20 nov 2014

Contraataque

Por: Iñaki Gabilondo

Hay 61 Comentarios

Como catalán, veo la solución del problema muy difícil por dos motivos, primero Mas está muy presionado por la sociedad catalana, el pueblo, empresarios y asociaciones culturales que ven como el Gobierno de España en vez de dar aire a las comunidades que pueden ser el motor de este país, muy al contrario las está frenando en aras de mantener sus privilegios de partido y conservar sus cotos privados de votos.
Por otra parte la actitud del poder Español es gravísima al judicializar el tema y no llevarlo al terreno político que es el que le pertenece.
El otro día cuando leí las palabras del jefe del estado mayor, como catalán me indigne, pero releídas varias veces y con más calma, reconozco que fueron una constatación real de lo que está ocurriendo y que Rajoy en su ceguera nos está llevando a un callejón sin salida a todos
Sigo pensando que una negociación política que diera una posibilidad a los catalanes de sentirse a gusto dentro de España sería muy bueno para todos y que conseguiría los votos a favor de la mayoría de los catalanes

Yo creí en la España democrática y creí en el encaje. Ahora a mis 60 años después de casi 40 años de democracia creo que Catalunya ha de ser independiente
Para el fiscal general, el día 9 vote y le voy a decir una cosa jamás en ninguna elección vi tanta emoción y alegría de gente que jamás me lo hubiera pensado en algunos de mis vecinos

A la derecha conservadora española, representada por el Partido Im-Popular y encabezada por el presidente Mariano Rajoy, le repele la cuestión catalana. Literalmente, le revuelve las tripas.
Llegados a este punto de la historia, y por resumir lo más brevemente posible la situación, el Gobierno ha optado por una postura de confrontación, apelando tercamente a la legalidad vigente, que en vez de resolver nada lo único que consigue es un claro y peligroso empeoramiento del problema. El PP y su gobierno, por increíble que pueda parecer, prefieren conducirnos a todos hacia una muy probable e indeseable segregación, a cara de perro y tras un proceso casi seguro de violencia (ojalá me equivoque), en lugar de buscar una fórmula consensuada, inteligente y democrática que nos permita continuar muchos años más juntos y en paz. Carecen de imaginación, flexibilidad, talante y generosidad. Son lo más parecido a aquellos hombres-roca u hombres-castillo que dibujaba en tiempos el genial Mingote en sus viñetas.
Mal camino el que eligieron los hombres y mujeres del PP cuando denunciaron el anterior Estatut (de 2006) por supuesta inconstitucionalidad. No han comprendido su error y se obstinan por perseverar en la misma vía, que ahora se concreta mediante una querella de la Fiscalía General del Estado.
Así no, Mariano, así no. Si no tienes la talla necesaria para gestionar este grave asunto, retírate. Por el bien de todos.

No creo yo que Rajoy tenga alguna "solución", al menos ninguna que pase por consultar al pueblo. Y la desgracia es que hoy por hoy nadie mas puede sentarse a la misma mesa que Artur Mas para hablar sobre Catalunya. Supongo que tendremos que esperar a que esto cambie, que sean otros los interlocutores y que ambos sean conscientes de que cualquier solución ha de ir refrendada por la gente, no por los jueces, que estos están, o deberían estar solo para resolver conflictos cuando las palabras se han acabado....¿o estamos ya en ese punto?...no lo creo...pero algunos parece que si.

Aznar en depresión:
Sus tres acólitos preferidos:
Acebes, visitando el juez por corrupción ;
Rodrigo Rato, cesado en la empresa donde se le había recolocado después de su paso "atila style" por Bankia ;
y el gallego, el gran, el nunca suficientemente ponderado, preshidente plashma / plashta / plashti(lina), el escogido, capaz de deshacer España en una legislatura (con mayoría absoluta). Ahí es nada. Rajoy, el implosionador.

Estamos viendo en directo como se rompe un estado.
Por corrupción, por indolencia, por ignorancia de la realidad.
Buenos tiempos para los periodistas, para los curiosos.
Que no nos arrolle la historia.
Buenos días a toda la gente de buena voluntad.


Mas es un peón, detrás de él pondremos a otro que nos lleve a la soberanía. Cada vez somos más los que nos convertimos, y a los que dicen que somos minoría, recordarles que en las últimas autonómicas la suma de partidos soberanistas se llevaba la palma. Pueden serguir ninguneándonos, y decir que somos pocos, como si en el resto de las eleccciones se moviera el 100% del electorado! Seguiremos trabajando, en silencio, para conseguir la libertad.

La verdad, no se para que gastamos tiempo y palabres esperando alguna solución por parte de Mas o de Mariano Rajoy, ni tan siquiera los consideramos...al menos yo no...capacitados para buscar una solución que, enquistada en ambos bandos, no tendrá solución hasta que pasen dos cosas, solo dos; una, que tomen cartas en el asunto de las Autonomías todos los partidos e interlocutores implicados en él y lo desatasquen de una vez por todas, sin tonterias y sin protagonismos y, ..dos, que tengamos que poner solución al "problema" Autonómico los Ciudadanos de a pie que, seguramente sería mas drastico y explosivo...sobre todo para los políticos...en su solución ya que lo tenemos mucho más claro, pues queremos que..todos, y digo todos...dejen de marear la perdiz Autonomica y se pongan a trabajar con seriedad y ¡¡¡ HONRADEZ !!! PUES, LA VERDAD, ES QUE YA ESTAMOS HARTOS DE POLITICOS Y LADRONES que no hacen sino que perpetuarse en el cargo con embustes y malas artes.
Buenos días y a trabajar con horadez y seriedad que ya hace unas horas que salió el sol.

El estado español está dando la razón a Gandhi : "Primero te ignorant, después se burlan de ti, finalmente te atacan. En ese momento ya has ganado."
Sabe mal por las buenas gentes españolas que hemos conocido, pero ya está. Se acabó.
La sociedad española tendrá que luchar también por recuperar sus derechos ciudadanos.
Por dignidad.
Por cierto, buenos días Sr. Gabilondo,
bon dia, ciutadans catalans lliures,
buenos días súbditos españoles vasallos (no es insulto),

¡Qué hastío producen los dos dirigentes políticos por su supuesta incapacidad, o sus supuestas estrategias!. Pienso que todos los ciudadanos deberían de despertar, haciendo inútil con su indiferencia este juego absurdo, sería bueno que pensaran en la fábula de los galgos y los zopencos.

Sin perdernos de vista las personas que seguimos en el trajín diario, y pagando con nuestros dineros todos los gastos que se manejan.
Los necesarios y los otros.
En disputas de taberna, que dolorosamente luego y al final del recorrido todo lo que queda de ellas son canciones del verano o cantos de sirena.
O sea, una representación en toda regla pagada a precio de oro y como si fuera serio.
Un vodevil tras otro.
Como si fuera el presente actual para mucha gente duro de narices, una radio a la que le quitamos el volumen y solo nos quedamos con el aparato enchufado y mudo encima de la mesa.
Para evitarnos por lo menos el dolor de cabeza, que es lo que tenemos la gente que aun seguimos tirando del carro en este país nuestro.
Con tanto rifirrafe, y tanto desatino y tanto timo, y tanta malversación y prevaricación y condenas en firme, que no se cumplen aun después de tener sentencia dictada.
Conflicto de intereses se llama.
Por encima de la ley universal, esta que nos obliga al común de los mortales.
Como vestidos con las camisetas de colores de un equipo de fútbol, cada uno de nuestros políticos y políticas, a la hora de ejercer en la palestra.
Todo el mundo es consciente de los intereses que se defienden, y todo lo demás son regates.
Y abucheos.
Porque en realidad, en lo fundamental cada cual sabe a ciencia cierta donde está el enemigo verdadero.
Sabiendo que la estocada se queda en un amago ante la galería, para dar la batalla solo ante el verdadero peligro, el que si hará daño.
Como espadachines consumados, se amaga para tirar una estocada, pero en realidad a donde se quiere pinchar es a quien está al otro lado de la barrera.
Dejando a los enemigos de mentiras a resguardo.
Mientras el público que asistimos entretenidos al jaleo que se levanta como si fuera verdad, gritamos y nos ponemos histéricos voceando a unos y otros.
Pagando siempre la entrada al entrar y al salir, que faltaría más.
Como cada día que tenemos función, y eso que es lamentable decirlo, en nuestro caso es por lo menos, cinco de cada siete días de la semana.
Que pagamos el pato, para regocijo del patio de butacas.


Este gobierno es una desgracia nacional y Rajoy ni sabe ni tiene soluciones para casi nada que no sean las grandes cuentas de sus financiadores. Y desde luego no para resolver problemas políticos como el catalán. Se dedica a pasear como un pavo al que nadie hace caso en las reuniones internacionales mientras tiene la casa en llamas. Y luego su partido se llena la boca con grandes palabras que ya no se cree nadie. Necesitamos unas elecciones cuanto antes que nos libren de la increible torpeza del PP.

Primero se tomaron el pulso catalán como una "algarada" sin importancia. Inmovilismo, desprecio, chulería y risotada.
Ahora que es un problema tan serio, llaman al pueblo con a rechazar con la patria en la boca.
La crisis capitalista y la ineptitud del gobierno liberal, caldo de cultivo de movimientos contra un sistema que protege al poderoso, según las infinitas evidencias.
Proceso, por cierto, calcado al otro movimiento que empezara como otra "algarada" sin importancia.
Y mientras, los ciudadanos dan la espalda a los partidos donde solo ven corruptos y corporativismo.
Nos rompen España.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal