La novia de papá

20 jun 2011

Todo el sexo del mundo

Por: Paloma Bravo

EL ROTO

Este post tiene un titular sensacionalista y claramente engañoso, pero es por un par de causas nobles: para que los que no visteis ayer la viñeta de El Roto, le echéis un vistazo. Y para que todos, y yo la primera, dejemos un poquito los mails, las redes sociales, los blogs, los grandes medios y las ficciones; para que salgamos a la calle y, construyendo, hagamos realidad nuestras vidas, nuestros amores y nuestra sociedad.

Es, sobre todo, para darle las gracias a El Roto (y, con él, a Andrés Rábago, a Ops y a todas sus encarnaciones pasadas, presentes y futuras), porque ha contado lo que estaba pasando y lo que estábamos sintiendo.

Pues eso. Que gracias, otra vez, a El Roto y a todos los que nos habéis traído hasta aquí.

 

P.D. para los que sólo buscaban "todo el sexo del mundo": sospecho que también es fuera de una pantalla donde lo podéis encontrar.

 

   

 

 

 

 

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Hay 8 Comentarios

Espero que mis revelaciones en esta tarde de pegajoso calor en que los pensamientos se cuecen en el lento fuego del tedio no causen excesivo pesar a la posible víctima de la verdad. Esa verdad compasivamente oculta durante tanto tiempo y que ahora aflora como venenosa planta en el pesado aire de este abúlico atardecer. Acháquese el brote de esta flor del mal a esta atmósfera sofocante que liberó del hielo del olvido pasajes de mi vida que nunca tuve intención de desvelar.
Yo, lo confieso, gocé de Maria Eugenia entre jaras florecidas y fragancia de romeros. Nos escabullíamos cada tarde de la vigilancia de Chus, su antiguo novio, hacia la fresca ribera donde retozábamos bajo el rumor marino de los chopos estremecidos por la brisa. Maria Eugenia reía, reía desnuda y blanca entre mis brazos, vibrante su joven carne bajo las caricias de mis manos y el recorrido caprichoso y juguetón de alguna hormiga entre los más escondidos pliegues de su piel.
A veces pensé en Jesús, ese buen chico, cortés, cordial, obsequioso…pensé en que andaría como alma en pena preguntado en casas, en bares, en calles y plazas por el paradero de Maria Eugenia. Pero cómo puede resistir el remordimiento ante la presencia rotunda del cuerpo obediente y experto de Maria Eugenia, ante su agónico aliento anisado acariciándome la oreja, muriendo de placer bajo el cielo azul de aquellas locas tardes en que supe vencer la inquietud de saber que era un canalla y gozarme en mi ruindad.
Hace años que no la veo. La última vez fue cuando vino al pueblo con dos criaturas pequeñas y un señor con bigote. Estaba gorda y se había teñido el pelo. Desde lejos la oí reir y pensé en Jesús.

La verdad es que más allá de que El Roto es el puto amo, tampoco entiendo la pataleta de los lectores, salvo que hayan llegado hasta aquí solamente por el título del post. Lo cual les deja, como mínimo, al mismo nivel que a Sol (muy mal Sol), o algo peor. Así que poner 'sexo' en el título sigue funcionando...Sol, muy mal (conociéndola, en breve vuelve a las andadas, sólo por provocar) En fin, buenas noches :)

Buenas tardes.
No vengo buscando sexo. Soy visitante, lector y admirador de tus escritos desde hace un cierto tiempo.
Sin embargo esta forma de atraer gente o despertar curiosidad o de llamar la atención me parece indigna e impropia.
Has recurrido a algo parecido en ocasiones anteriores y ya hoy has alcanzado el máximo.
No veo lícito ni elegante esta forma de hacer. Es más propio de las más bajas páginas comerciales y, por muy loable que sea el contenido, creo que le voy a dar el mismo trato que a esas páginas comerciales.
Lamento decirte, aunque no te importe dado el elevado número que tienes, que has perdido un lector y un admirador.

FABULOSO, vivir en la realidad verdadera, no en la ficción que nos venden por realidad.
Mucho menos gastar tanto tiempo en relaciones virtuales, de la naturaleza que sean. Mejor vivir y disfrutar, y aprovechar, y desechar relaciones con la gente real que tenemos alrededor.
A pesar de que la mayoría de la gente es de plática muy superflua, vale la pena hasta escuchar de esas sandeces.
De esas estupideces también hay algo para aprender.
Y hay gente maravillosa que no nos tomamos el tiempo para descubrir: la señora que nos sirve el café, el muchacho que nos trae la correspondencia, la persona que nos echa una mano con las cosas de la casa, el señor que maneja el taxi y un largo etcétera. Todos ellos tienen un nombre, una familia, muchas historias para contar.
Y uno aprende de esas historias al confrontarlas con nuestra propia historia: lo afortunados que somos, lo miserables y mezquinos que somos, lo triste que a veces es la vida, pero también lo maravillosa que es.
Yo me quedo con las historias felices, porque me llenan de esperanza y de energía positiva. Y porque me empujan a unirme a alguna cosa, aunque sea pequeñita, para cambiar las realidades del entorno que no gustan.
FELIZ REALIDAD A TODOS. Y recordemos, por favor: también vale la pena contar historias felices, sentimientos gratos y placenteros, no sólo tristezas y desengaños.
Buen día, buena semana. Buena realidad.
¡¡ Y abajo la monarquía !!, que ellos también trabajen y paguen impuestos. Y que tengan vacaciones como todos los demás: un par de veces al año y planificando los gastos, que la plata es limitada.

Pan y Circo ... ruido, ruido, ruido, mucho ruido y pocas nueces.!!!

Eso se llama coacción, trampa, engaño. Una estupidez y lo peor de todo es que con lo que me gusta tu blog has hecho que me plantee el volver. Ya sé que a tí nada, pero la vida es así mi niña. Chao chochín.

El Roto ministro de cultura ¡Ya!

Está claro que pones la palabra sexo en el título de tu post y las visitas se multiplican por 4

http://www.ingenioconsaboralaca.com/2011/06/yo-tambien-me-hice-de-este-grupo-porque.html

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre la autora

Paloma Bravo
Soy madrastra, periodista y autora de “La novia de papá” (Plaza&Janés). Este blog no lo escribo yo, lo escribe Sol Beramendi, la protagonista de mi novela. O sea, que es ficción y, por lo tanto, absolutamente real.

Paloma Bravo

SOBRE EL BLOG

Según la RAE, madrastra es una “cosa que incomoda o daña”. ¡Y una mierda! “Tía buena (buena en todos los sentidos), lista e inmejorable” es lo que debería decir. ¿O no? El caso es que me ofrecieron crear una plataforma de “madrastras sin fronteras”, pero mis bestias me necesitan en casa, así que nos hemos quedado en un blog. Para hablar de vuestras familias y otros animales.

TWITTER

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal