15 oct 2014

La profecía de Aznar

Por: Iñaki Gabilondo

Hay 41 Comentarios

Sr Iñaki, estoy de acuerdo en todo lo que dice en su video, menos en el tema final del Sr Aznar.
Cuando Aznar hizo la previsión de que antes se rompería Catalunya, partía de la base de que en España el bipartidismo seguiría solido y potente, pero al poco tiempo de las elecciones generales, este bipartidismo ni es sólido y menos potente, hay otras fuerzas políticas que se vislumbran en el horizonte que avanzan con fuerza, por lo tanto no comparto por el momento su opinión.
Sobre que el problema catalán va camino de unas plebiscitarias, lo tengo muy claro hace días y lo he recalcado en todos mis comentarios, dejando muy claro que es un tema terrible para todos españoles y catalanes. Este tema digo que es terrible, porque de pasar a una posibilidad de consulta legal que lo más probable es que hubiera ganado el “Si”, pasamos a la situación de las plebiscitarias como decimos en catalán “caixa o faixa” repito esto es terrible aunque después hayan negociaciones
En todo este tema ha habido muchos errores:
Los políticos catalanes fueron los primeros sorprendidos y se vieron empujados por la sociedad catalana, cosa que después se confirmo en las elecciones
El gobierno de Rajoy, en un claro ejemplo de incompetencia o estulticia supina, no quiso escuchar la voz de la gente en las manifestaciones y en vez de buscar soluciones políticas, prefirió enrocarse en la constitución y la ley.
Constitución de la que ellos se burlan sin parar un ejemplo es la famoso lealtad de partido que obligan a sus diputados y senadores a votar lo que diga el incompetente de turno, cuando la constitución deja muy claro que estos señores han de votar con total libertad y conciencia, primera burla. Segunda burla la constitución deja muy claro que si bien los miembros del tribunal constitucional han de ser reputados juristas, ellos los eligen a su gusto y algunos sin tener pajolera idea de la responsabilidad que asumen
Otra actitud del gobierno es decir sin ley no hay libertad, esto es evidente para temas de sociedad común y diaria, pero no para temas que van mas allá que son politicos.
Solo hemos de recordar la revolución francesa, que tan profundamente hizo cambiar las actitudes y sociedades europeas, allí la ley imperante impedía la famosa igualdad, fraternidad y legalidad. O la guerra civil norteamericana que aparte de tener un componente económico entre dos visiones de sociedad distintas estaba el tema de la esclavitud, que significo un cambio sobre el tema de toda la sociedad mundial, claro está menos en España, que teníamos a los cubanos trabajando como esclavos en las plantaciones de los terratenientes y que después costó la vida a miles de soldados españoles. Y las mujeres que desde mi punto de vista desde el momento que nacen tendrían que tener los mismos derechos que los hombres, cuantas victimas han tenido que dejar por el camino para que la ley las escuche.
El PP, en vez de calmar los ánimos, nos acusa de cáncer, nazis, fascistas, críminales, terroristas y otras lindezas por el estilo
PSOE, va por nuestra piel de toro con su famoso federalismo, que nadie sabe como es, después de 40 años. Otro brindis al sol
UPD, para que voy a hablar
A los catalanes se no presenta una oportunidad el día 9, (aunque la votación sea simbólica), Hay que entender que el primer referéndum no era vinculante, por lo tanto no es una derrota, es para coger carrerilla y darle un zas en la boca al gobierno español. Hemos de luchar para que se escuche nuestra voz a través del voto, nadie regala nada, tengo miedo como muchos de mis compatriotas por los fantasmas del pasado, pero no podemos acobardarnos, solo vence el que controla su miedo
Yo no pertenezco a ningún partido y no tengo dueño. Pero en conciencia el día 9 votare

Refutar los anacrónicos juegos de la sofística nacionalista resulta sencillo: la España constitucional incluye a Cataluña, la Cataluña nacionalista excluye a España; la España constitucional distribuye solidariamente en función de las demandas de los más necesitados de ayuda, la Cataluña nacionalista niega que las autonomías menos prósperas del Estado merezcan la solidaridad de la kiristoracia soberanista que malgobierna a los catalanes con muy amplias competencias;la España constitucional ampara, protege y alienta todas las culturas tradicionales que hoy conviven armónicamente en el Estado, la Cataluña nacionalista segrega,amedrenta y persigue a cuantos ciudadanos no quieren aceptar la exclusividad etnizante con tintes xenófobos que practican las fuerzas soberanistas. Puede que los nacionalistas catalanes se crean una nación aparte pero los que no somos nacionalistas creemos –y queremos- ser parte de una nación mucho más amplia e integradora, más moderna y moralmente defendible que se llama España, una nación que sirva para ampliar los ámbitos de gobernanza y que permita la progresiva reducción de las barreras que separan a los seres humanos; puede que los nacionalistas catalanes crean sólo suyo lo que es de todos pero la gran mayoría de los demás ciudadanos creemos propiedad de todos cuanto los nacionalistas catalanes, en su particularismo retrógrado y aldeano, quieren reservar para sí. En definitiva, los territorios no pueden ser usurpados a sus legítimos propietarios por el mero hecho de que unos cuantos ciudadanos se reúnan para asentar sus reales donde les dé la gana, sin consideración alguna por los demás. Con semejante actitud, cualquier bandería podría inventarse una historia mítica que la justificara (como han hecho los nacionalistas catalanes incluso recurriendo al adoctrinamiento infantil; el último libro de Henry Kamen, como tantos otros anteriormente, lo pone claramente de manifiesto) y reivindicar sin rubor el territorio que mejor le pareciera: pura arbitrariedad producto de trasnochadas ideas decimonónicas. Lo que resulta vergonzante en cuanto ha venido siendo la estrategia nacionalista es que, arrebatados por el cinismo corrupto de sus líderes, los catalanes de a pie, enajenados por el sentimiento excluyente, hayan llegado a creer que pueden imponerse, por puro desistimiento de las instituciones democráticas del Estado, a la ciudadanía española y a la democracia de todos. En cambio, lo que resulta esperanzador es que la legitimidad democrática de la España constitucional pueda asegurar con la Ley la derrota del órdago reaccionario lanzado por Mas, Junqueras y sus neoescamots.

Manana no habra nadie en empresas, instituciones, partidos que haya conocido aquella epoca, a quien hayan impregnado de nacional-catoliocismo conquistador... A lo mejor mi profecia se realiza: Espana recupera la memoria y se transforma cuando llegue al poder la generacion nacida en los 90!
Catalunya ya se ha roto. Lo que cambia ahora es que aquellos que pedian un estado federal pueden (estan) pasando al soberanismo. La fractura es ya visible desde que la auto-nombrada "mayoria silenciosa" no reune a mas de cuatro gatos y los fachas han desmbarcado en Barcelona para amenazar la convivencia. El 12-O eran 150 pero amenazaban de muerte y de palos a todos los catalanes que cometieran la osadia de pensar libremente y de no pensar como ellos.
Cierto que se radicalizaran las posiciones con las plebiscitarias pero, de nuevo, la violencia vendra de los que no supieron gestionar este cambio y lo hicieron todo para que muchos catalanes consideraramos mejor, mas positivo para nuestros hijos que Catalunya empezara a caminar sin Espana.

Corneille lo descrbio mejor que yo:
" Nous partîmes cinq cents; mais par un prompt renfort
Nous nous vîmes trois mille en arrivant au port,
Tant, à nous voir marcher avec un tel visage,
Les plus épouvantés reprenaient de courage ! "

Quien plegara sin romper? Quien rompera por gigante engreido que no ve la realidad que emerge en esta Espana post-franquista, post-transicion.

La Fontaine ya describio muy bien la situacion actual en su Le chêne et le roseau:
" Comme il disait ces mots,
Du bout de l’horizon accourt avec furie
Le plus terrible des enfants
Que le Nord eût portés jusque-là dans ses flancs.
L’Arbre tient bon ; le Roseau plie.
Le vent redouble ses efforts,
Et fait si bien qu’il déracine
Celui de qui la tête au Ciel était voisine
Et dont les pieds touchaient à l’Empire des Morts. "

El roble espanol quiza deberia retomar/refocalizar su rutina de musculacion y trabajar mas su elasticidad...

Aznar, ese hombre que gusta escucharse a si mismo, lentamente, saboreando su propia sabiduría, prodigando desde su oráculo, las grandes verdades del Perogrullo al resto de los simples mortales, se equivoca nuevamente, de plano.


Aznar, gusta demasiado del verbo romper. Gusta cargar de drama y desgarro cualquier cosa que él estime “peligro” o amenaza contra España. Esa, es su habitual manera de amenazarnos a todos con “el coco” y desde luego, él se presenta como único que sabe conjurarlo, salvándonos de la supuesta rotura o desgajamiento. J.M.A. reviste en si mismo, todo aquello que él detesta.
Hay algunas palabras que tienen una carga demasiado pastosa, excesivamente adulteradas, en exceso viciadas. Algunas como “romper España”, “desafío Catalán”, etc etc. O, la famosa “sensatez” que Mariano Rajoy repite como ave psitaciforme. Afortunadamente, hay un altísimo sentido del pragmatismo en la sociedad catalana como para que exista riesgo real de fracturas o “rompimientos aznarianos”.
Junto a los vascos, los catalanes se caracterizan por ser claramente orientados a los resultados más que a los procesos por los que se llega a esos resultados. De convicciones muy centradas y de habitual sentido común. Suelen ser gente eficaz.
El simple hecho de que Cataluña sea una de las regiones más desarrolladas de Europa, habla por si solo.
Por ejemplo, difícilmente en Barcelona llegaría al poder una persona como Ana Botella o una Esperanza Aguirre.
Por otro lado, quienes pretendan juzgar a la sociedad catalana por el caso Palau o por la actitud de Pujol, se equivocan de lado a lado.


Y coincido con Gabilondo. Muy difícilmente se puede dar por debilitado o terminado el proceso actualmente en curso en Cataluña. Las aguas de fondo no tienen nada que ver con las de superficie. Los “políticos” de turno en el gobierno central, vienen revelando un sorprendente desconocimiento de los catalanes. Por meses y meses, la prensa se refiere al proceso catalán en términos de “el desafío catalán”. Con “eso” el poder político central, ya dice casi todo de si mismo. Mal harían no acercándose a aquellos con los que subir un peldaño, en la escala del sentido común. Mal hacen confundiendo a sus colegas catalanes con los catalanes. Mal hacen pronosticando fracturas sociales. La llamada sociedad civil, ya no cree en “el coco”.
Esto NO es algo cuyo horizonte se pueda medir en días o meses. ¿pueden entender eso?
¿Tampoco se dan cuenta los políticos, que siempre van por detrás de las personas?
¿No sienten, señores “políticos” que existen cosas menos “terribles” pero más necesarias que atender?

Querido Brochado, ERC también saca 500.000 votos. ¿tampoco lo sientes como tuyo? Pues para no ser nuestro hace un ruido insoportable.

Cualquier aficionado a la lectura de ensayos históricos conoce una de las frases más recordadas de Churchill, fruto de su brillante elocuencia ante la buena noticia de la victoria aliada en El-Alamein: “Esto no es el fin; ni siquiera el comienzo del fin; pero sí quizás el fin del comienzo”. Los nazis habían llegado todo lo lejos que podían llegar y, a partir de ese momento, en efecto, cuanto les quedaba era una larga sucesión de retiradas hasta culminar en la derrota absoluta y la catástrofe. Sólo el fanatismo y la locura de un nacionalismo sin seso pudieron llevar a los dirigentes nazis y al pueblo alemán a persistir en un empeño autodestructivo sostenido por los mitos decimonónicos del “Volk” y del “Geist”. La kiristocracia nacionalista catalana y sus enajenados seguidores se hallan en una coyuntura semejante a la descrita con tanto tino y capacidad profética por el premier británico. Al impulso de un orgullo mal entendido y de un diseño conceptual por completo errado, Mas, Junqueras y demás afines al uniforme cuatribarrado creyeron que bastaba el “triunfo de la voluntad” (“Triumph des Willens”) para imponer su proyecto retrógrado al conjunto de España, sin que para nada importaran ni la lealtad a la Constitución votada por amplísima mayoría por el electorado de Cataluña, ni la Ley surgida del consenso que la propiciara, ni las instituciones democráticas que aseguran su continuidad. Afortunadamente, Constitución, Ley e instituciones han resistido el embate de la demagogia nacionalista y de su afición a la “concentración multitudinaria” (¡ay, aquellas filas prietas en el estadio de Nüremberg!) y siguen incólumes para enfrentar cualquier otra ofensiva lazada para ocultar la desesperación ante el fracaso soberanista. Ni “consulta” sin garantías democráticas, ni elecciones plebiscitarias, ni declaraciones unilaterales de independencia podrán ya hacer temblar al edificio del Estado porque, como acabamos de ver, nada puede la mala política contra la buena Ley. Son los nacionalistas los que ahora se encuentran en un dilema: persistir en un camino que lleva a la confrontación sin esperanza y a una situación de interminable decadencia socio-económica de Cataluña por el simple prurito de llenarse la boca con rancios discursos irredentos o volver a la racionalidad de la convivencia entre españoles y a la tranquila evolución hacia un mundo con menos fronteras y más solidario. Sí, pude decirse que estamos en el “fin del comienzo”.

Bueno lo de Aznar lo enmarcaremos en la fábula del burro y la flauta (hizo tantas profecías catastrofistas derivadas, la mayoría de ellas, a que no se siguieran sus recomendaciones.....). Lo de Mas, rehén de sus aliados y de sus propios cálculos electorales (todos ellos fallidos) es simplemente patético. Y la incompetencia de Rajoy para actuar como un lider político, no por no esperada, empieza a ser un grave problema para todos los ciudadanos de este país. Empiezo a echar en falta la capacidad y la responsabilidad de los políticos que protagonizaron la hoy tan denostada transición.

Hay un hecho real, que cada cual al final se queda en lo que es, después de fintar hacia un lado u hacia otro.
En las noticias tenemos el impacto de la ola, que una vez pasa, se queda otra vez en calma el agua.
Quedando cada cual en el mismo sitio de siempre, una vez lavada la cara con la realidad.
La gente como la tripulación de un barco remando sin parar mientras el cuerpo aguante.
Pero en la política a veces las apariencias engañan, reconociéndose cada cual según sus verdaderos intereses que son en realidad, el de tomar el mando.
De la nave.
La gente sigue remando siempre, porque si paran o se desentienden se hunde el barco azotado por las olas.
En Catalunya, se sigue remando dentro de España porque nadie ha explicado que pasaría si fuera diferente.
Y detrás del alboroto de clamar por defender lo propio nos queda la pregunta, de mañana que pasa.
Al remo, eso seguro.
¿Pero debajo de la cubierta hay algo?, o llevamos los pies metidos en el agua, eso no son palabras ni deseos.
El mañana, la comida y el sustento quien lo asegura estando globalizado el mundo y las finanzas.
En Europa.
Los colores de la camiseta siguen siendo los mismos en cada uno de los jugadores de la partida.
Salvo la gente de base, que están mirando los órdagos y los full-les, de unos y otros sin nada debajo.
La gente reclama respeto por quienes somos.
Y nadie quiere ser ninguneado por propios o extraños.
Pero sin confundir.
La velocidad con el tocino.

A Rajoy se le está rompiendo España entre las manos. La estólida tozudez de la ultraderecha española está haciendo más en favor de la República(la española y la catalana) que todos los republicanos de buena fe que en este lugar han sido. Luego de Cataluña, vendrá Euskadi, Canarias....quien sabe.
Estoy asqueado de los populismos que prometen lo imposible e intoxican la política. Desde el populismo antisistema de convergencia y de esquerra, radical y escapista respecto a los problemas de los catalanes, paro,miseria,enseñanza,sanidad,salarios,dependencia, pensiones...y del populismo derechista españolista que está dinamitaando el sistema, corrupción,saqueo, miseria, salarios,pensiones,etc.... Unos queriendo retornar a sitios imperiales donde nunca estuvimos y otros modelando falsariamente una historia que nunca fue, y ofreciendo el paraiso en cada esquina, la tierra prometida, el maná, la leche y miel, donde ser independientes les hará libres, ricos y famosos. Quizás sea que nunca hemos podido volver al paraíso porque nunca estuvimos en él. Harto estoy de populismos como he dicho, y no precisamente del de Podemos, que hoy por hoy es el único, que de serlo, rema a favor del sistema

Querido Iñaki, la división social en Cat esta provocada por los políticos, que hacen anti-política en lugar de dedicarse a solucionar los problemas de los ciudadanos. Se creen reyezuelos. Yo tengo el convencimiento de que si el Mesies y ERC (aquí incluyo la ANC que es en realidad el brazo "armado" de ERC) estuvieran al menos 6 meses sin provocar al ciudadano (sin agitprop), el sufle bajaría. Fijese como necesitan decir alguna barbaridad cada día. Necesitan presionar para estar en los medios de comunicación continuamente. Necesitan propaganda en los medios (TV3. y diarios subvencionados) para que vayan a las manifestaciones del 11S unas 800.000 personas (las otras cifras son mentira).
Fíjese sino en una cosa: las manifestaciones universitarias de la semana pasada fueron un fiasco.

La vie est une prophétie que vous réalisez vous-même.

Mientras el gobierno de España se establezca solo con los votos de unas comunidades, nunca habrá consenso en nada. ¿ Como vamos a sentir como nuestro, un gobierno que en Catalunya saca apenas 500.000 votos, y encima se mete con nuestra cultura, nuestra economía y degrada y denigra a nuestra comunidad año y año también ? Si alguien quiere abolir las comunidades, diputaciones, ayuntamientos y volver a la dictadura franquista, pues que con nosotros no cuente, nosotros no somos de ese mundo !!!

No entiendo cómo una sociedad en apariencia avanzada, no sea capaz de tomarse un tiempo, para reflexionar sobre los posibles intereses, o no, que se esconden detrás de las propuestas soberanistas, por parte de los dirigentes. ¿Los ciudadanos se verán beneficiados por la posible independencia, o solo lo estarán los cargos públicos?

Ni teoría de Aznar ni nada de nada, lo que se esta decidiendo y algunos tratan de volvernos locos, es la decisión de votar y no deben de complicarlo, el primero MAS, UNA COSULTA QUE DECIDA SI, EL SÍ O EL NO a votar y luego ya se hablara de soberanismo ó del sexo de los angeles..que alguno sería femenino, digo yo...Ahora les entran las prisas a los gobernantes..tanto Catalanes ó Españoles...después de tantos años de buscar lo mismo las prisas no son buenas, paso a paso y con buena letra. Primero comprobar si se debe votar y quienes, luego lo demás, pero por favor hablen, dialoguen, que se imponga la diferencia con los animales, el dialogo, que si lo que quieren los Catalanes es la "pela" ..tal y como han dicho siempre... y, lo que quieren los "Españoles es lo de la unidad..tal y como la dictaron los RR.CC..., pues sea discutido y aprovado, institucionalizado, o lo que sea, pero acuerdenlo de una vez y pasemos a cosas más serías que haberlas ahilas.

Aznar, que se considera a sí mismo el oráculo y a la vez el elegido, pudo decir algo con sentido, pero creo que por pura estadística. Ya tocaba.
Hubo épocas de grandes políticos que propiciaron grandes cambios y conseguían unirnos a todos para construir el estado que queríamos. Pero los descendientes, con todo ya hecho, han salido ranas. Tienen un master como comerciales y vienen con el bolsillo del traje abierto por si cae algún sobre. Y sean los del gobierno español o los del catalán, son expertos en crear unas expectativas, en ilusionar a la población, para luego conseguir la decepción más absoluta y una irritación difícil de canalizar por ningún sitio. Venden motos que no andan mientras ellos cobran.
La solución es una nueva política con nuevos políticos en una nueva democracia.

¿Y si el Presidente del Gobierno propone un paquete de medidas, en las que se incluya la reforma constitucional para:

-Eliminar las Comunidades Autónomas y las diputaciones provinciales.
-Fusionar los ayuntamientos necesarios para que sólo haya pueblos de más de 10.000 habitantes.
-Unificar los cinco regímenes fiscales: (Alava, Vizcaya, Gipuzcoa, Navarra y el resto de España)
-Prohibir los partidos nacionalistas o xenófobos que promueban la discriminación de los ciudadanos por su lugar de nacimiento o de residencia.
-Abolir las leyes que discriminan a los hispanohablantes en relación a las otras lenguas del Estado.
-Crear 350 distritos unipersonales para elegir a los miembros del Parlamento. Elegidos por mayoría a dos vueltas.
-Suprimir el Senado.

Y de esa forma acabar de una vez por todas con esta pesadilla?

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal