01 oct 2014

Cañete, a examen

Por: Iñaki Gabilondo

Hay 2 Comentarios

Da vergüenza ajena.
Y como en el PP la cosa no va de dar buena imagen ni de ser competente, si no de carné por puntos, según amiguetes en lo privado, acciones en empresas o favores que estas te deban...
Nosotros, en nuestra butaca hemos de pasar estos 4 añitos viendo el espectáculo, y sin palomitas, que también recortaron en eso.

La verdad es que es un consuelo comprobar todas las pegas que le están poniendo a Arias Cañete en el Europarlamento. Se ve que lo que aquí vale, en Europa no necesariamente es así. Y no es de extrañar conociendo al personaje, a quien Rajoy ha querido prometerle un puestecito dorado antes de su jubilación. Es curioso, pero don Mariano tampoco ha podido ver cumplido su deseo de colocar a su otro protegido", Luis de Guindos. Parece que la marca España ha perdido bastante tirón fuera de nuestras fronteras.
En el caso particular de Cañete, lo primero que hay que decir es que sus intereses en el negocio del petróleo son demasiado evidentes, aunque el hombre haya tomado la precaución de vender apresuradamente todas sus acciones hace pocos meses. Pero, además, me gustaría saber qué ideas y proyectos tiene el sujeto en cuestión para impulsar la política europea en el campo de las fuentes de energía y en la lucha contra el cambio climático. Decididamente, yo creo que estas cuestiones le vienen muy grandes, conociendo su mentalidad. Por último, me temo que Cañete tiene más que cabreadas a muuuchas diputadas del Europarlamento, por sus desafortunadas declaraciones machistas tras su debate con Elena Valenciano. Y eso no se arregla con un "lo siento".
Ojalá este señor se quede sin su ansiada Comisaría. Demasiado tiene con ser eurodiputado, aunque eso no entrase dentro de sus proyectos.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal