19 nov 2013

Cataluña, nuevo capítulo

Por: Iñaki Gabilondo

Hay 75 Comentarios

Os equivocais todos los que pensais que esto lo inició Mas. El es tan solo un instrumento, otro ocupará su lugar.

Comico que algunos foreros nos digan que la independencia es la meta de un millon de catalanes, y en el mismo parrafo nos digan que todos los catalanes la desean. Algunos, o no saben cuantos habitantes tiene la region, o no saben sumar y restar. En fin... el problema a la hora de decidir sobre una parte del territorio nacional, es que tendra que opinar toda la nacion, y no solo los catalanes... y no entiendo por que los nacionalistos catalanes no acaban de comprender y asimilar eso. Es muy facil de entender... dejarian los nacionalistras catalanes que los habitantes del Valle de Aran, y solo ellos, hiciesen una consulta con el fin de secesionarse de Cataluña?... dejarian que hiciera una consulta similar Gerona?... no?... pues eso.

¿Es un sueño Iñaki? Calderon de la Barca ¿que decia al respecto? La vida en sí lo es, solo se trata de llevarlo adecuadamente y creer en el así de sencillo,llevo años soñando pero cada vez es mas claro este sueño, era algo turbio en sus principios pero la neblina se está aclarando, el sueño futuro se puede hacer presente.¡Viva Catalunya libre y si puede ser republicana!!

@Jose Carlos Cruzado Alonso:

Concuerdo con tu perspectiva. Centrada, honesta y sin arrogarse la voz de otros. Gracias por tu comentario.

Hay un vicio que para algunos es virtud: llegar TARDE.
En España llegamos tardísimo a la modernidad de Europa. Hemos avanzado mucho materialmente, pero en términos de pensamiento, filosofía y actitud civil, estamos todavía en la aurora de la democracia. Los catalanes, por historia y geografía, han recibido más la influencia francesa, oteado las renovaciones del mundo europeo. Si creen que poco a poco, la visión del Estado se concentra en Madrid, y que sus políticas no interesan, no es extraño que decidan decirnos: "Mire usted: Estamos encantados de haberle conocido, pero creemos que nos conviene más ir por nuestra cuenta". La Transición supuso la esperanza de que esa visión de la modernidad cultural, europeísta, liberal en los modos sociales, calaría en todo el espectro político , inclusive la derecha más recalcitrante. Pero ya se ve: fue un cierre en falso. Hemos mejorado, mucho. Pero las estructuras de poder internas, lo que Foucault llamaba el sub-poder, nunca han sido desmanteladas del todo; todo el clientelismo y el favoritismo remanente de los años grises del franquismo reluce de nuevo con otras caras, pero que son fundamentalmente las mismas.
Hay quien se pregunta porqué Alemania no heredó las taras de el nazismo en la política: fue por la ruptura total, la renovación completa de los cuadros de gobierno y por tejerse una estructura de Estado transparente, donde el "accountability" anglosajón fuese máximo. Otro aspecto destacable es que las fuentes de poder, fácticos o explícitos, se reparten entre los länder.
Eso se ignoró con la política del café para todos (que en realidad era mero reparto de billetes, no de poder). Las autonomías, pues, están acostumbradas a gastar, no a auto-financiarse (concierto vasco), y de tal manera, la cultura democrática entre los políticos españoles se resiente. Siempre desplazan la culpa a otros (no había dinero, es el Gobierno Central, yo soy un mero gestor, etc...). Son, pues, "irresponsables". Algo que la cultura anglosajona no perdona: si a ti te dan un cargo, has de cumplir, sin culpar a otros. Si fallas, o abusas de la confianza otorgada para tu función, dimites, nunca dices "la culpa no es mía". Por otro lado, si los fallos son sistémicos o se plantean situaciones inéditas, los propios anglosajones saben perfectamente que hay que pactar, y poner sobre la mesa una hoja de ruta. No rehúyen el conflicto, sino que lo transforman en resolución política. Por ejemplo, la actitud de Cameron ha sido intachable en el asunto escocés: con una cortesía firme, les ha otorgado su consulta, pero de forma clara: Sí o No. Además para el 2014, no "ad calendas graecas". Un buen ejemplo de cómo usar la fuerza de tu oponente contra él mismo. Alex Salmond ahora se encuentra con que posiblemente no gane ese referéndum, por falta de apoyos (los escoceses todavía no ven claro irse de UK).
En contraste, en España, cuyo modelo de Estado es rígido y ambiguo (basta leerse la Constitución) los Partidos prácticamente se arrogan el derecho a interpretar y controlar el modelo de Estado, y también a modificarlo in extremis ( prioridad de la deuda metida con "fórceps" en la Constitución hace poco). No es de extrañar, pues, que alguno quiera irse, en vez de transformar un Estado. ¿Transformar un Estado con semejantes perros guardianes, tan celosos e "interesados"? Parece poco probable. Es más factible convocar un nuevo proyecto , que suscite el entusiasmo social, que enfrentarse a unas estructuras de poder que no admiten cambio alguno.

En España el tema catalán es un recurso barato, bastante usado para pasar el rato metidos en canciones, mientras se bebe un café en la terraza del bar.
O en la tertulia con los micrófonos abiertos.
Gritando y haciendo gestos patrios.
Escuchando a unos y otros, de lo dicho la mitad de la mitad no es del todo cierta, y el resto es o inventado o agrandado a posta.
Exagerando para impresionar, pura chacota.
Irreal.
Lo primero, son los votos y los dineros públicos, que todo el mundo mundial quiere llevarse de calle.
La pasta lisa y claramente, mucha pasta.
Yo primero, el único y el mejor, quiero meter la cuchara y llevarme un buen trozo del pastel.
Negando el pan y la sal al resto del personal, porque son más malos o feos, o torpes.
Los partidos o los políticos, son como las agencias de rating, que valoran a la baja para sacar tajada y todo lo exageran ente el personal.
Por puro interés monetario.
Mire Vd. en Catalunya hay gente nativa y natural y mucha otra gente venida del resto de España, y del mundo entero, gente como Vd. y como yo.
Normales.
Familias.
Y también al igual que en otros sitios hay algún tarado o tarada, o alguna persona ofendida por sentirse mal tratada o despreciada por ser catalán.
Eso hoy se da, lo vemos. Y causa mal estar.
Leído en los carteles de algún supermercado del centro de España, y en plena campaña. PRODUCTOS CATALANES.
¿Eso Por que?,¿Qien lo paga?¿Quien lo manda?
¿Gratuito, por fastidiar, solo por eso, por pasar el rato?.
Polacos, eso también, ¿por reírse un poco.?
Los votos y las votaciones, metiendo cizaña para sacar tajada.
Eso también, claro.
El pastel señores, es que hablamos de la cuarta parte del PIB nacional y eso si que pesa.
Y con el ruido y la trifulca altanera de la gente, nos podemos llevar el gato al agua, como especialistas que somos en llevar todos los gatos al agua.
En España.
Frustración, despotismos, desprecios gratuitos, gatos escaldados, ignorancia, y mala leche.
De gente ingrata y muy ignorante, hablando de oídas y por pasar el rato sin entender un pimiento.
Los partidos y los votos, y el pastel, ahí reside el secreto, y a ver quien sale elegido.
Y se llevan el gato al agua, aunque a los paisanos les cueste la salud y la misma vida. Pues mejor.
Echando a unos contra otros, gente currante que ni rascan ni pinchan.
Al final.
Gente española como del norte o del sur, o del este o el oeste de España.
Que pueden hablar su idioma, estando en su derecho, y también en castellano o epañol

Sr. Gabilondo, que el PSC quiera dar marcha atras no quiere decir que los ciudadanos tengan como los diputados, obligacion de voto, muy al contrario, el PSC recibirá un gran castigo por desoir a sus votantes, a los ciudadanos no se les engaña aunque lo parezca, y eso, puede estar seguro, se verá en las urnas. Frustación?todos sabiamos, menos él, que el Sr. Navarro queria dar esta visión, irreal, de unidad del PSC, pero, los ciudadanos hablaran y tanto que hablaran. Este señor si que vive en sueños, es una Aliche en el pais de las maravillas.

Ya iba siendo hora del cambio que ha tomado el PSC, como podemos ver solo el 13% de los que tienen el pensamiento nacionalista e Independentistas se encuentran dentro del PSC y es este 13% el que ha manejado al partido y lo ha llevado hasta donde está. Que defendía la tesis igual que CIU, ERC, etc, dejando de lado con la inmensa mayoría de los simpatizantes y militantes en el PSC QUE NO SOMOS INDEPENDENTISTAS NI NACIONALISTAS SEA LOCALES O ESTATALES, dejado de lado con la indefinición, Apoyamos el derecho a decidir.... a decir que??, cada 4 años ya lo hacemos y si los políticos se ponen de acuerdo pueden cambiar la constitución y hacer de este país 18 países, etc. decidir que ?? que las provincias dentro de un territorio grande o pequeño por el simple hecho de tener un PIB mayor se sienta con la tentación de separarse de los Chupoperos de sus vecinos??, decidir que??? que el que más paga con sus ingresos decida diferente trato cuando vaya a un colegio, Hospital, etc?? YA QUE EL TAN CACAREADO DERECHO A DECIDIR PUEDE SE TODO LO ANTERIOR TAMBIEN.
Felicitaciones al PSC, aunque muy tarde, ahora tiene que centrarse en las cosas mundanas que nos rodean que en definitiva es lo más importante, cosas mundanas como que los ciudadanos tengamos para comer, estudiar, trabajar y que le puedan a uno curar y tener una mínima protección como ser humano. Saludos.

Me sorprende esta falta de vision general de la mayoria de partidos politicos. Por una vez en muchisimos años, los partidos politicos son unos instrumentos de los ciudadanos, la sociedad les ha pasado por encima y ahora esta delante, se acabó los tiempos en que los partidos diseñaban sus estrategias y los ciudadanos como borregos les seguiamos. En las proximas elecciones (que seran antes de hora) subiran los partidos con un mensaje mas claro y ERC aglutinara a la gran mayoris del voto independentista y si es asi, la suerte estara echada.

Ante todo, buenos días a los presentes y mis respetos al Sr. Gabilondo. Escribo estas líneas desde Ceuta, allende los mares, con una sensación extraña tras escuchar la opinión del Sr. Gabilondo y leer las hasta ahora escritas. Sinceramente, me disculparán aquellos que piensen que no les entiendo, pero espero que confíen en mi esfuerzo de hacerlo. Sinceramente, no creo que exista mayor sueño o deseo que aquel que es difícil de conseguir. La sensación de que el esfuerzo continuo y la labor realizada nos lleva directos a nuestra meta, nos revitaliza en momentos de dificultad, pero a su vez puede nublar nuestra visión.
Rondando voy por la casilla de la cuarentena, y con familia en Tarragona y conocidos en Barcelona, Madrid, Sevilla y hasta en Dublín, bien les puedo decir que no recuerdo de pequeño ningún rasgo de desprecio o gestos despectivos de mi familia hacia el catalán. Sí teníamos nuestros clichés, claro. Que si el catalán era clasista, que si alguien poco generoso, muy trabajador, poco dado a intimar con extraños, y alguna más, pero ¿en qué parte de España, por no decir del mundo, no se dan clichés que enmarcan la personalidad de su población? Citando sólo de acá, que si los gallegos son introvertidos, los andaluces vividores, madrileños prepotentes, extremeños secos como la paja, etc… Pero de veinte años a estas fechas, la sensación de que “nosotros somos nosotros, y los demás, los demás” ha ido calando de manera muy rápida entre el pueblo catalán. Un amago de recuerdo comparativo –salvando las diferencias- serían los deseos de independencia del pueblo estadounidense frente al dominio británico, considerados por ellos tiránicos, y que se conformaron como ideario en apenas veinte años, dando lugar a la Guerra de Independencia de las trece colonias.
Considerar que el ciudadano catalán no se siente español no creo que sea cierto, sencillamente ocurre un proceso que se da en toda la nación –salvo cuando juega la Selección y ganamos-, que es “primero soy de mi tierra, y luego de mi país”. No, por favor, no, no crean que es nada malo. Dignísimo es ser de Málaga, Huesca, Pamplona, o Ceuta mismamente, y sentirse orgulloso de ello. El problema es cuando consideramos nuestra tierra circundante como nuestra Patria, cuando patria sólo hay cuando existe compatriota. Definir España únicamente como una serie de bordes y fronteras que la delimitan, puede ser tan pueril como definirla por la presencia de un español en cualquier parte del mundo. No señores. Eso es una isla desierta en medio del Atlántico. España la forman dos personas que se sienten hermanados, que se apoyan el uno al otro, y por qué no, que a su vez defienden sus derechos individuales. Y si en vez de dos son diez, mil, un millón, cuarenta y siete millones de personas que se encuentran unidas en un devenir y un bienestar común, en una meta que es hacernos mejores y más grandes. ¿Tan difícil es buscar el beneficio mayor para la sociedad en general, disminuyendo las pérdidas en su mayor cuantía? No lo creo. Pero cuando convertimos el beneficio en votos, cuando la lucha por tus derechos se convierte en una guerra sin cuartel por los recursos, y la técnica del sálvese quien pueda ejemplo a seguir, cuando la razón no es sino sinrazón e intentamos mitigar nuestras pérdidas a costa de nuestros propios convecinos, eso perdónenme ustedes pero no es la búsqueda de un bien común. Eso es la formación de un cisma difícilmente reparable.
Si el pueblo catalán quiere ser independiente del resto de España, ser considerada nación, es algo que a mi, personalmente, me parece fabuloso, y cuya resolución debería buscarse de la forma más rápida y directa posible. ¿Por qué no van a poder serlo? El derecho de libre determinación de los pueblos está recogido, por ejemplo, en la Carta de las Naciones Unidas o en diversos Pactos Internacionales de Derechos Humanos, así como en numerosas resoluciones de la Asamblea General de la ONU. Obligar a dos extraños a soportarse es tarea difícil, y lo único a lo que podría llevar no es a ese sentimiento de frustración que nos señala el sr. Gabilondo, sino a una sensación de aislacionismo total y de desprecio por lo español. Es decir, por un radicalismo y una xenofobia nacional. Y sí, ocurriría también por el resto de España hacia Cataluña. No es correcto utilizar la herencia histórica de forma perpetua como beneficio económico y diferencia cultural. Andalucía, Valencia, Murcia, La Rioja, o cualquier otra comunidad, son poseedoras de una herencia histórica tan viva y hermosa como las demás, y sin embargo no pelean por un convenio especial –por ahora-. Sencillamente, se sienten España y a la vez luchan por sus intereses, a veces con más éxito y otras con menos. Y ofrecer continuamente mejoras al pueblo catalán puede estar muy bien para asegurar el reino, pero es un agravio comparativo con el resto del pueblo español. Por desgracia, tanto para los políticos de un lado como del otro, esta lucha absurda y dañina sirve para beneficios propios, y va a ser utilizada, exprimida y mediatizada durante tanto tiempo como sea posible ¿Acaso piensan que al Partido Popular no le viene bien tanta algarabía independentista como cortina de humo para sus votantes, mantener sus cabezas llenas de fanatismos y vacías de corrupción? ¿Y CiU, acaso no ondean banderas y vitolas para seguir siendo fuertes cuando ya no lo son, bufones de una mentira prostituida por dinero y poder? Y por favor, absténganse de pedirme mi opinión del PSOE. Nada da más lástima que aquel que no sabe a quien sirve…
Y ustedes dirán, ¿después de esta enorme diatriba, que ya cansa de lo larga que es, qué nos querrá decir este mozo? Una resolución muy simple. No me preocupa el futuro de España y Cataluña si se separan de buena ley. Seguro que ambos Estados sabrán medrar y llegar a acuerdos positivos y eficaces para ambos. Lo que me preocupa es el futuro de ambos si no lo hacen. ¿Qué será de nosotros, si no te puedo llamar hermano sin escupirte a la cara?
Muchas gracias

Los nacionalismos es lo más parecido a una secta

Frustación ? Para nada... ¿ Acaso no hemos sabido siempre que el PSC es un partido gregario del PSOE? , ¿acaso no hemos sabido siempre que PP i PSOE son partidos nacionalistas españoles, por tanto la misma cosa cuándo de preservar prebendas españolas se trata ? Deseable y esperada clarificación es lo que ha habido.

Dos hechos no se han tenido en absoluto en cuenta en Madrid y suman en positivo en el proceso, los discursos de Andreu Mas Colell i Josep M. Alvarez de UGT, ambos ayer.

A todo eso, el discurso de Iñaki Gabilondo ("cierto juego circular"), ya se ha convertido en uno más (también clarificador y esperable) . Defendiendo lo indefendible sin rubor alguno. Qué lástima que el ínterin no haya entendido nada acerca de Catalunya y los catalanes. Uno presuponía que entenderlo, si lo entendía.

El nuevo discurso : No me chuleen Vds. a los catalanes, sean Vds. conciliadores, no sea que vayan palante ha ha ha ha ha ha. Risible y de ilusos.

Es el poble.

Nunca Catalunya se ha querido quedar sometida a España, sólo la imposición militar y de todo tipo lo ha conseguido...


Mucha, demasiada terminología, diría yo. Unos...., sueños, proyectos, tal vez utopía, ... otros se regocijan, y además están los frustrados. No les parece que todo se está convirtiendo en un Galimatías incomprensible, pero es que más incomprensible resulta, todavía, que se hable tanto la posición de los Políticos y tampoco de lo que pensamos los Ciudadanos. Que debemos hacer, nosotros, esperar y verlas venir de lejos, ser sumisos y aceptar cuanto nos digan, volvernos en contra de toda postura y pasar de un asunto tan serio como este. ¿Que hacer Ciudadanos, somos o no somos, estamos o no estamos?. La verdad es que resulta muy triste que se olviden de nosotros cunado somos la razón de ser de tanto Galimatías.

Sr. Inaki: Si a algunos (no a todos los catalanes) la frustración les acompaña cuando se despierten de su sueño, el camino lógico y aconsejable para superar dicho problema (exclusivo de ellos, a pesar que quieran endosárnoslo a los demás), será el de la ACEPTACIÓN. Aceptación que no es ninguna derrota y que supone solo el volver al mundo real, en que por casualidad del destino han tenido la suerte de nacer o vivir, y donde tienen que cumplir como los demás, las normas de convivencia que en España democráticamente nos impusimos y votamos la mayoría ciudadanos de todas las Comunidades Autónomas, incluida Cataluña.

Ya decíamos que alguien debía estar jugando con los sentimientos, confundiendo deliberadamente los medios con los fines. Cosas que debería saber un catalán antes de decidir nada: http://cort.as/5d6M

Lo de poner el volumen del anuncio mucho más alto que el comentario de Iñaki es simplemente feo.

Frustación???? Por supuesto, que nos hemos quedado frustados con la decisión del PSC, pero en frustaciones, somos unos expertos, y ya sabemos cual es su tratamiento: Paciencia y seguir en la lucha.
Tantas y tantas hemos sufrido, que ya estamos curados de espanto.
Y que todo el mundo ( politicos, periodistas, gentes de todo el espectro politico, etc) tenga claro que a pesar de todo y si la mayoria del pueblo catalan quiere y sigue luchando, al final lo conseguiremos; y esto os lo dice alguien que ha votado socialista la mayor parte de su vida.

Las sensaciones cambiantes al oir la voz de Iñaki Gabilondo eran múltiples:

- Estupor- ¿si él es una de las voces más sensatas, por dónde vamos los catalanes (y afines) para explicarnos?

- Incredulidad: ¿ahora con la salida de un partido de los 2 grandes españoles pero ¡ojo! sólo la tercera fuerza en el parlamento catalán y bajando, está acabado todo? Perdóname, pero rozamos la arogancia, ¿no te parece? - casí peor por ser sin duda en el caso de Iñaki, inconsciente.

- Indignación: la insinuación que la "frustración" de los catalanes va a tomar una deriva violenta. La respuesta fácil que siempre da el estado español: los que no piensan como nosotros son malos.

Y hay más, pero prefiero recomendar una lectura del libro de Germà Bel, "Anatomia de un desencuentro: La Cataluña que es y la España que no pudo ser". Bel es catalán pero desmonta los mitos de ambos lados de la frontera, y lo hace mucho mejor que yo.

Y para terminar: Iñaki, simplemente, no nos entiende. Ojalá.

Lo cierto es que el PSC se ha desmarcado del llamado Derecho a decidir, pero el resultado de ello será, simple y llanamente, su hundimiento electoral, hasta convertirse en un partido residual y moribundo. Lo que decida el PSC no es no supone obstáculo alguno para el proceso: de hecho el PSC no voto a favor de la declaración de soberanía (que contó con los votos de CiU, ERC, ICV y CUP), así que… nada nuevo bajo el sol.

Y no hablemos de "sueños" con esa condescendencia, por favor. Bajaos del pedestal y dejad las ganas de que se cumpla "lo que algunos vaticinamos": el proyecto independentista está más vivo que nunca, piense lo que piense el iluminado de turno de la prensa madrileña. Hace meses y meses que vengo oyendo que el proceso se desinfla y lo único que se ve es continuidad y fortaleza.

http://nelygarcia.wordpress.com. Los sueños se idealizan y las realidades, pueden ser otras.
La retórica es el arte de convencer, sin tener que imponer.

Une impasse mène au moins à faire demi tour.

Estoy de acuerdo con el comentario de Xavier. No somos niños que queremos un juguete y lo queremos ya. Es un proceso complejo en donde habrán pasos adelante y atrás. Y con los políticos que tenemos tanto en Barcelona como en Madrid, la cosa no va a ser fácil. Todo depende de los catalanes, unos son independentistas y otros como yo federalistas. Pero una cosa es cierta y que se lo meta en la mollera todo el mundo. El proceso está en marcha y es una meta que tenemos todos los catalanes, de una forma u otra ya no será lo mismo.España debe cambiar.

Me hace gracia la gente que lo reduce todo a "un sueño de Artur Mas", cuando el President tan sólo se sumó a todo esto cuando vio posibilidades de incrementar su mayoría en el Parlament, exactamente el 12/9/2012.
Este sueño va más allá de los partidos políticos: es la meta de más de un millón de personas.

Iñaki. ¿porqué tanta referencias al sueño? Sueño independentistas...
Me consta que los catalanes están bastantes despiertos, que dejaron de soñar hace tiempo, quizá cuando l'Estatut.
Lo que hay en la calle, en las plazas, en los pueblos es un deseo. Un propósito.
Las frustraciones se dan por supuestas y las dificultades por superables. Ahora o más adelante, que la mirada es larga...

La misma frustración que sufrimos con el PP y su campaña de promesas, arcoíris y unicornios. Por que como defiendo siempre, los partidos son hoy día meras empresas que por vender hacen lo que sea. Y el consumidor no reclama por que cree que no va a conseguir nada.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal