La novia de papá

06 sep 2011

Los pájaros

Por: Paloma Bravo

Pajaros1

(Fotograma de "The Birds": Tippi Hedren huye elegante y aterrada, o elegantemente aterrada, no sé).

 

Contra todo pronóstico, mi amigo Koldo está llenando la ciudad de pequeños pelirrojos que, como él,  salen, realistas (de la Real Sociedad) y pecosos. A Koldo no le pega ser padre, pero es de los buenos: cariñoso, atento y divertido con los enanos; el borde más bruto, inteligente y tronchante que conozco con el resto del mundo.

Es domingo y, para intentar olvidar la depre de la vuelta al cole, he quedado con él y con Mon. La excusa es conocer a su nueva incorporación blanquiazul, la realidad es que necesito su humor y sus pinchazos para conseguir volver el lunes al trabajo después de tres semanas de felicidad.

Pablo no se digna a acompañarme. "Joder, Sol, a quién se le ocurre quedar para ir a los columpios...".

- Pues a unos padres de niños pequeños en un domingo de verano sin demasiado calor.

- Ya, pero es que una de las pocas compensaciones de estos años es que mis hijas ya no quieren ir al parque, que es la actividad más inútil, aburrida y deprimente que conozco. De verdad, nunca he sido más infeliz que en los parques infantiles. Da besos y, ya puestos, mira a ver si les colocas  la cuna que tenemos en el trastero, anda, que Tere va a cumplir doce y aún la arrastro...

Pablo es único dando ánimos y haciendo encargos fáciles, pero a mí estar con Koldo y con Montse me gusta hasta en los columpios.

- ¡Y que sepas que acabaré haciéndote un bombo, Sol, pero a Dios pongo por testigo que no llevaré al niño al parque...!- sentencia mi novio desde la puerta, siempre cinéfilo, romántico y persuasivo.

- Lo llevas claro. Y yo diría que Dios es testigo "de algo", que por evitar el dequeísmo acabas diciendo tonterías.

- Te esperan tus amigos, académica.

- Y a ti la cocina, que te toca hacerme la comida.

- Lárgate, mi amor.

Y me largo feliz, pero la realidad es aún peor que la que dibuja el agorero de Pablo, porque él no conoce la combinación de columpios y pájaros: el parque que está a mitad de camino entre la casa de Koldo y la nuestra ha sido abandonado por el Ayuntamiento y por los seres racionales; sólo quedan unas setenta palomas que -posadas todas en un mismo ciprés- lanzan miradas sucias y amenazantes a los incautos que invaden su espacio.

- Este parque es horrible, feo y asqueroso- concluye Carlota con su lengua de trapo.

Y tiene razón. Un poco más allá, a veinte minutos de niña en hombros y bebé en cochecito, está el cuidadísimo vecindario de mi madre. Ella dice que es una zona de desclasados, de gente sin filiación; yo creo, en cambio, que es un barrio de pijos, Montse se abstiene y Koldo, mucho más pragmático, sólo opina de sus bares: "cojonudos y... caretes, la verdad".

Pues tendrá que valer. Lo que pasa es que se nota que no somos aborígenes.

Para empezar, somos los únicos adultos no uniformados, los únicos que pisamos arena sin la compensación de un salariopor evitar que los niños se despeñen en la escalera del tobogán. También somos los que llevamos la ropa en peor estado. Y eso que es domingo, pero las cuidadoras filipinas lucen impolutos conjuntos blancos, y sonríen pacientes a sus pequeños tiranos.

- Manolo jura que en una playa del norte ha llegado a ver mayordomos que, a la hora del aperitivo, abren una nevera y sirven el champán a sus jefes.

- Manolo se chuta, Sol, eso lo sabes de siempre.

- No sé, si pagas para que te bajen a los niños al parque los domingos, todo es posible.

- Pues claro, con dinero, todo, pero si te van a abrir la nevera, lo suyo es hacerlo en un yate y no en la playa con Manolo y con la chusma.

- Quizá. Me falta experiencia, que yo de rica sólo tengo las ganas.

- Y, además, Manolo qué coño sabe de mayordomos si se ha ido este fin de semana a cerrar las discotecas de verano de un pueblo de cuyo nombre no quiero acordarme.

- Pues sabe latín, porque lo ha llamado "retiro espiritual" y se ha quedado tan ancho. Aparte de que no me negarás que así el verano le dura más y eso es de sabios.

- También le dura más la resaca.

- Koldo, no le des tú lecciones de sobriedad, que suena a envidia.

- No, no. De eso nada. Yo lo que le discuto el criterio geográfico, que ya sólo me emborracho en el Dickens.

- Y yo contigo. Si es en Donosti, siempre contigo.

Montse aprovecha y saca el calendario del móvil para organizar nuestros sueños de ir al Dickens y, de paso, al Festival de cine, y, ya puestos, con los gastos pagados, y...

Y de nuestras fantasías nos sacan unos tacones que resuenan hasta en la arena del parque. Es una madre alta y delgada que camina encerrada en unos zapatos imposibles. "Yo creo que no podría andar así", susurro mientras miro las cochambrosas zapatillas sin cordones que me trajo Francesca de Nueva York. Y Montse me dice que sí: "Que sí, Sol, es como los fakires. Te mentalizas de que llevas los zapatos más caros y más estéticos de la ciudad, y te olvidas de que son una tortura. Los zapatos dan poder, confianza y seguridad".

- A mí los que lleva esa mujer me dan angustia.

- Que no, hombre, ¿no ves lo bien que le conjuntan con el niño?

Y es verdad. La mujer de los zapatos retorcidos recoge a un niño de los brazos de una cuidadora, se lo pone en la cadera ("también los niños se llevan ahora así, al estilo de Angelina, siempre en brazos", me sopla Montse que es una esteta y un poco coolhunter). Pero yo no me resigno:

- Me da igual que le haga juego. Me dan miedo las mujeres que pueden caminar sobre instrumentos de tortura.

- Tranquila, que a ellas tú les das pena.

Ése es Koldo, claro. Majo chico. Con zapatos cómodos y totalmente desbaratados. Un desclasado, que diría mi madre. Como yo. Por eso somos amigos. Y, además, al aperitivo invita él.

 

 

 

 

 

 

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Hay 15 Comentarios

Ahh el parque...
Sofoco 1: todo el tiempo los ojos clavados en los enanos con el convencimiento de que se caerán, otro niño les pegará, los perderé de vista. Angustia aburrida.
Sofoco 2: con lo bonita que estaba la tarde seguro que viene alguien a fastidiarla y a decidir que mi dulce silencio tiene que trocarse en insulsa y previsible charla. Tensión mal resuelta.
Sofoco 3: cuando esté a gusto los enanos querrán irse y cuando sea la hora de huir querrán quedarse. Transtorno de tiempos.
Sofoco 4: el juguete que hará que el unicerso recupere su armonía no está en la bolsa y ésta está llena de objetos indeseables que no merecen ni obtienen una mirada. Trueque perverso.
Sofoco máximo: y, a pesar de todo ello, los llevo y disfruto con sus risas y su sensación. ¿No se trata de eso?
Saludos genia, qué gran blog

Estuve en la Cd. de México en un Congreso y ahora que regreso a mi ciudad, también he regresado a buscar a Sol... y me encuentro con que ella también ha regresado.
¡Este si que ha sido un feliz multiregreso.!

Cuando pienso en tener hijos una de las cosas que me genera mucha pereza (enfatizo MUCHA) son los paseos y el parque, que necesiten energía y espacios que mi carácter repele por naturaleza. Supongo que es cuestión de buena compañía y ser feliz viéndolos felices. Ya lo veremos. Que bueno tenerte de vuelta Sol! Besos.

http://schaeffers30.blogspot.com/


http://schaeffers30.blogspot.com/

Cuando pienso en tener hijos una de las cosas que me genera mucha pereza (enfatizo MUCHA) son los paseos y el parque, que necesiten energía y espacios que mi carácter repele por naturaleza. Supongo que es cuestión de buena compañía y ser feliz viéndolos felices. Ya lo veremos. Que bueno tenerte de vuelta Sol! Besos.

http://schaeffers30.blogspot.com/


http://schaeffers30.blogspot.com/

Qué rabia me da tener que darle la razón a los que elaboran el informe PISA. Efectivamente el nivel de comprensión lectora de algunos está por los suelos. Algunos merecen copiar mil veces "no hablaré de cuescos sin haber olido mi propio culo antes". En fin, lo de siempre...

¿Cachorritos? En serio te refieres a ellos como ¿cachorritos? Ppprrrffff... Con eso me dices todo. ¿Ves Sol? Lo que te decía, llevate a tus propios amigos, porque si en el parque te encuentras este tipo de personas con sus cachorritos es un bajonazo.

¿Y esto es un blog? ¿Y esto una escritora? Más bien parece chorreo de una spammer.

los parques:arena, golpes, columpios, risas y procesos de vivir con tus hijos momentos de infancia. sin bares y estudiando las oposiciones despues de 20 años trabajando y que no sacabas plaza aprobando,

los parques:arena, golpes, columpios, risas y procesos de vivir con tus hijos momentos de infancia. sin bares y estudiando las oposiciones despues de 20 años trabajando y que no sacabas plaza aprobando,

1 - --Vea el escándalo de José Luis Zapatero con su familia en Londres Aquí
2--- Watch the scandal of José Luis Zapatero with his family in London Here 555

http://alturl.com/9gjuo

Fíjate tú qué tonta soy. Yo sentando el culo en la arena, haciendo castillos y poniéndome, en fin, al nivel de mis cachorritos, cuando no tengo más que buscar un Koldo y una Montse para darle a la lengua todo el rato, que es lo importante. Se te ha escapado un cuesco con el DEQUEÍSMO. Poniendo la prepo DE delante del QUE no es, en este caso, dequeísmo ya que es lo correcto. Ejemplo: a Dios pongo por testigo DE QUE Paloma sólo escribe chorradas. No hay dequeísmo que valga, es correcto. Vete aprendiendo. La disyuntiva “Tippi elegante y aterrada“ o “Tippi elegantemente aterrada“ te ha quedado de vivio del vicioso. ¡Jaté! Chica, esta entrada de hoy, de heroína de la clase trabajadora, la has clavado. Siempre puedes comprarte unas esparteñas con andamios, es más que probable que vayan a juego con el resto de ti.

Hay que buscar parques de columpios con terrazas al lado, vease, La Plaza del Dos de Mayo. Eso si, no hay cofias ni mayordomos pero a las zapatillas sin cordones les van mejor esos columpios. Y nada de cuchipandis, te llevas a tus propios amigos que si son de los de verdad te querran igual con niños que sin ellos.
Da gusto volver a leerte, aunque sea a ratitos...

En mi caso particular, jamás había pisado un parque y desde que tengo niños, le echo una cantidad de horas. Al principio lo encontraba aburrido y absurdo y desde que descubrí el rollo social... Muchos papis y muchas mamis en la misma situación (al salir del cole hemos echo una cuadrilla), ayuda y mucho y para que estén en casa pesados o inflándose a ver Bob Esponja, es sin ningún tipo de duda, lo mejor ir al parque, aunque reconozco que hay algunos que son auténticas torturas chinas. txema.

1 - Vea el escándalo de José Luis Zapatero con su familia en Londres Aquí
2- Watch the scandal of José Luis Zapatero with his family in London Here 22


http://doiop.com/CarlaNewsNow

No se adonde vamos, pero ya hemos llegado a la ciudad donde cambiamos la salida al parque con nuestros hijos por un coche aleman.

Carla
www.lasbolaschinas.com

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre la autora

Paloma Bravo
Soy madrastra, periodista y autora de “La novia de papá” (Plaza&Janés). Este blog no lo escribo yo, lo escribe Sol Beramendi, la protagonista de mi novela. O sea, que es ficción y, por lo tanto, absolutamente real.

Paloma Bravo

SOBRE EL BLOG

Según la RAE, madrastra es una “cosa que incomoda o daña”. ¡Y una mierda! “Tía buena (buena en todos los sentidos), lista e inmejorable” es lo que debería decir. ¿O no? El caso es que me ofrecieron crear una plataforma de “madrastras sin fronteras”, pero mis bestias me necesitan en casa, así que nos hemos quedado en un blog. Para hablar de vuestras familias y otros animales.

TWITTER

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal