09 oct 2012

Laberintos y acertijos

Por: Iñaki Gabilondo

Hay 86 Comentarios

MUY BUENO!!!

Nos dice Loretta Napoleoni al final de su prólogo:
En este libro se explica cómo ha podido suceder que de las desviaciones teóricas del capitalismo occidental haya salido el mi- lagro chino. Es un relato centrado en el prodigioso ascenso de un país que por una ideología desfasada, o por pura ignorancia, se- guimos sin entender, un país que suscita temor porque es distinto a nosotros. Al mismo tiempo, avisa del no menos prodigioso crac que le espera a nuestro sistema si seguimos obstinados en aplau- dir un modelo económico y político obsoleto. No obstante, existe un remedio para la depresión económica y psicológica que aflige a Occidente, y podría dar resultado. Llamémosle capitalismo chi- no o medicina china. Consiste simplemente en encontrar la volun- tad de adaptarla a la fisiología de nuestras democracias.

Prólogo de MAONOMICS:
Los extraordinarios acontecimientos que han tenido lugar en el norte de África y en Oriente Próximo ¿pueden sentar las bases de la tan necesaria evaluación crítica del sistema económico y po- lítico occidental? Por otra parte, ¿puede llevarse a cabo dicho análisis utilizando el modelo asiático de desarrollo, no como una alternativa al paradigma socioeconómico tradicional en Occiden- te, sino como algo nuevo, diferente y único? Desde el comienzo de la globalización, esta nueva fórmula ha tenido éxito en todos los países en vías de desarrollo que la han adoptado.
Este ejercicio tan poco habitual podría servirnos para com- prender nuestros errores, así como para encontrar respuestas ra- zonables a por qué, de repente, nuestro modelo económico pare- ce no sintonizar con el mundo en que vivimos. También podría arrojar algo de luz sobre la complejidad de una economía globali- zada. A medida que avanzamos hacia un mundo multipolar, se hace evidente que no existe ningún modelo ideal de desarrollo, que ningún sistema político o económico concreto se ajusta per- fectamente a cada país. La complejidad genera exclusividad.
Así pues, la comparación entre el rendimiento económico de dos modelos de desarrollo distintos —el chino y el occidental— es una práctica muy necesaria, una práctica que abre una ventana al nuevo mundo porque nos ofrece un avance del futuro. De he- cho, mientras Occidente lucha por recuperarse económicamente y Oriente Próximo arde en llamas —una explosión debida a la injusticia económica y social—, Asia prospera con pujanza.

¿Me sorprende,una vez más,que a Gabilondo le pase lo que a otros tantos comentaristas que creen, o quieren hacer creer,que la situación económica de España se pueda explicar sin referirse a la de Europa y sin tener en cuenta la situación de cambio de los capitales en toda América, norte y sur ,y China. Hablan como si el capitalismo actual no estuviera en solfa y buscando nuevos equilibrios . No saldrá de su perplejidad Iñaki encerrándose en el círculo España.Parecen tener un miedo inmenso a enfrentarse a la falta de protagonismo de Europa y sus políticos en el mundo.Si tenemos en cuenta el análisis que hace Loretta Napoleoni en su libro MAONOMICS quizás empecemos a entender De dónde venimos y a dónde vamos.

Siempre me ha gustado este discurso...
http://titirinet.blogspot.com.es/2008/09/de-fuertes-y-dbiles.html
Este inglés (Lord Salisbury) describe a la perfección lo que era la situación española (sin mencionarla explícitamente) previa al desmembramiento de las colonias. Ese discurso dio el pistoletazo de salida a las otras potencias para merendarse a españa...
Lo leo una y otra vez, y hoy por hoy, permiteme Iñaki... aplica exactamente a la decadente España actual. Me gusta mucho el estilo, tanto en la forma como en el fondo. Disfruto sobremanera de este pasaje:
" Década tras década, cada vez son más débiles, más pobres y poseen menos hombres destacados o instituciones en que poder confiar, aparentemente se aproximan cada vez más a su destino aunque todavía se agarren con extraña tenacidad a la vida que tienen. [...] La sociedad, y la sociedad oficial, la Administración, es un nido de corrupción, por lo que no existe una base firme en la pudiera apoyarse una esperanza de reforma y de reconstrucción, y ante los ojos de la parte del mundo informada, muestran, en diverso grado, un panorama terrible, un panorama que desafortunadamente el incremento de nuestros medios de información y comunicación describen con los más oscuros y conspicuos tintes ante la vista de todas las naciones, apelando tanto a sus sentimientos como a sus intereses, pidiendo que les ofrezcan un remedio."

Publicado por: Ricardo SB
Pues sí, después de regalar 100 mil millones a los bancos no tienen bastante. Después de regalar la amnistía fiscal pasan de ella. Después de no pagar impuesto (xp no SICAV) son los señoritos. Después de... y al final, como empresario público -vaya contradicción- recorta a sus empleados ¡a los únicos que puede!, de los demás recogerá dádivas. Mi madre administraba peor las cuentas de casa.

bravo Iñaki! fenomenal ponencia!

Yo diría algo más, Ricardo, no sólo es que puedan venir los interventores, lo que buscan (a ser posible) ES QUE NO VENGAN.


Pero claro, al final tendrán que venir (ya pasó en Grecia e Italia, ¿por qué no iba a pasar en España?).


Y al venir, peligran muchos puestos de políticos (tanto en las autonomías como en las corporaciones locales e incluso en la administración central). De ahí la resistencia numantina.


Saludos

En realidad, será por mi defecto de informático lógico. Pero yo lo veo muuuy sencillo.
El rescate se pide en el último instante porque peligran los intereses creados de los que ostentan el poder en este país, esa especie de conglomerado viciado entre consejos de administración de grandes bancos y empresas, altos cargos y políticos de nivel medio para arriba. Junto al rescate vendrán los interventores, y a toda esta gente les peligra el chollo actual y su futuro.
Por eso nos lo venden con miedo, como que todos tendremos que pagar mucho... ¿quienes? ¿los parados y los empobrecidos? No. No pueden pagar los que no tienen. Pagarán el rescate los de arriba, aunque harán lo posible por endosarnos a los de abajo... de donde no hay no se puede sacar.

YO SI ME MOJO. Esta claro que hay dos motivos.. a RAJOY le viene muy bien la dilación del tema.. cosa que alimenta.. DANDO LA IMAGEN.. de que hay una negociación SUBTERFUGIA..pero ya verá USTED..como al final la dilación no hace que las condiciones tan ventajosas..PORQUE lo que se sabe es que antes de final del año se PIDE .. SI O SI...pero conviene.. al menos hasta después de las elecciones.ESPERAR..

Vaya, en adelante, cuando hable de Rajoy como he hecho hasta ahora pondré a Iñaki de testimonio irrefutable. Gracias, gracias. Respecto a los acríticos de su partido, quiero recordarles que desde que aprobó ciertas oposiciones hace casi 40 años, Rajoy no ha dado un palo al agua. Aznar decía piadosamente de él que sería mejor presidente que ministro. Tengo que contener la carcajada.

¿Clase Media? Su situación actual en 3 gráficos y causas de su futura desaparición…http://www.miguelangeldiez.com/2012/09/25/middle-class

Simón, me has dado hoy el pan de cada día. Yo también he querido expresar antes esto mismo, aunque con dialéctica distinta, pero mi comentario ha desaparecido. No importa, lo que vale es que salga gente como tú, una y otra vez, para que los jóvenes se den cuenta de que el futuro está en sus manos y no en la de los políticos paga-préstamos-jode-ciudadanos. Es necesario, imprescindible e innegable que hay que cambiar el sistema. Cortar por lo sano. Decirles a los "prestamistas" que no cobrarán, que ya se han cobrado con creces lo prestado. Adiós sistema neoliberal. ¡Bienvenida libertad!

Estimado Iñaki,

Ha quedado ampliamente demostrado que siguendo el "todo vale", la clase politica no se respeta a si misma ni al pueblo por lo que no merece ser respetada.

Este modelo de poder tal y como lo conocemos esta agotado

Un cordial saludo

Don Frenando:
El Sr. Rajoy no huye de los medios ni de las Cámaras. Cuando corresponde, acude al Parlamento y cuenta las cosas tal como van, sin mentir en las cuentas ni disimular el estado real de la coyuntura, como continuamente hacía el anterior gobierno, el de la crisis inexistente, los "brotes verdes" y la ingeniería contable. Y sí, he hablado de la herencia recibida porque ésta es aún el componente dominante de la actualidad: un paro por encima de los cinco millones de desempleados; un déficit falseado por los socialistas y sin embridar; unos acuerdos de estabilidad europea firmados por el Sr Zapatero, etc. A estas alturas, la catástrofe presente todavía tiene rostro de izquierdas y, por desgracia, aún lo tendrá durante cierto tiempo en tanto los desequilibrios de las cuentas públicas y la desesperanza de los españoles no entren definitivamente en vías de enmienda. No es sino una cuestión de higiene democrática el constatar cómo la izquierda deparó a este país el peor jefe de gobierno en décadas. Al cabo, la afirmación de que el Sr Rajoy es mejor gestor que su predecesor no es mucho decir pero, al menos, pone las cosas en su sitio.

Pues que esté pensando el Gobierno si tomar el rescate o nó es imperdonable, porque con los años estos politicos ya no estarán en el poder, y estan tomando decisiones por las proximas generaciones, así que por favor
¡¡¡REFERENDUM YA!!!
sobre si TODOS LOS ESPAÑOLES, da igual de donde seamos o en donde estemos, podamos expresar nuestro derecho de voto sobre nuestro futuro y el de nuestros hijos, porque si la decisión la toma verdaderamente el pueblo si se equivoca, con la cabeza bien alta se asumirá todas las consecuencias sanamente, pero en mi opiníón como humilde español, no estoy dispuesto a responder por los negocios de los bancos, porque ESPAÑA no es avalista de nadie!!! así que me niego a pagar algo que millones de personas no han creado!!! REFERENDUM YA

No hay solución. Rajoy es el producto de una decisión de sucesión de uno que quería ser Napoleón y se quedó en "Na". Para que nadie le hiciera sombra, nombro a un "sin sustancia" y así nos va.
A Rajoy, en cuanto le quitan el papelíto de lo que tiene que decir, aparece el mejor Rajoy posible, el de las frases cortas y manidas y los razonamientos de Perogrullo.

A Witness (17:45).
Hace usted una tan encendida y enternecedora defensa de Mariano Rajoy que uno no puede evitar el sonreir compasivamente. De verdad, amigo, no comprendo por qué se molesta tanto en defender a un presidente y a un Gobierno que están llevando a cabo una gestión tan catastrófica de la crisis, cosa que ya van reconociendo muchísimos votantes de su formación.
Afirma usted que llegó al poder desde una posición "sensata y moderada, llena de sentido común". Hombre, tengo que reconocer que, durante la campaña electoral, apeló innumerables veces al sentido común, como rasgo definitorio de su política, pero eso no eran sino vagas promesas, que en ningún caso sirven para validar su gestión a posteriori. Además, presumir de que iba a gobernar con "sentido común" tan sólo era una treta para no dar a conocer detalles de su programa.
Usted habla de un "reformismo templado y sostenido". ¿Usted cree que, bajo esa expresión, se podrían encuadrar la reforma laboral de la ministra Báñez, que ha sido absolutamente lesiva para todos los trabajadores de este país, o las sucesivas e inútiles reformas financieras del ministro De Guindos, o el fracasado e incalificable intento de reformar el mercado eléctrico por parte del ministro Soria?
También hace usted referencia, ¡cómo no!, a la "herencia recibida" del ejecutivo socialista. Este argumento ya está muy desfasado y manoseado. Sólo le diré una cosa: se supone que Rajoy aspiraba al poder precisamente para arreglar y componer el mal estado de la economía española (ellos sabían a qué se enfrentaban), pero lo que nadie podía sospechar es que su Gobierno iba a precipitarnos a un estado aún más profundo de la crisis en tan escaso periodo de tiempo.
También alude usted a una sociedad civil "en estado de marasmo", antes de tomar el poder el señor Rajoy. ¿De verdad cree usted en lo que dice? ¿Opina usted en serio que estábamos todos tan descarriados? Me parece una opinión un tanto grotesca, con perdón. A lo mejor defiende usted esta especie de "cura de derechismo" que está intentando practicar el Gobierno, en educación, en RTVE y en otros asuntos. Si es así, usted solito se descalifica ante el resto del foro.
Por último, no nos haga reir con ideas tan peregrinas como que el presidente esté "muy preparado en temas económicos", o que se caracterice por un "patriotismo moderno". Mucha confianza deposita usted en un hombre que huye de los medios y huye también del parlamento, porque no tiene nada inteligente ni original que decir, y que tan sólo sabe esperar a que sucedan cosas externas que le puedan resolver mínimamente la situación, como las elecciones gallegas, decisiones del BCE, órdenes de la Cancillería de Berlín, o cosas por el estilo.
Que pase usted buena tarde.

Efectivamente, como dicen otros comentaristas, el señor Iñaki Gabilondo es un hombre de izquierdas, eso lo sabe todo el mundo, y por tanto su discurso siempre estará sesgado.


Pero una cosa es ser de izquierdas y otra ser sectario, y yo creo, por los comentarios que voy viendo hasta ahora, que es un periodista honesto.


Yo la crítica no la llevaría por ahí, sino por el tema de que como periodista español de las últimas generaciones, o mejor dicho... de la generación de la transición, ve la política desde una perspectiva de partido y no desde la óptica ciudadana.


Defiende a los partidos como si le fuera la vida en ello, porque no ha conocido otra cosa... como a todos los políticos hoy día le desconcierta la iniciativa ciudadana, que irá a más sin duda en los próximos años.


Faltan periodistas que dejen de "servir" a los partidos y se dediquen a servir al ciudadano, que denuncien no sólo al partido que no es de su cuerda, sino a todos los partidos que quieran seguir en este estado atónico de cosas que se llama España.


¿A quién le importa si el señor Rajoy va o no a dar su parecer al Parlamento? Que el señor Rajoy hable a la ciudadanía, que es lo que tiene que hacer un presidente del Gobierno de España. Esto es lo que tendrían que denunciar los periodistas de cualquier signo ideológico, y que dejen a los partidos hacer su labor en el Parlamento.


Saludos

Escriben aquí, en este foro, algunos ejemplares, como un tal Fernández de la Peña, que dan verdadera lástima. Dicen estos señores que han votado a Rajoy, cosa muy respetable, y que lo está haciendo muy bien. Bueno, pues el FMI ha puesto a España, en su reunión de hoy en Tokio, como la segunda peor nación del mundo, en cuanto a la caída del PIB (1,3%), justo por detrás de Grecia, que es la peor del mundo, sobre 183 países. Eso es lo que nos ha traído Rajoy con sus ajustes y recortes, ser el segundo país peor del mundo. Se dice fácil ¡eh¡. ¡Qué bien lo está haciendo Rajoy¡ Automáticamente de saberse estas manifestaciones, los periodistas le han preguntado a Guindos sobre su opinión al respecto. La contestación no ha podido ser más clara y escueta, ha dicho: bla, bla, bla, bla, bla no estoy de acuerdo. El FMI no ha llegado él solito a estas cifras, sino que vienen corroboradas por otros estudios como el del BBVA, etc. La caída del PIB español para 2013 está en la horquilla del 1,3 / 1,5%. Dice además, el FMI, que España no cumplirá el programa de déficit del 3% hasta el 2017, o sea, tres años más tarde de lo previsto. Rajoy lo está haciendo de maravilla, según estos individuos que le votan. Y como lo está haciendo tan bien, por qué va a dignarse en presentarse en el Parlamento a dar cuentas de su nefasta gestión. Tiene mucho trabajo, el hombre, y no puede rebajarse a acudir a la cámara donde están los representantes de los ciudadanos que le pagamos su sueldo. Eso es lo malo, entre otras cosas, de votar a la derecha en masa. Cuando consiguen la mayoría absoluta la desfachatez, la intolerancia, el desprecio a los contribuyentes se hacen más patentes. Por otro lado, esta mañana teníamos la apertura de mercados con la Prima de riesgo en 465 puntos básicos. A media mañana se ha descubierto un error en Bloomberg, lugar donde miran todos los mercados para invertir, y la Prima de riesgo española se ha colocado en 420, que era la correcta. Durante esas horas se habrán colocado en el mercado secundario millones de euros de deuda española a un precio que no era. ¿En manos de quién estamos? Los políticos ya no cuentan. Los hemos puesto en la escala más alta de nuestras preocupaciones, por lo malos que son y, sin embargo, son los gurús económicos los que nos controlan. ¿Rajoy pedirá el rescate?. Pues no lo sé ¿Lo sabe él acaso?. Rajoy es un mandado que no está gobernando, está haciendo lo que le dictan los gurús que mueven este mundo. Por eso cuando se le pregunta por el rescate saca a relucir el rajoyés, porque no sabe nada de nada.

¿Creéis que aquí en España tenemos un grave problema?. Pero mirad más allá, pues estamos incluidos en un sistema y todo ese sistema está derrumbándose y moribundo. Los hombres que hoy gobiernan en nuestras "zonas" -euro/dolar- manejan desde el siglo XVII ideologías y credos económicos, incluso religiones, asociadas a la obtención masiva de capital sin ética en los modos y sin escrúpulos en las formas. Estos credos han basado su éxito en la explotación sistemática y feroz de los recursos del planeta para su beneficio egoísta y particular y entretienen al pueblo con "prestaciones sociales" haciéndole creer mientras tanto que la dirección del destino nacional está en la soberanía popular y en sus manos. Ahora esos poderes políticos asustados ante el caos quieren reanimar ese monstruo que crearon y que por fín flaquea con inyecciones de dinero que le hagan seguir exprimiendo la parcela tierra y a sus habitantes un poco más aún. El dinero es su suero. El gigante cae y tropieza cada vez con más frecuencia, torpeza y fragilidad. Nuestros políticos locales están aterrados viendo como los banqueros, magnates y financieros construyen refugios antirrecesión en paraísos fiscales desde el anonimato corporativo porque saben que no les dejarán entrar en ellos cuando todo caiga, es más, serán esos políticos los que se tendrán que enfrentar al pueblo airado. El político que obra sin inteligencia y sin salvoconducto, que es el amor por su trabajo, que es servir al pueblo sin esperar nada a cambio salvo el aplauso por su buena labor, está condenado y se ve obligado de nuevo hoy a ocultar y mentir. Se está escribiendo el final de una época, no estamos de hospitales, sino de entierros. ¡Que pocos escaparán a una justa valoración de la historia!..
Da tristeza este momento, ya no hay sabios a los que recurrir. Los sabios, los intelectuales, no se acercan ya a dar opinión en esos foros podridos llamados Cortes y hemiciclos donde reina el amiguismo y el favor a los propios. Los únicos políticos que se nos mostraron inteligentes a lo largo de la historia son los que lo han sido a la fuerza, obligados por su sino y el momento de urgencia social.
En todas las épocas, solo hay luces tras los momentos más duros; tras las guerras y depresiones surgen los movimientos culturales más brillantes y aparecen los grandes nombres de la sociedad. Recientemente hemos vivido uno de los momentos culturales más bajos de la historia cultural de Europa y de nuestro país; el lujo, la abundancia, los mil derechos sin apenas obligaciones, han creado un hombre débil y aturdido al que el futuro aterra y desborda. Se precisa experiencia y modernidad y estamos en la fase intermedia de gestación de talentos. Por ejemplo, pocos políticos y magnates mayores de 50 se manejan bien en la Red, pocos políticos y financieros de aquí hoy en el poder hablan inglés... y sin embargo se aferran al poder porque son "del partido" desde jóvenes.., y así seguiremos buscando el carisma y al hombre... Diógenes caminaba desnudo con una lámpara encendida buscando un hombre honesto......... no lo dudemos, la solución está en los jóvenes preclaros y bien instruidos, y pueden ser jóvenes de 80 años si son seres altruistas y generosos de espíritu, los que no son partidistas de lo de aquí y lo mío, sino los que saben que todo es de todos, saben que el "otro" es él mismo.... que el "extranjero" ya no existe, que el mundo es una parcela en la que los recursos han de ser bien gestionados y repartidos porque mientras no seamos solidarios y dejemos de explotar y sangrar desde occidente cualquier rincón del planeta para sacar Coltán o Uranio o Petróleo o Gas o Diamantes o....no seremos seres humanos completos. Hasta que no entendamos que no es más rico el que más tiene.... que para que cada uno de nosotros tenga un BMW en lugar de conformarnos con un 600 tenemos que dejar de morir de hambre a 10 niños negros no tendremos un sistema sano y este seguirá cayendo una y otra vez, por muchas inyecciones de "rescate" que nos metan....

Que se puede esperar de don "hilillos de plastilina", Sí es que habría que dejar de votar durante 3 lustros al PPPSOE para ver si cambiar su política de selección de personal.
Qué bochorno... Verguenza ajena cuando miras al tendido: Felipe, Guerra, Varas,Monago, Santamaría, Baéz, la de Fomento , Cospedal, ,Gallardón, Cañete,Wert, Beteta, Morenés, el ínefable Soria con Manglano, Rosa Díez y el gran Ansar de las Açores.

Si es que és para echar a correr. Qué habremos hecho para merecernos esto.

Antonio, faltan sobre todo políticos con sentido de estado (que además busquen asesores entre historiadores, psicólogos, etc...).


Para mí el último político con sentido de estado fue Felipe González. Al margen de sus aciertos y errores. Luego, Aznar sólo gobernó para su partido, Zapatero lo mismo y Rajoy ídem de ídem (pensando únicamente en las próximas elecciones de dentro de un mes, dos o tres meses, no creo que vean más de allá de eso... y por supuesto pensando únicamente en su cargo).


Saludos

El Sr. Rajoy llegó al poder desde una posición sensata y moderada, en absoluto propensa a las aventuras políticas o a los maximalismos ideológicos. El planteamiento de su programa electoral pretendía, en principio, un equilibrado despliegue de sentido común que no hiciera "tabula rasa" con todo lo anterior y que aprovechara los mecanismos organizativos de un Estado con más de treinta años de rodaje. Un reformismo templado y sostenido, por tanto. Esas buenas intenciones, por desgracia, se han visto coartadas por la realidad de una herencia catastrófica. No sólo las cuentas públicas estaban mucho peor de lo que los socialistas dejaban traslucir sino que la misma sociedad civil española se encontraba en una situación de marasmo que no tenía apenas parangón en la historia reciente. Pocas cosas resultan más injustas, por consiguiente, que la exigencia perentoria de resultados a una gestión lastrada por tan pesada carga. Por esa razón disiento del Sr. Gabilondo en su ansia por poner al Presidente del Gobierno en la picota de los medios de comunicación, incluso aunque ello le reporte beneficios en términos de audiencia entre quienes no se han percatado de las contradicciones internas del grupo de comunicación para el que Don Iñaki hace algo más que trabajar. Es comprensible que, desde una posición de simpatía hacia la izquierda -aun hacia esta izquierda desnortada de nuestros días- las dificultades para elaborar una coherente alternativa a las decisiones gubernamentales, que no pase por el simple olvido de las propios errores a la hora de confraternizar con el Sr. Zapatero y su desastroso ejercicio del cargo, puedan abocar a una postura como la aquí expuesta por Don Iñaki, pero ello no le exime de mantener cierta contención en sus opiniones en interés del bien común. El Sr. Rajoy que, a diferencia del Sr. Zapatero, es un político equilibrado y prudente, preparado en temas económicos y caracterizado por un patriotismo moderno, que comprende el grado de interdependencia de cuanto sucede en el mundo de hoy, tomará con seguridad la decisión que más convenga a las necesidades de España sin que el posible coste electoral de sus acciones se encuentre entre los factores principales a considerar, como ha demostrado ya en los pasados meses de ejercicio de la Presidencia del Gobierno. Así que sólo cabe recomendar paciencia tanto al Sr. Gabilondo como a cuantos revolucionarios de mesa camilla pululan por la red.

En España las cosas han llegado a un punto en que parece ser que cuando un partido obtiene una mayoría absoluta no está sujeto a nada y hay que soportar sus acciones o sus omisiones hasta que salga del poder en las siguientes elecciones.
Ante esta disyuntiva no es raro que los ciudadanos en su creciente indignación queramos expulsar del poder con cualquier procedimiento aunque no sea democrático a ese partido que no ofrece soluciones y lo sustituyamos por otro poder.
Esta tentación violenta y no democrática nos aparece ante la insuficiencia de la democracia vigente que está dominada por poderes económicos que no tienen ninguna legitimidad democrática
Está claro, entonces, que habrá que crear otro sistema para elegir a los gobernantes y para sustituirlos.
La Constitución que redactaron, aprobaron y refrendamos hace 34 años se ha quedado ineficaz para los tiempos actuales.
Finalizaba el año 1978, los españoles, políticos o simples ciudadanos teníamos auténtica hambre de democracia y cualquiera que nos sacara de las tentaciones de una prolongación de la dictadura nos parecía buena, adecuada, suficiente. La España de aquellos años era muy distinta a la actual que se ha visto contaminar con una corrupción política creciente junto con otras circunstancias no negativas pero que condicionan la sociedad como nuestra adhesión a una Unión Europea que unida a la globalización económica impide una autonomía monetaria. A todo lo que antecede se puede añadir la caída de la ideología comunista que ha roto un equilibrio de poderes mundiales y ha desatado y liberalizado la avaricia insaciable y usurera de los denominados MERCADOS que son personas con nombre y apellidos.
Esa Constitución se ha quedado pequeña, estrecha para la España y los españoles del siglo XXI y que ahora es URGENTE MODIFICAR o incluso volver a crear una nueva.
Considero que los que entiendan de leyes deberían modificar con la mayor urgencia la actual ley electoral para poder disolver las Cámaras y elegir los componentes de una NUEVA CÁMARA CONSTITUYENTE que modificase en profundidad la actual Constitución o redactase una nueva que tuviera en cuenta el mundo actual.
El problema de la economía y el paro es tan grave y está tan lejos de solucionarse que resulta casi ridículo pedir al gobernante de turno (Rajoy) que haga algo eficaz y mientras los políticos actuales pelean por su supervivencia y pierden sus pocas capacidades en defender su status.

Si dejamos que la situación actual siga pudriéndose acabaremos en tal deterioro social que la pobreza de millones frente al enriquecimiento de esa minoría de siempre será tan insoportable que se romperán los diques del miedo y la paciencia y los choques en las calles se harán inevitables.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal