18 jun 2014

39 años después y nueve años más viejo

Por: Iñaki Gabilondo

Hay 23 Comentarios

A los jóvenes bien instruídos con carrera y máster les preocupa más aprender alemán e inglés y abandonar un barco encanallado, el mascarón de proa con que lo adornen los trae al pairo.

¿ Pero cómo va a conectar el nuevo Rey con unos jóvenes del XXI bien instruidos y que no pueden comprender, lógicamente, que a ellos les está negado desde el nacimiento poder aspirar a la Jefatura del Estado y de las Fuerzas Armadas porque éstas las ostenta él por principio impuesto por el dictador Franco, o porque por el mismo motivo es "inviolable" con inmunidad o impunidad absoluta en su caso, o porque toda esta parafernalia es hereditaria porque sí y sin más... ? ¿ en qué cabeza cabe ...? ¿ ... cómo van a comprenderlo y asimilarlo...? Es que no tendría sentido alguno; los jóvenes llegan con un esquema más alto de justicia de las cosas y no se pliegan ya a estos hechos indignantes e inadmisibles, fraguados en nuestra Constitución al amparo de unas circunstancias de gravedad extrema; Saludos y republicanismo con esperanza.

¿Podría valorarse una película, cualquier otro producto artístico, en función de la cantidad -y la calidad- de los comentarios que suscita? ¿Una noticia incluso, ampliamente informada?
.
Ejemplo: "La fundación relacionada con Podemos cobró 3,7 millones de Chávez en 10 años", que publicaba El País ayer, y que hoy sigue en candelero, va por los 8.055 comentarios, y su calidad, la de los comentarios -y si no, verificadlo- es más bien mediocre, muchos de ellos, infumables incluso. Ergo...
.
Ah, bueno, lo olvidaba: la firma un tal Mercado, Fco. de nombre.

Es que hay sonrisas que pueden quedar congeladas en hieráticos rictus, signo visible de la estolidez.

http://politica.elpais.com/politica/2014/06/17/actualidad/1403039351_862188.html

Lo mejor -o lo peor, según se mire- del tiempo es que pasa; lo peor de la risa congelada es que se derrite y entonces ¿quién la diferenciaría del llanto?

La modernisation n'est pas un état de choses, mais un état d'esprit.

Cuando veo debates como el de esta tarde, donde participan cabezas de esa "izquierda destructora de civilizaciones", y luego leo comentarios que más parecen mítines desesperados de quienes se descomponen ante un inminente regreso de la izquierda, no puedo más que sonreir. De verdad, que lo siento mucho. Y el tiempo dirá.
https://www.youtube.com/watch?v=xv4I2P-qb0c

Entiendo que como vamos a tener Rey, queramos o no, vale como alternativa de proponer a que se adapte a las nuevas generaciones que piden cambios, pero Felipe VI no lo hará, porque tanto el partido del gobierno como algunos de la oposición no lo permitirám, no quieren cambios, o sea vamos a seguir igual, a no ser que la ciudadanía se rebele.
Saludos... Félix.

Se esta metiendo mucho miedo a la sociedad por los nuevos cambios politicos sociales que se avecinan.
Lo de hace 39 años ya no sirve para hoy, ya que la esperiencia vivida ha sido un fracaso total, y para muestra un boton de cómo se vive en España, por no querer cumplir la Constitución.
Desahucios, hambre, necesidades basicas, recortes en las pensiones, sueldos, educacion, personas descapacitadas, pagar las medicinas los juvilados y personas con una gran dependencia, la SS. y más.
Pues todos estos movimientos sociales y politicos que hay en España, es la culpa de todos aquellos que juraron la Constitución pero no la cumplieron.
Y los politicos que acusan a estos movimientos sociales de chavismo, cubanismo, antidemocraticos y antisistema, se tendrian que mirar al espejo en vez de desgarrarse las vestiduras, porque realmente los antidemocraticos son ellos por no cumplir lo que juraron la CONSTITUCIÓN.
Poque todo este malestar social que hay, es por no haber cumplido lo que viene en la Constitución.
Pero si que cambian articulos y leyes para protegerse y proteger a los desfalcadores y ladrones.

Y en vez de estar pidiendo perdon a la sociedad por sus escarceos, le hubiera ido mejor si hubiese echo cumplir la constitución a todos los partidos que han estado en el poder y sindicatos.
Y no quiero entrar a valorar al proximo rey porque desconozco su personalidad cómo tampoco voy hacer ningun caso a los comentarios que se hacen de el tanto en pros cómo en contra.
Lo único que espero, es que no sea cómo dice el refrán: De tal palo tal astilla.

La fortuna de quien fía en el tiempo real es que éste da y quita razones: es el tiempo el que ha acabado demostrando que tras el Muro de Berlín no había una sociedad ideal, en que el estado se ocupaba de todo y el ser humano crecía en dignidad y riqueza colectiva, sino una dictadura feroz que proscribía todo derecho humano, alienaba al individuo hasta convertirlo en un esclavo de la burocracia y consagraba el privilegio de una nomeklatura autoinvestida con la legitimidad falsa del custodio de una ideología; es el tiempo el que ha acabado revelando cómo el "socialismo del siglo XXI" ha causado una catástrofe socioeconómica en uno de los países potencialmente más ricos del mundo (Venezuela) precipitando a los ciudadanos en un caos de violencia, escasez, corrupción y desesperanza; es el tiempo el que ha mostrado cómo la sensata gestión de un gobierno moderado ha conseguido superar el desastre causado por un adanismo demagógico que enarbolaba el puño y la rosa; es el tiempo el que ha probado cómo aquellos países con mayor libertad económica y mayor estabilidad política democrática (repúblicas liberales como Chile; monarquías constitucionales como Suecia) dejan atrás a tiranías de izquierdas anquilosadas por el intervencionismo marxista y la represión sin tregua (Cuba, Zimbawe, Corea del Norte)...Es una lástima, sin embargo, que haya quien sólo quiere mirar el tiempo que mide su renqueante reloj, tan atrasado ya que hasta produce cierto grado de conmiseración.

¿Por qué no te callas? dijo El Rey a Chávez... Se habla de los 3.7 millones cobrados por Podemos a lo largo de 10 años provenientes de Venezuela, muy bien se puede estar o no de acuerdo, pero: ¿Saben cuanto paga España en un solo día por el petróleo que viene de Venezuela? ¿Saben cuanto armamento ha vendido España a Venezuela a lo largo de estos años? ¿Quién financia a quién? ¿El gobierno venezolano no usa esas armas, españolas, contra las protestas en su país? Se puede estar o no de acuerdo con las propuestas de Iglesias, pero la vara de medir en los medios de comunicación deja mucho que desear. No me callo porque tú necesitas mi petróleo y yo tus armas.

El papel potencial del Rey que está implícito en el comentario de Iñaki está sobrevalorado. El Rey Felipe VI no va a ponerse a impulsar ningún cambio de sistema: carece del liderazgo necesario, su papel en una sociedad moderna y democrática no es liderar nada. Y esto es sustancialmente diferente a lo que sucedión en la transición por el simple hecho de que entonces España no era una sociedad democrática y moderna y el papel del Rey no estaba tan estructurado como ahora.

Enorgullece, que a uno lo coloquen en el rasero de deficiencia de Zizeck, Foucault, y Deleuze (ya quisiera yo aproximarme a tal torpeza, pero tengo nivel suficiente para no vivir en la que a vosotros os abruma) ¿Cual es la manera de resolver el desatino contenido el comentario de origen?: Alba.Dawn 17/06/2014 21:41:59 intentar transformarlo en consistente insistiendo apoyando su contenido un “por narices”. Un año repitiendo que sois tontos, no dice lo tontos que sois. (Calificación que aquí sí tiene explicado el porqué).

Es esta caterva es una parte del respaldo del PP en las redes sociales, que fundamenta sus principios en la idea, no de que la agresividad puede ser una herramienta que apoye los argumentos del debate–como el tono de voz y los gestos apoyan el discurso- sino que, en un paso más allá, la violencia es el debate. pues de que en el blog de Iñaki La violencia contenida en la expresión es, para esta gente, la razón -ni siquiera la fuerza de la razón en que se apoyan como principio. Cuyo resultado material, referido al “el gobierno”, es la transformación de sus actos a través del decreto ley en realidad social. Un mecanismo pensado para emergencias del que Rajoy, ha hecho, en una política de acto ocultos violentos, el más habitual de los procesos. Una manera de llevar de transferir la violencia contenida en su intención a la practica social: desahucios, despidos, marginación y exclusión, a la que se ve obligada a colaborar la justicia y las fuerzas y cuerpos de seguridad que tienen que hacerlas cumplir, haciendo emerger la faz de un estado policial. Es la expresión de violencia ultra-objetiva (estructural) que describe Balibar como inherentes a las relaciones de producción capitalistas originarias de la exclusión y la marginación.

Como dice Marhuenda tratando de negar la evidente verdad contenida en su propio dicho: “un gobernante no (o, sí) sacrifica a la gente intencionadamente”, -como sí la historia no hubiese ofrecido suficientes y repetidas pruebas de lo contrario. existe una censura tan dura y tan tonta como la que había cuando él mismo hizo la primera comunión Pero para eso se busca tener un gobierno como esté, dispuesto a “ejecutar” mediante decreto ley todos los derechos que sea necesario liquidar. Para eso estaban aquí y fueron elegidos, para hacer lo que hacen con toda la fidelidad ideológica que se podía esperar de ellos.

La ideología es siempre la misma, pero la “historia” se hace en la oportunidad. Y es Friedman el que establece el modelo experimentado en El Chile de Pinochet y que certifican con el Katrina en Luisiana. Laboratorio en el que se concluye que las crisis y los momentos de conflicto social son los más apropiados para introducir cambios estructurales que en otras ocasiones encontrarían resistencias ciudadanas (La Doctrina del Shock/Naomi Klein): Publicado por el currante 17/06/2014 21:57:47 Su misión, la de los neoliberales, según Friedman es “desarrollar políticas alternativas a las existentes para mantenerlas vivas y activas hasta que lo políticamente imposible se vuelva políticamente inevitable”.

Basta leer a Stilglitz en el Malestar de la Globalización, pare entender cómo, el FMI y la IFI en general, aplican el paradigma “friedmaniaco” en el mundo entero en cada crisis que gestionan.
Que aquí, a diario, se dirige desde FAES donde, en este caso, comulga el gobierno neoliberal que lo ejecuta contra los ciudadanos que representa.

Y como la verdad es algo ajeno al PP, ahora está la bajada de impuestos que era imposible cuando llegaron. Y lo mismo que la recuperación no es recuperación, la bajada no es bajada. En el IRPF para algunos con subida del IVA en forma de cambio entre tipos. Bajada de Impuesto de sociedades que sostiene los márgenes de desgravación que hacía que las empresas pagaran mucho menos de lo que hoy rebajan; y en cualquier caso aumento del déficit (aquel objetivo fundamental que obligaba al austericidio), así que se ofrece una reforma para 2015, cuyos resultados –nefastos en esta huida hacia adelante-, aparecerían más adelante y ya veremos como resolverlos.

El tiempo no da la razón. El tiempo pone a cada uno en su sitio. España y su constitución están abocados al cambio y la renovación, modelo de Estado incluídos, y la poca resistencia de los que no quieren que les cambien el país mientras sigan estando por aquí no va a evitarlo. Lo siento.

A veces tengo la sensación, sobre todo con los ciudadanos más jóvenes, que no suelen tener referentes intelectuales suficientes ni una experiencia cabal del mundo en que viven, que para algunos la vida política y la convivencia democrática son el territorio propicio para la ocurrencia circunstancial y el razonamiento especioso, claramente contradicho por la realidad en cuanto ésta es contemplada no como un cóctel de impresiones particulares sino como una evidencia explícita en datos y cifras. Sin embargo, es comprensible esa incapacidad ocasional para la ecuanimidad de juicio y la templanza emocional; la profusión de demagogos puede causar en los menos avisados verdaderas mixtificaciones a un simple paso de la alienación. Pero también en esto soy optimista: la levedad de juicio se cura con el tiempo en los más jóvenes y la ansiedad de los que dejan prosperar el pre-juicio al impulso de la agit-prop remite cuando las condiciones dejan de ser propicias para la decisión apresurada y la obcecación con el horizonte particular. Hasta en esto nos ayuda a los españoles la estabilidad de una Constitución votada por el Pueblo y para el Pueblo en un espíritu de concordia nacional.

A veces uno tiene la sensación de que algunos ciudadanos, sobre todo de más de 60 años, ven a Juan Carlos como el padre que tiene un hijo tonto (la España democrática), que aunque ya tenga casi 40 años, aun necesita que le lleven de la mano. Que si ha llegado a esa edad es por que él ha sido quien se ha dedicado a darle de comer y a darle discursos con palmaditas paternalistas cuando se ponía triste. El hijo tonto por sí solo se hubiera muerto en 4 días... Ni una cosa ni todo lo contrario.
Creo que esa llínea de pensamiento, aplicada hace 40 años, es precisamente la que nos habría traído otros 40 años de dictadura, ya que el discurso sería: Franco ha sido el que ha recompuesto el país después de que la izquierda lo destruyera. No cuela.


El extraordinario éxito político que supuso la Transición (no hay periodo de la historia de España más merecedor de una mayúscula) es un timbre de gloria para don Juan Carlos y la demostración de que, cuando existe voluntad de concordia y deseo de que la sociedad prospere en libertad, es posible crear una estructura de convivencia estable basada en los derechos individuales y en el progreso general de los ciudadanos al compás de la modernidad.
Cuando se sigue la evolución del Indice de Desarrollo Humano de la ONU para España, el salto entre aquello años iniciales y el presente no puede ser más evidente: casi dos puntos en una escala de diez. Ni aun el efecto de la crisis, tan mal gestionada por la izquierda, ha podido revertir esos avances:
http://www.datosmacro.com/idh/espana
Y cuando se siguen las cifras del PIB per cápita, el avance es todavía más claro:
http://www.datosmacro.com/pib/espana
Por eso resulta sorprendente el afán de algunos por terminar con un periodo tan fructífero de democracia y progreso que, por una vez, ha venido acompañada por la integración de nuestro país en el ámbito que le corresponde: la Europa desarrollada, su común identidad liberal y su compartido ámbito cultural, enraizado en el cristianismo y el mundo clásico.
Este periodo de crisis ha perturbado la cabal visión de lo conseguido en un lapso tan prolongado de consensos básicos. Hasta la corrupción, que tanto distorsiona la percepción de la realidad por su presencia en las primeras páginas de la prensa, contemplada en su contexto europeo y mundial, apenas puede afectar a la satisfacción que general sobre la posición nuestro país en este tiempo de intercambios globales. Lo cierto es que, ahora que hemos entrado en un periodo de recuperación general, en que hasta los indicadores de pobreza que tanto crecieran con la izquierda en el poder están empezando a disminuir, la mayoría de los problemas que generaran esos años de depresión han hallado cauce de enmienda en las instituciones de este estado plenamente democrático que disfrutamos.
Hay una excepción, claro; la que plantea el retorno de lo peor de nuestra historia reciente: aquel afán decimonónico de los particularismos locales y de los extremismos guerracivilistas por hacer retornar a los ciudadanos españoles a un pasado infecundo de mezquinas disputas por el poder. Pero hasta de eso la Constitución nos salvaguarda.

Creo que desde la transición, España, que quería ser un pais con los derechos, deberes y libertades que los de su periferia, que venía de 40 años de pura sumisión, ha tenido otros casi 40 años de transformación profunda. Sí que se ha avanzado, gracias al consenso entre políticos, militares y el inmenso resto de la población, construyendo una democracia muy joven, en una primera versión que como digo mucho ya necesita de una actualización. Arrastramos muchos problemas ya que ladrones y aprovechados los hay en cualquier organización que se rija por la constitución, la corrupción y el robo son parte de la condición de muchas personas, y esto se soluciona con una buena revisión de nuestro sistema, sin las revoluciones armadas que algunos izquierdofóbicos insinuan que se pretenden.

En estos mismos blogs de El País, en el "TV Blog de Ángel Harguindey", todo el que lo desee puede expresar líbremente ¡y sin censura! su opinión de política o de lo que quiera. Ahí están todos los desahuciados de El Ojo Izquierdo.

Comentarios ok. pero lo que nos hace falta en el cambio es un cambio de MENTALIDAD, de educación, de productividad,

TREINTA NUEVE AÑOS DESPÚES.
¿ Y Qué hemos avanzado despúes de 39 años ?, nada de nada....., nos hemos hecho más viejos pero no más sabios. Seguimos con ese miedo secular que imperaba hace treinta nueve años, seguimos dejandonos avasallar....veanse la perdida de derechos......, seguimos teniendo miedo a una Iglesia, más fuerte que nunca en un Estado Laico...o al menos eso dice la Constitución...., la Justicia...esto si es de pena..., la Justicia es igual para todos, según "nuestro" Monarca y la Constitución, pero unos cuatos millones de Ciudadanos la sentimos más que unos cuantos previlegiados....Aforados y etc....., y las oportunidades. ....¡ ! ja ¡!, aquí SI me rio por no llorar..., pero nos dejan envejecer, aunque a unos con más derechos que a otros.
Así pues, creo y por todo ello lo manifiesto, que ha llegado la hora de que los Ciudadanos manifestemos que queremos, que manifestemos que sistema de Gobierno deseamos y, que debe contener una Constitución caduca y a la que no se ha respetado, ¡¡ bueno algunos SI !!!, sea por coveniencia o por la obligación imperante de los Gobernantes de turno que siempre la han aplicado a la carta de unos intereses partidistas. ¡¡¡ CAMBIOS YA !!!, pero para todos.

El cambio de época requiere un cambio de modelo social y de gestión, siendo otras las necesidades que ahora nos preocupan a la ciudadanía, para seguir creciendo.
Lo de la media de edad es un síntoma claro, y una muestra de las carencias que sufrimos.
Mostrando uno de los puntos flacos, no se pueden tener hijos a partir de perspectivas negativas de sostenimiento para las familias.
Porque no solo de palabras o de promesas vivimos las personas, ni de acudir a romerías en plan festivo.
Sino que al abrir la puerta de casa, o del frigorífico se ha de encontrar dentro los mínimos necesarios.
Que nos permitan plantar otro árbol de la vida, sin hipotecas a ser posible, que nos aten de pies y manos otros treinta años.
Esa es la razón que nos preocupa, ante los poderes universales que miran a la sociedad como un campo de cultivo que solo ha de dar frutos.
Sin ser regados ni abonados.
Exhaustos y escuálidos tirando del carro siempre para ir a ninguna parte.
Cada día con menos pienso.
Y con más impuestos, sosteniendo todo un entramado social enorme que solo hace de convidados de piedra, cuando nos miramos la gente las ganancias.
Y vemos solo la deuda millonaria.
Son otras las miras en estos tiempos, porque hemos aprendido a leer, que antes no se sabía apenas.
Y a contar.
separando el grano de la paja.
En lo moral, y en lo terreno.
Llamando al pan, pan. Y al timo, timo.
Pagando siempre la cuenta de todo y sin rechistar.



La nostalgia de entonces nos recuerda, que el camino pateado en armonía ha esculpido nuestra forma de mirar y percibir, reconociendo el justo valor de los que lo hicieron posible. Pero un poder agazapado como antes, amenaza con destruir lo conquistado. La forma de actuar no puede ser la misma, el pueblo es adulto y participa "si le dejan", el miedo por estar bien amarrado el poder de decisión, le paraliza, y expectante aguarda su momento para poder hablar, con la voz que le concede la democracia, el voto.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal