La novia de papá

21 oct 2011

La duda

Por: Paloma Bravo

 

Dudameryl

(Fotograma de "La duda", con Meryl Streep interpretando un personaje lleno de certezas).

 

Llego a casa echando humo, y Pablo ni se inmuta. Está acostumbrado al ruido y la tensión que me crean mi jefe y sus alrededores. Pero es muy disciplinado y pregunta como un buen chico: "¿Qué te ha pasado, mi vida?".

"Que llevo todo el día intentando hablar y que me escuchen, que no puedo más, que estoy harta de los sabelotodos, soberbios y mierdas que hay por el mundo, que...". Con paciencia y mucha práctica, Pablo me va apaciguando: primero, unas patatas fritas; después, una cerveza y dejarme sola; y, por fin, cuando salgo de la ducha, un abrazo de oso pardo.

Y ya, más tranquila, se lo cuento. "Llevo todo el día discutiendo con un tipo con el que pretendemos cerrar un acuerdo, un tipo que miente asumiendo que yo soy gilipollas o amnésica, y que cada día que nos vemos finge que empezamos de cero, llenos de energía positiva, de química y de buen rollo, como si no me hubiera fallado ya mil veces...".

- Que me miente todo el rato, joder, y cuando se lo digo, se hace la víctima, se pone digno, y me dice muy ofendido "Sol, tú sabes que eso no es así".

- Mira, Fulano, si supiera que no es así, no te lo diría. Te digo lo que yo creo, te digo lo que yo veo.

- Sabes que no, Sol.

Y entramos en bucle y me saca de quicio. No tengo paciencia, eso sí que lo sé. No la tengo en general; y menos con los personajes que diluyen la soberbia en demagogia y se beben la mezcla con mucho hielo: "Sabes que no es así, Sol, tranquilízate. Es un malentendido. No has conseguido interpretarme, pero sabes que ésa no era mi intención". El tipo sigue mintiendo: que sí, que llamó al comercial que nunca recibió su llamada; que me envió las cosas que no me llegaron; que...

- ¿Pero tú no sabes decir la verdad?- pregunto ya perdiendo los nervios.

- Sol, por favor, que sabes que no te miento.

Hemos dado varias vueltas en círculo sobre el mismo tema. Jugando a la resistencia; ha ganado él: los mentirosos tienen los nervios de acero. Yo he dejado de hablar; él ha seguido con su discurso victimista y tramposo ("sabes que no deberías ponerte así, pero perdona, debe ser mi culpa, que soy torpe") y, al final, he respirado con el diafragma y he seguido contando: ha conjugado veinte veces el verbo "saber" en veinte minutos de mitin. Nunca era él quien sabía, siempre era yo: yo sabía que él había actuado bien.

Haciendo un esfuerzo, puedo llegar a tolerar a la gente que no duda y que vive sólo de certezas, pero estoy segura de que es delito ir por la vida con certezas ajenas: este tipo, por ejemplo, que se ha pasado el día diciéndome lo que sé y lo que dejo de saber... ¿De verdad? ¿Sabes también que me das mucha pereza? ¿Sabes también que me das pena? ¿Sabes que...? No lo sabes, no.

Uf...

Pablo me ha hecho unos espárragos a la plancha, y me está hablando al oído, bajito, contándome algo sin que yo lo sepa, una tontería que sólo sabe él y que yo creo de inmediato, y entonces el mundo vuelve a ser de colores, y el hombre sin dudas se esfuma. Y ya.

 

 

P.D. de la autora: hoy hace justo un año que Mario Tascón y Domingo Corral tuvieron a bien presentar "La novia de papá". En estos 12 meses, los tres hemos hablado mucho, muchísimo, nunca demasiado. De nuestros libros, de nuestras cosas, de nuestras revoluciones. Y de twitter, porque Mario es gurú, pero un gurú excepcional: con los pies en la tierra y lleno de talento. Por eso hoy toca hablar de su libro, "Twittergrafía". Se presenta esta tarde en la FNAC de Castellana (a las 19:00) y es un manual práctico y divertido sobre Twitter y su potencial. Allí estaré, claro; con Domingo, que luego me lleva a cenar y me cuenta los libros que no escribe y las series que sí produce (otro gran hombre a seguir, sin duda, en twitter en particular y en la vida en general).


Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Hay 9 Comentarios

Sol, lo que te dice Bego es verdad. Disfrútalo. Y no dejes de escribir nunca, que me gusta leerte.

Sol, ya se q estás muy liada y además bastante emfadada con tu entorno laboral, pero ponte las pilas y asoma más por aquí contándonos tus cosas o te vas a ir a la última posición del listado de blogs. Cada día me cuesta más encontrarte y estos de El País ya sabes como se las gastan. Escribe más a menudo por favor q no queremos perderte. Ánimo!

PD:- ¡Hola january tanto tiempo!

Hacía un "mogollonazo" que no pasaba por aquí, y llego tarde, porque hubiera querido ir a esa presentación, sí que hubiera ido.(Porque, aunque me estoy resisitiendo, como alguna vez me resistí a facebook, alguna vez tendré que activar mi twitter)
O temprano para decir que yo tenía un amigo argentino, en Argentina, que decía que la frase de los argentinos, las que los define mejor es "¿Para qué vamos hacer las cosas bien si las podemos hacer mal?" y es tal cual; pero parafraseandolo yo diría que la frase de los españoles debería ser "¿Para qué vamos a decir la verdad si podemos mentir?" De ese tipo de conversacion como la que describís he tenido, también, un "mogollonazo" tanto que ya no las tengo.Porque, en cuánto empiezan con la tontería, yo digo "NO", "NO", y de ahí no salgo, para después darme media vuelta y dejarl@s con la palabra colgando. NO PIERDO UN MINUTO MÁS DE MI TIEMPO EN ESE TIPO DE "CONVERSACIÓN" (las tengo más que conocidas)
¡Aynss! que de acordarme me pongo de los nervios y sin tener a nadie que me cante en el oído

Llegar a casa del trabajo, con la adrenalina por las nubes por un compañero incompetente o un jefe cansino o una bronca con media hora de reproches, y que alguien te esté esperando con una frase o un gesto que te reconcilian con el mundo es tener mucha suerte....

saber estar, aprovechar el momento, el trabajo que no se valora, el compañero, jefe o subordinado que hace de sus creencias modelos de trabajo y discursos preelectorales todos los días o un día si y otro también existen y vaya que incordian y resquebrajan la moral y la autoestima, pero queda tu pareja, tu ducha y tu sonrisa para evitar caer en el letargo de la rutina.
Seremos la sonrisa de nuestro destino y no el eslabon perdido de la felicidad.

Ay querida Sol, esas personas existennnnnnnn y son un peligro pues el cinismo (victimismo), la hipocrecía (amnesia), frescura, cara dura, la mentira puro y dura forma parte de su personalidad y así van por la Vidaaa...lo peor es toparse con esas personas sobre todo a nivel laboral pues a es@s como compañeros de curro no los elegimos sino que nos lo encontramos o nos lo ponen/imponen otrossssss.....bbbbbbuuuuuuuhhhhhhhh y con gente de esa calaña no se puede hacer ni llegar a nada, no puedes entenderteeee...menos mal, que la mentira y sucedáneos tienen fecha de caducidad al menos a esos niveles aunque tbn dependiendo del jefe que se tenga y esa persona y todo su circo y parafernalia terminan mas tarde que pronto por caerse por su propio peso, cual pez que muere por su propia boca...sola toca estar atenta, aguantar, seguir siendo fiel a uno mismo y finalmente doblegaremos naturalmente a es@s tip@s...suerte!!...

... perdon este comentario al margen del tema, pero leyendo me he acordado de un consejo de una psicoterapeuta sobre las relaciones de pareja. yo lo he puesto en practica y funciona: cuando te reencuentras con tu pareja despues del trabajo evita hablar de las cosas negativas del dia (curro, familia, trafico, ...), al menos durante 15 minutos...
yo era de las que entraba por la puerta de casa pegando la chapa hasta que descubri que eso ponia de los nervios a mi marido que, por naturaleza, es mucho mas reservado que yo...

ME encanta la expresión "No has conseguido interpretarme", la carga de la culpa siempre recae sobre el otro. Y el personal que es bueno hace autocrítica y piensa seré yo? Estos infames mentirosos profesionales no se merecen perder media hora de discusión, un ahi te quedas a tiempo y al carajo. Si no aunque no ganen realmente no pierden y a ti te joden el día.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre la autora

Paloma Bravo
Soy madrastra, periodista y autora de “La novia de papá” (Plaza&Janés). Este blog no lo escribo yo, lo escribe Sol Beramendi, la protagonista de mi novela. O sea, que es ficción y, por lo tanto, absolutamente real.

Paloma Bravo

SOBRE EL BLOG

Según la RAE, madrastra es una “cosa que incomoda o daña”. ¡Y una mierda! “Tía buena (buena en todos los sentidos), lista e inmejorable” es lo que debería decir. ¿O no? El caso es que me ofrecieron crear una plataforma de “madrastras sin fronteras”, pero mis bestias me necesitan en casa, así que nos hemos quedado en un blog. Para hablar de vuestras familias y otros animales.

TWITTER

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal