15 ene 2015

Cataluña, los dos errores

Por: Iñaki Gabilondo

Hay 42 Comentarios

Estimado trasnochado. Perdona, pero no has entendido nada sobre Catalunya y los catalanes. Posturas y comentarios como el tuyo, son los que han estado y estan fabricando independentistas.

Debemos ser más inteligentes que los políticos, dejarnos de tantos odios y buscar la unión. Dejar de ver el problema catalán como un problema, si no como una oportunidad de resolver los problemas históricos.

Aquí el problema es que ambos partidos políticos se han aprovechado de la coyuntura o las modas que circulan en la actualidad; y digo las modas porque son eso y los seres humanos para sentirnos importantes ante nosotros mismos y ante los demás tenemos que seguir las vanguardias y las vanguardias que ha habido en Cataluña, asi como, en otras partes de Europa es fomentar los nacionalismos como algo superbueno, pero no los nacionalismos a gran escala sino los nacionalismos de pueblo, es decir, exceptuando la zona de Barcelona y poco más , que se han podido mover por más sitios, todo lo que es Pagés se ha sobrevalorado, reinvindicando una forma de vida ligada a la tierra y a sus producciones, una vida realmente auténtica, propia y exclusiva de Cataluña y haciéndola suya y de nadie más, reivindicando lo propio como lo mejor, y esto se ha convertido en una moda que han transmitido a la juventud de Cataluña, que ha hecho que de España se movieran por pocos sitios a no ser los más próximos a sus lugares de origen y conociendo otras realidades pero fuera de la península porque la moda era que todo lo que sonara a España estaba en contra de Cataluña y se lo han hecho creer tanto que los han movilizado desde todas las instancias hasta llegar a lo que estamos ahora.

El problema de Cataluña es solo uno y es el empecinamiento de alguna parte de la sociedad catalana en decir y reivindicar que eso es solo solo solo solo solo solo solo suyo. Y no es verdad. Y esto es lo que no se puede discutir. La propiedad de Cataluña. Ellos no se sienten españoles pero lo son. También pueden no sentirse ser humanos pero lo son. También pueden sentirse frustrados si quieren. Pero no entiendo las vueltas que le dan al tema. No son diferentes al resto aunque ellos se lo crean. No lo son. Es como si un bloque de vecinos se independizara del territorio español porque en el edificio solo viven vecinos somalíes. Es tan radical como eso. Un español tiene todo el derecho del mundo a circular por España, y Cataluña es España. Y no entiendo a los independentistas. No les comprendo como se frustran ante la realidad. ¿Será el idioma el problema? ¿Habrá que prohibirlo para que ese sentimiento separatista se apacigüe? Mientras antes acepten que pertenecemos a una patria común e indivisible, antes podemos dedicarnos a, entre todos, mejorar esta situación económica que nos afecta a todos. Un saludo.

Pues sí, don Mahatma.
La misma clase de gente que va a poner al país y al continente entero en manos de las multinacionales, financieras (lo que queda por poner, que no debe ser mucho ya) y "mecanismos de solución de controversias inversores-estados" o lo que es lo mismo, los lacayos de esas multinacionales y financieras diciéndole a los estados que leyes les gustan y se acomodan a sus intereses y que leyes no lo hacen y no están dispuestos a acatarlas.
Don Iñaki hizo referencia a este asunto hace algún tiempo; no estaría de más que refrescase el tema de tanto en tanto para que, a ser posible, se cree conciencia de lo que nos estamos jugando en este tablero más amplio (que el nacional y autonómico) y con más repercusiones de las que nos creemos. Un debate soterrado que parece no tener reflejo en los medios y al que los grandes partidos no se refieren para nada en absoluto, tan solo si se les pregunta explícitamente por ello y ni aún así...
Saludos
http://www.no2isds.eu/es

El PP se define “absolutamente ajeno” a la corrupción de Gürtel
Partido Popular, 17-01-2015


El país, ha sido puesto en las manos del tipo de gente que dice estas cosas.

Don Maresme:
Un servidor le canta la mañana con mucho gusto. El informe reseñado sobre la calidad de gobierno ha venido ya estas páginas en más de una ocasión y pone de manifiesto el escaso nivel de los políticos que desde la Transición vienen acaparando el poder en Cataluña:

http://ec.europa.eu/regional_policy/sources/docgener/work/2012_02_governance.pdf

Esa referencia cercana tiene la validez que le falta al corpus mitológico del nacionalismo, que cree a nuestra España un hecho marginal respecto a tanta monserga identitaria, como si nuestro entero país no hubiera atravesado por las mismas vicisitudes que han deparado la realidad actual que todos vivimos dentro y fuera del Principado y no existiera un acerbo de elementos comunes, sociológicos, económicos y de derecho que concierne al conjunto de los españoles. Puesto que la Edad Media nos queda ya muy a trasmano a los que vivimos en el mundo de hoy, las expresiones castizas (¡Voto a bríos!) sólo cuadran perfectamente a la mentalidad trasnochada del soberanista catalán.

Don Xavi:
Fíjese ud. si hay solidaridad del resto de los españoles con los catalanes que las inversiones del Estado en Cataluña colocan al Principado en una situación de privilegio respecto a casi todas las demás autonomías. Sólo Andalucía ha recibido en los últimos tiempos mejor trato.
http://www.economistas.org/Contenido/Consejo/ResumenPrensa/1_2013/12_ENERO/14-01-13/1_invers.pdf
Las balanzas fiscales son una medida de la solidaridad interregional. En cualquier sociedad civilizada en que se atiende alas necesidades de la población, aquellos territorios con mayores ingresos contribuyen a los que menos tienen. Cataluña no es la que más aporta a esa solidaridad y no tiene motivo para sentirse discriminada cuando otras partes de nuestros país realizan todavía mayores esfuerzos para favorecer la reducción de las desigualdades.
http://www.elperiodico.com/es/noticias/economia/informe-sobre-las-balanzas-fiscales-3402671
Y aun más, Cataluña ha sido la que más dinero ha recibido del Fondo de Liquidez Autonómico en 2014, hasta un 38% del total transferido. Gracias al resto de España los catalanes han podido recibir sus pensiones y pagar a sus funcionarios.
En suma, no se trata de un antagonismo entre nacionalismos sino de la confrontación buscada del los nacionalistas catalanes con quienes conciben una nación integrada y solidaria. La oposición a Mas y Junqueras, a la postre, es precisamente la oposición a la rancia idea decimonónica del nacionalismo irredento.

Witness
Hablamos de solidaridad, perfecto hablemos, Catalunya junto con otras comunidades autónomas como Valencia, Baleares son solidarias con otras comunidades autónomas que no pueden, pero algo se ha hecho mal cuando las comunidades productivas están ahogadas y las pobres no quieren dejar de recibir su parte del pastelito esto crea un problema que solo se puede solucionar con dialogo y una reforma autonómica o un cambio de punto de vista, hay comunidades que llevan recibiendo hace casi cuarenta años y encima dan lecciones a los demás, creo que en ese tiempo podrían haber evolucionado.
A los aficionados a comparar el nacionalismo catalán con el nazismo y decir que no somos solidarios, les pondré un simple ejemplo. EEUU después de acabada la II guerra pusieron en marcha el Plan Marshall, ¿lo hubieran aguantado 40 años?, creo que no, Europa se tuvo que espabilar, pues lo mismo ocurre con España.
El nacionalismo catalán es trasnochado, pero el nacionalismo español también lo es, un ejemplo es Gibraltar, sigue reclamando el peñón después de cuánto tiempo ¿tres siglos? Y con el agravante que los habitantes del mismo no quieren ser españoles ni hartos de vino. Claro el nacionalismo español que hace, mantiene Ceuta y Melilla, un negocio ruinoso para España, ya que estas dos ciudades se llevan más presupuesto que algunas comunidades autónomas deficitarias.
Bueno pero España, siempre será así, como dijo aquel rey español “Más vale honra sin barcos que barcos sin honra” lo malo es que en este país la mayoría de gobernantes y reyes, no han tenido ni honra ni barcos

Hay que leer mucha tontería sobre la historia de España. Sobre todo si esos comentarios vienen de las comunidades limítrofes que no históricas. Ya me contarán ustedes la manipulación en educación ejercida por esos gobiernos ultra nacionalistas que tanto jaleaba el autor del artículo.
Salud y libertad, hermanos y heramanas

Witnes:
He leído su comentario. Evidentemente no puedo estar más en desacuerdo. En mi pueblo dirían que el que lo ha escrito debe ser un "cantamañanas". No es un insulto, tranquilo. És una descripción, irónica, pero amable.
En fin. Creo que por hoy ya está bien. No monopolicemos más el blog del señor Gabilondo.

Don Maresme:

Es una lástima que muchos soberanistas trasnochados de nuestros días sigan teniendo mentalidad no ya decimonónica (la típica del nacionalista que no parece darse cuenta del mundo en que vive, de las enseñanzas de la Historia y de la dimensión -ya global sin retorno- de la Humanidad) sino incluso medieval. ¿Acaso creen que los españoles van con una tizona por la calle, que el pérfido agareno monta en galera para asolar la Costa Brava o que el cristianísimo Rey de Francia ambiciona la fortuna de los Templarios sita en las cuentas de la Caixa? No tal, ¡voto a bríos! Desengáñese, si los ciudadanos de esta nación nuestra viven un tiempo concreto, si dependen de una realidad que los condiciona y envuelve, no se trata de la que fuera en un pasado remoto asociada por la historiogrfía romántica a unos mitos infantiles -que no se corresponden hoy con otra cosa que no sean las mañas de un trujamán demagógico con características goebelsianas- sino a un presente con sus propios problemas y características específicas, con un presente de ciudadanos con derechos individuales y no de "pueblos" irredentos extraídos del magín de la agit-prop por una tropa de políticos arribistas. Ni Cataluña es una señora de buen ver que espera el cortejo de un galán imperial para engendrar una prole de egregios almogávares, ni los catalanes son distintos de canarios, asturianos o andaluces por el simple hecho de hablar una lengua provenzal y gritar "Visca el Barça". A no ser, claro, que ud. piense que el catalán es una categoría aparte de los seres humanos, a punto de abandonar la evolución de nuestra especie común para dar paso a toda una generación de titanes que pueden mirar por encima del hombro al resto de los mortales porque han hecho de Cataluña el centro del Universo.
Por otra parte, la mala administración de los recursos del estado es una cuestión de grado referida a cada administración particular, susceptible de enmienda en convocatoria electoral según el criterio de los electores; la solidaridad interregional, una cuestión de principio asentada en la consideración de los españoles como ciudadanos libres e iguales con derechos y deberes contenidos en una Constitución democrática. En cualquier caso, de lo último que podrían quejarse los catalanes nacionalistas es de que estar discriminados con respecto a los habitantes de otras autonomías aduciendo que, en éstas, los recursos de todos puedan estar mejor o peor gestionados. Precisamente Cataluña, como ponen de manifiesto los informes europeos, es la región de España peor gobernada por su propia administración a pesar de ser – aunque quizá precisamente por serlo- una de las regiones del continente que gozan de un mayor número de competencias cedidas por la Administración Central. Si quiere buscar ud. un responsable de las dificultades por las que atraviesan los catalanes por estas fechas, remóntese ud. a los disparates del tripartito y al escaso nivel de la clase política catalanista que, desde hace décadas, mira a los presupuestos regionales en términos de porcentaje para uso particular.

Witnes: Es mi opinión que usted cambia la etimología de las palabras.
Tendríamos que procurar no prostituir el significado de los vocablos.

Por ejemplo:
solidaridad
España no distribuye solidariamente los recursos de los impuestos de los catalanes. Los utiliza en una proporción muy grande en infraestructuras a mayor gloria política, sin beneficio económico racional. AVE, Aeropuertos vacíos, Autopistas radiales. En cambio la infraestructura básica, el corredor mediterráneo esta infra-inversionado.

reaccionario
Mas y Junqueras no han lanzado ningún órdago reaccionario. Es la sociedad catalana que les empuja a gestionar el proceso. Y no es ni mucho menos reaccionario. Es inclusivo y progresista (participación sociedad civil en la política, asociaciones de castellanohablantes en favor del estado propio, leyes sociales que el PP tumba enviandolas al Constitucional)

integradora
España no ha sido casi nunca una nación integradora. Al contrario ha sido una extensión del imperio castellano muy muy conquistadora. Y a los pueb los no les gusta ser conquistados : Se han independizado Centroamérica, Cuba, Sudamérica, Filipinas, Gibraltar no quiere volver a ser española, etc...

Por favor, utilizemos las palabras en su sentido real.

Hay españoles que comprenden que en una democracia europea en el s.XXI las decisiones que afectan a la sociedad tienen que ser hechas por dicha sociedad. De una manera democrática, pacífica, cívica, equitativa. Tan fácil. Tan difícil.
En todo caso, oponerse a la corriente mayoritaria ya no es posible. No sin utilizar la violencia. Y ya sabemos a que conduce la violencia.

Paradójicamente, desde que hay el soberanismo desacomplejado, y sin utilizar subterfugios, observo que las conversaciones entre invitados españoles a medios de comunicación catalanes casi son más relajadas, más sinceras.
Ejemplos: periodistas televisivos, cantantes, académicos, artistas. En los medios de comunicación, los diálogos , en castellano, no necesitan metáforas. Hay más sinceridad desde que se han puesto las cartas sobre la mesa.
Quizás esconder la verdad, en el fondo, nos dañaba a todos.
Es una opinión personal.
En todo caso. Si sale mayoría soberanista, divorcio civilizado, y buenos vecinos.

Don Maresme:
La refutación de los anacrónicos juegos de la sofística nacionalista resulta sencillo: la España constitucional incluye a Cataluña, la Cataluña nacionalista excluye a España; la España constitucional distribuye solidariamente en función de las demandas de los más necesitados de ayuda, la Cataluña nacionalista niega que las autonomías menos prósperas del Estado merezcan la solidaridad de la kiristoracia soberanista que malgobierna a los catalanes con muy amplias competencias;la España constitucional ampara, protege y alienta todas las culturas tradicionales que hoy conviven armónicamente en el Estado, la Cataluña nacionalista segrega,amedrenta y persigue a cuantos ciudadanos no quieren aceptar la exclusividad etnizante con tintes xenófobos que practican las fuerzas soberanistas. Puede que los nacionalistas catalanes se crean una nación aparte pero los que no somos nacionalistas creemos –y queremos- ser parte de una nación mucho más amplia e integradora, más moderna y moralmente defendible que se llama España, una nación que sirva para ampliar los ámbitos de gobernanza y que permita la progresiva reducción de las barreras que separan a los seres humanos; puede que los nacionalistas catalanes crean sólo suyo lo que es de todos pero la gran mayoría de los demás ciudadanos creemos propiedad de todos cuanto los nacionalistas catalanes, en su particularismo retrógrado y aldeano, quieren reservar para sí.


Los territorios no pueden ser usurpados a sus legítimos propietarios por el mero hecho de que unos cuantos ciudadanos se reúnan para asentar sus reales donde les dé la gana, sin consideración alguna por los demás. Con semejante actitud, cualquier bandería podría inventarse una historia mítica que la justificara (como han hecho los nacionalistas catalanes incluso recurriendo al adoctrinamiento infantil; el último libro de Henry Kamen, como tantos otros anteriormente, lo pone claramente de manifiesto) y reivindicar sin rubor el territorio que mejor le pareciera: pura arbitrariedad producto de trasnochadas ideas decimonónicas. Lo que resulta vergonzante en cuanto ha venido siendo la estrategia nacionalista es que, arrebatados por el cinismo corrupto de sus líderes, los catalanes de a pie enajenados por el sentimiento excluyente hayan llegado a creer que pueden imponerse, por puro desistimiento de las instituciones democráticas del Estado, a la ciudadanía española y a la democracia de todos. En cambio, lo que resulta esperanzador es que la legitimidad democrática de la España constitucional pueda asegurar con la Ley la derrota del órdago reaccionario lanzado por Mas, Junqueras y sus neoescamots. El 9N, planteado como un llamamiento a la desobediencia masiva contra el consenso constitucional, resultó ser una simple verbena de los nacionalistas más exaltados, los mismos que, convocatoria tras convocatoria electoral -desde que los partidos nacionalistas se entregaran al desinhibido intento de de ocultar tras el victimismo su incapacidad gestora- apenas pueden sumar más de la tercera parte del censo electoral catalán y, en algunos lugares del mismo Principado, ni eso siquiera.


En definitiva, Cataluña no ha pasado cinco siglos como componente fundador del Estado Español para despertarse un día raptada -y en fuga- por quienes dicen poseerla en exclusiva. Esos cinco siglos han creado un poso de realidad actual en los españoles que no se sienten únicamente catalanes y en quienes, no habiendo nacido en el Principado, tienen conciencia de que también Cataluña es algo suyo. Esto que era espontánea y apenas cuestionada actitud hasta no hace mucho ha ido evolucionando hacia una conciencia de desafección en una parte limitada del espectro sociológico precisamente porque hay ideas políticas dedicadas a medrar al amparo del particularismo y a practicar la siempre rentable manipulación de las emociones primarias del egoísmo, la xenofobia y el victimismo.

Witnes:
Lea usted un poco de historia, desde el s.IX hasta el XIX.
Nos ahorramos el XX que ya lo conocemos vitalmente y de hemeroteca.

Lea.
Verá como los reyes hispanos del s.XVI no se autoproclaman reyes de España, sino de Castilla, León, Aragón... depende de los títulos nobiliarios. España hasta mediados del s.XVI no existe.
Catalunya tiene parlamento, instituciones (pau i treva ; corts generals ; consell de cent) durante la edad media.
Luego se han unido. Pero
a) a diferencia de los cantones suizos , no se han unido en igualdad, sinó en subordinación
b) a diferencia de Suiza, Alemania, etc.. no ha habido voluntad de confederación
c) a diferencia de estos ejemplos anteriores, hay una lengua, un codigo civil, y una necesidad económica diferente.
d) creo que continuar afirmando que Catalunya es España, o España es Catalunya, sólo es un ejercicio retórico muy logrado, pero que no tiene nada que ver con la realidad.
(el primer ejemplo que me viene a la cabeza, pero no el único es el resultado electoral : en Catalunya PP y PSOE van camino de ser residuales ; en España han sido los partidos hegemónicos. Si la representacion pública es tan , tan diferente, creo yo que significa que la sociedad es muy, muy diferente)

Iremos viendo.
Y buenos vecinos, tranquilo.

Hola Sr. Iñaki, no estoy de acuerdo totalmente con su comentario, evidentemente que los catalanes o nuestros dirigentes hemos y han cometido errores, pero esto es muy difícil de que no ocurra si te has de enfrentar al nacionalismo radical español. Un nacionalismo que desde siempre ha preferido ahogar en sangre cualquier intento de libertad o progreso para el país en general. El nacionalismo y el concepto catalán de la sociedad no va a desaparecer, está ahí latente y preparado para explotar con fuerza.
El nacionalismo radical español lleva muchos años enfrentados al nacionalismo catalán desde el final de la guerra de secesión, me viene a la memoria la famosa frase del general Espartero “A Barcelona hay que bombardearla cada 50 años para pararla”, pero es que a Xativa y Valencia también le ha ocurrido lo mismo, con lo cual mi opinión es que somos dos conceptos distintos de estado
Una vez una mujer ya muerta con la sabiduría de la gente de pueblo en tiempos de Franco, me dijo “Franco ha generado toda la emigración hacia Catalunya para explotar nuestros recursos y a la vez ahogar nuestra cultura, lengua e identidad, pero esto se volverá contra ellos, los hijos de estas personas se casaran con gente de Catalunya y ellos mismos o sus hijos “xarnegos” serán los que llevaran a la bandera cuatribarrada a lo más alto” yo me la mire sonreí y le dije que podría ser pero que no me lo creía. Bien han pasado los años ya están los nietos y esta mujer tenía razón.
Puede que nuestro sueño de independencia sean solo sueños, pero antes de llegar a esta estación podrían haber muchas paradas que podrían solucionar el problema, una podría ser una región autónoma con su propia constitución, lengua, y poder jurídico y la otra confederación de dos estados bajo la misma Monarquía, pero realmente con el concepto que tiene Madrid lo veo muy difícil por no decir imposible
Aviso para navegantes PODEMOS ha cambiado el mensaje sobre Catalunya y ya oculta la baraja como el PP y PSOE

Don Maresme:
El deseo íntimo de conseguir lo mejor para el ámbito comunitario en que cada uno vive y el estar dispuesto a realizar sacrificios para el bien común de cuantos en ese sitio habitan no requiere de la denigración del foráneo ni su exclusión de la comunidad. El patriotismo es incluyente y todavía más si tiene, como lo tiene la Constitución Francesa desde antaño, un fuerte componente liberal. No es esencial la existencia de una estructura de estado para sentir el apego patriótico pero sí es necesaria la intrusión de la política en ese sentimiento para convertirlo en un modo de actuar que establece límites y barreras , que compartimentaliza etnias y tradiciones, que falsea la historia y fomenta la xenofobia, en suma, para convertirlo en nacionalismo. Cuando en la Marsellesa se apela a los “ciudadano” se está haciendo un llamamiento al ser humano que disfruta de una libertad amparada por la Constitución, no al chovinista acérrimo que se encierra entre cuatro peñas porque identifica a su propio sentimiento como el único posible y a su título de posesión particular como el único legítimo. Es ese chovinismo trasnochado de los Le Pen el que se reconoce a la perfección en los Mas y Junqueras; es el mismo exceso irredento y xenófobo que los militantes del Frente Nacional proclaman contra extranjeros e inmigrantes el que puede ser reconocido en las consignas del “España nos roba” y en el uso del gentilicio “español” como si fuera un insulto; la misma ceguera a la realidad que no distingue las dimensiones de la modernidad europea y las implicaciones humanistas de la comunidad entre personas de distinto lugar de nacimiento, vociferada a voz en grito por los lepenistas, es la que se puede comprobar en los grupos de soberanistas irredentos que deniegan todo derecho de vinculación con Cataluña al resto de los cuarenta millones largos de españoles que no están incluidos entre esa minoría bullanguera de apenas dos millones de catalanes del 9N, que supone apenas un tercio del censo del Principado y apenas la mitad de la proporción de los electores que en su día votaran a favor la Constitución de todos.
Por enésima vez, por tanto, hay que repetir lo evidente: no es que Cataluña pertenezca a España, es que España pertenece a los catalanes en pie de igualdad con el resto de los ciudadanos de este país, ya vivan en Vich, Alcuescar o Chipude y ningún grupo puede disponer por sí y para sí de lo que es común al conjunto de la nación.

Buen análisis Sr.maresme9, tiempo habrá para
profundizar en el.

RESULTADOS
1.972.228 votantes en las elecciones europeas 2009
3.135.764 votantes en las elecciones al Parlamento de Cataluña de 2010
3.510.366 votantes en las elecciones generales 2011
3.668.310 votantes en las elecciones al Parlamento de Cataluña de 2012
2.532.629 votantes en las elecciones europeas 2014
2.344.828 votantes en la consulta del 9N
1.897.274 SI SI.
234.848 SI NO
105.245 NO

El 9/N fue un éxito total. Los números lo confirman.


Por cierto Witness. Antes me he dejado de comentarle una cosa.
La letra de la Marsellesa invita a luchar por las libertades. Muy bien.
La letra de Els Segadors , también.
"Bon cop de falç, defensors de la terra.
Per qui ens vulgui arrabassar la llibertat,
bon cop de falç".

"Un buen golpe de hoz, defensores de la tierra.
Para quien nos quiera arrebatar la libertad,
un buen golpe de hoz."

Pues eso.

Witness:
observo una ligera tendencia a la demagogia.
Vuelve a cometer el mismo error, según mi opinión. Justificar el patriotismo porqué tiene estado. Negar el nacionalismo porqué aspira a tenerlo.

La cuestión es que el patriotismo "en positivo" que usted defiende tiene sus raíces en un nacionalismo sangrante y bélico. No hay más.
Cuando Catalunya tenga un estado, no habrá nacionalistas irredentos. Habrá ciudadanos patriotas.
Piense que de los 2 millones de soberanistas que queremos un estado catalán, una minoría son estrictamente nacionalistas. En el sentido que usted le da. La mayoría son ciudadanos que sencillamente quieren tener un estado "normal" para gestionar su vida social "normalmente".
Espero que Catalunya tenga un estado propio, que el bienestar de los catalanes también recaiga en una mejora política i económica para España. Y que usted lo vea.
En todo caso, que se decida democráticamente via elecciones.

Acabo con un análisis de un conocido periodista en un diario catalán.

"El 9 de noviembre, la consulta a medias, la consulta informal, tuvo una fuerte proyección en la opinión pública, pero marcó un límite. Acudieron a votar 2,4 millones de personas y 1,8 millones lo hicieron a favor de la independencia. Es un contingente social muy grande –y muy movilizado-, pero no la incontestable mayoría de Catalunya. El 9-N dibujó un límite y la sorprendente proyección de Podemos en las encuestas, a partir del mes de octubre, empezó a esbozar la posibilidad de un Parlament ingobernable, si las elecciones llamadas plebiscitarias eran inmediatas.
El reciente acuerdo Artur Mas- Oriol Junqueras adapta la espesa pugna entre ambos a las nuevas condiciones del terreno. Tácticamente, gana Mas. Obtiene ocho meses para gestar el Partit del President, el embrión de la necesaria refundación de CDC. Se asegura la aprobación del presupuesto del 2015. Bloquea la posibilidad de un frente de todas las izquierdas en las elecciones municipales, con la consiguiente ventaja para Convergència en la ciudad de Barcelona. Deja a la coalición ERC–maragallistas ante una difícil frontera con la impetuosa CUP, el Podemos catalán que nació antes que Podemos, aunque de una manera distinta: la CUP es más comunitaria, más pegada al terreno, más franciscana e ideológicamente más radical. Evita –Artur Mas- ser el primero en abrir los colegios electorales en pleno auge demoscópico del Podemos de Pablo Iglesias, impulsado ahora por el rebufo griego. Evita, en definitiva, el riesgo de unas elecciones greco-catalanas. Y empieza a preparar, con argumento, las elecciones generales del mes de noviembre. Este último aspecto creo que es de gran importancia. Los catalanes acudirán a las urnas el 27 de septiembre tomando posición ante el nuevo Parlamento español, cuya composición se decidirá al cabo de dos meses."


Utielyague , 15E2015, 10:26:27.
NO ES NECESARIO QUE AGRADEZCA MI OBSERVACIÓN ORTOGRÁFICA, QUE EL EXQUISITO CELO CENSOR DE ESTE PERIÓDICO HA HECHO DESAPARECER UNA VEZ MÁS APLICANDO SU VARIABLE CONCEPTO DE TOLERANCIA Y RESPETO HACIA LOS COMUNICANTES.
PERMÍTAME OBSERVARLE, Utielyague, QUE EL USO DEL CORRECTOR ORTOGRÁFICO ES GRATIS. CON ELLO, HOY ES POSIBLE RESARCIRSE DE PASADAS LIMITACIONES Y CARENCIAS. SALU2.

Ayer escuché a un filósofo en un programa de La 2, que mantenía que "la única comunidad es la de los seres humanos", a la que todos pertenecemos. De esta manera se cargaba de un plumazo todos los conflictos territoriales y religiosos. Puede resultar pueril, pero los creadores de valores deben tener la inocencia de un niño (Nietzsche dixit).
Por cierto Iñaki, era tu hermano Ángel.
http://www.rtve.es/alacarta/videos/para-todos-la-2/para-todos-2-14-01-15/2951498/

Mas se ha visto obligado a adelantar las elecciones porque su socio ERC no le apoya en los presupuestos, vamos, que Mas se ha visto chantajeado por su compañero de fatigas. Pero este adelanto de elecciones parece más otra cosa. Mas no se ha atrevido a poner una fecha antes de las municipales y autonómicas, lo cual podría haberle demostrado cual sería el poderío de Podemos o de Ciudadanos. Dejándolo para septiembre y coincidiendo el inicio de la campaña con la Diada, que más que otra cosa es ya una fiesta apropiada por los independentistas, Mas puede hacer sus apaños y saber de qué pie cojea su socio Unió Democrática, que todavía no lo sabe.
Este tiempo tan amplio Mas lo necesita para desarrollar sus ideas independentismo, pues no tiene nada claro que tenga una mayoría absoluta de soberanistas dentro de un Parlament ya formado. Aunque no creo que sea suficiente para los unionistas que los escaños sean mayoría y no lo sean los votos, ya que, podría pasar eso, que hubiese más votos que no quieren la independencia y, a la vez, más escaños independentistas.
Mientras todo esto ocurre y los independentistas se toman su tiempo para el montaje final, Cataluña sigue sin estar gobernada, solo se mueve administrativamente, no se legisla nada ni promueven leyes que beneficien al ciudadano. Todo el esfuerzo está puesto en conseguir una mayoría de votos que reflejen lo que los dos o tres partidos independentistas quieren. Así hasta septiembre y desde hace dos años largos. La política del consenso o de la confrontación con el otro ha desaparecido del mapa de Cataluña. No hay mas que una cuestión que flota en el ambiente enrarecido de Cataluña. Independencia sí o no.
No hay más.
Si en el subproducto plebiscitario del 9-N hubo un 33% de votos independentistas, probablemente habría menos porque no había control alguno en los registros, con la irrupción de Podemos y, al parecer, la subida de Ciudadanos, quebraría aún más el anhelo de Convergencia, ERC y la CUP. Ya he prescindido de Unió, que parece probable que sea más unionista que independentista.
A la espera de recibir noticias queda Don Tancredo Rajoy, limitándose a decir que Mas ha fracasado como gobernante y por eso ha adelantado las elecciones. Puede que ya no diga nada más al respecto. Y puede que se lo agradezcamos.
Como colofón decir que Mas es un fracasado de la política y puede que le pase lo que a Saldmon en Escocia; que se tenga que ir a su casa por la puerta de atrás.
Entonces ERC declararía la independencia unilateralmente y empezaría la juerga nacional.
Emocionante el panorama político.

No pretendo restar ni un ápice de importancia a los planteamientos Catalanes. Son cosas que demandan una alta política, no disponible por ahora.
Pero, me preocupa absolutamente, algo reflejado en la lapidaria frase final de nuestro anfitrión: “cuando pasen todas estas turbulencias, hay una cosa que es evidente: que todo en lo sustancial seguirá como estaba y no habrá pasado nada; salvo un año, PERDIDO”
Para nada, los catalanes han hecho perder el tiempo. Ni eso es cierto, ni es el punto que quiero resaltar.


En el contexto del país, no solo lo relativo a Cataluña habrá sido un tiempo muerto. Son muchas cosas más. Ni habrá sido solo un año. Tenemos ya varios años en retroceso
Tenemos una sangría de tiempo útil que es, pasmosa, inaceptable. Hay problemas gravísimos ante los que hay que reaccionar. Reaccionar.
¿Hay terrorismo que merezca más esfuerzo y atención que la falta de empleo? ¿puede haber más miedo en un padre de familia, que aquel que le produce no poder alimentar a los suyos? ¿Cuánto tiempo perdido puede forzarse a soportar, en la vida de una persona que quiere ser útil?

¿Por qué no se da muchísima más importancia a que los radicales fundamentalistas de la economía, sean el doble, el triple, más veces aún, interpelados y exigidos en el objetivo de creación de empleo? O es que la situación laboral de España, no encarna suficiente terror?
Es evidente que la llamada “reforma laboral” no ha conseguido lo que vendía como argumento, para su aprobación.
Es falso que haya más y mejor empleo. Entonces, porque no derogar esa ley de inmediato, sin perder un segundo, y ser mucho más amplio, más resolutivo, más capaz y más creativo en la formulación de iniciativas y vías, para crear empleo.
Que no nos vengan con argumentos tan pueriles –y neoliberales- como aquello de que hay que reactivar la economía primero, para poder crear empleo.


Un gobierno que paga más de 100 millones de euros al día en intereses, que en tres años no ha sabido dejar de pedir dinero, a pesar de que los intereses de la deuda, superan al año el presupuesto de TODOS los ministerios. Que asume endeudamientos de dinero que no destina a inversión productiva y que, por tanto, por esa vía no producirá empleo jamás, dejándole ese peso, solo al sector privado, con todo lo que ello significa, en términos de vulnerabilidad.
¡¡Que lleva tres años sin encontrar más opciones que aquellas pocas que, tristemente, mantienen en la cabeza!! Con resultados, prácticamente nulos. Yo les pregunto ¿no les produce bochorno?
Este estado de divagación inconclusa, que les causa tanta satisfacción, a través de unas décimas más en las cifras macroeconómicas, ¿no les causa rubor? ¿es ese el argumento que tienen para la gente?
Estamos ante una inmensa pérdida de tiempo, simplemente inasumible. Algo tiene que moverse en otra dirección.
Y no me refiero a las medidas electoralistas y demás paliativos coyunturales, políticamente rentables.

Algún día habría que hablar de la prostitución
del lenguaje,para ponerlo sutilmente al servicio de la
política o simplemente des-informar.
La comunicación está alcanzando unos niveles de sofisticación muy grandes para la manipulación de conceptos e ideas que crean estados de opinión.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal