30 abr 2014

La pesadilla

Por: Iñaki Gabilondo

Hay 57 Comentarios

Nos dicen que saldremos de esta crisis y que se volverán a recuperar los empleos perdidos y probablemente se recuperarán algunos. La cuestión es si, con la globalización, los avances tecnológicos y tantas otras cosas que influyen, a largo plazo tendremos más puestos de trabajo y mejor retribuidos, como siempre hemos supuesto, o si vamos a un futuro con muchos menos empleos. ¿Hay alguien pensando en esto? Recomiendo este artículo: http://www.otraspoliticas.com/politica/%c2%bfhabra-trabajo-para-todos-en-el-futuro

Los periodistas de los medios de comunicacion deberían plantearse también de qué lado están, de sus jefes y dueños que les ofrecen trabajo, dinero e incluso participación económica en sus entramados bursátiles o con la sociedad. Quedarse a medias es contribuir a este sistema depredador y esclavista.

Que sí, Marhuenda, que sí. Que para ti la perra gorda.

El capitalismo guarda dentro de si una pequeña paradoja. A medida que las personas van dejando de percibir ingresos, en la misma medida se reducen los mercados en los que se benefician los capitalistas. En último término, en aquellos lugares donde la población es pobre, allí, los mercados son precarios y poco rentables, así que el capitalista huye. Por ejemplo, en mi pueblo algunos constructores se han ido, y se han instalado en Brasil. Ya no es negocio construir en España, porque nadie compra. El populacho se ha hipotecado hasta los tuetanillos y ya no tiene pasta para más. No se compran coches. No se compran casas. No se van de vacaciones. Todos los mercados se ven reducidos. Tanto la deuda privada como la pública es descomunal, por lo que el consumo interno ya no se puede sostener a crédito. Así las cosas, la única opción razonable es la contracción económica. Todo lo demás resulta irreal y falseado. ¿Crecimiento económico dice el gobierno? Son unos hachas cocinando estadísticas. ¿Inflacción al 0.4? Son unos hachas cocinando estadísticas. ¿Ha bajado el paro? Son unos hachas cocinando estadísticas.
Las actividades económicas que obtienen mayores dividendos son aquellas que a la postre acaparan más recursos, por la simple ley del coste de oportunidad. Por ejemplo, en España un paleto podía forrarse a base de ladrillo. ¿Quien apostaría por actividades basadas en conocimiento más difíciles de gestionar y con peores resultados económicos? Nadie. ¿Cómo se subvierte el proceso? Con años por delante y dedicación.
En España tenemos la suerte de disponer del turismo como industria que puede facilitar mucho trabajo precario. Por otro lado, el fondo de pensiones ha dado un cierto margen, que pronto se terminará. Si el proceso deflaccionista continúa como hasta ahora, puede que los bajos salarios hagan que seamos competitivos internacionalmente. Sin embargo las multinacionales de suministros de energía aprietan mucho. No se puede ser competitivo con los precios que se manejan, a pesar de los chanchullos del precio de la electricidad industrial.
El tejido industrial no crece como los champiñones. El ladrillo dejó agujeros de miles de millones en banca que se han cubierto a base de dinero procedente de impuestos, sin compensación alguna para el contribuyente. Los activos se han liquidado en un banco malo para beneficio de unos listillos y evitar que se desplome el precio de la vivienda y así seguir refinanciando la banca con préstamos del BCE. Chanchullo, tras chanchullo, tras chanchullo.
Como me decía un amigo banquero hace poco en referencia a los préstamos: "no entra más que purrela".
Si pudiera comprar, en la tienda de los sueños, billetes para el tren de otra oportunidad...

La historia enseña que estos problemas se han resuelto con cruentas guerras... antes que con un reparto equilibrado de la riqueza....y las guerras de hoy son impredecibles en su resultado.

Muchos de Vds, os quejáis de los comentarios de Whitness, pero él, día a día, erre que erre, como peón del PP o de los que están detrás, cumple la labor él tiene asignado, y lo hace muy bien porque cada día os fijáis más de sus cometarios que del tema que plantea el Sr. Iñaki, espero que entendáis la lección. Mañana es el día del Trabajo, y será un termómetro para medir si el trabajador le importa o no, la situación en que se encuentra. Mañana lo sabremos.
Saludos… Félix.

¿Por qué el capitalismo ha dominado y aún hoy domina el mundo entero? Porque siempre tiene un as debajo de la manga (el de bastos, por supuesto). Y lo malo es que cada vez le hace más falta sacarlo a pasear.

Proteccionismo y reparto via impuestos. O revolución.

No creo que el problema sea ese. Que no se me interprete mal.
Si la productividad y la producción aumenta, es positivo. Más bien se trata de un problema de reparto. Si unos pocos acaparan el capital y la tecnología, son los poderes políticos los que deben intervenir para que la tarta no se la queden ellos solos.
Hace años se hizo un estudio en Francia en que quedaba claro que con una jornada laboral de 20 horas semanales se podía mantener el mismo nivel de producción.
Mientras tanto, hay gente haciendo horas extras porque "con menos no se puede vivir", hay matrimonios con jornadas laborales asfixiantes que impiden la conciliación laboral y familiar, niños sin apenas atención parental porque la realización personal solo se hace fuera de casa. La mujer, para bien, se ha incorporado al trabajo fuera de casa, pero no ha dado como resultado que ambos, varón y mujer, tengan que trabajar menos; simplemente el sistema obtiene dos por el precio de uno.
Mientras nos creamos las mentiras "economicistas" que nos venden algunos economistas vamos buenos. Con el nivel tecnológico actual, era para que la humanidad viviera mucho mejor. Sólo haría falta que quedaran claras las necesidades y trabajáramos para satisfacerlas, en lugar de permitir jugar al "monopoli", pues ese jueguecito es muy entretenido y rentable para algunos, pero carece del más mínimo sentido de humanidad.
¡Cuidado con las profesiones que ayudan a pensar!

Tiene mucho que ver la falta de formación de mucha gente y la falta de ganas de prepararse o de buscar incluso. Sin ir muy lejos, en el municipio de Las Palmas de GC hay 53.000 parados de los que la mitad no ha acabado secundaria. Esto es en una región con 253.000 parados con una población de 2.218.344 habitantes. No es extraño ver en hoteles de sur de la isla a personal que viene del norte de Europa a cubrir puestos donde el inglés y el alemán es obligatorio. Esto es sólo un ejemplo. También se nota que vivimos en un mundo cada vez más globalizado e interconectado y hay que moverse. Por otro lado en España hemos criado muchos "nini" con tanta cultura del botellón, tanto vivir del bote de casita y aprovechar el ordenador para bajar música, películas, juegos y pornografía, la playita, los Carnavales... Esperar 1 año a ver si nos sale un trabajo cerca de casa después de acabar una carrera, para luego decidir probar en otra ciudad, para al tercer año decidir salir fuera de España es perder el tiempo y lo que hemos aprendido. Estamos en el s XXI, menos nacionalismos, menos racismo y más mente abierta. Hubo una época en que los europeos lo arriesgaban todo e iban al continente americano a buscar prosperidad. No había nuevas tecnologías, ni vuelos de 9 horas... Nos hemos acomodado, queremos que el Estado o el gobierno de turno lo resuelva todo, y necesitamos sociedades más participativas, pero sobre todo más opciones y ganas de FORMACIÓN/EDUCACIÓN. Saludos!

Yo le recomendaría al Señor Gabilondo que leyera el libro "Capital as power" como una tesis novedosa y diferente de lo que está sucediendo y porque nos preguntamos asombrados ciertas cosas que entran en la dinámica normal del pensamiento político dominante que se basa en el engaño de que la economía es el todo relevante, lo que nos lleva a preguntas equivocadas y respuestas estereotipadas del tipo, no lo podemos pagar, no nos lo podemos permitir, etc. Sería bueno saber quien fue Veblen, Soddy o Georgescu-Roegen, o que es la controversia de Cambridge (Robison, Saffra) para saber realmente de lo que hablamos y con quien nos jugamos los cuartos.

http://bnarchives.yorku.ca/259/

Don Diego:
Lamento no tener más tiempo para responderle pero sepa que Andalucía es la que región que más ha recortado en sanidad y educación:


http://www.abc.es/sociedad/20140129/abci-recorte-sanitario-cataluna-andalucia-201401282233.html


http://www.malagahoy.es/article/andalucia/1680082/cataluna/y/andalucia/encabezan/los/recortes/sanidad/y/educacion.html


En lo único que no ha recortado la Junta es en el cinismo con que hace sus anuncios propagandísticos.

Para Rub por Publicado por: Rub | 30/04/2014 12:10:50
.
Es posible que el desarrollo I+D+I llegue también a los 'robo(t)s de pensamiento único' que suplanten "reflexiones" a las que nos tiene acostumbrados bolcheviques de la talla del Witnessless
.
Es increíble que nadie en el mundo, sólo el, se haya rasgado las vestiduras por el mayor problema del mundo mundial... La Andalucía.
Esto sólo es comparable a La Galia de Astérix y Obélix.
.
El cáncer neoliberal de pensamiento único, en fase terminal, se extiende... 'Andalucía, La Galia moderna', el último rayo de esperanza que lo puede vencer.
.
Pd.: si el deslumbrante futuro que la tecnologizacion nos ofrece viene de la ociosidad sin ingresos, no podrán vender, ni de gratis, sus productos, bienes y gestiones tecnológicos (agrícolas e industriales), ni en el centro del universo comido por el cáncer, ni en el último rincón, todavía sano, de La Andalucía sideral.

Es verdad que el panorama que se vislumbra, en términos de empleo y desigualdad, es muy inquietante. Tanto como para que quienes tienen que tomar las decisiones clave lo piensen con mucho cuidado. Sin embargo, sorprende ver la dificultad que tienen los gobiernos en España para adoptar medidas a largo plazo bien meditadas y la cantidad de cuestiones fundamentales para el futuro que, en cambio, se deciden improvisando. No es que sea imposible hacerlo, porque todos los días vemos cómo muchas grandes multinacionales toman decisiones importantes a 20 y 30 años vista, mientras que los gobiernos parecen incapaces de pensar más allá de las próximas elecciones. Recomiendo este artículo: http://www.otraspoliticas.com/politica/%c2%bfnos-gobiernan-pensando-en-el-futuro

Buen tema para el dia del trabajo. El dia que la clase obrera, ( la fuerza bruta) conquistó la efemeride de la lucha de clases, ahora parce que desdibujadas y confundidas en talentos y mano de obra, o no, según " la pesadilla" pensante de los talentos, clase trabajadora diferenciada separada de la fuerza bruta...como si el trabajo no fuera mas que un modo de depencia según valía, en lugar de un factor de la condición humana. El capital que no aporta trabajo, plus valia, se muere y para morirse hacen falta enterradores.

Uno de los principales lemas del neoliberalismo ":mayor beneficio posible al menor coste posible".La fuerza de trabajo es vista como un coste más en la producción,de ahí la tendencia actual a reducir salarios y precarizar las condiciones laborales con el fin de maximizar los beneficios.Las consecuencias de ese enfoque a nivel global son tremendamente negativas porque el sistema depende de que haya capacidad adquisitiva para absorver la producción y aumentar la acumulación del capital.

Ya salió el SERMÓN diario de WHITNESS/Testigo ……¿de?, emitido desde su confortable despacho dorado de la calle Génova o desde el púlpito del Valle de los Caídos.
El único entretenimiento/ocupación diario de este hombre es el de verter en este foro su dosis diaria de rencor enfermizo a la izquierda.
Le da igual cual sea el comentario de Iñaki, él a lo suyo. ¿Qué tiene que ver hoy su SERMÓN sobre AndalucÍa?, ¡¡es que no escucha!!. Le da igual, lo que le importa (que seguro que ya tiene una plantilla del comentario) es soltar las mismas manidas simplezas de siempre.
Le recomendé que se pasase por la cola de un comedor social, aunque le dejara su chofer en la puerta, y vea la realidad de esta sociedad con cada día mayores desigualdades.
Déjenos descansar un poco WITNESS/Testigo ….¿de?, que ya nos sabemos su SERMÓN de memoria.

Este es el resultado de hacer las cosas a voleo, sin objetivo, sociedades sin otro objeto que ir trampeando. Mientras existe un montón de propuestas nacionalistas, de amor a la patria, mantenimiento ensanchamiento y fijación de fronteras arbitrarias, y demás chorradas... no ha habido un interés igual en fijarse objetivos mensurables en relación al bienestar de una población y el progreso científico que debería ir asociado al mantenimiento de ese bienestar. No hay una sóla propuesta de un sólo partido al respecto. Ni el PP con su canto hipócrita a un liberalismo que no practiva, ni PSOE ni IU más interesados en la guerra civil y en crear facción vía trapitos de colores.

Y así está el mundo, los mismos retos, los mismos burócratas, nobles y en general inútiles pro status quo, haciendo la misma cosa.

Y así nos va, y nos lo merecemos, porque la democracia no fue creada para quedarse mirando. La población, el ciudadano, creo ha de exigir menos trapitos de colores, simbolitos y topicazos, y más capacidad, compromiso y previsión. Y sobre todo decidir cómo queremos vivir y averiguar lo que tenemos que hacer para lograrlo e insisto que no hay ninguna propuesta seria al respecto por parte de ningún partido. Equo ha empezado ha añadir números a sus propuestas, pero no sé si es suficiente.

A mi me maravilla este falso extrañamiento que tenemos y que tienen los medios de comunicación con el tema del paro. Estado de opinión pública, por otra parte, que ellos mismos han creado. Algo con lo que ya se contaba y que se previó con muchísima antelación ¿Qué es, entonces, lo que ha cambiado en este planteamiento? Os lo voy a decir, el sostenimiento económico de la situación que se creaba. Eso es lo que ha cambiado, ¿quien lo paga y con qué se paga?

Por fin se plantea el meollo del asunto de la Economía Política. No hay empleo para todos. Unos ofrecen su fuerza de trabajo y otros su talento. Para el grupo de talento no hacen falta recetas. La receta para el grupo que ofrece su fuerza de trabajo es que no queda mas remedio que REPARTIR. Hay que disminuir la jornada de trabajo de 8 horas día, a 6 horas día o a 4 horas día y claro disminución de retribución proporcional.
En España hay 16.000.000 trabajando y vamos a suponer que 12.000.000 trabajan a jornada completa. Hay una fuerza de trabajo de 12.0000.000 x 8 = 96.000.000. Si disminuimos la jornada el 25%, quedan 6 horas y multiplicamos por 12.000.000 = 72.000.000. Diferencia de 96 menos 72, quedan 24.000.000 y si lo dividimos entre 4 horas diarias nos resulta 6.000.000 de parados que tendrían trabajo a 4 horas diarias.
Saludos y ánimo con los recortes que van a venir SI o SI. O se toman medidas legislativas o el mercado actuará por poco que se liberalice. De hecho ya se está produciendo.
Así que MAS TALENTO, más combate para acceder a la CLASE DE TALENTOSOS. Los de la fuerza de trabajo: carne de cañón. O se reparte el trabajo que hay o el 30% lo enviamos a la cuneta, ya están hoy seguirán estando pasado mañana.

Esta nueva realidad se está viendo venir desde hace algún tiempo, aunque muchos políticos y dirigentes con puestos de gran responsabilidad la ignoren o no quieran hablar de ella, por tratarse de un tema difícil e incómodo. Ocurre algo similar, si se me permite la comparación, con el cambio climático y el deterioro progresivo del medio ambiente. El trabajo humano, el trabajo personal, tiene en esta sociedad actual muchos y poderosos enemigos. He ahí la automatización creciente de multitud de procesos industriales, productivos, administrativos, e incluso comerciales y de servicios. Es el progreso, y no se puede detener, se me podrá decir, tirando de topicazos. Bien, es un tipo de progreso, pero está meridianamente claro que con él se destruye empleo en cantidades crecientes, empleo que ya no se repone jamás. En un artículo de mi blog, en el que me refería a esta tendencia, también denunciaba la progresiva minusvaloración del trabajo personal por parte del empresariado en general y, por desgracia, ahora también por parte de una forma de gobernar que todos conocemos bien. El trabajo se quita, se pone, se traslada, se sustituye con la mayor facilidad del mundo, como si se tratase de un simple mueble o un aparato de bajo precio. Por supuesto, cada vez se le retribuye con salarios más y más bajos, y la persona, el ser humano que lo realiza carece de la menor importancia para el empresario o directivo agresivo de turno. La calidad, el buen hacer, el nivel de entrega o el sentido de la responsabilidad que pueda ofrecer un empleado o trabajador ya no cuenta casi nunca.
Has tocado un problema muy grave e importante, amigo Iñaki, sobre el que merece la pena reflexionar en profundidad. Y desde luego no vamos a encontrar solución alguna en los mitines, en los actos de partido y en los rifirrafes parlamentarios a que nos tienen acostumbrados nuestros políticos.
Un cordial saludo.

Si no se pone remedio, nos dirigimos hacia un paro creciente, y lo que más me sorprende es que políticos y sindicatos callen.

Existen cuatro sectores laborales: agricultura, Administración, servicios e industria. La agricultura se mecanizó el siglo pasado y actualmente creo que absorbe alrededor del 5% del empleo. Es algo que no va a variar. La Administración se va encogiendo cada vez más, y no es probable que admita más empleos. Ya sólo nos queda servicios e industria. En ambos casos se está realizando una informatización y automatización que hace que la demanda de empleo baje o que directamente se pierdan puestos de trabajo. En el sector servicios, todos conocemos los peajes de autopistas automáticos, las tiendas sin empleados llenas de máquinas expendedoras, los supermercados con cajas de autoservicio y pago con tarjeta, las gasolineras sin empleados, etc. En la industria la automatización es todavía mayor. Un robot trabaja 24x7, más rápido que una persona y no cobra salario. Por poner un ejemplo, la empresa de electrónica Foxconn (fabrica para Apple, Amazon y muchas otras empresas) está poniendo en marcha un plan para instalar un millón de robots en sus empresas.

En otra época, cuando un sector perdía empleos había otro que servía de tabla de salvación, pero ahora ya los hemos agotado todos. Vamos a tener muchas más personas que empleos, lo cual es un gran problema.

Los nichos de empleo de calidad se van a centrar en tecnología, investigación y desarrollo y aquellos empleos que no pueda realizar una máquina, robot u ordenador. De ahí la importancia de la educación, tecnología e investigación. Si no apostamos por ellas seremos irrelevantes. ¿Qué país queremos?. ¿Hacia dónde vamos reduciendo el gasto en educación e investigación?.

Si no abordamos el problema del desempleo creciente desde el foco de la solidaridad nos encontraremos con una brecha cada vez mayor en la sociedad, donde unos pocos serán propietarios de las empresas y trabajos muy bien pagados, y muchas personas estarán sin trabajo o con trabajos muy mal pagados.

Mientras sigamos tragando con las falacias del neoliberalismo la sociedad continuará su declive hasta llegar al punto de destruir la cohesión social y hacer el planeta inhabitable. Eso lo sabemos todos, pero no hay mayor ciego que el que no quiere ver; y como en el libro de Saramago, la ceguera se ha convertido en una plaga.

Creo que hablo en nombre de la gran mayoría de andaluces de izquierda cuando le digo, personaje witness, que gracias a nuestro voto hemos tenido 3 décadas del mayor avance en derechos sociales de todo el estado, hemos tenido que realizar menos recortes que en cualquier otra comunidad y no hemos tenido que avergonzarnos de aeropuertos del abuelo e infinidad de corruptelas provocadas por el político de derechas que se cree empresario, salvo, claro, los bien recibuidos por ustedes EREs que la misma Junta de Andalucía denunción en su día. No nos atufe usted las faces con su aliento de ultraconservador, por favor.

Andalucía lleva más de tres décadas en manos de la izquierda; una izquierda, por cierto, cada día más extrema. ¿Y cuál ha sido el resultado? Sigue a la cabeza en todos los indicadores negativos no sólo económicos sino sociológicos. Cuanto ha querido hacer el socialismo en nuestro país, en Andalucía ha tenido su laboratorio y su praxis. ¿Es ese el camino que hay que seguir, cuando es allí donde más crece la pobreza y la desigualdad, donde la educación de los españoles está en niveles más bajos, donde el abundante gasto público no consigue revertir la situación y, en cambio, genera niveles de corrupción y caciquismo que generosamente cabría calificar de "sicilianos"?
La recuperación incipiente de nuestra economía está basada en añadir, al tradicional sector turístico, un modelo exportador más competitivo. La productividad conseguida en los últimos años debería ser sólo un primer paso para consolidar y ampliar la actividad de nuestras empresas fomentando el talento y la investigación. Pero esto no es posible si la educación continúa empantanada, la formación profesional no conecta con las necesidades empresariales, el dinero se despilfarra en corrupción y subsidios clientelares y la inversión queda constreñida por el gasto improductivo y por la burocracia.
La izquierda está empeñada en revivir el estado burocrático franquista sin querer tomar nota de que, en este mundo de hoy y en nuestro ámbito europeo, ese camino acaba en Venezuela y su catastrófico "socialismo del siglo XXI". Andalucía, con Díaz y Valderas, -y a lo que parece, lo mismo le espera a España con Rubalcaba y Valenciano- no contemplan otra alternativa que la consolidación en la pobreza propiciada por semejante modelo económico. Pobres andaluces.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal