30 sep 2014

¿Nadie tiene miedo?

Por: Iñaki Gabilondo

Hay 38 Comentarios

Insisto: nadie quiere ver que habra muertos y heridos en las calles de las ciudades de cataluña. la pregunta es ¿vale la pena morir porque nos exploten los nacionalistas catalanes en lugar de los nacionalistas españoles? ¿vale la pena morir por andorra en vez de por suiza?

El recurso es fácil pero la comparación es inevitable. Cuando los alemanes se lanzaron a la guerra hace ahora cien años, la ilusión de una victoria rápida y el orgullo ciego de su estirpe germánica les llevaron a desechar cualquier objeción razonable sobre el peligro evidente de seguir con su órdago europeo. La actitud de los nacionalistas catalanes es semejante y esa euforia callejera, ese refugiarse en la enajenación de la masa que no atiende a razones sino a emociones contra toda razón, incluso la de la Ley democrática, en poco se diferencia de aquella exaltación "patriótica" que empujaba a los jóvenes a los cuarteles, a sus padres a exultar de satisfacción y a todos a lloriquear ante el flamear de un trapo colorido o a marchar al compás chundarata del Prussen Gloria. La manipulación y el adoctrinamiento ha sido de tal calibre en los pasados años entre los nacionalistas catalanes que la reiteración de avisos desde todos los sectores fuera del cerrado círculo de las consignas soberanistas y la prensa del movimiento pujolista no ha podido penetrar en la apretada albóndiga en que ha devenido el cerebro del nacionalista tras pasar por la picadora propagandística del peor gobierno autonómico de España. No, los nacionalistas no tienen miedo porque para tenerlo ante el peligro hay que conservar cierto grado de conciencia y de cordura, hay que poder distinguir la realidad del espejismo y, en suma, hay que aquilatar pros y contras sin estar bajo los efectos de ese "speed" arrebatador que es el el sentimiento de superioridad racial, aunque éste sea falso, por supuesto. La celeridad con que se han cumplido los pasos de la Ley para poner de relieve que Cataluña no pertenece en exclusiva a los nacionalistas catalanes debería ser un indicio suficiente para cualquiera con dos dedos de frente de que la independencia no es el resultado de un partido del Barça o de un jolgorio callejero con banderitas y camisetas cuatribarradas sino algo muchísimo más serio que excede al voluntarismo tanto del líder milhombres como de su rebaño dopado.

De q miedos hablamos?

-Del miedo a la Libertad(Democracia)
-Del Silencio de los Corderos?

"Il est plus naturel à la peur de consulter que de décider."
-C. de Retz-

No debemos tener miedo....si ser prudentes y precavidos...pero también valientes ante situaciones complejas y difíciles.....De todos es sabido que lo que hoy ocurre en Cataluña es producto de una interpretación constitucional errónea...y que sirvió para que la sociedad catalana se organizara y girara hacia posiciones más independentista....LA FRUSTACIÓN de aquellos momentos dió, como resultado, un avance le los independentistas......Es de resaltar que no todos los que defienden el REFERENDUM son independentistas.....Tarde o temparano habrá Referemdum en Cataluña, no hay otra salida....sin miedo o temor....la derecha castellana aún no es consciente de las consecuencias de sus actos y errores con respecto a Cataluña.
España, en el término y significado con el que le gustaba definir al republicanismo el territorio peninsular, está en un proceso constituyente desde el 15 de mayo de 2011.....Este proceso tendrá sus momentos estelares en las elecciones locales, autonómicas y generales de 2015....y, en mi opinión, del nuevo Parlamento saldrá una nueva Constitución con una propuesta que respete la diversidad y pluralidad de territorios y ciudadanos......saldrá una Federación donde Cataluña, si lo desea, se sienta integrada y reconocida........Esto ha llegado a esta situación...es así...solo unas elecciones libres y constituyentes nos darán las respuestas....Los partidos de hoy no tienen capacidad para abordar los problemas sociales o territoriales que tiene España....En mi opinión, debemos ir a ELECCIONES CONSTITUYENTES.....Cataluña se adelantárá y las convocará, esta será su gran "fuerza negociadora"......Para que Cataluña no salga del Estado es necesario una NUEVA CONSTITUCIÓN y un nuevo marco de relaciones...no solo para los territorios, sino también para las PERSONAS.....No olvidemos el último informe de Cáritas......

Hola, maresmenc9.
Gracias por su respuesta. Creo que el intercambio libre de ideas entre aquellos que pensamos diferente es siempre enriquecedor para todos.
Siempre he entendido y dado por sentado que el catalán es un idioma centenario con literatura de gran calidad y cuyas similitudes con el castellano se deben a que ambos son dialectos del latín y se han desarrollado en un mismo ámbito geográfico.
También doy por hecho que Cataluña es una nación con una lengua y cultura propia.
Pero creo que el concepto "Estado" está por encima de otros conceptos como "nación", "pueblo" o "patria". Estos últimos me parecen demasiado subjetivos y que dependen demasiado de los sentimientos de las personas. El concepto de "Estado", en el que todos los ciudadanos son iguales ante la ley, me parece más racional, democrático y en el que es más fácil que todos nos pongamos de acuerdo.
No me parece justo que una CCAA que puede definirse a sí misma como nación deba tener más privilegios que otras porque sus habitantes hablen un idioma propio y tengan una cultura diferenciada.
Cuba, Filipinas, Flandes, Nápoles y las colonias Sudaméricanas no fueron tratadas de forma simétrica, sino que fueron discriminadas por la metrópoli.
Defender las singularidades es defender las discriminaciones entre ciudadanos del mismo Estado, que deberían ser tratados de la misma forma.
También estoy de acuerdo en que es inadmisible la nula separación de poderes que padecemos en España. Nuestro país necesita un proceso de reforma constitucional para librarnos de las herencias franquistas y darle el poder al pueblo para que pueda controlar a sus gobernantes.

Totalmente de acuerdo, en el contenido del mensaje.
Se necesita estar ciegos para no ver la realidad del país y el desencuentro.
Un alto en el camino, un momento de reflexión a la vista de lo lejos que estamos del consenso llevados por la obsesión de estar sentados siempre en los primeros sitios de la platea, sin preocuparnos de los demás.
Pero nadie quiere ceder su asiento gentilmente.
Y menos por educación o respeto.
Somos como los nuevos ricos que se dedican a derrochar el dinero, porque les llevan en coche desde hace cuatro días, y ya no se acuerdan de lo que cuesta comer.
Nuestra política está mediatizada por la obsesión de ostentar el mando en exclusiva, sin pensar en que la gente que tira del carro ya está cansada.
De tanta mediocridad.
Y quienes se han acostumbrado a disfrutar de privilegios luchan a brazo partido para no perder sus prebendas.
Sin pensar ni importarles nunca la gente, o usándola como excusa en el peor de los casos.
Como se ha dicho por la radio esta mañana.
¿A quién le importa los cientos de familias que se alimentan gracias a la asistencia de Cáritas, o de los centros de acogida parroquial o vecinal?
A nadie.
Creídos de que vamos a toda vela, mientras tenemos una deuda que parece no importar.
Lanzados la cuesta abajo con los ojos vendados.
Mientras la gente mira incrédula y se pregunta como es posible, que no pensemos en el día de después.
Los parados, las familias sin ingresos, la juventud sin futuro, los pueblos vacíos de gente, las puertas cerradas, y la gente en la cola del paro.
Esa es la política que hay que incentivar para sacarnos del atolladero con un plan serio de actuación compartido a nivel nacional.
Un plan serio, en marcha ya.
Sabiendo que cada lugar de España es diferente y que por desgracia unos sitios están a un nivel bajo y otros están en un nivel superior.
Hay que hacer política, y servir a la gente que paga los impuestos, y no al revés.


No Iñaki, ésa una de las claves. El pueblo catalán no tiene miedo si no ilusión, y el dramatismo o los mensajes catastrofistas no hacen más que alimentar los anhelos de independencia.

Continúa sorprendiéndome tu poco conocimiento del terreno. No importan los líderes. En Catalunya no. Aquí por su bien, por su supervivencia no son más que un instrumento. Pobre sr. Mas si llegara a rebajar el tono, la presión con el gobierno español. Aquí manda el pueblo independentista. Ya es hora de que lo veais. No importa Pujol, no importa Mas... el pueblo ha tomado el control.

Para el señor Pablo Salinas.

Entiendo que usted no cree que Catalunya sea una nación. Solamente somos una Comunidad Autónoma.

Claro. El resultado de treinta años de democracia, pero sin pedagogía. Quizás también cree que el catalán es un dialecto del castellano.

Quedan dos opciones: informarse para saber la verdad, persistir en la ignorancia.

En todo caso no es problema de los catalanes. No será que en los treinta años de apoyo de CiU a los diferentes gobiernos españoles, no se ha hecho pedagogía de que Catalunya y el País Vasco son singulares. Son naciones, como Escocia. Puede gustar o no, pero es la realidad.

También querían la simetria para Cuba, Filipinas, Flandes, Nápoles, Gibraltar, Sudamérica?

Lea un poco. Escuche radio. Vea televisión. Pero medios de comunicación diversos, no solamente los nacionalistas españoles.

En fin, como dije ayer, nosotros nos iremos, pero la clase media española se quedará (con un estado donde no hay separación de poderes, donde "Montesquieu ha muerto").
Luchen por ser ciudadanos libres, en lugar de súbditos vasallos.

De nada

habla el sr. gabilondo de miedo ( tal vez sería mejor decir impulsión tanática) de "gente" que siente, etc, de "forma diferente" ...
Voy simplemente a recordar una cita del biólogo E. O. Wilson que se imaginó a un superinteligente alienígena de otra galaxia - que después de observar la vida en el planeta tierra desde una luna de Júpiter - comenta:

" Qué desgracia que el animal social mas inteligente de la Tierra sea un carnívoro tribal "

No hay nada nuevo. los sentimientos tribales y gregarios de la especie humana - tan útiles para su supervivencia en el pasado conseguirán que la profecía de Einstein se haga realidad: " ...si habrá cuarta guerra mundial será a estacazos y pedradas."

Yo tengo miedo a seguir viviendo en un país en el que algunas Comunidades Autónomas tienen más competencias que otras. En dónde el País Vasco y Navarra gozan de un trato fiscal diferente al resto. Donde prácticamente todos los partidos (incluyendo al PP, PSOE, IU, PODEMOS, CIU, PNV, ERC...) defienden la desigualdad de los ciudadanos de las distintas CCAA.
Y dónde gente de izquierdas como Iñaki Gabilondo defiende que se acentúen esas asimetrías, que se agranden las diferencias excusándose en las "singularidades" y los "sentimientos".
Todos tenemos derecho a sentirnos diferentes y a expresarlo democráticamente. Y cualquier grado de descentralización política es perfectamente legítimo.
Incluso se podría optar por un modelo Confederal con un Estado central con nulos poderes.
Pero la igualdad de las regiones y la simetría en el modelo de Estado debería ser la característica irrenunciable en una Democracia.

La sociedad puede ser dueña de de los actos políticos en cada país, pero ¿qué sociedad? Para que los ciudadanos sean responsables, antes deben de tener conocimientos en la materia y no dejarse manipular por los suyos, o por otros. ¿Qué miedo puede tener una gran parte de esa sociedad, cuando carece de lo más indispensable para la supervivencia, y no vislumbra ningún político capaz de concedérselo?

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal