09 oct 2013

¡Tiembla Boyero!

Por: Iñaki Gabilondo

Hay 37 Comentarios

Tiembla boyero con la catarata de verdades del ejecutivo, y PP que se vislumbran en el panorama y comparecencias del viernes, en una actitud pueril y sobradamente autocomplaciente

JUNTA, SINDICATOS Y PSOE-A TEMEN NUEVAS MACRORREDADAS EN ANDALUCÍA
.
…Como dice el refrán:”Cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar”, y eso deben de pensar Junta, sindicatos y PSOE ante una nueva macrorredada en Andalucía, en la que pueda caer todavía más de un exdirigente andaluz. Por eso ahora los implicados en la trama de los ERE fraudulentos vuelven a meterle prisa a la juez Alaya, pidiéndole celeridad en la instrucción del caso de corrupción más grave ocurrido en nuestra democracia. Un caso complejo, con centenares de personas implicadas e imposible de cerrarse en unos cuantos meses. Y mucho menos a petición de quienes están bajo la sombra de la sospecha.
.
…Caso del portavoz parlamentario del PSOE, Francisco Álvarez de la Chica, cuyas declaraciones de este miércoles lo sitúan en el punto de mira de quienes están en el secreto de lo ocurrido. De la Chica ha dado hoy la cara por el exconsejero de Empleo y uno de los máximos implicados en la trama de los ERE, José Antonio Viera, pidiendo para él respeto y “la posibilidad de defenderse como cualquier ciudadano”. El portavoz parlamentario ha pedido la conclusión de las investigaciones lo antes posible, y celeridad, mucha celeridad, mediante la recurrente y manida frase: “La justicia es más justicia cuando es rápida”. También ha advertido la necesidad de correr mucho en las investigaciones para evitar que prescriba el delito de algún (socialista o sindicalista) imputado.
.
…También ha pedido velocidad a la juez Alaya el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Diego Valderas, con objeto de que la ciudadanía conozca cuanto antes el alcance político, administrativo y penal de la trama corrupta. Razón de todo punto débil y peregrina. Valderas, acusado recientemente de haber enchufado a un vecino comunista en una institución pública a cambio de jamones, cuando era alcalde de Bollullos (Huelva), desea pasar página cuanto antes o, en todo caso, el deterioro de su colega de gobierno de cara a las futuras elecciones autonómicas.
.
…Por último el secretario general de UGT en Andalucía, Francisco Fernández Sevilla, acusado últimamente de malversar los fondos autonómicos destinados a UGT para la formación de los parados, ha señalado hoy no tener “indicios” de la existencia de más corruptos en su sindicato. Aunque “visto lo visto, no se puede descartar nada”, ha matizado. Fernández ha defendido la honestidad del secretario provincial de UGT en Cádiz, Salvador Mera, porque “lo que hizo únicamente fue un trabajo sindical para buscar una solución” a los mineros onubenses. Y tras defender lo indefendible, deja caer como partícipes de los ERE fraudulentos al antiguo ministro de Trabajo, Zaplana; a la delegación de Gobierno en Andalucía y a los alcaldes del PP. También ha acusado de prevaricación a la juez Alaya, como no podía ser menos.
.
…En fin, temores, incoherencias y nervios entre aquellos que pueden “estar en el ajo” y en el objetivo de una nueva macrorredada. Salvo Susana Díaz. La presidenta de la Junta de Andalucía se encuentra de visita en Madrid, alejada de la corrupción andaluza para que no le salpique.

El cine que más le gusta a Montoro: el nodo.

Carlos Saura... Fernando Trueba...Almenabar...Pedro Aldomovar...etc... etc.. . Es que hasta los que no somos españoles sentimos la injusticia de estas declaraciones de Montoro. A veces me sorprende la capacidad de auto despreciarse...! Saludos desde Bogota.

Bien, la falacia consiste en afirmar que "la calidad es un intangible que depende [...] de la apreciación subjetiva". De donde, claro está, puede vincularse aquella con esta, vía la pérdida de taquilla en las salas de cine.
Y, por quien así arguye, acto seguido encontramos lamentaciones sobre la poca consideración en que se tiene a la derecha por lo que atañe a la cultura.
¡Qué le vamos a hacer!

Montoro, ¿existe de verdad? En realidad, podría hacerme la pregunta respecto a todos ellos, Guindos, Gallardón, Mato, Pastor, Margallo, Soraya, Morenés, WERT, esa cosita, Soria, Morenés... Rajoy, Cospedal, ¿existen? ¿Es posible? No, no existen, están, que no es poco, y desolador el paisaje al tiempo.


Apagué el televisor cuando llegaron, y así sigue, apagado, al resto de la prensa la apagaron entre todos ellos, y lo que les queda por apagar, poquito, pero andan en ello, haiga calma, que los designios del señor se cumplirán; lo ocurrido con este diario, por ejemplo, ilustra parte de una hecatombe casi finalizada.


Y claro, si ese tipo de cosa está, qué esperar de la ciudadanía, siempre más inclinada, pero muy en especial en este país, parroquia del Vaticano y de los agraces caciquillos, a escuchar cuentos que a fabricarlos, qué esperar de nuestras izquierdas, que llaman, un Bono, un Pepiño, una Pajín, una Chacón... y qué esperar de nuestros más eximios representantes inteleZtuales, artísticos, literarios y demás, derecha, izquierda o centro, mil veces premiados, cuyos nombres quiero obviar, no sea que se me juzgue por los zapatos.


Ejpaña, Ejpaña, Ejpaña. España, eterno erial, tan bien cultivado por los unos y los otros. Menos mal que a mí no me duele España, me duele su ciudadanía, víctima de la ancestral falta de escuela y de los bárbaros caciques desilustrados de todo, excepto de los toros, las prostitutas, el fúmbol, la misa, el rosario y sus santas esposas, las pobres de los jaguares que no ven porque las acostumbran de nenas a no mirar, ni siquiera al hacer el amor, y el empresariado atroz, impresentable.


No hay dos Españas, hay algo que llevamos siglos tratando de diagnosticar, pero no nos dejan siquiera, solo se oye a los que gritan, y aquí gritamos todos.

Montoro ha pasado ya de ser ministro de Hacienda a ser un actor de reparto en la película de Luis García Berlanga "Todos a la cárcel". Parece uno de los Hermanos Toneti, ya saben, está el clown también llamado el listo, y luego está el tonto. Adivinen cuál es.
Rajoy se ha vanagloriado en Japón, ante el primer ministro, de que España vuelve a ser competitiva debido a la caída de salarios (estrepitosa), sin embargo, Montoro se ha dedicado a explicar que los salarios están subiendo, eso sí, moderadamente. Los parlamentarios han roto a reír todos juntos, incluidos muchos del PP. Montoro no es que sea ocurrente, no, es otra cosa, que no sabría explicar muy bien, pero seguro que se me entiende.
Los actores y actrices, de cine y teatro, siempre se han manifestado, claramente, contra la derecha política española. La intelectualidad también. Es muy difícil encontrar intelectuales entre la derecha, tradicionalmente la cultura no les interesa, más bien la denostan y ahora ha llegado el tiempo de la venganza para el PP. Estaban esperando alcanzar el gobierno para hacerles pagar, a los actores y actrices, los agravios y denuncias que se hacían en las entregas de los premios Goya, o el movimiento de la ceja, apoyado por cantantes y artistas. Eso les dolió mucho y es en este momento cuando Montoro sonríe.
Se suele decir que cada país tiene el gobierno y los políticos que se merecen. No estoy de acuerdo. No creo que España se merezca un gobierno y unos ministros de este pelo. Montoro, ese actor de reparto, dice que el IVA no ha influido en la caída de las ventas en el cine, y se atreve a hacer cálculos de memoria. "Vamos a ver: si antes costaba una entrada 6€, ahora cuesta 6,85€, no puede ser que por 85 céntimos la gente no vaya al cine, será por la mala calidad de las películas". Esto dicho por un ministro de Hacienda parece una broma, pero ha resultado ser de muy mal gusto. No, no nos merecemos un ministro como Montoro, ni como Gallardón, ni como Wert, ni como.......

estoy cansada de verles el careto , lleno de cinismo ,con que eluden la realidad ; con su política esta hundiendo ,este país que esta sangrando de necesidades prioritarias y como no la cultura no apoyándola con esas medidas de recortes ,y así dar paso a la ignorancia

Este país es una ruína. Somos los últimos en comprensión lectora y matemáticas. El cine es de mala calidad, los jóvenes peor preparados con respecto al resto de Europa, etc.
No entiendo nada, o todo no es lo que parece. Sr. Montoro quizá tengamos un problema de comprensión, ése discurso que Vd. y su gobierno nos plantea con tantos eufemismos, creados para cambiar lo que Vds.quieren cambiar sin decir la verdad al ciudadano.
Porque Vds., no suben los impuestos, no bajan los salarios, han creado puestos de trabajo, la sanidad es la mejor del mundo mundial, la educación es de gran calidad.
Los enfermeros, médicos, ingenieros y otras tantas profesiones que hemos preparado en este país, se los rifan en otros países. Porqué será?,
Esos profesionales preparados, en los años que tan mal funcionaban las reformas educativas, pero que han sido incluso premiados por el Sr. Wert como magníficos.
De qué estamos hablando, quizá Vds. son los que no comprenden nada, quizá tengan algún problema de déficit de comprensión.

Es falso de toda falsedad que la presunta falta de calidad sea la razón fundamental de la crisis del cine español y del cine en general. Por contra, si que disponemos de abundantes pruebas de que las agresiones fiscales y presupuestarias, a las que hay que sumar las embestidas declarativas del desfachatado ministro Montoro, y la gota malaya desinformativa de los voceros de la derecha más cañí (véanse las vomitivas portadas de ABC y de La Razón p.ej. contra las actrices que se atrevieron a hacer algunas declaraciones que no les gustaron nada en la última gala de los Goya) si que son una causa fundamental que está en la base no solo de la crisis del cine español, sino de la crisis en general de la cultura misma, concebida ahora por estos linces adalides del aculturalismo como mero entretenimiento.

Les suena aquello de que "cuando oigo hablar de cultura echo mano de mi pistola" que se atribuye a Millán Astray, bueno pues ahora sus herederos neofachaliberales son aparentemente menos letales, pero a cambio son mucho más eficaces con sus métodos, echan mano de los impuestos y del presupuesto, y ya está. C'est fini. The end.

No tiene nada que ver lo que planta Montoro sobre el cine con lo que pretende conseguir desde el ministerio de hacienda y lo que explica que hace con los problemas del país. El sirve a quien sirve y su pretensión es crear una realidad paralela en la que sea posible cumplir su misión, retorciendo cualquier cosa que nombra hasta hacerla irreconocible.


Así respecto de la financiación de las comunidades autónomas dice: “no vamos a aprobara nada que facilite la diferencia entre españoles”. LA DIFERENCIA ENTRE ESPAÑOLES. Pero se refiere a diferencias de financiación autonómica, la cosa cambia cuando se trata de clases, entre ricos y pobres. En este caso sí toman medidas que estimulan dichas diferencias, básicamente todas las decisiones de este gobierno pretenden precisamente eso, es una construcción ideológica cuya finalidad es asegurar la distancia entre los pocos y los muchos, facilitando que se cargue la crisis contra los salarios y se suavice sobre los beneficiarios del capital, como prueba que la renta nacional haya desplazado su 56% a la ultima, superando a la del trabajo y ganando 8 puntos mientras los muchos que viven de este la perdían.


Por eso se resiste a subvenciones al cine pero no a los bancos -con rescates- y carga contra sus enemigos insumisos. Ni subvencionarlos, también, prestándoles nuestro dinero desde el BCE, al 0,5%, para que nos lo prestan ellos a nosotros comprando bonos al 4,5%, con la garantía ante ese banco central de los propios bonos, que hace innecesario que los beneficios los obtengan del crédito a las empresas, con sus riesgos. Al fin y al cabo el único que paga es el estado (nosotros).


Y esto se realiza sobre el telón de fondo de las campañas publicitarias de los medios dedicados a la contaminación informativa que pretenden presentar estas reformas en favor de los pocos y en contra de los muchos, como una necesidad de economía -el 1% de la población se hace con el 33% de la riqueza producida mientras en 80% que vive del trabajo recibe el 17% de la riqueza producida- tratando que esa diferencia se rellene con los salarios indirectos, que son los servicios sociales, que pretende recortar

Gracias, Señor Gabilondo. Pero no se puede esperar otra cosa de Montoro ni de ninguno de sus compañeros de gabinete. Eso es lo que hay.

No creo que Montoro sea un mal ministro de hacienda. Si Montoro hubiera sabido hablar inglés, ahora sería ministro de economía. Pero en el gobierno por fin entendieron que cuando hay que ir a convencer a fondos extranjeros de que metan pasta en deuda española y a negociar rescates por el mundo adelante, para eso, Alfredo Landa no vale. Montoro no tiene la culpa de lo esperpéntico de las instituciones españolas. Las críticas que has vertido sobre Hacienda, Iñaki, son estrictamente ciertas. Ahora bien, culpar a Montoro de eso me parece excesiva carga para el "bueno" de Montoro. Al fin y al cabo Montoro no es nadie. ¿Es ministro? Sí, o sea, no es nadie; es un mandado absolutamente prescindible y su cargo depende, como para el resto de ministros, de dar la cara y realizar justificaciones peregrinas cuando de insinuar la verdad se trata, sin decirla. No olvidemos que en España Iñaki, las listas cerradas confieren al "lider espiritual" poder absoluto para hacer y deshacer a su antojo; y que la ausencia de representatividad entre políticos y electores hace que tales cambios se puedan realizar sin penalización electoral significativa. Montoro como ministro que es lo sabe, y prefiere salir a la palestra diciendo tonterías antes que evidenciar su prescindibilidad. ¿Qué es lo que ha dicho y qué es lo que hubiera querido decir? Siempre hay una relación entre ambas cosas aunque sea de refilón. ¿Es el cine español de "mala calidad"? Me ha gustado Iñaki, el giro subjetivo que le has dado al asunto, porque ahí está (a mi juicio) el quiz. A Montoro "no le gusta el cine español", es una premisa fácil de deducir de sus palabras. Sin embargo a Montoro seguro que le gustan las películas de Pajares, Esteso, Ozores y compañía. A Montoro le gusta el cine franquista y lo cierto es que el cine español contemporáneo tiene una deriva izquierdista importante. Creo que en general la cultura tiende más a la izquierda que a la derecha, entre otros motivos porque el proceso de creación supone "ruptura" con lo viejo, nuevas formas de entender el arte, y la combinación transgresor-conservador no se aviene demasiado bien. ¿A donde quiero ir a parar? Hagan películas donde los valores conservadores salgan reforzados verán como a Montoro le gustan. Eso sí, prepárense también para el aburrimiento supino.

Iñaki,
ahora que El País está recordando otra vez a los Beatles, promocionando sus discos remasterizados y publicando artículos de opinión sobre ellos, porqué no lanzas desde tu blog una opinión sobre ellos e invitándonos a participar, sería bueno e interesante saber que opinión tenemos sobre los Beatles.
Gracias.
Saludos… Félix.

Don JesusN:
Ese planteamiento suyo es pura demagogia. Toda actividad fomentada con dinero público ha de responder a un criterio de utilidad en pro del bien general. Por supuesto que a nadie se le ha ocurrido ni se le ocurrirá nunca poner un campo de golf en la Alhambra ni cosa parecida. Los libros son vendidos en librerías, las películas pagadas en taquilla y las obras de arte compradas en galerías y subastas. Los productos culturales constituyen un mercado como cualquier otro y el aprecio que merecen se comprueba de muy distintas maneras, no sólo por el encomio o desprecio de la crítica, sino también por la demanda del público.
Los vaivenes del mercado pueden ser tan veleidosos, por otra parte, como las filias y fobias del críticos de turno o como la inversión en marketing que algunos promotores estén dispuestos a realizar. Ni la creación sin mercado da de comer al creador, ni el mercado puede existir sin creadores dispuestos a satisfacer la demanda del público. De otra forma, no habría sino aquella creación que estuviera dispuesta a subordinarse a los designios de un poder intervencionista, como ocurría -y aún ocurre- en los países regidos por el "socialismo real". Y, en fin, un egocéntrico e insaciable hedonista, téngalo ud. por seguro, podría hallar acomodo tanto en ese tipo de actividad artística burocratizada como en cualquiera otra y, probablemente, hallaría menos facilidades en una forma de producción que se atuviera a criterios liberales.
El casi entero cine americano proviene de la iniciativa privada y nadie puede decir que no sea el más rico en contenidos, la referencia ineludible de cualquier cinéfilo y el más apreciable en la consideración del espectador común.

Buenas iñaki,


Esto es muy sencillo ¿si alguien demuestra que haciendo un hotel de 5 estrellas con SPA y campo de golf, rentabilizamos mejor el terreno que ocupa la Alhambra de Granada ¿lo haríamos? No andando mucho comenzarán a plantearlo, no lo dudes.


Este es el economicismo rampante de la sociedad en la que vivimos, un modelo que está fracasando, un modelo que la gente no quiere, pero que al mismo tiempo parece hacer incapaces a los individuos de articular una respuesta colectiva, de convertir sus problemas privados en asuntos públicos por la vía de la agregación. Es este economicismo el que produce un individuo aislado, egocéntrico e insaciable, que en su "jaula de hierro" o "yugo hedonista" parece destinado a perpetuar esta sociedad de consumo por siempre.


http://laproadelargo.blogspot.com.es/2013/08/para-la-libertad-ii-libertad-para-ser-yo.html

Don JMB:
Le acepto la crítica.De todas formas, ello no cambia los hechos fundamentales: que el aprecio del público por el cine español manifestado a través de la taquilla se centra en unos pocos títulos, cuya apariencia se aproxima más a los modelos extranjeros que a los nacionales, por muy originales o " artísticos" que pretendan ser; y, por otra parte, que el cine no es "toda" la cultura, ni siquiera la más necesitada de apoyo público. Que el Gobierno tiene esto en cuenta y que el cliché izquierdista sobre la derecha y la cultura está muy lejos de ser cierto son realidades que no se ven afectadas por la rectificación de un servidor.

Nunca le había oido un comentario tan flojo y tan sesgado. Usted viene a decir que como se subvencionan muchas más cosas indebidamente, pues ¿por qué no el cine? Independientemente de la oportunidad de Montoro, Vd. muestra un deseo de estar a bien con dios y con el diablo y parece incapaz de percatarse que el cine español es malo y que su poca calidad es el origen de sus problemas. Cuando de tarde en tarde se produce una buena película (huelga decir cuáles) el exito de taquilla está asegurado. Si persisten en seguir mirándose el ombligo, en decir cuán cojonudos son sus amigos haciendo cine (periodistas y artistas son un grupo cada vez más lejano a la gente y enajenado a la realidad)... entonces nada va a cambiar. Sólo desde la autocrítica podrían tal vez mejorar un poco. ¡Qué tiempos más indefinidos, convulsos y tristes que me hacen estar alguna vez de acuerdo con el león de Jaén!

Efectivamente, todo está en el guión... De todas formas yo no quiero que el PP se preocupe del arte o del cine, quiero que desaparezcan del poder...

Dr. Johnson : La República perdió la guerra pero ganó la batalla de la Cultura. Y los nietos de aquellos que nos vencieron y que nos gobiernan lo saben. Saben que es la única trinchera que no han podido asolar y están en ello. Hasta que no se levanten las fosas y se enumeren las víctimas. Ellos ya han honrado a las suyas que la han habido por supuesto pero ya las han honrado. Ahora nos toca a nosotros decirles: Este país está muy atrasado en Cultura, Enseñanza y Libertad porque habéis ganado la guerra pero esta batalla continua.

Acertado, como siempre, iñaki, ojalá siempre haya algún referente del buen periodismo como usted en este desgraciado país.

¿Por qué le dan tantas vueltas al asunto? La derecha está convencida de que el cine español (en realidad toda la cultura) es cosa de ROJOS, del enemigo. Y al enemigo NI AGUA, eso es todo. ¿Como pretenden que, encima, les den subvenciones?

Gracias Iñaki. Gracias por evitar el capote e ir al fondo de la cuestión. Gracias por ser Periodista. Es muy fácil dar motivos a tertulianos para qeu den vueltas sobre lo que ha dicho o no del cine español cuando en verdad la cuestión principal la ha dejado sin contestar esta persona, pagada con el dinero de mis impuestos. Hasta que llegó él su grupo parlamentario indicaba que todo se lo habían hecho mal los anteriores pero ahora ya sabemos que el no lo sabe hacer mejor.

Se puede estar de acuerdo o en desacuerdo con el Sr. Montoro o el Sr. Gabilondo. Sin embargo, decir que éxitos como "Lo Imposible", "Los Otros" o "Agora" no son españoles demuestra una cortedad de miras iportante y una voluntad de manipular (la idea es que se piense que "si es buena o tiene éxito es que la película no es realmente española"). Que el reparto sea internacional, el rodaje en ingés y la factura similar a la de Hollywwod no son más que condiciones para poder obtener éxito internacional (de taquilla y no en festivales). ¿Alguien duda de que "Novecento" sea una película italiana? Sus protagonistas son Robert de Niro, Gerard Depardieu (tan querido por el ministro), Donal Sutherland, Burt Lancaster, Dominique Sanda (ninguno Italiano). Lo que determina la nacionalidad de una película es la producción de la misma y el origen mayoritario del equipo técnico/artístico y eso es lo que hace españolas a las películas antes mencionadas.

Sr. Montoro, usted dice que los sueldos no han bajado, será el suyo y el mío, el mío porque no tengo ningún sueldo. Iba muy a menudo al cine y he visto películas de todo tipo, películas buenas y malas tanto españolas como extranjeras, algunas películas te dan de pensar, reír o llorar, la cuestión es salir y pasar un buen rato, eso es cultura. Ahora no puedo, y me tengo que conformar con la gratuidad de internet o TV, pero como ver una película en una sala, no hay color, poco a poco van desapareciendo las salas y no es porque las películas españolas son de poca calidad, sino porque es más caro y cada vez tenemos menos poder adquisitivo. Vds no quieren subvencionar el cine porque la cultura no les interesa y menos si se tratan sobre la historia reciente de nuestro país. Sr. Montoro me imagino las películas de calidad que a Vd., le gustan: Los Liantes, Los Chulos, Los Caraduras, de Pajares y Fernando Esteso, etc, etc.
Saludos… Félix.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal