13 sep 2012

Es hora de releer el Estado

Por: Iñaki Gabilondo

Hay 257 Comentarios

Para arjuno: Bonita y generosa idea, sí. Las antiguas coronas hispánicas (o ibéricas, si así lo prefirieran portugueses y catalanes) unidas en un pais europeo-mediterráneo-atlántico de nuevo cuño. Una confederación plenamente democrática, moderna y respetuosa con todas sus partes, sus lenguas y sus culturas. Con un himno, un escudo y una bandera unificadores. Un puente de Europa con todos los países iberoamericanos (incluido Brasil, potencia emergente) y los hispanos de los Estados Unidos. Pero no sé si será ya demasiado tarde para hacer realidad ese sueño que tiene ya más de un siglo. Y no sé si, a estas alturas y visto lo visto en la última década (burbuja, pelotazos a diestro y siniestro, emergencia del búnquer mediático españolista, veto a la colaboración cultural y lingüística entre el País Valenciano, las Baleares y Cataluña...), los portugueses estarán para esa labor. "De Espanha, nem bom vento nem bom casamento", dicen nuestros hermanos portugueses. (¿con razón?)

Yo creo que España tiene la oportunidad de marcar el nuevo camino para Europa creando un Estado federal con Portugal, Pais Vasco, Cataluña y el Reino de España (reducido de su actual tamaño), poniendo la capital en Lisboa y haciendo del Español el idioma oficial y vehicular en todas las comunidades con enseñanza obligatoria del inglés en todos los tramos educativos. Esa simple decisión daría ilusión al menos al personal de caminar hacia algo nuevo. Y nos daría fuerza como estado europeo.

Creo que se han adelantado los políticos que gobiernan actualmente nuestro país. Todas las reformas que han llevado a cabo en el corto periodo de tiempo y las que nos quedan, no va a dar lugar a más cambios.
Van a dejar el país como un solar en todos los sentidos.
Así que hasta que vuelva a crecer la hierba y nos recuperemos de todos los impactos recibidos, no sabremos por dónde empezar a cambiar los desastres acontecidos en los últimos 10 meses.

Ante le tremenda mediocridad de nuestros políticos, no podemos delegar en ellos el diseño y la construcción de una nueva España. En la época de las nuevas tecnologías existen otras maneras de que el pueblo elija a quien quiera para llevar a cabo tamaña reforma. No debería haber ningún político en ese grupo de redactores de la nueva constitución, no se lo merecen.
En cuanto al diseño en si de esa misma España, no queda otra que basarse en el federalismo. Ojalá pudiera ser en forma de república, pero lo que debe ser sin duda es un federalismo de poco estados, lo que significa fusionar varias autonomías, como había que fusionar Municipios (que compartan gobierno). Y ya puestos a diseñar y unir, incluyamos en esa España federal, a Portugual (si quieren) y construyamos entonces un nuevo país Iberia, y así de golpe nos sacamos el nombre y la bandera que tanto rechazo y mal recuerdo tiene para buena parte de la población. Con esa fusión: misma población que Alemania, Francia, e Italia, mismo poder en la eurocámara, y PIB similar al de Canadá e India, nada menos. Un nuevo País, una nueva constitución, una nueva bandera, un nuevo himno, una nueva organización del estado,… todos juntos…sería bonito

En veinte años, el independentismo catalán ha pasado del 10% al 55%. Los argumentos son tan falsos y vacíos como siempre. No tiene nada que pensar la clase política española y en especial la derecha sobre ello?

El problema es que si "releemos" el Estado, la nueva relectura resultante...¿cuánto durará?: ¿durante cuánto tiempo será válida antes que los nacionalistas exigan una nueva?

La constitución está en vigor. Sería conveniente ponerla al día y eso requiere, respetando lo en ella previsto, alcanzar un consenso similar al de 1978. Ponerla al día significa ir hacia donde va el mundo, tener en cuenta que en el 78 estábamos fuera de la CEE y ahora estamos dentro de la UE y de la Unión Monetaria (y mejor que toquemos madera al respecto) que en el 78 estábamos en plena guerra fría, existía el muro de Berlín y, en definitiva, el mundo era muy diferente al actual. Hay que poner la constitución al día, es decir al siglo XXI pero para eso hay que abandonar las ideas del siglo XIX y parte del XX.
En la España de hoy lograr un consenso para reformar y modernizar el estado convirtiéndolo en algo más parecido a los del norte de Europa se me antoja difícil pero convencer a los políticos de que abandonen el asalto al estado que han protagonizado en los últimas 30 se me antoja una quimera. Esa si que sería la gran revolución que España necesita.
De momento me conformaría con que no nos echen del Euro y con que pudiéramos evitar la intervención pero me temo que va a ser que no. Me conformaría con que hubiera un pacto educativo, dirigido a la calidad y a la excelencia acabando con el populismo mediocre, para parecernos más a los mejores pero me temo que tampoco lo habrá.
Afortunadamente nos queda Europa pero no se hasta cuando tendrán paciencia con nuestras mentiras y nuestras "ocurrencias".
Negro panorama, señor gabilondo, negro panorama tenemos por delante.

« Anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal