22 nov 2012

Cerco a la sanidad

Por: Iñaki Gabilondo

Hay 54 Comentarios

!Grácias Iñaqui,por tú apóyo!.
Fdo.Enfermera de SAR.C.S.Rascafría.Madrid)

Madrid está que arde, los hospitales, los centros de salud, los centros de salud mental, .... miles de profesionales sanitarios encerrados, en huelga,.....
La marea blanca, de la que no he leído estimaciones de participación, fue impresionante....
¿estamos todos equivocados, como dice el insigne Gonzalez, y no comprendemos la bondad de sus propuestas?.
La asistencia sanitaria en Madrid, y en el resto de España, tiene muchas deficiencias, es cierto, y los profesionales llevamos años aguantando grandes problemas de gestión, que lógicamente inciden en la eficiencia del sistema. Como ya se ha dicho en este blog, se trata por igual al profesional excelente que al vago y al indocumentado. Desde hace años el sistema público está pagando todo tipo de pruebas médicas en clínicas privadas, pruebas que se podrían hacer, con más fiabilidad y control de calidad en los propios hospitales que las solicitan. Se están derivando múltiples intervenciones quirúrgicas fuera de los hospitales públicos por una mala gestión de los servicios de cirugía. ,.... Pues aún así, a pesar de todo, defiendo sin duda la necesidad de realizar una mejor gestión desde los propios servicios públicos, frente a la privatización de la gestión.
Si los responsables sanitarios, políticos y técnicos, tuvieran la intención de gestionar bien, de incidir sobre todos los agujeros negros que todos los médicos que en esto trabajamos conocemos bien, una mayor eficiencia de los servicios redundaría en beneficios para la comunidad, para el propio sistema público. Si se concede la gestión a empresas privadas, con ánimo de lucro por supuesto, van a actuar con una política de mínimos, para obtener beneficios para ellos mismos.
¡Es indignante la incompetencia que llevamos sufriendo años por parte de nuestros gestores, pero también es indignante la falta de escrúpulos de los políticos que están actuando desde el nepotismo y la autoridad dictatorial!.
Creo que hay que seguir defendiendo, y ahora más que nunca, una gestión pública rigurosa y honrada de nuestro sistema sanitario, y que la sanidad no se convierta en negocio para unos pocos.

Donde hay que aportar o pagar algo para que continue este blog de Iñaki? Yo lo haría con muchos gusto.

DICE Vd. Cerco a la sanidad.

YA ESTA EL GATO EN LA TALEGA EL QUE VIVA LO VERA

ESTA ES LA EVOLUCION DE UNA SOCIEDAD FEUDADAL. CON RAICES TAN PROFUNDAS COMO LAS DEL PALODUT .

CUANDO AL AMANECER DE CUALQUIER DIA, CONTEMPLAS, CIEN PERSONAS CON SUS MACOTAS HACIENDO LA CHARRADA EN LA PLAZA PUBLICA MIENTRAS LOS INGENUOS ANIMALITOS CAGAN Y MEAN DEJANDO TRAS DE SI UN LAMENTABLE PANORAMA DE INSALUBRIDAD..
NO TIENES QUE PREGUNTARTE, PORQUE .VAMOS PARA TRAS COMO EL CANGREJO. CATALUÑA Y ESPAÑA TIENE MAYORIA LA DERECHA SOBERANISTA CON EL BENEPLÁCITO DE LOS CAGA PERROS.QUE HAN LLEGADO ASER TANTOS A NIVEL NACIONAL .QUE SE PUEDE HABLAR DE CORRELACION DE FUERZAS ABSURDA PERO REAL. DE OTRA FORMA NO SE PUEDE ENTEDER LO QUE ESTA PASANDO EN ESTA JAULA DE GRILLOS QUE ES ESPAÑA.

Soy especialista en un hospital publico de Madrid y firme defensora de la Sanidad pú blica pero creo que el sistema necesita una reforma profunda. Sintetizando: 1) Hay un desequilibrio brutal en el trabajo que desarrollan unos y otros y nadie nos controla; la consecuencia es evidente, los vagos prolongan su jubilación hasta los 70 años, los más trabajadores se queman y se replantean el porqué de su esfuerzo, o reducen su jornada para trabajar en centros privados. 2) No se estimula ni se premia a los doctores mas eficaces, no se reconoce la investigación. 3) NO se nos exige ni se nos facilitan protocolos de practica clínica. Consecuencia: si estas bien formado e implicado en el control del gasto perfecto. Pero si no es así tienes libertad absoluta para pedir los scanner, analíticas, etc que quieras, o indicar fármacos mas caros que otros igualmente eficaces. 4) Todos los hospitales quieren ser "centro de referencia"; esto es muy bonito y es estupendo para el profesional pero es carísimo, insostenible, y aun mas, creo sinceramente que es perjudicial para el enfermo. Determinadas técnicas diagnosticas o terapéuticas complejas deben realizarse en pocos centros y por contados profesionales. Si a mi hija le tuvieran que hacer una cirugía complicada, preferiría un cirujano formado con 50 cirugías previas que operarla en un servicio donde, 2 o 3 veces al año un especialista hace ese caso infrecuente. 5) Y último- después de dos especialidades hospitalarias y de ser especialista hospitalaria, creo que donde se debe invertir mas es en el primer escalón; la medicina primaria, la medicina preventiva, y las urgencias. No entiendo como el mir de los médicos de familia es el mas corto si son quienes reciben por primera vez a los enfermos. No entiendo que el ministerio de sanidad no sea mas tajante en modificar nuestros hábitos de salud/enfermedad -tabaco, sedentarismo, alimentación, polución, estrés.... (ahorra dinero y ciudadanos más felices). Tampoco entiendo que en urgencias te reciban residentes de primeros años. En fin, en mi opinión mucho que hacer, pero todo es posible con gestores y jefes de servicio implicados y formados.

El problema que se percibe desde fuera en las cosas publicas es la actitud de algunos funcionarios, no se trabaja con ritmo en muchos sitios y eso es lo que se percibe. Yo creo que mas que la privatización de lo publico tendría que cambiar el estatus el funcionario y use el director de un centro tuviera potestad si no para despedir si para cuestionar la continuidad de alguien en su puesto. Todo basado en otros parámetros que no la rentabilidad ecónoma pero si la eficacia, la satisfacción del paciente o el "ritmo" al que se trabaja. Y esto se tendría que aplicar en cualquier cosa publica, educación, oficinas,...

Como en algunas otras cosas, algunas de ellas por desgracia no muy buenas, los catalanes vamos por delante de Madrid y el resto de España. No sé si mucha gente sabe que desde hace más de dos años tenemos en Catalunya como Conseller de Salut (consejero de salud) al Sr. Boi Ruiz. Su mérito es haber sido anteriormente el Gerente de la patronal sanitaria privada catalana, y por eso lo escogió Artur Mas. O sea, desde hace más de dos años tenemos a la zorra dentro del gallinero, y se está poniendo las botas.
Saludos

En el año 2007. Un médico colgó en una web , un libro sobre el deterioro del sistema sanitario. Este libro se ha convertido en la hoja de ruta de todo lo que ha estado ocurriendo y el final que llegará, con lo que eufemisticamente se llama "externalización". Si os interesa el tema os recomiendo su lectura, el libro es ameno y fácil de entenderhttp://www.lee-gratis.com/index2.php?option=com_docman&task=doc_view&gid=19&Itemid=30

Carta a los partidos :

Lamentablemente escribo esto sin demasiada esperanza. La confianza en las acciones de los profesionales de la política ha ido disminuyendo en la misma medida en la que han crecido las dudas ¿Responde la acción política a criterios de honestidad, de convicción y de valores públicos o responde a un complicado juego de intereses y conveniencias del que se mantiene alejados a los ciudadanos?
Día a día asistimos a esta demolición controlada del mundo que conocíamos. En pequeñas dosis se nos va arrebatando lo que creíamos que era irrenunciablemente nuestro ¡de todos! Hay quien cree que lo que es de todos no es de nadie, pero sabemos que no es así, lo que es de todos es de cada uno y nadie debería tener la potestad –tampoco un gobierno con mayoría absoluta- de ponerlo en venta sin el consentimiento de sus dueños legítimos: los ciudadanos.
Todo es importante: el trabajo, la vivienda, la educación, la ciencia… pero la sanidad va un paso más allá porque lo que está en juego es la salud y, por tanto la vida y frente a ella todo lo anterior pasa a ser secundario, sin serlo. Si la gestión de hospitales y centros de salud pasa a manos privadas, el criterio de esa gestión será la rentabilidad económica, como lo es en una empresa de neumáticos o muebles de cocina. Y para lograr la ansiada rentabilidad se reducirán los recursos tanto humanos como técnicos. Los médicos y todo el personal sanitario se verán obligados a renunciar a sus puestos en la empresa pública para someterse a los dictados de la privada, unos dictados marcados por la cuenta de resultados y no por la salud de los pacientes. ¿La salud y la longevidad serán privilegio entonces de las rentas saneadas? Las palabras de la presidenta del FMI hace unos meses parecen ir en esa dirección cuando literalmente habló de “riesgo de longevidad”. ¿Riesgo? Lo que era un bien se ha convertido en un riesgo: que vivamos demasiado convirtiéndonos en un gasto inútil. Parece una pesadilla, pero es peor porque es la realidad.
Hay demasiadas preguntas sin respuesta ¿Puede un gobierno actuar en contra de la voluntad de sus ciudadanos sin que estos puedan evitarlo hasta ese día “sagrado” en que acudan a las urnas? Pero ese día los hechos ya se habrán consumado y habremos asistido a la expropiación de lo que nos pertenece. ¿Cuánto tiempo lleva gestándose el eufemismo de la “externalización”? No parecen operaciones que puedan cerrarse en unas semanas o unos meses ¿Por qué aparece con tanta frecuencia tras estas operaciones la empresa CAPIO, con nombres en su accionariado que nos suenan tanto?

¿Y ustedes que harán? No parece que esto pueda resolverse con intervenciones, más o menos agrias, en el Parlamento.
¿No creen que hay momentos en los que cualquier otra consideración que no sea la de lo verdaderamente importante, resulta mezquina e imperdonable? ¿Y no creen que ese momento es este momento y que lo verdaderamente importante es no permitir que la salud y la vida se midan en términos de rentabilidad?
Si de verdad nos representan, luchen por lo que es de todos, olvidando por una vez el juego político de intereses y conveniencias. Y nosotros lo recordaremos.

La futura privatización de la sanidad madrileña permitirá enriquecerse a unos pocos con algo que es de todos nosotros.
Algo que hemos sustentado con nuestros impuestos y esfuerzos durante muchos años.
La privatización de los centros de salud es más caro y de menos calidad para los pacientes.Tenemos la experiencia de Cataluña: abaratamos en costes quitando prestaciones a los pacientes: se limitan las radiografias, analíticas , medicamentos y derivaciones al especialista para gastar menos y así mejorar los "ingresos" del centro de salud. Yo como paciente no quiero esto.Quiero que todos los recursos sanitarios existentes se me puedan ofrecer sin coste adicional si mi enfermedad lo necesita.
Al ser un atentado contra el sistema del bienestar de todos nosotros, con algo que es público , construido con el trabajo y los impuestos de todos nosotros no podemos permitir que se venda a un grupo de intereses privados.
NO PODEMOS PERMITIR QUE SE TRAFIQUE CON NUESTRA SALUD Y NUESTROS DERECHOS
Como ciudadano debes defender tu derecho a la salud.Se están recogiendo ya firmas contra el Plan de Sostenibilidad que , con título tan pomposo, esconde la privatización del sistema sanitario de la Comunidad de Madrid. NO TE QUEDES PARADO.

No podemos dejarnos amedrentar por mensajes disuasorios que, como siempre, buscan nuestro desanimo, disminución de acción y oposición . Buscan que nos encojamos de brazos.YO NO ESTOY DE ACUERDO. Moriré luchando pero lucharé .
Por un sistema que , hasta ahora, era lo más democrático que hay, y equitativo. Da igual que seas rico o pobre que si te tenemos que hacer un trasplante o un by-pass coronario estamos todos en igualdad de condiciones en este país.
Defenderé hasta donde las fuerzas me den y algo más. No he dedicado mis impuestos y mi vida a trabajar por un sistema público de salud para que ahora se lucren unos pocos.En el acceso al sistema sanitario todos eramos iguales. No estoy dispuesta a aceptar ,sin luchar , que esto cambie.

¿Vamos a rendirnos tan fácilmente?
Nos compete como profesional, como usuario , como ciudadano que paga sus impuestos y como herederos de nuestros antepasados que lucharon por tener el sistema sanitario que hasta ahora teníamos.NO TE RINDAS.

Uno de los datos que demuestra la ideologización de este debate es la manera en que se centra en la sanidad madrileña, una autonomía desde hace tiempo gobernada por el PP. Sin embargo, no es Madrid la Comunidad Autónoma con mayor proporción de camas hospitalarias privadas: Cataluña, con un 58% del total, Navarra, con un 43%, y Canarias, con un 36% están por delante de Madrid. ¿Montilla tuvo que sufrir un acoso semejante al que sufren los gobernantes populares?; ¿o los hoy socios socialistas (je,je) de Coalición Canaria, críticas de parecido tenor?. Lo cierto es que la gestión privada libera gran cantidad de recursos de la sanidad pública sin tener un efecto depresor sobre la prestación. Simplemente, lo público y lo privado se complementan liberando, al tiempo, la presión presupuestaria sobre el Estado en una coyuntura desfavorable. Nada parece más evidente que el hecho de que tanta animadversión contra las iniciativas populares en Madrid procede no de una deseo de mejorar la sanidad sino de erosionar políticamente a quien tiene la responsabilidad -y viene cumpliendo con holgura ese cometido- de velar por la salud de los madrileños.

Buenas noches D.Iñaki, foro,
Tenemos (teníamos???), uno de los mejores Servicios Sanitarios del mundo, número uno en transplantes, muchos paises tratan de copiar y piden información sobre la Organización Nacional de Transplantes ( creo que se llama así), y sin embargo en vez de potenciarlo, dotar de más medios, cuidar a los profesionales que hacen posible que algo tan complejo como la Sanidad funcione, aparecen los estultos de siempre a querer sacar tajada.
La Sanidad Pública ya genera beneficios siendo Pública, como bien dicen otros en este blog, no es gratis, no nos regalan nada, ya lo hemos pagado via impuestos.
Y sobre todo genera beneficio social, médicos, investigadores, personal sanitario, los ciudadanos tenemos esa garantía de que no moriremos por ser pobres, moriremos por ser Seres Humanos.
Saludos y suerte.

PD: Para los "neoconñazo" que dicen que tenemos la sanidad que nos podamos permitir: Y el ejército que nos podamos permitir? y los miles y miles de policías que nos podamos permitir?? y los miles y miles de concejales que nos podamos permitir??? ....

Un ejemplo de gestión mixta pública-privada la tenemos en el caso Madrid Arena, según las noticias hubo una sola ambulancia con un medico de 75 años, una seguridad privada por personal sin el certificado de estudios primarios y sin haber pasado por un estudio psicológico, el organizador fiestero elegido a dedazo ¿¿gratis?? El resultado, 4 muertos y otra gravemente herida, el móvil mucha pasta, pasta para unos pocos con un edificio público que todos hemos pagado.


De lo que estamos hablando es tanto del sistema en sí mismo como de su uso. Si el uso no está sometido a ciertos criterios de disponibilidad entonces el propio sistema acaba colapsando porque la demanda se convierte en infinita. Los trabajadores pagamos para que se mantenga la SS pero no todos la usamos por igual y habría que buscar cierto grado de equilibrio en la proporción de gastos y beneficios que cada uno obtenemos, más allá de las simples apelaciones a la solidaridad sin límites; si no fuera así, puede llegar el momento, como de hecho está ya sucediendo, en que ni siquiera las aportaciones regulares de los presupuestos den para sostener los servicios en épocas de carestía. Por eso no importa tanto quién administre la sanidad como qué criterios deban ser aplicados para su funcionamiento. La cuestión, en definitiva, es que la gestión mixta pública-privada puede ser tan buena o más que la pública en exclusiva y además costar menos. Tantas reticencias a la gestión privada, me temo, provienen tanto de un prejuicio ideológico como de un interés - legítimo pero contraproducente- por parte de los profesionales de que su actividad laboral quede bajo el paraguas burocrático funcionarial.

El siguiente pelotazo especulativo en este pais es la SANIDAD.
Pertenezco a la genteración del baby boom en España, tengo 44 años, y de aquí en adelante me espera una cosa segura, antes o despúes, revisiones y achaques, medicos...
La población española envejece... oportunidad de negocio.

Este caso tiene un gran paralelismos con el problema de la vivienda. La vivienda y La Sanidad estan en nuestra Constitución reflejados como derechos en un grupo de articulos cuya única protección depende de las leyes que puedan hacer los políticos para salvaguardarlos. Y estos una vez más nos han fallado.
Debemos los ciudadanos reaccionar y defender la Sanidad, antes que nos pase como con la Vivienda.
¿En que sociedad queremos vivir?
STOP PRIVATIZACIONES

Muy bien Sr Gabilondo, como siempre ha dado en el clavo. Soy médico de un hospital público de Madrid desde hace más de 30 años y le puedo asegurar que nunca hemos estado tan en riesgo de extinción como en este momento. Seguro que el modelo de sanidad pública de nuestro país necesitaba ajustes en estos momentos de crisis, pero no están interesados nuestros políticos en hacerlo, hay mucho dinero de por medio e ideológicamente esta situación les ha venido divinamente para hacer lo que les pide el cuerpo, de acuerdo con su filosofía neoliberal. La sanidad para el que se la pueda pagar y para los demás.... Caridad cristiana. El concepto servicio público si pudieran lo borrarían del mapa.

La sanidad pública es un logro indiscutible de cualquier sociedad moderna y avanzada. Es un servicio impagable que el Estado, el Estado Social de Derecho, presta a sus ciudadanos. No es gratuito, aunque los enfermos, los beneficiarios de tal servicio, no tengan que pagar directamente por las prestaciones recibidas. Se paga con el esfuerzo de TODOS, a través de los impuestos que pagamos todos los contribuyentes. Por tanto, no es un regalo, ni muchísimo menos, como ciertos políticos, tan partidarios de la ideología neoliberal tan en boga, pretenden hacernos ver.
Aplicar criterios de estricta rentabilidad económica a los hospitales públicos, como si de empresas privadas se tratasen, es un error garrafal, y puede llevar a un deterioro gravísimo de la cantidad y calidad del servicio asistencial que se presta. Otra cosa muy distinta es procurar que funcionen de una manera lo más EFICIENTE posible, controlando rigurosamente los gastos y vigilando para que no se produzcan derroches ni despilfarros en todas las áreas de actividad. Un servicio público no tiene que ser estrictamente rentable (no tiene por qué arrojar beneficios), pero sí puede ser muy eficiente, para lo cual no es necesario en absoluto recurrir a la privatización. Aquí es donde los ciudadanos más o menos concienciados deberíamos plantar la batalla a ciertos políticos, como Ignacio González y otros de su mismo perfil antisocial, exigiéndoles un abandono inmediato de sus posturas.
Puestos a analizar la "rentabilidad" de todos los que ejercen algún tipo de cargo público, podríamos interrogar a estos políticos tan agresivos si el desempeño de su puesto es realmente "rentable" y cuánto aportan en términos monetarios a la entidad pública que representan, a ver si son capaces de darnos una respuesta rigurosa, basada en datos veraces y verificables.
Buenas tardes, Iñaki y contertulios.

La sanidad es un derecho en el estado social pero sus gastos no pueden exceder de las posibilidades financieras porque si no el sistema está abocado al fracaso y, al cabo, al colapso. Gran parte de la culpa de las presentes dificultades económicas de España proviene de la insensata idea de que todo debe ser gratis para todo el mundo durante todo el tiempo. Hay cosas que son posibles y otras que no; y, dependiendo de la coyuntura, cosas que no pueden sera asimiladas a derechos por el simple deseo de que la voluntad benéfica se sobreponga a las dificultades nacionales: un voluntarismo ciego que nos ha colocado al borde del abismo después de siete años de una malhadada gestión socialista, que parecía sostener carrera en pos del despropósito con la administración griega. Como ya dije en otro comentario, no hay que confundir los derechos con las ventajas que proporcionan las épocas de bonanza. En otros países con dilatada trayectoria en la gestión del estado del bienestar, como son los escandinavos o los germánicos, el uso de los servicios sanitarios está sometido al copago y a las estrictas disponibilidades presupuestarias. Por desgracia, en España hemos tenido una muestra de lo que supone un exceso de populismo socialdemócrata durante demasiado tiempo. Si no fuera porque el PSOE está aún en situación de shock político, en un momento de completa desorientación ideológica tras comprobar cómo ha fracasado su modelo tradicional, cabría demandar de los socialistas al menos un intento de consenso con los populares acerca del futuro de los servicios públicos. Pero me temo que es mucho pedir en plena vorágine de luchas por el poder en el partido.

Lo has planteado muy bien Iñaki. Esto es algo que no debemos perder nunca, la sanidad como derecho, y no como negocio. Pero creo que en los últimos años el sistema se ha puesto en peligro, y hay que gestionarlo mejor, entre otras para que no se pierda. Pero es cierto que hay que estar alerta

Como médico especialista en un hospital público de Madrid aprovecho este foro para dar una breve opinión sobre la situación que está viviendo actualmente la sanidad madrileña.
Espero que sirva para que la Sociedad entienda las razones que nos llevan a las proximas movilizaciones que en resumen persiguen la defensa a ultranza del modelo de sanidad pública desde nuestra profunda vocación de servicio público y social.
Nunca antes el modelo de sanidad español, uno de los pilares de nuestra sociedad y del que podemos presumir por su altísima calidad y nivel de excelencia, ha peligrado como ahora.
La reivindicación actual persigue la paralización completa del "plan de sostenibilidad de la sanidad madrileña" anunciado por la Consejeria de sanidad de Madrid que pretende, entre otras propuestas, la privatizacion completa de 1/3 de los hospitales públicos de Madrid argumentando que la sanidad privada es más rentable y más eficiente. Para justificarlo utilizan los datos de los presupuestos publicados por la CM asignados en 2012 para cada centro sanitario. Las cifras que maneja la consejería de "600 euros" vs. "442 euros" público/privado encajan "casualmente" con una burda media aritmética de cada grupo de hospitales. Simplemente dividían el presupuesto de cada centro por el total de su población de referencia. No se realizaba ninguna ponderación estadística ajustando en función del nivel de complejidad asistencial del centro. Tampoco se tenía en cuenta que los grandes hospitales públicos son centros de referencia nacional, con lo cual su población excede con mucho la del área sanitaria que se les asigna.
Analizando el gasto per cápita de los hospitales PFI (los "nuevos hospitales" que van a entrar en el proceso de privatización), con las cifras actuales de gestión existe una diferencia de 50 euros en el coste por paciente a favor de la gestión pública al respecto de lo que se propone asignar por cama la CM a la empresa adjudicataria de la gestión. Esto quiere decir que la empresa adjudicataria, por el simple hecho de ganar el concierto, tendría ya unos beneficios directos más que suculentos. Es decir: les pagaríamos de entrada más de lo que gastamos ahora.
Por otra parte para conseguir sus fines utilizarán a los profesionales como pura mercancía y por supuesto, para que los hospitales sean rentables será imposible que niveles de especialización (que hacen de este pais uno de los más punteros en patologías realmente graves como la oncologia ó los trasplantes) no tengan cabida alguna en estos Centros.
Por supuesto que serán más rentables pero según sus baremos de rentabilidad (solo económica) a costa de profundas heridas (en general mortales) en los pilares de nuestra sanidad y que creará profundas injusticias sobre los usuarios.
No hay duda que en tiempos de crisis es necesario cambios en el sistema y un aumento de la eficiencia pero no a costa unicamente de los profesionales y los pacientes debiendo escuchar lo que los que participamos diariamente en la sanidad de este país (a los que de forma sistemática se nos menosprecia) opinamos que debe mejorar. Este plan no se justifica de ninguna manera por la crisis económica.
ESPERO QUE TODOS LOS SANITARIOS Y USUARIOS DE LA SANIDAD MADRILEÑA LUCHEN POR LO QUE CREEN


Ya puestos a discutir sobre rentabilidades la preguntas que nos podemos hacer pueden ser : ¿es rentable nuestro gobierno, lo son nuestros ministros?, ¿donde va a parar la "rentabilidad" de nuestra Sanidad?, ¿quienes están recogiendo el desvío de nuestras "rentabilidades?. Ya puestos a rentabilizar, por lo menos que nos lo expliquen.

¿Quien o quienes se beneficiaran de las privatizaciones de los hospitales público?. Quien o quienes estan detrás de estas privatizaciones de los hospitales públicos ?. El tema de la Sanidad es algo preocupante, como es preocupante el pulso que le esta echando el PP de Madrid al Gobierno de España, el PP de Madrid insiste en que se cobraran el Euro por recetas sea Constitucional o no lo sea., y esto es increíble y alarmante que incluso los del partido en el Gobierno le eche ese pulso .

Y, una vez cercado todo, nos queda el exilio, el mismo que nuestros antepasados en el año 1939, el mismo que corrieron millones de soviéticos trabajando codo con codo para después repartirse el pastel los 4 amiguetes del señor Putin, su única esperanza, recibir el abrazo helador del invierno en una maltrecha calle, tras tomarse unos tragos de vodka como jarabe. Aquí, en un parque con vino peleón de tetrabrik, por falta de ceregumil.

Yo diría que nos han vendido durante demasiado tiempo la milonga de que el marxismo estaba superado, que los sindicatos eran una antigualla, que los progres fíjate tu y que lo público era una porquería. Nada, que todos pijos. Y en esas estábamos hasta que nos hemos dado cuenta de que nos hemos quedado sin derechos laborales, que la pasta y las viviendas se las quedan los bancos y los banqueros, que la educación para quien pueda pagársela y la sanidad también. En Alemania hay empresarios, aquí sólo hay depredadores y jugadores de ventaja que antes han vivido de la especulación del suelo y ahora pretenden vivir a costa del los últimos recursos públicos que quedan. Todo ello y como siempre a golpe de Boletín Oficial del Estado.

Muy bien Sr. Gabilondo. Ya es hora de empezar a denunciar los desmanes que se están cometiendo sobre todo en sanidad. Y hay que luchar, si, es necesario defender lo poco que nos queda, sino nos dejaran sin nada. Saludos.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal