30 sep 2014

¿Nadie tiene miedo?

Por: Iñaki Gabilondo

Hay 38 Comentarios

El miedo, y los nacionalismos.
¿A quien le viene bien todo esto?
¿Por que las familias españolas están sufriendo esta crisis?
¿Quién es el responsabled de esta estafa que llaman crisis?
El nacionalismo y la monarquia , son problemas históricos, todos los políticos andan hablando de cambiar la Contitución, conforme a estos remas. Pero por que ha ocurrido la crisis?
Por que se ha conseguido violar los derechos fundamentales y humanos de nuestra constitución en esta gran estafa y quien lo ha hecho?

Este conflicto esta siendo alentado por los dos partidos de un lado y del otro que hacen las pol´ticas económicas que los BANCOS, la TROIKA quieren, con este conflicto se distraen muchas atenciones, muchos ojos dejaran de mirar muchas cosas feas...y sobre todo no se cambiará la Constitución para una de las cosas que harían que lo que ha pasado no pueda pasar... que las personas tengamos una forma efectiva de proteger y garantizar nuestro derechos fundamentales.

No os olvidaré nunca. Y tampoco muchos otros. De verdad. Créeme, Iñaki. Sí olvidaré, en cambio, a tu guardián de noche, porque no lo conozco, y puede ser que también él sueñe.

Don Josep :
La independencia es el sentido contrario del camino que Ud. dice desear. Es la vuelta al antagonismo entre personas que no son en absoluto distintas sino que comparten un mismo tiempo y una misma realidad: la de este mundo nuestro en que las fronteras cada día tienen menos valor y los ciudadanos han de importar por encima de los anacrónicos criterios que los clasificaban como distintos e incluso como antagónicos. Por eso, el nacionalismo es la más indeseable de las ideologías, porque separa a los seres humanos y los confina en compartimentos estancos limitados por barreras de insolidaridad y  xenofobia; por eso, cuantas iniciativas está tomando el nacionalismo catalán lo definen como lo que es: ni más ni menos que un cadáver putrefacto que pretende extender su morbo infecto más allá de un ayer en que demostrara cuanto daño puede causar. Que todavía haya quienes no se percaten de ello no es sino una prueba de cuán atados por atavismos están quienes se niegan a tomar conciencia del mundo de hoy tanto como del de ayer. Habla Ud. de sus abuelos; yo le hablo de cuantos habitamos el día de hoy y, probablemente, el de mañana.

Mis abuelos vivieron el miedo atroz de la guerra y la postguerra civil, mis padres crecieron y se hicieron mayores durante la ciénaga pestilente y envilecedora del franquismo, yo era joven cuando la transición y oía el miedo de mis mayores, también lo sentía por dentro, pero el anhelo del futuro en libertad podía con todo, y hoy mis hijos no tienen miedo, si les cuento no entienden de qué les hablo, han nacido y crecido en democracia, y ahora, adultos, toman sus decisiones conociendo como es el mundo y como es este país llamado España otra vez con rasgos cenagosos en el que han vivido hasta ahora, y trabajan y luchan por un futuro mejor, para ellos y para todos, y yo estoy con ellos y vibro con su ilusión, tampoco tengo ya miedo: desde Barcelona, independencia para cambiarlo todo,

Yerran quienes creen que las iniciativas planteadas por catalanistas y vasquistasson el resultado de una pugna entre nacionalismos: entre un nacionalismo español y unos nacionalismos periféricos. Ese es el aspecto que las oligocrácias políticas establecidas entorno al victimismo y la xenofobia quieren dar a un dilema de mayor enjundia, cuyo fundamento, del lado de los independentistas, tiene en realidad el rancio aspecto de la cogitación reaccionaria. Lo que aquí está en juego es la modernidad del ámbito político, el respeto a los ciudadanos como sujetos libres e iguales, el progresivo desvanecimiento de ese dañino fantasma romántico, el “Pueblo” enraizado en el terruño, en definitiva, la consideración de un patriotismo progresista como forma de transición hacia la integración de la Humanidad en estructuras cada día más inclusivas. La Constitución Española permite la evolución de la realidad actual, la que vivimos hoy- no la de un ayer centenario, tan lejano que quienes lo habitaran en su día habrían de hallar este presente nuestro incomprensible- hacia ese futuro en que los problemas humanos que afectan a todo el planeta puedan ser enfrentados mediante la implementación de soluciones comunes y una progresivamente más extensa, eficiente solidaridad. Es una constitución respetuosa con la diversidad, que la promueve incluso, y que garantiza el derecho de los individuos a cultivar sus tradiciones locales sin que ello suponga detrimento al deseable sentido comunitario, ese conocimiento y práctica de una convivencia que ha de fundar cualquier evolución integradora, basada en el carácter interdependiente de las relaciones socioeconómicas y culturales, en este baqueteado planeta nuestro ya tan pequeño, por abarcable y conocido. Los nacionalistas viven en otro mundo y en otro tiempo: ideología de la irracionalidad que pretende la perpetuación de aquel conflicto ancestral entre primates por la poza de agua pestilente.

Por favor, que les concedan la independencia más absoluta cuanto antes. No puedo más.

No es santo de mi devoción el Sr. Gabilondo, pero creo que en esta ocasión lo que dicho tiene mucho sentido.
Hay que tener mucho cuidado con lo que se hace y se dice, o la bomba puede estallar en cualquier momento. Han sido muchos los errores de uno y otro bando, pero se está llegando a un punto de choque en el que ya no valdrá manifestaciones ni nada de eso. Miremos al pasado, y veremos que nos podemos poner en lo peor.

Yo no tengo miedo. Un español se resigna a todo, pero miedo solo hay a que se nos vaya la luz eléctrica.

Como siempre Iñaki, das en la diana. España cree que el miedo lo impondrá con amenazas y recortes económicos y de todo tipo, como está haciendo hace tiempo...y no aprende de aquella ciudadanía de los tiempos a los que te referías...pero olvida el reino que ya entonces demostró su poder http://www.youtube.com/watch?v=vNSKik-Tuv0&feature=youtube_gdata y ahora lo volverá a hacer

https://m.youtube.com/watch?v=UFatVn1hP3o

http://www.brassensenespanol.net/la_ballade_des_gens_qui_sont_nes_quelque_part.html

El primer enlace es un vídeo musical sobre un munneco de nieve que suenna con el verano. (típico producto disney, hay versiones traducidas.)
El segundo es un poema y canción de un fallecido cantautor llamado G. Brassens sobre aquellos que estan orgullosos de ser de algún sitio.
Espero que los disfruten , tanto los gregarios como los que carecende tribu y de fe. salut y f...

A Cameron le tacharon de imprudente y temerario por haber negociado y convocado el referéndum vinculante que se ha producido en Escocia. Me avergüenzo de no tener políticos de la talla democrática de Cameron. El que no arriesga no triunfa.
A Cameron le ha salido bien su apuesta arriesgada porque intuía que podría ganar, las encuestas así lo avalaban. Avanzado el período de propaganda política, otras encuestas daban el Sí como favorito. Las casas de apuestas se mantenían por el No, pero Cameron no las tenía todas consigo y determinó que negociaría una mejora en las transferencias autonómicas a favor de Escocia si se mantenían en el Reino Unido. No contento con eso, se subió al avión con Clegg y Milliband y se fueron a Escocia a hacer campaña por el NO. Expusieron las ventajas de quedarse, en contraposición con las desventajas de dejar la Unión. En última instancia los bancos y las grandes aseguradoras intervinieron para decir que dejaban Escocia y se establecerían en Londres en caso de que triunfara la independencia.
En fin, se pusieron el mono de trabajo e hicieron la labor por la que se les paga. Al final les salió bien, como suelen salir los trabajos bien hechos.
Pero en España, ¿de qué democracia estamos hablando? ¿De qué políticos con ganas de trabajar y de solucionar los problemas estamos hablando?
Todos dicen que hay que negociar, que Rajoy y Mas deben reunirse y hacer política de altura. ¿Qué significa eso? Nadie lo dice, nadie se atreve a decir que los catalanes podrían tener derecho a decidir qué es lo que quieren. Sólo ellos lo dicen, en el resto de España dicen que es un problema de todos los españoles y que todos deberían votar. Pues que se haga. Que decidamos todos qué es lo que queremos. En Escocia no ha sido así. Cameron ha pensado que el derecho a decidir radicaba en el pueblo que había pedido la independencia, no en todo el Reino Unido. Y está bien, porque se le ha venido a dar la razón y el problema escocés se ha zanjado para siempre, o por lo menos durante una generación. Ahora toca trabajar por la economía y el empleo. Igual que en España, que arrastraremos el conflicto catalán para siempre.
Nota: He estado echando un vistazo al blog de los pueblos más bonitos de España en Viajero y se han seleccionado 12 pueblos de entre los más bonitos, 12. Pues bien, ya hay blogeros que como no han seleccionado ningún pueblo catalán, entre esos 12, escriben que como Cataluña no es España que no les extraña.
No tenemos solución.

Hoy sólo quiero recordar que los británicos, hace pocos días, nos han dado una lección magistral de cómo gestionar un problema muy similar, el de la posible independencia de Escocia. Asumieron los riesgos, pero optaron por ajustarse a los principios básicos de una democracia de verdad, y al final el resultado ha sido aceptado pacíficamente por todos (y la mayoría ha dado un suspiro de alivio).
¡Hay que ver que camino más diferente se ha elegido aquí! Una verdadera lástima.

Olvidaba responder a tu pregunta. No tenemos miedo, tenemos esperanza en contruir un pais mas justo, más respetuoso con las diferencias y libre. No es un problema con la poblacion de la peninsula, es con el sistema politico enquilosado, del antiguo régimen, heredero del caduco imperio.

Gabilondo, entre tus comentarios sobre la diada del año pasado, y la de este son muy distintas, Tu también has cambiado tu modo de mirar y analizar. En 2013 alertabas de lo que estaba pasando y advertías de los riesgos políticos de no querer escuchar las reivindicaciones de la calle, Tu "voz del 12 sept 2014 es muy distinta. Y yo también me siento alejada de tus palabras. Sin tensión, pero estamos lejos y cada vez más pensamos que las instituciones españolas no nos representan. No importa donde nacieron nuestros padres. Queremos ser libres y plena democracia. Viendo como la justicia se convierte en el brazo duro y censurador del poder central, solo incrementa las ganas de salir corriendo. Si cada vez somos mas que queremos algo distinto, y sobre todo, respeto institucional y politico, esto ahora es una farsa

El nacionalismo es una forma de narcisismo contagioso, y como todo narcisismo, es ciego.
El miedo que deberíamos tener, aparte del miedo a equivocarnos, es el miedo a que nos equivoquen.
No espero que nadie asuma ningún error porque no hay costumbre de asumirlos, aunque siempre se cometan errores.
Así que estoy seguro de que nos equivocamos y de que nos equivocan.

¿Quién va a tender puentes?
Los hombres buenos callan, pues no quieren que se les tome por uno u otro bando. Y así, matamos poquito a poquito las vías comunes, los arreglos y los compareceres. Por orgullo, por falta de valor, perderemos todos.El mal ya está hecho, ahora la pregunta es si es corregible, o al menos disminuir los daños por ambas partes...

Acertadas palabras de Iñaki, pero la distancia e incomprensión que vivimos desde Cataluña ya es gigantesca, Son muchos palos acumulados en los últimos años y creo, que una parte muy significativa de la sociedad ya ha dicho BASTA.
Lo peor es que no hay ningún indicador de acercamiento desde Madrid y en Cataluña se ha decidido hacer un camino propio, no hay ninguna confianza en los partidos estatales y solo nos llega a Cataluña mensajes amenazadores que no hacen nada más que alejarnos más y mas.
Yo, que hasta hace unos años no me sentía para nada independentista, los hechos ( mal reconociento a nuestra cultura, insuficiencia histórica financiera , humillación con la Reforma del Estatuto y podría seguir ) me han hecho finalmente INDEPENDENTISTA,

Se han echado de menos actuitudes más templadas, dialogantes y respetuosas como las del tan maltratado Zapatero. Un hombre que como cualquier personaje de España será recordado sólo por sus errores y jamás por sus virtudes. Somos así.

Yo no tengo miedo. Ni añoro la transición que fue una época irrepetible, cierto, pero que está muerta, como Boyer o Suárez. Desde entonces han pasado tantos años que el bipartidismo que la capitalizó apenas llega al 50% de los votos, afortunadamente, porque el PP o el PSOE se lo han ganado a pulso y el 15-M fue, creo, el detonante en España.
Por cierto, no existen políticos de aquella época, ni tampoco periodistas. Entonces, el que menos pertenecía al PC. Tú los conoces mejor que yo y sabes cómo/dónde han acabado.

Sobre Catalunya, Iñaki, por si lees los comentarios de tu blog y aunque parezca una nimiedad ¿te acuerdas del éxito que tenían Raimon, Serrat o Llach cantando en catalán? Pues después de tantos años, no hay manera de que salga un político español (o periodista, tú no) y sepa pronunciar Generalitat sin farfullar algo parecido. O que digan Puyol, el futbolista, para referirse al ex honorable. Incluso Pedro Sánchez, que dicen que habla idiomas, dice MaragaL. Pobre, hay que comprenderle, bastante trabajo tiene con intentar que Podemos no se coma al PSOE. En Catalunya el PSC o el PP ya son residuales.
Y tampoco hay que olvidar internet, que no existía en la transición. Un arma poderosa que hace inútiles y ridículos los mítines de los políticos, y antiguos los periódicos de papel.

Esta claro que las imagenes del video hablan por si solas. aunque se puede estar de acuerdo o no.

Sr. Gabilondo, llevamos años que vivimos en una burbuja, y no es solo la inmobiliaria, la mayoría de la gente no es consciente de lo que nos ocurre, nos estamos ahogando y creemos que eso es normal y por eso no pasa nada, estamos destruyendo la tierra y no pasa nada, tenemos dirigentes que nos mienten y no pasa nada, nos roban y no pasa nada, y todo esto ocurre porque hemos perdido una buena parte de lo que somos y nos dejamos arrastrar por otros, no tenemos base ni conocimientos para afrontar las realidades, estamos dejando a que otros dirijan el rumbo de nuestras vidas sin controlarles, hay que salir de esa burbuja borreguera y hacer frente a los problemas entre todos y democráticamente por supuesto, hay que tener el control de los que elegimos para que nos gobierne y saber cuándo lo hacen bien o no, tener el poder de echarlos si lo hacen mal, hay que salir del sistema de los mercados, no somos mercancías de nadie, sino personas, que sienten, piensan y quieren vivir lo mejor posible los cuatro días que nos toca vivir, hay que ser conscientes de que somos muchos y convivimos también con nuestro entorno, junto con animales, plantas, sol, agua, tierra etc.., y si unos se enriquecen es a costa de que empobrecen a otros, por lo tanto hay que cambiar completamente el sistema actual, y vivir más en armonía, pero para eso hay que salir de esa burbuja en que ahora nos encontramos, no es difícil, somos muchos y entre todos podemos hacerlo, es cuestión conocimiento y cultura, y tener ilusión de vivir.
Saludos… Félix.

Dejen votar i no hablen de violencia.
El voto es lo contrario a la violencia.
Todavía recuerdo cuando se decía que si en el País Vasco se terminaba la violencia entonces todas las opciones eran posibles.
Pero en Cataluña sin violencia, pacíficamente, el pueblo y no los políticos, pide votar y que sucede, que se impone el silencio por miedo a la violencia.
Nuestro interés es españolizar a los niños catalanes, ¿no es un mensaje que rompe con el consenso de la transición? y hace parecer a los niños catalanes como extranjeros en su propio país.

Hoy dispongo de poco tiempo Iñaki, así que mi comentario va estar poco elaborado. Las ideas me vienen y sé que tienen relación, pero hoy no tengo tiempo para hilarlas, así que las vomitaré sin Mas:
Lo que une a todos los hombres no es el miedo, es la búsqueda de la felicidad. Los antiguos sabios veían a todos los hombres como peleles; como la masa que modelar para crear hombres de verdad. Muchas cosas se pueden decir al respecto de la felicidad sin acercarse siquiera a su superficie. Un par de consideraciones:
- es algo interno a la mente humana, no puede depender enteramente del contexto externo.
- es necesaria una armonía entre lo que se piensa, se dice y se hace.
Nuestros prohombres están muy alejados del pensamiento de esos antiguos sabios y para conseguir sus fines alientan sentimientos negativos. En general los rebaños van a donde sus pastores los guían, y si el propio guía está descarriado, ¿cómo no estarán sus ovejas?
Sócrates murió por su propia mano a sabiendas de que la ley que lo condenaba era injusta. Pero dejó esa enseñanza a sus discípulos con su propio ejemplo: escrupuloso respeto a la ley. El problema aquí, es que una vez que la ley deja de tener efecto como ordenador de la sociedad, no hay excepción que no pueda hacerse. Es decir, uno puede de motu propio decidir que no cumple tal ley porque es injusta. Eso legitimará al vecino a que se salte también las leyes que no le convienen... el caos está servido. Y cuando el caos emerge, también emergen sus terribles consecuencias: el miedo. No hay atrocidad que un hombre no pueda llegar a hacer cuando tiene miedo. ¿Quieres ejemplos? Ayer se descubrió una fosa con 400 cuerpos de prorrusos en Donetsk.
Ahora vamos a bajar un peldaño para concretar Mas:
Están engañando a los catalanes. El Shangri-la postindependentista que prometen es una invención. Ellos saben lo que vendría, pero juegan con fuego porque sus verdaderas intenciones son otras. Lo que piensan, lo que dicen y lo que hacen no está en armonía. Persiguen sus pequeños sueños individuales y sacrifican para ello el partido, el país o lo que haga falta. Son unos irresponsables. La astucia por el verdadero objetivo final presiona para crear la burbuja que separa lo que queremos de lo que sabemos, lo que pensamos de lo que decimos, lo que decimos de lo que hacemos.
¿Quien puede culparlos? ¿Acaso no cometemos todos los mismo errores desde el comienzo de la humanidad?
Que Dios nos perdone...

El tema es sencillo Sr.Gabilondo hay q tener miedo a votar?
En Catalunya no se puede votar,ni los del SI ni los del NO.

Otra transición ? No bastó con cuarenta años de dictadura, ni de 30 y pico de castacracia, hay que volver a hacer un gran pacto entre los herederos de franco y los socialtraidores.
El problema de Cataluña se parece mucho al del resto de España, o acaso alli el paro, el hambre o la corrupción son diferentes? Hasta hace poco no había ninguna opción política con gente decente, que hiciera política para la gente, ahora sí. Es cuestión de tiempo, de que la gente nos pongamos al frente, de forma responsable, y afrontar un cambio real, drástico y profundo. En las próximas elecciones hay que ser valientes y cambiar las cosas, EL MIEDO esta cambiando de bando. Hay que echar a la casta. Y depende de nosotros, de los de abajo, de la gente decente. Nadie va a venir a cambiar la situación, tenemos que hacerlo nosotros.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal