La novia de papá

28 oct 2011

Secretos y mentiras

Por: Paloma Bravo

Youngleigh

(En la foto,  un joven Mike Leigh, autor de "Secretos y mentiras"; habría puesto un fotograma de la peli, pero... me ha encantado esta foto que me recuerda a Pablo).


- Papá, ¿tú cuando tenías mi edad le mentías a la abuela?

Así empezó este miércoles en una casa resacosa. A Eva las preguntas chungas le gusta hacerlas a la hora del desayuno. Y no es por pillarnos dormidos y vulnerables, sino porque sabe que su padre tiene un despertar como mínimo malhumorado, y a ella le ponen los deportes de riesgo.

Sé que últimamente este blog se ha llenado de amigos míos, adolescentes de entre treinta y cuarenta; pero mis adolescentes perpetuas, como las condenas, son y serán siempre Eva y Teresa, las hijas de Pablo. Y Pablo que no contesta, y Eva que sigue...

- Lo que te pregunto, papá - y ahora ya habla despacito, separando cada sílaba- es si prefieres que te mienta cuando salga como hacen mis amigas o que te diga la verdad aunque no te guste.

La ventaja de no ser madre es que no tienes que opinar a la primera, así que yo -que tengo opinión sobre casi todo y, en general, equivocada- me dedico al pan con jamón y al té verde, y veo a Pablo procesar respuestas a la velocidad de la conexión de internet de mi oficina (leeeeeeeeeeeenttttttttooooo). Procesa, asimila y, como siempre, dice la verdad:

- Sí, sí que le mentía a mi madre. No, no quiero que me mientas a mí.

- ¡Lo sabía!¡Verás cuando te cuente bien el plan de este fin de semana...!

Y con esta amenaza entusiasta, Eva termina el ColaCao y se va a su cuarto con saltos de niña y sonrisa de mujer. Pablo, entonces, me interroga con los ojos y yo paso de contestarle con todas las partes del cuerpo. Quiere saber qué habría contestado yo, si mentía a mi madre de pequeña y, sobre todo, si sé de qué plan habla su hija. Pero yo tengo prisa y un gesto enigmático y profundo muy ensayado, y me escaqueo.

El miércoles, después de esa escena, Pablo se va de viaje, yo publico una entrada sobre el banquillo de Clara, y la Real Sociedad pierde un partido en el último minuto, y... Y Pablo entra en crisis, claro. Los días que la Real Sociedad gana, Pablo me suele pedir que me case con él y que tengamos seis niños; los días que pierde, se hace un ovillo en el sofá y se lame las heridas y los traumas de una larga infancia blanquiazul.

Pero este miércoles Pablo no tiene sofá, que está en un hotel de Sevilla, y su reacción distante es también distinta: la desconfianza. Una desconfianza real y virtual que me transmite por whatsapp:

- No me llamas, no me consuelas, no me quieres...

- ?

- Sol, joder, dime algo, que ha perdido la Real.

- Que ha empatado el Osasuna...

- ¿Y a ti desde cuándo te importa el Osasuna?

- Desde que mi padre nació en Pamplona.

- Pero si tu padre es del Atleti.

- Y sus hermanos del Osasuna.

- ¿Y no será que te pone uno de los del banquillo de Clara?

- What?

- Uno del Osasuna.

- (...)

- Soooool...

- (...)

- Ping.

(Ping es lo que dicen las niñas cuando tardamos en contestar los mensajes).

- Ping que ya sé que soy un capullo.

- Capullo, celoso y desconfiado.

- Right.

- Era el banquillo de Clara.

- ¿Estás totalmente segura de que no era el tuyo?

- (...)

- Es que tienes demasiados ex y demasiados pijamas...

Y entonces paso del whatsapp y le llamo, y hablamos de lo que él habló con su hija: de los secretos y las mentiras. De que si yo tuviera un banquillo -"o una salida de emergencia, Sol, que miras mucho la puerta de nuestra vida"- se lo diría antes y no lo pondría en un blog y sobre una amiga, y él no se convence. Hasta que me harto.

- Joder, Pablo, que ni siquiera mentía a mi padre de pequeña. ¡Que le conté mi primer polvo! Y ahora que he conseguido que el pobre no lea mi blog como si fuera una carta cifrada de mi terapeuta y un listado de mis traumas, te pones tú con la desconfianza...

- Y si no tienes banquillo y no te quieres ir, ¿por qué no tenemos un hijo?

- Porque ha perdido la Real y no se pueden tomar decisiones extremas en momentos de depresión.

- Vete a la mierda.

Y, así, cariñosos y relajados, colgamos. Pero entonces me whatsappea Koldo, que es el otro realista de mi vida, y lo suyo es peor. Resulta que su enano tiene bronquiolitis, "y yo, como buen padre, he probado el Ventolín antes de dárselo..."

- ¡Lo tienes que probar, tía!

- (...)

- Mañana llevo a la ofi.

- (...)

- Coloca que te pasas.

 Como diría Amaral, "son mis amigos".

 

P.D.: si yo tuviera banquillo; o, mejor dicho, si tuviera un banquillo que me importara más que Pablo, me iría de su vida. Lo que no haría nunca, y desde aquí le pido a él que no lo haga, es contarle debilidades y miserias pasajeras. Que, como dice mi amigo Manolo, el que confiesa los cuernos sólo busca exorcizar la culpa y trasladar la tristeza y la desconfianza a su pareja. He dicho.

 


Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Hay 10 Comentarios

Bueníiiisimmmaaa entrada ¡cómo me divertí! (aunque el whassap me plilla lejos, todavía no desentrañé los secretos del twitter):
Empiezo por una de las cosas que me gustaron: para mí,la frase "y se va a su cuarto con saltos de niña y sonrisa de mujer." es la exacta definición de adolescencia: siempre se van y siempre de la misma manera.
Aunque, ante las dudas y vaivenes de tu Pablo, me parece que no es el único en tu casa que da saltitos de niño y sonrisas de adulto ¡Aynss! ¡la eterna adolescencia!
Saludines

paloma, lo del whatsapp, es novedoso, se dice lo que no se dice y descarga, lo de tu padre y con él, es de protector, pero lo que me gusta del post es tu presencia de madrastra, saber que las mujeres mienten desde chicas, aunque quisieran contarlo todo, y depues si, es que no te puedo contar nada y la duda.....
mentir si salias o entrabas era un juego de malabares, ahora creo que hemos perdido el poder de la sorpresa y el silencio por respuesta.
lo del futbol como retorica sexual es ambiguo, pero seras madrastra y amante o progenitora y confidente.

Cris, ¿será que Paloma te rechazó para ser "su banquillo"?
¡Have a good trip!

Hola,

Llevo siguiéndote desde el principio, siempre me ha gustado lo que has escrito, pero de un tiempo a esta parte te vas por las ramas, escribes sobre temas que no tienen nada que ver con el título de título de tu blog y con los contenidos del principio..

Me aburres, he decidido eliminarte de favoritos porque ya no me atrae absolutamente nada de lo que escribes, porque no es original ni gracioso. ni nada de nada..

en fin, sigue así, ganándote a pulso que te quiten el blog, así no torturarás a tu padre con tus escritos absurdos y vacíos

¿Y Koldo ya está casado? ¡qué lástima!, porque mañana agarraba un avión sólo para que me lo presentaras.....
Qué divertido es volver a leerte Paloma. Feliz finde y un beso de mi parte a Koldo....

qué gracioso...yo también tenía un pablo y era de la Real, pero no lo dejé por un banquillo, lo dejé porque ya no estaba enamorada...aunque siga siendo mi mejor amigo y le quiera para siempre..y luego estuve sola y luego fui haciendo un banquillo, que no es más que una nueva búsqueda del amor ,precisamente tener un banquillo cuando estás sola es una garantía para tus ex de que cuando has estado con ellos no necesitabas otra persona...yo no necesito un banquillo si en una persona encuentras todo lo que buscas...pero mientras tanto no hay que perderse gente fantástica, experiencias, disfrutar de estar sola y siempre seguir buscando...
Buen puente

A veces pienso que el amor y la adolescencia por momentos no se pueden separar. Las inseguridades y momentos ñoños son parte de y se disfrutan... me estoy imaginando a Pablo físicamente como el hombre de la foto nooo!!
Feliz finde Sol- Paloma, me ha gustado este post. Muy tuyo, muy familiar.
http://schaeffers30.blogspot.com/

Todos tenemos nuestros secretos confesables o no pero para eso se llaman secretos, y quien no ha mentido alguna vez, aunque sean piadosas, para protegernos, para proteger a otros ...... el q este libre de paecado q tire la primera piedra si no no seríamos humanos, en lo q si estoy de acuerdo es en lo del banquillo, si no "respetas" a tu par, no le hagas daño y marchate...

Nosotros en el curro no lo llamamos banquillo sino ranking. Todos tenemos un ranking, se suplica circunscribirse al personal del curro, y los números 1 y números 2 y siguientes van cambiando conforme cambia el personal. Es muy divertido cuando a la quinta cerveza dos compañeros, compañero y compañera, confiensan que el número uno de su ranking es el otro. "Y ahora qué?" solté yo el otro día que nos paso.

Quiero un amigo como Koldo, tan buen padre y ¡tan colgado!

Feliz Viernes Paloma.

Un beso.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre la autora

Paloma Bravo
Soy madrastra, periodista y autora de “La novia de papá” (Plaza&Janés). Este blog no lo escribo yo, lo escribe Sol Beramendi, la protagonista de mi novela. O sea, que es ficción y, por lo tanto, absolutamente real.

Paloma Bravo

SOBRE EL BLOG

Según la RAE, madrastra es una “cosa que incomoda o daña”. ¡Y una mierda! “Tía buena (buena en todos los sentidos), lista e inmejorable” es lo que debería decir. ¿O no? El caso es que me ofrecieron crear una plataforma de “madrastras sin fronteras”, pero mis bestias me necesitan en casa, así que nos hemos quedado en un blog. Para hablar de vuestras familias y otros animales.

TWITTER

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal