27 ene 2014

La independencia, lejos. La fractura, cerca

Por: Iñaki Gabilondo

Hay 80 Comentarios

Aunque no lo parezca es el presidente del gobierno de todos los españoles, incluidos catalanes interesados en la consulta y de ellos los que pudieran ser secesionistas. El “nivelazo” de aproximación, que no da para más, no ha consistido en demostrar hasta donde es falso, o no, el mensaje de “la otra parte” del España nos roba, y si tienen hoy sentido las desintegraciones territoriales. O si fuese, a pesar de todo, el movimiento separatista un deseo insalvable, cuales son los pasos posibles y el recorrido racional, en el tiempo forma, de negociación, -de existir posibilidad- a seguir para no perder más de lo que se pretende ganar. Es decir, presentar otra cara distinta que la de Mas cuando esconde en la identidad una situación como esta, -los problemas sociales que acucian Cataluña y en consecuencia una manera de sostenerse en el poder. Pues no, tampoco está en la intención de esta “nada” (Rajoy) ni los intereses de los nacionalistas ni los intereses de los no-nacionalista.


Mientras “el sea, no ocurrirá”, es un mensaje que no se dirige a los catalanes; a los que no se ha ido a convencer de nada ni a demostrarles nada, sino a crear el negativo simétrico: buscar también el respaldo electoral de parte del electorado a la vez, que distraer, también, en lo identitario los otros problemas que nos acucian.


Dejar pasar las cosas, como la economía española lo hizo en tiempos de bonanza, solo funciona si no hay problemas. En el momento que estos se agravan, las carencias y la incompetencia se hace evidente al ser incapaz de aportar las soluciones necesarias. Entonces, las empresas funcionaban a pesar de la estructura empresarial en que se sostenían y la política económica que se realizaba (a cualquier cosa se le llama política económica), ahora en la dificultad lo que tenemos es el mayor paro de Europa en términos absolutos, y las promesa de futuro y de país en la realidad que los constituye: ni siquiera se atiende a las necesidades de integración territorial.

La asimetría de nuestro modelo territorial defendida por PP, PSOE, IU y los partidos nacionalistas es una discriminación antidemocrática que ha provocado la fractura entre las Comunidades Autónomas.
Los ciudadanos de las más privilegiadas (Cataluña con un Estatuto con más competencias que la mayoría, País Vasco y Navarra con un régimen fiscal propio) se sienten superiores y diferentes y no entiende que si situación es de hecho privilegiada, ¿por qué no van a disponer de soberanía propia?
Los ciudadanos que viven en otras Comunidades Autónomas se sienten discriminados y ven con frustración un trato de favor a otras Comunidades Autónomas, lo que provoca un caldo de cultivo de envidia y odio muy peligroso.
Para acabar con la fractura hay que reformar la Constitución para tener un Estado federal simétrico conformado por Comunidades Autónomas todas ellas con las mismas competencias y así garantizar la máxima igualdad fiscal y ciudadana.
¿Cómo una idea tan sencilla es casi inexistente en la opinión pública y publicada?
Sería estupendo que líderes de opinión como usted hablaran y escribieran más sobre la discriminación que sufrimos todos (incluso los catalanes) y que está en la propia Constitución.

Tan lícito es querer la independencia como querer seguir formando parte de España. Lo que resulta difícil, muy difícil de justificar es prohibir en nombre de la democracia la celebración de un referéndum.

Muy bien dicho. Creo que los pueblos tienen derecho a la autodeterminación, pero me entristece ver cómo todo este tema del independentismo está sembrando odio entre dos pueblos.
Les dejo un microcuento sobre cómo nos podemos dejar cegar por las utopías, pinchen mi nombre si les apetece leer.

Informe sobre los crímenes de guerra cometidos contra el pueblo sirio: http://marat-asaltarloscielos.blogspot.com.es/2014/01/informe-sobre-los-crimenes-de-guerra.html

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal