12 sep 2013

Bah, no fueron tantos

Por: Iñaki Gabilondo

Hay 512 Comentarios

El "Proceso Constituyente" iniciado en Cataluña, nos conduce, inevitablemente, creo, a una nueva organización y ordenamiento del Estado (social, económica, territorial, de representación...). Cada vez es más urgente abrir en el resto del Estado este "proceso" para que confluyan el español y el catalán. No basta con una reforma de la Constitución actual.
Solo así podremos crear una narrativa común (lengua, cultura,valores...), ausente, hasta ahora, en la historia del Estado español, desde el acuerdo y la concordia, y desde la libre aceptación de las partes.
Las direcciones de los partidos actuales y las fuerzas económicas a las que representan (incluidas las catalanas), están desbordadas: SON INCAPACES de interpretar un tiempo nuevo..., a todos los niveles, les desborda la situación y no la entienden. En mi opinión, estamos ante la primera Revolución Democrática del siglo XXI en Europa: todo depende de la conformación de una fuerza de cambio social y ciudadana, entre Cataluña y el resto de España.....Cataluña, como siempre, ha tomado la iniciativa. Al republicanismo catalán y al español, con sus valores y propuestas, y a las fuerzas sociales de progreso y cambio, nos toca darle forma al nuevo Estado, con un nuevo marco para una convivencia de tod@s, y presentar un proyecto y un liderazgo social.....Todo ello, para el avance de una sociedad más humana y justa......No es un sueño.....es lo que K. LOACH titula: "El espíritu del 45".

TAL VEZ SI ESPAÑA FUESE MÁS TRANSPARENTE EN POLÍTICA, LOS INDEPENDENTISTAS NO QUERRÍAN IRSE.
Limpiar TODOS loos partidos de corrupción. Yo soy partidaria del voto de castigo para los dos partidos mayoritarios, para que dejen paso a caras nuevas, en las europeas. Nada de abstención ni voto en blanco, que les favorece, votar a los minoritarios. Eduardo Madina es mi única esperanza. Patxi López y Carme Chacón, dos socialistas de bandera, tal vez sean demasiado mayores para que los chicos jóvenes se identifiquen con ellos. No me gusta ver a la pobre Soraya Rodríguez, a la que el puesto le viene a mi parecer, grande, ni a Óscar López, que no me transmite, ni mucho menos a Elena Valenciano, una señora con mal carácter que trata mal a los compañeros de partido (menos a Rubalcaba y a Soraya, tal vez). Muy buenos los links del señor Eduardo Madina, vaya trayectoria http://cort.as/5cuH http://cort.as/5ghn (hay que ir a los archivos de agosto y septiembre) y lo que ha tenido que sufrir con el atentado, con el hecho de que la AVT no le apoyase..Eso curte y te da resistencia, desde luego. En cualquier caso, es decisión de todos. RENOVACIÓN

Y si tuviesen dos dedos de frente, intentarían demostrar que no es cierto que estén contra lo que huele a catalán. Para muestra el botón balear, donde gobierna el PP. Si fuesen minimamente listos se empeñarían en demostrar que donde ellos gobierna no se persigue la lengua. Pues no, ni siquiera dejan las cosas como están (como las habían dejado cada vez que han gobernado, que son muchas) y se emperran en montar un cirio en las escuelas. Un lio nunca visto, que lleva camino de enquistarse, una huelga escolar indefinida que de cada día gana más adhesiones y que también está entrando (antes de empezar) en un auténtico callejón sin salida. Cuidado con Mallorca, cuidado con Baleares que por el camino que van, en dos años tenemos una via hacia cualquer parte

Soy nieta e hija de inmigrantes andaluces, y castellanopensante. Nunca me he sentido de ninguna parte, hasta ahora. cuándo por primera vez me siento catalana y´en consecuencia, más cerca de Europa física y emocionalmente que muchos otros españoles. Deseo trabajar (y no tanto luchar, que la misma palabra me produce cierta inquietud) por un país nuevo. Estoy ilusionada por primera vez desde hace muchos años. Y tal y como dice mi marido: nosotros ya le damos la independencia a España, pero es que ellos no quieren...
Por cierto, me alegro de que algunos amigos míos empiecen a pensar lo mismo que yo. A TREBALLAR, que es la palabra que mejor nos definirá en el futuro. Por cierto, siento de verdad que Madrid no haya ganado la candidatura de los Juegos Olímpicos.

Josep,

El miedo a la guardia civil y los curas no fue patrimonio sólo de Cataluña en los años 40/50/60, y peor le fue a nuestros padres que "ganaron" la guerra para tener que emigrar ellos y sus hijos primero a Cataluña y el País Vasco, y en los últimos tiempos de la dictadura a Alemania, Francia, Suiza, etc.
Franco os "compensó" montando toda la industria que ahora dejais fenecer.

Gracias Iñaki. .....pero no, no queremos encajes, ni pactos fiscales, ni que hagan Papa a Jordi Puyol, sencillamente queremos ser independientes. No estamos en contra de España, ni a favor. No queremos estar ni encima, ni debajo. Solo queremos estar donde siempre hemos estado ....en Catalunya. .....de todas formas, gracias, más españoles como tu y España seria un gran pais........

No sólo el Gobierno del PP no está por la labor de sentarse a dialogar, en la fe ciega de que el peso del estado podrá aplastar la "deriva soberanista" (muchos aun creen que todo esto es obra de CiU) sino que ante la tibia oposición del PSOE se ataca contínuamente la linea de flotación de la nación catalana que es la lengua en el sistema escolar. Por poner un ejemplo.

A pesar de estar protegida por la Constitución, que tanto les gusta invocar, la ley Wert o las políticas esperpénticas de los gobiernos de Valencia o Baleares minorizando el uso del catalán no ayudan a encontrar consensos con el estado español. Son agresiones que necesitan respuesta.

Los catalanes no luchamos ya por un pacto fiscal mejor o peor. Sabemos que lo que está en juego es la existencia misma de nuestra nación y comprometida su libertad. Es hora de tener un marco jurídico propio, un estado.

Como catalanes, siempre tendremos una mano tendida para nuestros vecinos, sean españoles, franceses... Ningún demócrata se sentirá extranjero en Catalunya.

A efectos practicos, poco importa que independice Catalunya del resto de Espanya. Economia basada en el turismo y la (ahora casi desaparecida) construccion, clase politica corrupta, sistema educativo de pesimo nivel, pobrismo nivel de I+D, falta de voluntad para el dialogo en favor del insulto, y un largo etc. Catalunya, les guste o no a los catalanes, es como el resto de Espanya. Independiente o no, Catalunya seguiria siendo gobernada por cuatro corruptos y tendria una economia de tercera division. Esto es algo bien sabido fuera de Espanya. De ahi que nadie muestre especial entusiasmo por la indepencia de una region que como Estado independiente se uniria a los Grecia, Irlanda o Portugal. (siento no usar tildes, mi teclado no las tiene)

Cuando hay miedo, es por alguna razón. Cuando no nos quieren dejar que votemos si queremos o no la independencia, si queremos o no seguir con España, es por alguna razón... y no tan oculta..La digo? No, ya la sabéis.

No he podido evitar leer ciertos comentarios de catalanes muy seguros de sus ganas de independizarse. Eso es innegable, las ganas. Pero lo que me ha llamado la atención son los MOTIVOS por los que que quieren independizarse. Hay uno, principal e indiscutible, que no admite argumentos en contra, que es el derecho a la autodeterminación y a decidir el propio destino. Pero paralelo a ese veo que abundan cosas como 'los españoles no nos quereis' 'estamos hartos de política centralista' 'quieren que dejemos de ser como somos' 'nos sentimos maltratados', y también veo que según los que comentan, esto es culpa de 'los políticos'. Personalmente creo que no es ni tanto, ni tan calvo, hay algo de victimismo en la sociedad catalana (lo del centralismo y lo de 'maltratados' lo delata, aunque pienso que no hay centralismo y no se maltrata a los catalanes como no se maltrata a nadie en particular, sino a TODOS EN GENERAL, porque yo tambien me siento maltratado por mi gobierno y por los políticos); y también algo de forofismo españolista mal entendido por parte de los recalcitrantes de turno que no entienden que Cataluña ni siquiera necesita un pretexto histórico o político para querer la independencia, sólo ha de quererla. Pero como digo, y como siempre pasa y no creo que esto sea una excepción, el punto no va a estar en ninguno de los dos extremos. Y para más INRI, los catalanes creen, y tienen razón, que esto es un problema de MALOS POLÍTICOS, y es una gran pena, y una gran pérdida, porque por causa de 4 estúpidos mal contados (los políticos) nos vamos a fastidiar muchos millones de personas que ni somos como ellos ni queremos sus políticas ni sus soluciones. Qué distinta sería la cosa si desde hace años, en lugar de dejar manejar estas cosas por los políticos estúpidos de uno y otro lado, lo hubieran dejado hablar a la GENTE.

Por desgracia, Sr Iñaqui, esta reflexión que usted hace llega tarde: Ningún acuerdo matrimonial ni ninguna promesa de cambiar que se hace por miedo al divorcio suele funcionar. Los acuerdos, los cambios, solo funcionan cuando se hacen de corazón, cuando, de verdad, se cree en ellos... Este "sentarse a negociar" para evitar la ruptura, es simplemente un parche más. Jordi Pujol era el Gran Maestro de los parches... Nos tuvo entretenidos a los catalanes durante 25 años parcheando las fugas de un sistema que no se aguanta porque nació ya roto: Para la gran mayoría de España, las Autónomías fueron y son una cesión paternalista hacia determinada gente para tenernos calladitos. Para otros, esa Autonomía era el punto de partida, la primera parada de un camino que debía evolucionar desde la sociedad post-dictadura, hacia una sociedad moderna y tolerante con lo diferente... una sociedad multi-nacional. Ese cambio, esa evolución no ha querido darse. Hemos ofrecido alternativas y propuestas, que, no solo no han llegado a buen puerto, sino que solo han servido para levantar una polvareda mediática de menosprecios e insultos hacia los que defendíamos esas ideas pacíficamente y con el mejor de los intereses. La Constitución se ha impuesto sobre nosotros de forma sistemática, como un muro de contención ideológica y politica, que no legal. No tenemos fuerza suficiente para cambiar España, y España no tiene fuerza suficiente para cambiar Catalunya. Hemos llegado al final del camino. Es triste quizá, pero, como decía antes, los cambios, los pactos, no deben darse por miedo a la pérdida, sinó que deben ser de corazón, porque si no, no inspiran confianza. Y la confianza, por desgrácia, está ya perdida del todo.

"Tenemos una clase política de vergüenza". Esa es la conclusión de Iñaki Gabilondo y no puedo estar más de acuerdo. Es verdad que se podrían tender puentes y buscar un acuerdo general, que era posible antes y quizá aún lo sea ahora, pero unos no quieren y otros ni se enteran.
El PP y los partidos nacionales optan por el silencio, por el rechazo absoluto, se amparan en la Constitución y no salen de ahí. Rajoy, y Gabilondo lo ha clavado, confía en que el tiempo y lo que llama la mayoría silenciosa resuelvan el problema; si él no tiene que hacer nada, mejor. El PSOE parece que no se ha dado cuenta que en las comunidades catalanoparlantes la mayoría de sus partidarios son también nacionalistas, pero tampoco aportan soluciones salvo un federalismo que, en estos momentos, suena vacío de contenido. Por último, los partidos nacionalistas también se equivocan al empeñarse en una solución (la consulta) sin buscar apoyos fuera de Catalunya ni negociar con los otros partidos. En definitiva, a todos les viene grande el asunto.
La opción de una salida negociada es la única opción deseable, más que nada porque la otra solución sería el conflicto, y eso nadie lo quiere. Pero para que haya una negociación debe haber dos partes dispuestas y en este caso no hay ninguna. Muchos de los comentarios hablan de una separación amistosa, de dejar ir a la otra parte de buena voluntad cuando no quiere seguir, de hijos que se independizan, etc. Todo eso es demasiado ingenuo.
Si las cosas continúan así, será una separación no deseada, con muchos intereses económicos de por medio y, por lo tanto, no amistosa. La pena es que ninguno de los políticos españoles actuales tiene la talla suficiente para conducir el problema por un buen cauce. Quizá debamos recurrir a Europa para que haga de árbitro, porque, hoy por hoy, no creo que seamos capaces de encontrar una solución pactada...

Soy madrileño. Y creo que deberían darle la independencia a Cataluña. Para que se den cuenta de una vez que el origen de sus problemas no es pertenecer a España. El origen de sus problemas, como el origen de los del resto de España, es la casta de políticos sinvergüenzas que tenemos y tienen. Si Cataluña se independiza, se separará de España, pero se llevará con ellos su parte del problema. Seguirán en las mismas. Aunque todavía nos quedaría para rato, porque seguro que allí, como aquí, habrá políticos que les reciten por muchos años lo de que 'la culpa de que la situación esté así es de la HERENCIA RECIBIDA'. Sinceramente, que decidan su destino. Me duele un poco que hayan llegado a su secesión a base de engaños y de una clase política que ha educado en el rechazo a lo español, pero supongo que será la Historia y el futuro quienes les juzgarán, no me corresponde a mi hacerlo. Buena suerte, Cataluña, la vais a necesitar.

¿Tanto cuesta vivir en paz, poner las cartas sobre la mesa, hablar claro, y llegar a un entente cordial? ¿Tanto cuesta tener sentido común? Por ambas partes. Soy catalana; a los de mi tierra, por favor, ¿podéis escribir bien el castellano? Digo, antes de colgar los comentarios en un medio como este; porque al final, lo de bilingües va a ser que no!!

Soy catalana y llevo 16 años viviendo en California. Para mi la independencia, hasta hace poco, era una utopía, algo que nunca hubiera pensado que podría ser una realidad. El año pasado después de la Diada de Catalunya me di cuenta de la cantidad de gente que creía que Catalunya podía ser el próximo estado de Europa. Aún después de ver los cientos de miles de personas manifestándose pacíficamente en Barcelona, no estaba segura que la Independencia fuera la mejor opción para Catalunya. Pero, tal y como tú has señalado, después de ver la indiferencia y la actitud de los políticos españoles, estoy convencida de que para los catalanes, lo mejor es que nos separemos de un país que no quiere escuchar nuestra voz. Gracias Iñaki

Yo votaré SÍ, y digo votaré porque sea constitucionalmente o no, el referendum es una realidad.

Tengo familia en varias partes de España, y los quiero mucho, pero eso no quita que me sienta catalana, por mucho que mi familia provenga de Andalucía y Aragón. Y cuando el momento llegue, mis padres, emigrantes, también votaran SÍ.

Muchos se escudan en la constitución, y esos muchos son también los que orgullosos ven desfilar y aplauden a los militares que van a defender a los pueblos oprimidos por dictadores o gobiernos opresores. Acaso no es lo que España esta haciendo con Catalunya? No nos oprimís con la ya tan repetida cantinela que España es una e indivisible?

Sí de verdad creeis en la libertad de opinión y expresión, un derecho fundamental de la humanidad, entonces dejad que nos expresemos en la urnas, y ateneos a las consecuencias, sean las que sean; porque el derecho a decidir es intrínsecamente nuestro, y no de nadie más, sea madrileño, toledano o gaditano. Porque pese a quien le pese, muchos de los emigrantes e hijos de emigrantes (ojo digo muchos, no todos) se sienten catalanes, como yo misma, y jamás les hemos cerrado la puertas.

Es que acaso cuando los hijos se independizan, los vecinos, compañeros de trabajo o cualquier otra persona tiene derecho a decidir si eso puede ser? Ni siquiera los padres pueden negarle ese derecho a sus hijos, y si son buenos padres les desearán lo mejor cuando decidan marchar, y les echaran una mano. Porque los que encierran a sus hijos, esposas, ... , los que castigan y maltratan a sus familiares por quere tener voz propia, a esos los mandan a la cárcel (aunque luego los suelten al cabo de nada por falta de recursos, alegando buena conducta).

Y si tanto desprecio nos teneis, tanto rencor por querer expresar nuestro sentimiento, no os sería más provechoso deshaceros de nosotros?

Gràcies.

Es inútil, no le deis más vueltas. Demasiado tarde.

Gracias Iñaki por, como siempre, incitar a la reflexión.

Catalunya nunca ha estado en España ni en el corazon de los españoles, si si de verdad, he encontrado la forma de demostrarlo!! no se lo creen? pues hagan una simple prueba, haganse la siguiente pregunta a ustedes mismos, no se la respondan a nadie:

"¿Cree posible que un catalán presida el govierno de España?"

Si se hace esa pregunta a usted mismo, para sus adentros, inmediatamente tendra la respuesta, sea usted catalán, gallego, andaluz, o canario. Porque cuando uno se pregunta algo a sí mismo sin intencion de decirselo a nadie, es el corazón el que responde, y lo hace con una claridad, una velocidad y una rotundidad que confunden a nuestro dubitativo raciocinio.

Esto es un divorcio amigos, y a nosotros los catalanes nos ha tocado el papel de esposa maltratada, insultada, violada y ninguneada. Porque nunca nos habeis querido, solo nos habeis querido poseer. Quando oís como nos quejamos y os decimos que os queremos dejar solo os incomoda lo mal que quedareis con vuestros "amigotes": "Menudo escándalo, que pensaran los vecinos" "Quedaremos como unos flojos porque no la hemos sabido poner en su sitio".
La psicología al respecto és basta y no quiero aburriros, bamos a la parte divertida, a la solución de la demostración:
Os acordais de la pregunta que os habéis formulado a vosotros mismos? seguro que aún teneis la respuesta fresca en vuestro oido interno. Pues la respuesta, de una sola sílava, es la misma que responde a la siguientes preguntas:

¿Pueden hacer algo España y los españoles para impedir que catalunya decida su futuro?

¿Les importa lo más mínimo a los españoles si catalunya podrá arreglarselas fuera de España?

¿Existe algun modo de que España y Catalunya puedan entenderse, estando una supeditada a la otra?

¿Todavía queda alguien pensando que la respuesta atodas las anteriores es "SI"?

¿Sorprendente verdad? se trata de un ejercicio de reflexion; no és que los catalanes pensemos que como no podemos governar a España pues a la porra todo, no amigos, se trata de reconocer la relación que tiene el conjunto de los españoles con los catalanes, no al rebés, pues este mensaje va dirijido a vosotros, españoles.

Esta pequeña prueba va dirijida a vosotros españoles, poque se necesita un corazón al que preguntar para realizarla. Es por ese motivo también que no la dirijo a los politicos españoles, vosotros sabeis tan bien como yo que no tienen corazón que la pueda responder.

Como teneis corazón pasad el mensaje:

No os dejeis engañar, las manifestaciones que ha hecho el pueblo catalan desde siempre y estos dos ultimos años en particular, nada tienen que ver con los politicos catalanes, los pobres, fueron los primeros sorprendidos, y ahora intentan dirijir esa marea de determinación, pobres ilusos.
Yo he estado en todas esas manifestaciones (ahora pensareis "menudo radical este, no se pierde una", pues me da igual) solo quiero que sepais que es una fiesta con todas las letras, la gente esta contenta, se siente acompañada reivindicando algo que cree justo, sabe que lo esta aciendo bien y pacificamente, eso, amigos mios, no se puede fabricar ni con una campaña de marqueting ni con dinero ni con nada, eso se vive y punto.

Dicho esto, os insto a que animeis a vuestros amigos, conocidos y familiares a que realicen mi prueba y que sobre todo no den la respuesta a nadie, pero que la tengan bien presente.

Dos cosas me han quedado claras tras leer los comentarios (que no el video, hace tiempo que ya no confío en NINGÚN periodista), pero me gusta leer los comentarios para pulsar lo que piensa la gente.:
1) Los catalanes van en serio. Ya no es una cuestión de políticos, es la gente normal, que han canalizado el hastío que la gran mayoría de españoles tenemos hacia los políticos y la democracia en una idea: España es la causa de muchos de nuestros males. Como castellano siempre respetuoso, defensor y admirador, en ciertos aspectos, del pueblo catalán, me llena de tristeza. Pero creo que han de tener derecho para poder decidir, y mal hace el Gobierno en hacer oidos sordos.
2) Al igual que decís (con razón) que muchos españoles viven en la hinopia con respecto a este tema, percibo también cierta ingenuidad en algunos comentarios, en el sentido de que, tras la independencia, todo seguiría más o menos igual que ahora, como si eso no fuera a cambiar el resto. En la separación se habrían de tomar decisiones importantes, como correspondería a dos países soberanos, y cada gobierno defender los intereses de cada país. Un ejemplo que se ha comentado aquí anteriormente.. ¿el Ebro? ¿Quién gestiona el Ebro? ¿Es de España hasta que llega a Tarragona y desde allí, de Cataluña? Hay muchos asuntos espinosos como éste que habrían de abordarse, es imposible una ruptura amistosa cuando hay conflicto de intereses.

Y que sepais que algunos de nosotros, como yo, hoy lo que sentimos es tristeza.

De donde has sacado esa informacion ciudadanomundial? y sale cual es el partido politico mas corrupto? Seguro que hay uno que sale el primero y no govierna en Catalunya.

Hay un comun denominador en los mensajes antiindependentistas y es decir que estamos manipulados, adoctrinados, no tenemos criterio propio...etc.
La cuota de pantalla de tv3 en catalunya es del 15% aproximadamente. El resto son emisoras estatales. Soy doctor ingeniero, profesor titular de universidad y debo de ser tonto del culo comparado con tanto ilustrado porque lo que alienta mi sentimiento independentiata es precisamente oir continuamente lo que se dice de este proceso en las televisiones estatales. ...y si no pongo tildes es porque no me da la gana ya que estoy utilizando un movil.

Qué hartura Sr. Gabilondo. Comparto la forma de expresarlas y por supuesto, su indignación y desconcierto. Yo soy catalán, nacido en Barcelona y ni siquiera el pasar del desprecio al no aprecio, ha conseguido arrastrarme hacia la idea de la independencia. No soy nacionalista y me considero una persona progresista, preocupada por propiciar el estado del bienestar social. Siempre el diálogo "la fuerza de la razón" por encima de cualquier arranque colérico, pacifista convencido, conciliador. Hoy ningún partido representa mis ideales y, por primera vez no podré votar en las próximas elecciones si todo continua como a día de hoy. Me siento un desheredado de la vida política y, en mi caso, ni siquiera existe esa huída hacia adelante que a muchos no nacionalistas les llevará a pedir la independencia en un hipotético referéndum.

Caramba, muy positivo señor Gabilondo. pensava que, en España ya no quedava nadie con ideas y capacidad y ganas de usarlas. Lo piensas y parece imposible que no se pueda hablar con nadie (como maximo te hablan de la Constitución a la que,algunos , se opusieron) pero no, queda alguno. Gracias

Tenemos problemas mas gordos que este, entiendo que todos los afortunados que pueden vivir en mi pais, que tienen trabajo, tengan tiempo para pensar en la independencia de la manchela, ¿porque no?, pero que verguenza de pais ni en las malas somos capaces de unirnos, es mas facil siempre encontrar un enemigo externo, o interno, y atacarlo yasean catalunya, euskadi, galizia, inglaterra(gibraltar). trabajemos para los que no estamos ahi volvamos, para que mis hijos estudien ahi lo que quieran y en el idioma que quieran porque lo bonito de nuestro pais es que somos muchos dentro de uno.

Bravo!
Por fin alguien quiere dar un mensaje de alerta en el sentido adecuado. Si tanta gente dice estar mal, será por algo y algun día seremos escuchados...
Gracias

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal