02 sep 2011

"La guillotina a la sombra de la Constitución"

Por: Iñaki Gabilondo

Hay 284 Comentarios

Perfecto en todo señor Iñaki.
Seguro que el tintorro party y la COPE está criando sapos en el estómago.
Buen periodismo, oxígeno para los que amamos la libertad.

En unos añitos se constituirán los primeros Estados Corporativos. Va a ser lo más...

En unos añitos se constituirán los primeros Estados Corporativos. Va a ser lo más...

Stéphan Hessel presenta en España su segundo libro: ‘¡Comprometeos!’
El autor de ‘¡Indignaos!’ se declara “admirador” de Zapatero y cree que “Rubalcaba tal vez sea otro gran español”
El escritor y diplomático francés Stéphan Hessel, autor del libro ‘¡Indignaos!’, que ha inspirado a movimientos como el 15-M español, ha confesado hoy ser un “admirador” del presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y ha señalado que "tal vez Rubalcaba sea otro gran español". Además, el humanista galo ha invitado a no apoyar al partido que esté en contra de los valores de los “indignados”.
http://www.elplural.com/politica/el-autor-de-‘¡indignaos’-se-declara-“admirador”-de-zapatero-y-cree-que-“rubalcaba-tal-vez-sea-otro-gran-espanol”/

Si fuera cierto que son "Los mercados" los que determinan la política de nuestro gobierno, lo sería como consecuencia de que necesitamos dinero, tenemos que recurrir a ellos y, por este motivo, se pueden permitir el lujo de hacernos "pasar por el aro".
Esta "chulería" de "los mercados" se acabaría en el mismo momento en que España tuviera sus cuentas en orden y no existiera tanto déficit que financiar.
Si fuera cierto que son Alemania y Francia las naciones que nos han impuesto el cambio constitucional, sería muy fácil mandarlos al carajo si no fuera porque estamos en una situación económica de la que quizás tengan que venir a rescatarnos estos dos países.
De lo anterior cabe colegir que si hace tres años en nuestra Constitución figurara que no podemos endeudarnos, ahora no nos quejaríamos de los mercados ni de las exigencias de Francia y Alemania.
Parece sencillo,¿no?

Iñaki, esto son matemáticas: tanto ingreso, tanto gasto y eso si que es parte del buen gobierno. Dices que los mercados nos acechan, la solución es pagar las deudas de nuestro elevado tren de vida, en ese momento se acabara la presión.Hay que mantener el Estado de Bienestar básico pero no el de lujo que tenemos. Dices que Castilla La Mancha es la punta de lanza de la nueva política, ¿acaso no piensas que dejar deudas del 7%- 2.900 € millones y problemas de tesorería al siguiente no debería ser tipificado como delito?. Lo que no acierto a entender es que quieres que se mantenga el gasto pero endeudandonos, es decir poniéndonos en manos de los "mercados", ¿o quieres que suban los impuestos?. La política y el gobierno es poder hacer posible con medios LIMITADOS una serie de prioridades sociales, no existe la barra libre...

Iñaki, esto son matemáticas: tanto ingreso, tanto gasto y eso si que es parte del buen gobierno. Dices que los mercados nos acechan, la solución es pagar las deudas de nuestro elevado tren de vida, en ese momento se acabara la presión.Hay que mantener el Estado de Bienestar básico pero no el de lujo que tenemos. Dices que Castilla La Mancha es la punta de lanza de la nueva política, ¿acaso no piensas que dejar deudas del 7%- 2.900 € millones y problemas de tesorería al siguiente no debería ser tipificado como delito?. Lo que no acierto a entender es que quieres que se mantenga el gasto pero endeudandonos, es decir poniéndonos en manos de los "mercados", ¿o quieres que suban los impuestos?. La política y el gobierno es poder hacer posible con medios LIMITADOS una serie de prioridades sociales, no existe la barra libre...

Iñaki, esto son matemáticas: tanto ingreso, tanto gasto y eso si que es parte del buen gobierno. Dices que los mercados nos acechan, la solución es pagar las deudas de nuestro elevado tren de vida, en ese momento se acabara la presión.Hay que mantener el Estado de Bienestar básico pero no el de lujo que tenemos. Dices que Castilla La Mancha es la punta de lanza de la nueva política, ¿acaso no piensas que dejar deudas del 7%- 2.900 € millones y problemas de tesorería al siguiente no debería ser tipificado como delito?. Lo que no acierto a entender es que quieres que se mantenga el gasto pero endeudandonos, es decir poniéndonos en manos de los "mercados", ¿o quieres que suban los impuestos?. La política y el gobierno es poder hacer posible con medios LIMITADOS una serie de prioridades sociales, no existe la barra libre...

Totalmente de acuerdo con que el principal problema de todo esto es la imagen de sumisión vergonzante ante Francia, Alemania, el BCE y los 'mercados'. Porque lo que dice en sí el nuevo articulo de la constitución (mejor en minúsculas) apenas aporta nada sustancialmente nuevo a la obsesión ya imperante desde hace años por el control del déficit.
Y lo de la guillotina en forma de recortes sociales que se nos avecina es desasosegante a más no poder. Lo de que vamos a ver recortados algunos de nuestros derechos, quizá suene excesivo y, sobre todo, será difícil de demostrar. Yo más bien espero un cierto deterioro en la calidad de servicios públicos tan importantes como la sanidad, la educación, la ayuda a la dependencia... Y también une enésima contracción en el empleo público y en el consumo que aumentará el paro y disminuirá los ingresos fiscales a corto plazo (retroalimentando la necesidad de más recortes en el gasto), con la promesa de que algún día el sector privado nos recompensará con miles y miles de puestos de trabajo nuevos. De momento lo que va a haber seguro son, por ejemplo, miles de maestros mas en el paro...lo otro, ya veremos si se da y cuándo. Para echarse a temblar. (Iñaki: métete a la política, por favor, se necesita gente digna urgentemente).

Yo pienso que Iñaki ha dado en el clavo otra vez cuando dijo que el problema es "político". La economía no es una ciencia exacta, como nos han querido hacer creer. La economía y su mito central del "equilibrio perfecto" se puede dar en un laoratorio, sí, pero en la vida real no (ya eso lo advirtió Von mises hace 80 años en: epistemological problems of economics). Entonces, la mano del mercado es invisible en un laboratorio, pero no en la vida real. Afortunadamente, Lagarde está señalando un dedo de la mano esa en su informe, y aunque "europa lo rechaza" espero que hagan algo. Ese dedo es aquella burbuja de los seguros de impago (nuevo gran eslabón del problema) "...el cálculo del FMI está basado en el precio de los CDS o seguros de impago de deuda, que se negocian en un mercado no organizado muy estrecho, opaco, especulativo y poco fiable como referencia..." Sacado del País. Ánimo Iñaki!

Lo siento Inakí, pero desdfe que te encerraron en esa pequeña pantalla estoy tremendamente desilusionada, me gustaria escucharte alguna crítica feroz contra lo que hoy es la oposición y que con apoyos así conseguirá mayoria absoluta, vamos a ver entonces que dices...

Francamente, esperaba mucha mayor hondura en los comentarios de Iñaki Gabilondo a lo que está ocurriendo. El discurso de la "sumisión de la política a los mercados", que muchos compartimos, empieza a resultar demasiado simplista e incompleto y se echa de menos, en cambio, que comunicadores tan brillantes y necesarios como Iñaki sirvan para transmitir , como dice hoy Fernando Vallespín en El País, ideas alternativas guiadas por la ética de la responsabilidad y no por las emociones que nos provoca la injusticia de esta situación. Lo que estamos viviendo, y lo que puede venir, necesita esas ideas, que seguramente será mucho más difíciles de alumbrar y transmitir que el cabreo de la calle. Iñaki no es (sólo) un “indignado”: para escuchar ese discurso hay mucho donde escoger. Iñaki, como en tantas ocasiones, puede decir otras muchas otras cosas que estamos deseando escuchar. Yo se lo pido de corazón.

Pensaba que con el comentario de ayer terminaría mi discordancia con Iñaki pero veo que se muestra recalcitrante en sus apreciaciones.
Creo que es la primera vez que nuestro admirado Gabilondo repite un tema y esto me hace pensar que está muy convencido de lo que dice.
También queda claro que se lee nuestras respuestas/comentarios ya que se refiere a ellas como base de su argumentación de hoy.
Parece claro que el cambio constitucional no es un asunto meramente económico, pues aunque tiene sus connotaciones en cuanto al déficit del que puede disponer el Estado, la política que puedan marcar los gobiernos, queda,como no puede ser de otra forma, al libre albedrío del partido que alcance el poder.
En el comentario de hoy de Iñaki, veo a cierto nacionalismo español, que se queja de la "perdida de soberanía" ya que la decisión ha venido tomada desde Alemania y Francia.
Esto sí que hay mirarlo con más rigor.
Cuando ya hay quien habla de los Estados Unidos de Europa,cuando se propone por doquier el gobierno económico de Europa como la mejor salida a la crisis y como único medio de competir con las otras grandes potencias, no se puede/debe de hablar de pérdidas de soberanía porque aquí si que se tiene que aplicar aquello de que hay que romper huevos para hacer una tortilla.
Alemania ya tiene en su Carta Magna un límite a su capacidad de endeudamiento,¿por qué nosotros vamos a ser mas "chulos" y poder endeudarnos sin límite cuando cabe la posibilidad de que sean los propios alemanes/franceses los que tengan venir con sus euros a salvarnos?
En general soy partidario de cualquier paso que conduzca a la homologación de leyes y, dando un paso más allá, a la unión/fusión con el resto de Europa y el pequeño cambio de la Constitución que vamos a aprobar, no puede a ser la excepción a mi regla.
Como ciudadano español, estoy encantado de "ceder soberanía" si es para hacer una Europa más grande, más fuerte y más unida.

Uno de los principales defectos de los españoles consiste en nuestratendencia absoluta a buscar la responsabilidad de lo que nos pasa siempre en los "otros". Esto ocurre a todos los niveles, desde niños cuando echamos la culpa a los maestros o profesores de nuestros pequeños o grandes fracasos escolares y lo continuamos a lo largo de nuestra vidas. La culpa es de los jefes, de los vecinos, de lafamilia del otro, de los políticos, de los bancos o de los árbitros, etc.
En esta crisis tan profunda que tantas cosas está cambiando seguimos sin escuchar un mea culpa de los ciudadanos. Algo habremos hecho mal cada uno de nosotros y sobre todo algo podremos hacer para enderezar las cosas, no?
El problema de esta tendencia es que nos hace verdaderos inútiles a la hora de salir adelante. Puesto que la culpa es de otro, siempre necesitamos a otros para que nos saquen de los líos.
En esta materia del endeudamiento, también llevamos en nuestro ADN la tendencia a no respetar los presupuestois y a vivir por encima de nuestras posibilidades. En política esto ocurre y además lo hemos jaleado como ciudadnos. Con ejemplos como el de Pacheco en Jerez y su circuito de velocidad o el de Gil en Marbella o este último de Fabra en Castellón y su famoso aeropuerto sin aviones hemos avalado como ciudadanos esta forma de hacer política en la que solo cuenta el presente y no como vamos a dejar despues la hacienda. HAy ejemplos a miles en todo nuestro entorno.
Si esta crisis sirve para cambiar algo esta forma de hacer las cosas al menos habremos puesto los cimientos de una neva actitud y probablemente estaremos mejorando el futuro.
Aunque ahora no lo veamos así y nos quedemos con la misma cantinela de los mercados. PUede que sea cierta pero creo que en este caso nos están haciendo un gran favor al administrarnos esta medicina.

Me parece muy razonable su comentario. Sin embargo, yo le llevaría a reflexionar un poco más. Zapatero ha sido el líder europeo que más se resistió a los recortes. Defendió siempre que se podía hacer, con la política, una política social importante. Pero, a la vista de lo NINGUNO veíamos, Zapatero, ese líder de la izquierda española, tomó decisiones que todo el mundo criticó. TODO EL MUNDO. Primero, porque no se tomaban y, después, porque se tomaron. Y bien, ahora, ese líder de la izquierda, que a los intelectuales españoles les cuesta tan reconocer, ha decidido, él solo (recuerde: me cueste lo que me cueste), no empujado por Merkel o por Sarkosy, que va a hacer, de cara a sus elecciones, justo lo contrario, ha decidido que la izquierda asuma que la deuda, hoy por hoy, en este tiempo, año, lugar, y a partir de ahora, no es válida para poder defender políticas sociales. Asumiendo ese reto, grabándolo en la Constitución, le toca el turno a la POLÍTICA. Y ahí es donde vuelve a plantearse la solución a cada problema.
Me parece facilón, señor Gabilondo, convertir la reforma en la justificación de las políticas de guillotina del PP. Es muy facilón. Poco riguroso, incluso. No, el Presidente Zapatero no es el responsable de la gillotina. Será el PP y, si quiere, muchos, como El País, que, amparándose en algo que no pone en la Constitución (que "abandone" Zapatero), se erigió en aladid de una revolución social exigiendo elecciones generales. Analice, señor Gabilondo, las relaciones entre Zapatero y su grupo de comunicación. Aquel editorial, para los que consideramos este periódico, el grupo Prisa, como nuestro periódico y nuestro grupo, fue un dislate impropio. Reflexione un poco sobre Zapatero. Vaya a conocerlo. Es un tipo listo, comprometido. Un político de raza, que cree en la política como motor del desarrollo de un pueblo. Basta escucharle. Y, por favor, no justique lo que vendrá - y vendrán más cosas: escuche también a Santiago Carrillo -, con una reforma que anticipa una necesidad: los mercados tumbarán el mundo si los gobiernos no hacen política de verdad. Fíjese en la señora Aguirre. Hace política. ¿Cómo la hace? Pues aplicando políticas viejas, viejas.

Muy bien, pero ¿cual es la alternativa a estos recortes?

Carla
www.lasbolaschinas.com

Grande Iñaki.

A los que piden opiniones de economista que refuercen lo que dice Iñaki, aquí tienen 1 par de muestras:

http://www.vnavarro.org/

http://lizoain.tumblr.com/post/9411564599/el-insoportable-error-del-0-4
Para firmar pidiendo un referendum:
http://actuable.es/peticiones/pide-referendum-ratificar-reforma-la-constitucion


*personalmente, no me parece de recibo que tán sólo dos partidos, por muy mayoritarios que sean; decidan reformar la constituición con el único objetivo, al parecer, de complacer, ¡Una Vez más a Los Mercados,.

Parece, a estas alturas, que todo comentario sensato y atinado, como este de Iñaki, sólo queda como consuelo de los muchísimos que lo compartimos, pero tengo una sensación de derrota, de que hemos perdido las riendas de nuestra gobernanza, de que no hay forma de oponerse a esta rueda de guillotina.

Es difícil expresar de mejor forma el sentir de muchos. Una vez más gracias Iñaki.

Un saludo

Estimado sr Gabilondo,
-
Todo lo que usted dice suena a razonable. Las conclusiones de que el presente y las medidas que se tomen para encarar el presente, me atan de por vida, no es realista y le convierten a usted y a la realidad en un muñeco de cera.
-
Si usted observa que su hijo se ha pasado tres pueblos endeudándose, el llamarle al orden solo habla del hoy. El tiempo que tarde eso equilibrarse es solo un pequeño lapso de tiempo. Y eso, no significa que mañana yo no pueda reformar lo que he impuesto o me han impuesto, porque sigo jugando a ser un niño con su pataleta cuando le llaman al orden. Y que ha venido a resaltar que la querida/o en España, ya no está fuera, sino en nuestro propio bolsillo, provocando, con sus calores, de los que no nos responsabilizamos, la presente situación.
-
El mañana y la posibilidad de crear y cambiar el pasado, el mañana, el pasado mañana, no lo debe imponer mi miedo, ni mi miedo a tener miedo. ¿ quiere usted vivir creándose primero unos grilletes y amordazándose con la sabana por las noches ¿ Yo no y me temo que la realidad en la que usted influye y cambia para bien todos los días, están ahora al oírle y desde la platea silbando y habrá que preguntarse por qué ?
-
Si pudiéramos movernos en términos medios “ dinamicos “ veríamos que en realidad, es el miedo una y otra vez, el que impone una dinámica de más miedo. Un presente dinámico, hace “compatible” lo que usted comenta de guillotina, sumisión, etc etc y que de hacerlo
” estatico” , nos colocaría una y otra vez como peleles a merced de algo que además, somos los responsables de haber creado.
-
Reforma de la ley lectoral ya, para que todo el cuerpo de la ciudadanía ya estructurado e implicado en la política con canales concretos de acción, nos hagan creernos que somos capaces de estar cambiando la vida según convenga a todos dinámicamente
-
Un saludo

Tiene mucha razón Iñaki esta es una nueva vuelta de tuerca contra la democracia, los mercados estan imponiendo su dictadura y el PP y sobre todo el PSOE (partido en extinción) asumen todo lo que les dictan sin tener en cuenta a los ciudadanos; mañana será otra cosa hasta que por fin consigan que tienen que rescatarnos, aunque con una deuda pública como la nuestra no debería ser así. Hay que refundar una nueva izquierda, ya que el PSOE no tiene ni la valentia de convocar un referéndum, de sus diputados no podemos esperar nada y sin duda esto jamás se lo perdonaremos.

Nunca escribo en los comentarios, pero creo necesario apoyar a Iñaki. ¡Eres nuestra ultima conexion con la cordura!.

Los EE UU han puesto los ojos en los bancos americanos que se lucraron con las hipotecas basura.
Aquí en España, que tenemos prevaricaciones varias. Los ciudadanos veremos como cada caso se irá desinflando y perdiendo en el olvido.
Los españoles somos diferentes.
Aquí para arreglar la deuda y salir del atolladero monetario de los mercados. Ayudamos a las entidades financieras que nos someten con dinero público y además les recortamos los derechos sociales conseguidos a los simples ciudadanos del montón que tienen solo lo puesto.
Porque los ciudadanos potentados ya se resuelven sus problemas pagando en ventanilla.
Se comprende rápidamente porqué cuesta tanto ser decente.
Y es que con la decencia ni se come ni se puede vivir y además te llaman torpe.
El voto ? Las elecciones ? La democracia ? La justicia ?

Los EE UU han puesto los ojos en los bancos americanos que se lucraron con las hipotecas basura.
Aquí en España, que tenemos prevaricaciones varias. Los ciudadanos veremos como cada caso se irá desinflando y perdiendo en el olvido.
Los españoles somos diferentes.
Aquí para arreglar la deuda y salir del atolladero monetario de los mercados. Ayudamos a las entidades financieras que nos someten con dinero público y además les recortamos los derechos sociales conseguidos a los simples ciudadanos del montón que tienen solo lo puesto.
Porque los ciudadanos potentados ya se resuelven sus problemas pagando en ventanilla.
Se comprende rápidamente porqué cuesta tanto ser decente.
Y es que con la decencia ni se come ni se puede vivir y además te llaman torpe.
El voto ? Las elecciones ? La democracia ? La justicia ?

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal