La novia de papá

22 sep 2011

Los lugares de mis amigos

Por: Paloma Bravo

 

Rentapeus

(En la foto de Carlinhos, Lavapiés a la catalana, siempre mezclada y con humor).

 

"Lo bueno de mis amigos es que siempre cenan donde nunca cenarían mis jefes". Eso tuiteó la otra noche la tipa que firma este blog y con la que yo -que soy su alter ego- me llevo bien pocas veces y me desespero casi todo el rato. Pero eso son trapos sucios que lavamos en casa, a la hora del insomnio, y yo no quería hablar de ellos, sino de sus virtudes.

"Mi mejor CV son mis amigos", dice ella en otra vez en su perfil de Twitter (está enganchada a los 140 caracteres). Sin duda. Su mejor CV, su mayor virtud. Carlinhos es un buen ejemplo.

Carlinhos y sus amigos -que son mis amigos y me quieren más a mí que a ella, pero ya dejo la reflexión metaliteraria- me citaron el sábado en una callejuela de Lavapiés. Era sábado, era tarde, y yo llevaba currando unas 36 horas seguidas, porque soy esclava de mí misma, pero Carlinhos rules en todos los sentidos.  

Carlinhos mola, Carlinhos manda, Carlinhos imanta.

Y Carlinhos acaba de cumplir un año viviendo en Lavapiés. Ese barrio es su "lugar en el mundo" (por favor, ved la peli de Aristarain). Aparte de que Carlinhos siempre lleva su mundo con él: un mundo tolerante, divertido y sin prejuicios que le hace pasear por Buenos Aires, California, Bombay y Madrid con la misma naturalidad que por su Barcelona natal, y atraer a la mejor gente de cada rincón, y reunir grupos, y crear ambientes, y mejorar los ánimos, y enamorar koalas, y...

Y, por eso, buscando a Carlinhos el sábado por la noche, no me extrañó encontrarlo dentro de un oso gigantesco, un oso dulce y buen cocinero. El oso se llama Juan y se ve a la legua que quiere a Carlos. Y confirmé lo que ya dije: en el mundo de Carlinhos no caben mis jefes, que tienen miedo a los osos y a las avispas, allí estarán sólo Carlinhos y sus animales, Carlinhos y sus amigos, Carlinhos y sus estrellas, Carlinhos y sus mil lenguas, todas en la mesa: francés, catalán, canario, argentino, brasileño, madrileño...

Somos muchos en la cena, y los que van llegando, todos compartiendo a Carlos. A un Carlos que es feliz y que, aún así, quiere más.

Carlos pide una sola cosa: que le dejen darlo todo. No le dejan sus jefes, que prefieren vivir a medio gas, sin retos, sin ambición, sin ganas. Comodones. Y me da rabia, nos da rabia a mí y a Emili. Porque lo que no tiene sentido, y menos con esta crisis tan presente y el hambre tan olvidada (ya no sale en los medios, pero sigue) es que a algunos nos paguen por estar y no por ser y por hacer.

Pero la vida -en una noche con osos y sin jefes- tiene otros matices. Así que, después de repasarnos el trabajo, Carlinhos y sus amigos hablamos del mundo que sí vamos a cambiar, y cenamos, y nos reímos, y decimos estupideces, y alguno vuelve a fumar, y otro imita a un viejo rockero, y volvemos a casa, mejores, porque hemos estado con Carlos y porque, pasee por donde pasee, nos da felicidad. No somos hippies, no somos progres, no somos pijos, no somos desclasados, no somos intensos, no somos nada o, al menos, no lo somos mucho rato: sólo somos, siempre, los amigos de Carlinhos, familia.

Aquí, música de Andreu, otro amigo de Carlos, y su letra.

 

 


Hay gente
Hay gente que cuando pierden nunca se desanima,
hay gente que se contenta con lo que tiene,
hay gente que brinda con cualquier excusa,
y el que sabe esperar el buen momento.
Hay gente que hace regalos sin darse cuenta,
y los que no saben explicarse bien.
Hay gente que cuando se queja es divertida,
y hay quien siempre quiere lo que no tiene.
Hay gente que le hace rabia las purezas,
hay gente que se le engancha una risa que no es suya,
hay gente que tiene una sonrisa llena de secretos,
y está aquel que quiere hacer risa constantemente.
Hay gente que sabe poesías de memoria,
y aquel que lo sabe todo sobre los pájaros,
hay gente que tiene el don de imitar a los demás,
y los que toman el sueño fácilmente.
Hay gente que canta y tiene la voz bonita,
y el que tiene el don de dibujar muy bien,
hay gente que sabe hacer mil coses a la vez,
hay gente que en las fotos siempre queda bien.
Hay gente que se parece físicamente a otra gente,
hay gente que no recuerda ni las caras ni los nombres,
hay gente que siempre deja sentar a los otros antes que ellos,
y hay el que sabe convencer así sin mas.
Dime tu donde te encuentras mejor,
define la parte que es intransferible,
expresiones que dibujan quien eres,
les miserias que también enriquecen.
Descubre los misterios que te hacen genuino,
silenciosos pero son quien deciden
la mirada, el gesto, la postura,
la voz y el sello.
Hay quien siempre se viste de color negro,
hay quien se ponga lo que se ponga siempre le queda bien.
Hay gente que no ríe nunca en las comedias,
y aquel que arranca la risa fácilmente.
Hay gente que tiene un ojo más grande que el otro,
hay gente que se enamora de la textura de una piel,
hay gente que tiene memoria por las fechas,
hay quien cuando riega plantas les habla de verdad,
Hay quien no se reprime y hace ruido al bostezar,
y hay quien siempre se cuela en la cola del pan.
hay gente que tiene un silencio que enamora,
y otros que me enamoran simplemente.
Hay gente que no soporta las abejas,
y hay el que nunca levanta el tono de voz.
Hay gente que cuando llueve mucho se tranquiliza,
y hay el que le cuesta escuchar a los demás.

 

P.D.: Anoche volví a cenar en Lavapiés, con otros dos hijos adoptivos del barrio, otros dos grandísimos amigos: Juan y Xevi. La suya es otra historia: de hombres y de política, nunca, jamás, de hombres políticos. Continuará...

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Hay 6 Comentarios

...coincido con Sandra, vería todas las veces y sin cansarme Martin hache...tanto así que la he prestado a otras amistades en mi iluso afan de compartir lo que recibí y recibo de ella pero a veces me temo que no pasa igual con tod@s...c'est la vie...
Qué valioso grupo de amigos tienes!...son un tesoro en estos tiempos y leía el otro día tras un estudio de la U de Stanford, lo saludable que es quedar con las amistades para hablar, así de simple, así de cotidiano, de humano...hace tanto bien que prolonga la Vida...sin saberlo, quedo para "el café" con las amigas con regularidad...

Paloma la vida nos diseña una ruta de Carlinhos, hay que estar en el sitio y en el momento, ese encuentro enriquece, luego es mantenerlo, tu tambien tendras algo de Carlinhos, para volver a verlo y él a ti, lo de relajarte cuando llueve y bostezar cuando te da la gana, es otra historia madura y contemplativa de Andreu. Sentir la necesidad de sitios que alimenten la sonrisa y cultivar la sonrisa en los demás es un buen camino, la felicidad acordandonos de haiti o de etiopia, o sencillamente de un mendigo de los "nuevos" por la crisis me ayuda a leerte gracias.

Que buenos recuerdos me trae "Un lugar en el mundo", la dupla de la intensidad de Cecilia Roth y la elegancia al actuar de Federico Lupi, como en "Martin Hache" un resultado maravilloso, no sé cuántas veces he visto ambas pelis pero sigo sin cansarme de ellas.
Que personajes como regalos del destino nos acompañan en nuestros caminos, que bueno tener a un carlos andando por lavapiés. saludos!
http://schaeffers30.blogspot.com/

Quiero oir a Andreu ya. Que bonita letra!
Y a mi tambien me gusta mas Paloma que Sol.

Yo también conozco a gente como Carlinhos... y son tesoros en este mundo. Hay más de los que creemos, pero para encontrarlos tenemos que estar abiertos y receptivos. Escuchar a cada persona que se nos cruza en el camino por muy pequeñas que las veamos... porque escuchando, mirando a los ojos, sonriendo, atendiendo... se vuelven muy grandes, y pueden enseñarnos más de lo que esperamos.
Si das amor como Carlinhos, recibirás lo mismo.
Él, también, es un gran buscador de tesoros.
Te encontró a ti.

Y a mi me gusta más Paloma que Sol.

Yo también conozco a gente como Carlinhos... y son tesoros en este mundo. Hay más de los que creemos, pero para encontrarlos tenemos que estar abiertos y receptivos. Escuchar a cada persona que se nos cruza en el camino por muy pequeñas que las veamos... porque escuchando, mirando a los ojos, sonriendo, atendiendo... se vuelven muy grandes, y pueden enseñarnos más de lo que esperamos.
Si das amor como Carlinhos, recibirás lo mismo.
Él, también, es un gran buscador de tesoros.
Te encontró a ti.

Y a mi me gusta más Paloma que Sol.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre la autora

Paloma Bravo
Soy madrastra, periodista y autora de “La novia de papá” (Plaza&Janés). Este blog no lo escribo yo, lo escribe Sol Beramendi, la protagonista de mi novela. O sea, que es ficción y, por lo tanto, absolutamente real.

Paloma Bravo

SOBRE EL BLOG

Según la RAE, madrastra es una “cosa que incomoda o daña”. ¡Y una mierda! “Tía buena (buena en todos los sentidos), lista e inmejorable” es lo que debería decir. ¿O no? El caso es que me ofrecieron crear una plataforma de “madrastras sin fronteras”, pero mis bestias me necesitan en casa, así que nos hemos quedado en un blog. Para hablar de vuestras familias y otros animales.

TWITTER

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal