentaditas esperando a que las cosas vuelvan a ser como antes, a que él vuelva escarmentado a nuestro lado. Es duro darse cuenta que todo se acabó, pero cuanto antes lo asumamos y antes nos levantemos del suelo, más cerca estaremos de empezar a "curarnos".

A mí no me vale con el cariño de mi pareja, y de verdad que prefiero un carpetazo "a tiempo", que no una larga y agotadora cuesta abajo (tampoco estoy diciendo que salga corriendo cuando haya un pequeño bache, todos sabemos cuando las cosas dejan de funcionar). Con el tiempo aprendemos que no hay que encontrar explicaciones a todo, las relaciones funcionan bien durante un tiempo y luego (quizá) dejan de funcionar ...

quería dcir sobre el ultimo comentario que es mentira, que esto no es cosa de mujeres, he visto mujeres mucho mas "fuertes" en este aspecto que los hombres...........
esto trata de PERSONAS.
Sentirse triste y mal tras acabar una relacion me parece sano y humano, me parece que te hace sentir vivo, y que has vivido algo que ha merecido la pena.-...

Yo, mayormente creo que esto es cosa de mujeres.
TEnemos que cambiar el chip y dejarnos de pamplinas, de lloriqueos y de sufrimientos.
Estoy convencida de que ellos lo ven de otra manera, más como tiene que ser.
No sé si esto viene en nuestro ADN o qué , pero hay que desecharlo ya,, que somos mujeres del siglo XXI vaya !

parafraseando una humorista argentina, apodada La Loca de Mierda (te la recomiendo):
"El no haber sufrido por amor es vivir duro (colocado). Es como estar de merca (cocaína) toda la vida"
Aquí tienes el link al susodicho capítulo:
http://www.youtube.com/watch?v=-wj54SWJPP4&feature=related

ps: necesitamos más sinceridad!

Ahhh y una cosa más: no sentir lástima por uno mismo. Eso es de lo más destructivo.
Ya no quiere, por la razón que sea, es autoflagelante pasarse en el mundo de las elucubraciones: "habrá sido por esto, o por aquello, o por...."
Los problemas ajenos se arreglan fácilmente, porque no es uno el que está sufriendo. Pero creo que tomarse esta actitud práctica es un bálsamo buenísimo.

Ay, otra historia triste. En fin.
Es un duelo, como cuando se muere alguien querido y cercano. Duele hasta respirar, pero si uno poquito a poco va ACEPTANDO esa realidad circunstancial, creo que el dolor se va menos lento.
Me parece que es clave eso de no aceptar ni darle cabida a falsas esperanzas. Esas expectativas alargan el sufrimiento. En mi caso ha sido así.
Y leer versos tristes, escuchar canciones tristes, seguir dándole a lo que gustaba hacer juntos, es como abrirse todos los días la herida de la operación que te acaban de hacer.
A los que están sufriendo por eso, les recomiendo mi receta:
a) Hacer ejercicio todos los días
b) Escuchar rock energético (The Doors, Metallica, Led Zeppelin y un largo etcétera). Nada de música tristona
c) Meterse de lleno al trabajo
d) Evitar lugares, amigos, actividades que hacían juntos
e) Llenarse la mente de pensamientos realistas, objetivos y optimistas.
f) No andar hablando del fulano o fulana y de lo que ha pasado.
Suerte. Todos alguna o muchas veces hemos pasado por eso. Y aquí estamos: vivitos y jodiendo. Ahora más felices que antes, menos apegados a la gente.
Bye.

Rebeca hace 4 preguntas. La primera retórica.
La segunda: Pues sí,creo que, en general, nos cuesta asumir nuestros fracasos amorosos. Y creo que es por 2 motivos; porque nos involucramos afectivamente con sinceridad, dando lo que creemos que es lo mejor de nosotros mismos, o sea, porque amamos al otro; y el otro motivo es porque rara vez los integrantes de una pareja están en el mismo momento vital, la maldita cuestión del timing. Qué fácil sería:
- Oye, que no te quiero.
- Uf! Pues me quitas un peso de encima, porque yo tampoco a ti.
Tercera pregunta: no, no debemos buscar excusas, hay que afrontar la realidad.
Cuarta pregunta: me sumo a la respuesta de yolanda.
En todo caso, no me gusta el tono de Rebeca en plan 'eso que os pasa a vosotros es una gilipollez', pero me alegro que ella no tenga ninguno de esos problemas, o que no le importen.
Ah! y la frase [...]la vida es así[...] me parece perversa y falsa, llena de desesperanza y conformismo. Sea cual sea su contexto. La vida es subjetiva y abstracta. Verdades absolutas debe haber una o ninguna.

Pues sí, nos engañaron de pequeños con lo de "fueron felices y comieron perdices" y nos lo creímos porque en el fondo nos gustó, y nos gustaría que fuera así, pero claro, también nos gustaría que nos tocara la loto y no suele pasar...
Hay que asumir, un periodo de "duelo" y después que los amigos te ayuden en los momentos flacos. Yo a mis amigas les digo: "ya está llorado !!!", pero es cierto que vemos una ruptura como un fracaso y nos empecinamos en que las cosas salgan como habíamos previsto, es decir, con final feliz...

es tan dificil renunciar al nunca +, pensar que no ha sifo una derrota, que no se dañe nuestra autoestima etc pienso en una frase de una cancion de tiziano "ojala yo supiera perder sin rendirme una y otra vez"

No sé porqué cuesta encajar un desengaño, quizás porque en las historias que vivimos dejamos una parte de nosotras entre ilusiones, sensaciones, emociones y deshacerse de eso y asumirlo ... sinceramente, cuesta.

Nadie está preparado para que algo en lo que has invertido energia no salga y nadie está preparado para asumir un no y hacer hipsofacto borrón y cuenta nueva.

Como todo en esta vida requiere de tiempo y ese tiempo conlleva diferentes etapas, primero de lamento y de vacío, de negar la realidad y esperar una reacción, después de autovaloración y reafirmación así ... hasta que una asume que ya no, que ni te quieren, ni quieres, ni te necesitan ni necesitas pero... qué bueno que lo viviste.

Así se hace borrón y cuenta nueva. Es el círculo continuo de esta vida.

Rebeca, simplemente creo que tienes razón.Lo que ocurre es que nos han metido en la cabeza el " y vivieron felices para siempre". De manera que la gente siente los finales como un fracaso e intenta justificarse y justoficarlos, como si hiciese falta. Si eres el que se cansó te sientes mala persona, si eres el dejado te sientes perdedor y desgraciado..... Gran error es prometerse amor eterno, aunque solo sea en honor a la verdad, deberíamos prometernos sinceridad, honestidad, lealtad y respeto eterno a la otra persona. De esta manera la gente dejaría de repetirse que se quiere como un mantra... A ver si a fuerza de repetirse se hace verdad. Y pasarían a ser sinceros y decirse sinceramente: " me quiero ir" ........

¡Cuánto cuesta, cómo cuesta! Pero hay que asumirlo, ser realista y coger el dolor, sentirlo, pasarlo y esperar que el tiempo y nuestro esfuerzo lo conviertan en un recuerdo.
Si seguimos teniendo la más mínima esperanza no pasamos página: hay que dar carpetazo, saber perder para poder ganar en el futuro (otra guerra, otra batalla, esta ya no).
Y sí, necesitamos amigos buenos y de verdad: que nos sacudan y nos digan las cosas como son, por nuestro bien. No valen consuelos de "ya volverá" "no te preocupes". Los buenos amigos nos tienen que decir "asúmelo, apoyate en mi que te recogeré siempre, llora tu pena que te consolaré, pero olvídate de él/ella porque no volverá. La vida sigue y está llena de personas. Adelante"

Hola rebeca, has puesto en palabras de Paloma lo que yo estoy sintiendo en estos momentos.....
Mi historia se ha acabado pero mi corazón se resiste a asumirlo con lo que eso supone de dolor y tristeza.....
Pero es tan díficil separarte de alquien a quien sigues queriendo....
Al menos las experiencias anteriores nos demuestran que todo se pasa y como dice Manolo García "no es que el tiempo lo cure todo pero puede ayudar"...
el tiempo y los amigos....

Querida Rebeca:

Estoy de acuerdo contigo. Hay historias que dan para un polvo y otras que dan para tres años. Pero el problema es que la de tres años, cuando se acaban, nunca se termina del todo el cariño, al menos el cariño. Por eso al personal le cuesta dar el salto al vacio de no tener a nadie a quien querer ni de quien sentirse querido. El cariño es mejor que la nada. Hay parejas que las ves en las cafeterias ella mirandose las uñas y él leyendo el periodico mientras desayunan. No se aman pero son pareja. El "horror vacui" les mantiene unidos y además pagan a medias la letra del piso.

P.D.: Sol/Paloma no dejes de mirar esta noche a la Luna.

Lo explicaba muy bien el personaje de Candela Peña en "Hola estás sola"
"Si un hombre te dice que va a venir y no viene y pasa un tiempo y sigue sin venir, es que ya no viene"

Rebeca, tienes toda la razón, pero sigue pasando eso sobretodo entre nosotras, esperando q se arregle, q se lo piense mejor, q vea lo mucho q ha perdido,.... y el tiempo pasa y lo perdemos. Yo envidio a las personas q saben cuando se acabó y q son capaces de lamerse las heridas y volver a VIVIR en un tiempo "prudencial" ¿eso se aprende o viene de fábrica? ;-)

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre la autora

Paloma Bravo
Soy madrastra, periodista y autora de “La novia de papá” (Plaza&Janés). Este blog no lo escribo yo, lo escribe Sol Beramendi, la protagonista de mi novela. O sea, que es ficción y, por lo tanto, absolutamente real.

Paloma Bravo

SOBRE EL BLOG

Según la RAE, madrastra es una “cosa que incomoda o daña”. ¡Y una mierda! “Tía buena (buena en todos los sentidos), lista e inmejorable” es lo que debería decir. ¿O no? El caso es que me ofrecieron crear una plataforma de “madrastras sin fronteras”, pero mis bestias me necesitan en casa, así que nos hemos quedado en un blog. Para hablar de vuestras familias y otros animales.

TWITTER

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal