04 feb 2015

Cumplir (todos) los compromisos

Por: Iñaki Gabilondo

Hay 33 Comentarios

Las intenciones pesan menos que los hechos. Fue la política económica de Zapatero (que fomentó la burbuja) la que nos metió en la crisis. ¿Cuál es el plan económico para pagar la deuda y mantener el Estado de Bienestar? ¿Pactar con Rajoy para luchar contra la Yihad?

-¡Pues eso, Sr, Gabilondo!
Que no son "vientos huracanados" sino vientos de Democracia los que soplan en nuestro país y que son impulsados por un profundo y generalizado deseo de cambio, para que las políticas nacional y europea se fijen más en el cumplimiento de los artículos que promueven el bienestar social de la ciudadanía.

Don Txarlie:
¿Es que en la economía socialista no hay dinero? Tanto éxito ha tenido la economía capitalista en reducir la pobreza en el mundo, tan ineficiente se ha mostrado la economía socialista en dar prosperidad a los ciudadanos que hasta los más conspicuos ejemplos de organización socialista del pasado siglo han acabado por adoptar el sistema de libre mercado. Lo cierto es que en las economías socialistas los servicios son peores, los bienes son escasos y a menudo inexistentes, la corrupción alcanza cotas muy superiores a la de un país con libertad económica y, en suma, los ciudadanos viven peor y siempre menos libres. Para comprobar la bondad de uno y otro sistema, basta con comparar entre sí las dos Coreas o Venezuela y Chile. ¿Quién es el que prefería el término socialista de tales comparaciones?
Don Josessto:
Francia está en el mismo grupo de libertad económica que España, como puede ud. comprobar: un país moderadamente libre que nada tiene que ver con ese socialismo marxistoide de Podemos (empeorar), Cuba y Venezuela.
http://www.libertad.org/indice

Don Feinmann:

http://www.libremercado.com/2015-01-19/las-diez-verguenzas-de-grecia-que-nunca-le-contaran-syriza-ni-podemos-1276538475/

Se han contado tantas mentiras sobre Grecia que no me extraña que la gente tenga tan contaminado el pensamiento. Por ejemplo, se hablo de un lago para cuya atención habia una serie de empleados publicos, y se informó que ese lago estaba seco desde hace muchos años. Lo que no se dijo es que ese lago fue drenado y suelo tiene una explotación, es en la gestión de esa expltación donde trabajan los empleados de ese lago seco.

Para poner un ejemplo, es como decir que aquí hay gente arando la laguna de la Albera ¿como se va a arar el agua? ¿no parece una locura? habrá que aclarar que se ha ganado mucho terreno a la laguna, que se utiliza para la explotación agrícola.

Efectivamente Iñaki! ...y sin comentarios para el que se apoda (único) testigo=lekuko. No te escucha Iñaqui. Que pena!, que falta de empatía ...y de respeto.

Pese a sus fragilidades y a sus claroscuros, Europa sigue siendo nuestra última frontera. Su tic 'economicista' es su mayor seña de identidad y los egos nacionales de sus Estados miembros su flanco más débil. Se ha hecho mucho pero queda mucho por hacer para avanzar en la Europa política y social. Lo que tengo claro es que estos pasos no los darán las instituciones sino la ciudadanía. O mejor dicho, una ciudadanía capaz de regenerar las instituciones. ¿Es eso posible? Pues me temo que no... salvo que primero nos regeneremos como ciudadanía. Nada de lo que criticamos es muy diferente de lo que somos.
Gracias, Iñaki, por poner un tono reflexivo y pausado en medio de la vorágine de superficialidad que domina la red.

Sin comentarios Iñaki, por eso necesitamos un cambio.
Saludos... Félix.

En una economía capitalista, como la nuestra, lo que impera es el dinero. Todo está basado en la economía. Los políticos entienden que con una política económica correcta lo demás viene por añadidura.
Pero ¿Cuál es la política económica correcta? Es aquí donde las ideologías se separan, en cómo tratar la economía o la fiscalidad. Los partidos de derechas piensan en el empresariado y sobre eso basan sus leyes. Los partidos de izquierdas piensan en los trabajadores, su bienestar social, que incluye la educación, la sanidad, la seguridad de una vivienda digna y la seguridad de conseguir un trabajo digno también. Todo está recogido en la Constitución española, esa que a Rajoy le llena la boca cuando la nombra y que se refiere a los puntos que le interesan. Los otros puntos, los que protegen a la sociedad, esos no tanto.
En Europa, como en el resto de los países, lo que importa es el maldito parné y sobre éste se fundamenta todo lo demás. Nada se puede lograr sin dinero. Un país determinará que su sociedad es rica porque produce y vende bien sus productos. Por eso, esa sociedad será rica porque investiga y no investiga porque es rica. Hacérselo entender esto al Rajoy es imposible.
Nuestra Constitución recoge que todos los ciudadanos españoles tienen derecho a una sanidad universal y gratuita ( después de ser pagada con los impuestos, claro). Sin embargo, el partido que gobierna España desdeña a los enfermos de hepatitis C, porque cuestan mucho dinero. Otra vez la economía. Les resulta preferible no gastar en vacunas y que vayan falleciendo poco a poco para que las arcas públicas, que son también suyas y pagan impuestos, no mermen.
Aquí no hay hombres de negro que vengan desde Bruselas o desde el FMI o desde el BCE a controlar que la sanidad se respeta según se señala en la Constitución europea. Si la gente se muere, mala suerte, eso sí, hay que pagar lo que se debe y sin tardanza, aunque los ciudadanos pasen penurias, hambre y desahucios.
Es por eso que otros partidos creen que otra política económica es posible y las encuestas les dan la razón.
Algunos del PP se atreven a decir en TV, que si llegan "esos" España se convertirá en Venezuela y que, si ganan, ya no habrá más elecciones democráticas en España (sic).
¿Ladran? Luego cabalgamos.

Está muy clara su exposición. Los "hombres de negro" a los que alude en su comentario, los paga el capital, que es "eso" que manda en el mundo y vienen a comprobar como perros sabuesos los compromisos adquiridos y que únicamente a "éllos" les interesa y los compromisos del y para con el hombre, lo dejan para las ONGs y los ciudadanos sin influencia en el poder económico y así nos va. Cuando vienen a los países esos a los que llamamos "hombres de negro" les debíamos de llamar "cuervos" al servicio del poder económico que vienen a velar exclusivamente por los intereses de sus "amos".

Iñaki como siempre diciendo las cosas claras, con opiniones lo más objetivas posibles.

Sigue así Iñaki, gracias por ser como eres y hacer lo que haces.

Como sabe todo el que recibe una nómina –incluyendo nuestro anfitrión- el principio básico de cualquier sociedad civilizada es que los contratos, pactos y compromisos (todos) han de ser cumplidos. Hay una expresión latina para el estado de opinión que hoy asumen no pocos en estas páginas siguiendo a don Iñaki: "non compos mentis". ¿Por qué hay países que pueden combinar desarrollo social con prosperidad económica? La desatención de la financiación del primero acarrea el desequilibrio de la segunda y éste, en un feedback vicioso, causa la incapacidad para garantizar el correcto funcionamiento del Estado del Bienestar. Como en tantos otros ámbitos de la vida, se trata de una cuestión de equilibrio.


Grecia es el perfecto ejemplo de cómo las ventajas que ofrece una situación de bonanza obnubilan la prudencia de los gobernantes -o sirven a sus fines clientelares mucho más allá de lo que es posible pagar- desencadenando una espiral de deudas y nuevas cargas financieras que acaban por desestabilizar no sólo la economía sino la misma sociedad. Nada es gratis (da cierto allipori tener que afirmar lo obvio). Grecia ha recibido ayudas por importe del 76% de su PIB, más que cualquier otro país europeo después de la 2GM, aun después de que fuera puesta de manifiesto la mala fe de los responsables políticos que ocuparan el poder hasta la llegada de Samaras y su muy vigilada reconducción de los desajustes y despilfarros anteriores.


El voluntarismo sin sentido común, las ventajas sociales sin previsión financiera ni gestión eficaz acaso sirvan para llevar a corto plazo el agua de los votos al algibe de los demagogos pero, a medio y largo plazo, no producirán otra cosa que frustración cuando la realidad de los principios económicos se haga presente en toda su crudeza. Hay distintas fórmulas para conseguir que sean compatibles equilibrio fiscal y obtención progresiva de nuevas ventajas sociales (los derechos estarán siempre ahí, es la mayor o menor amplitud de los servicios que es posible pagar lo que sufre en situaciones de crisis) pero todas requieren de un decidido esfuerzo de la sociedad; un esfuerzo que reparta las cargas entre todos, como ha hecho el gobierno del PP en los pasados tres años. Holanda, Suecia (que, ni de lejos, han pasado por las dificultades de los europeos del sur) y otras naciones tradicionalmente dotadas con Estados del Bienestar especialmente generosos lo han entendido así y ya están en cambiando el añoso paradigma socialdemócrata por otro que implique una mayor responsabilidad colectiva.

Iñaki, escucharte cada día es un master de decencia y de honestidad social. Gracias porque es un lujo disponer de tanto bueno y tan cotidiano. Tus reflexiones contagian y la de hoy es magnífica. Gracias, de verdad.

Totalmente de acuerdo, la ciudadanía que paga los impuestos y todo el gasto nacional, repite por los cuatro costados incansablemente el mismo mensaje.
Siendo los más débiles, son el objetivo fundamental sobre el que giran todos los ajustes.
Discutidos en los últimos tiempos en todas partes, la gente sola ante la crisis, ante los recortes sociales, sanitarios, el despido, el paro, los contratos por horas.
Y los rescates a las grandes corporaciones como la banca que son quienes ganan y tiene superávit, que está bien asegurar la estabilidad económica, pero es que a quienes pagan los recibos de todas las energías, y además han de comer nadie les rescata.
Porque no somos ninguna multinacional, ni ninguna corporación industrial o económica.
Lo único que tenemos es el voto, y al final resulta que dará igual a quien se vote, si quienes en realidad mandan nunca se presentan, sino que se sirven de otros que salen a la palestra para decir que se hará esto o lo otro.
Así que cuando hay que rescatar a alguien, pues la ciudadanía con la excusa de que somos la mayoría silenciosa siempre se la deja fuera.
Con leyes y todo.

¡Hoy le ha dado fuerte, don Iñaki, muy fuerte! A alguno se le debe haber indigestado el desayuno y/o se le debería indigestar la comida del mediodía.
Va siendo hora de denunciar y acabar con el manto de cinismo que envuelve todas las relaciones sociales actuales; esto no da para más, no podemos seguir aguantando la deshumanización a la que estamos sometidos por un sistema económico insaciable empeñado en succionar todo lo que es susceptible de ser cuantificado en dinero y, por tanto, en beneficio acaparado por unos pocos en detrimento de unos muchos. Y duele más porque sabemos donde está el problema y cómo debe ser atajado, y aún así no lo hacemos: no lo hacen los políticos que elegimos, y no lo hacemos nosotros por elegir a los políticos equivocados.
¿Cómo se le puede pedir a la gente que se hagan copartícipes de las fechorías que una minoría comete y socializar sólo las pérdidas y no los beneficios, cuando todos sabemos que los hay? ¿cómo toleramos que un Bankia, por ejemplo, sea rescatado con dinero público y ahora se tolere un segundo rescate para pagar las indemnizaciones de una salida a Bolsa fraudulenta, dinero que según su presidente no seria necesario puesto que la entidad tiene músculo suficiente para afrontarlo? ¿por qué el gobierno se empeña en hacerlo? ¿cómo es que se toleran paraísos fiscales en Europa, aquí mismo, a una hora o dos de avión? ¿por qué mantenemos relaciones con esos países, muy soberanos para hacer lo que quieran, pero no con nuestro dinero? ¿cómo es que se pone en la cúspide del gobierno europeo a un señor que se sabe que ha ayudado a decenas de grandes empresas ha eludir impuestos generados en países que pasan grandes apuros para hacer frente a sus obligaciones de crédito?
¿Hemos perdido el juicio? Así parece, y quieren hacer que nos autoflagelemos para asumir los errores que otros causan en nombre nuestro…de locos, vamos…
Saludos

Tus comentarios deberían ser obligatorios en las sedes de todos los partidos. Así se evitarían disgustos cuando salen las encuestas. O cuando votamos directamente.
Gracias Iñaki.

Pero es que los partidos políticos encargados de promover las leyes que hagan posible cumplir los compromisos de la constitución, se han vendido a las empresas incluso antes de obtener el poder de representarnos al aceptar su dinero para sus campañas electorales.
En mi opinión la empresa tal como la conocemos existe por una necesidad humana de conseguir los bienes y servicios que nos permita vivir a la mayoría de las personas y que si no cumple con esto debería ser remplazada por otro tipo de organización que lo hiciera.
Para que queremos unas organizaciones que solo sirven al beneficio de unos pocos y contaminan al resto con su dinero, porque no hay que olvidar que si bien hay un político, sindicalista, funcionario, etc. que se corrompe hay alguien que le corrompe.
Y que el PP, que es el partido del empresariado, lo haga parece lógico. Pero cuando los partidos de izquierda se empiezan a sentar en los consejos de administración, hay que pensar en la corrupción es del sistema, y las leyes dejan de tener valor a la espera que una revolución que empeore o cure al enfermo.

Los compromisos están para romperlos: eso nos lo ha enseñado, precisamente, la política convencional, dedicada a entregarnos programas políticos empapados en el liquido de la falsedad y el incumplimiento. Lo que ahora se viene sucediendo son cambio en las reglas del juego, y eso es tan legítimo como intentar convencernos que no hay otra vía posible. Lo que ocurre es que esta segunda opción agotó sus reservas de miedo.

http://casaquerida.com/2015/02/03/partido-politico-revisable/

A JM, loable su esfuerzo, pero mientras, por ejemplo, en este periódico haya +- 50 comentarios sobre el artículo que critica el pacto sobre la aprobación de la cadena perpetua, se eleva a más de 500 el artículo del presidente del barça...además en ese artículo de vicenç navarro hay un pequeño retazo de legalidad que a este gobierno y al partido en la oposición les deberá de sonar a un idioma ininteligible:

"es lógico que un nuevo gobierno griego pida una auditoría para saber cómo, cuándo y quién ha generado tal deuda, una auditoría, por cierto, que no está solo permitida sino incluso exigida ya ahora por las normativas de la UE y del Parlamento Europeo, según las cuales tal auditoría se exige cuando debe hacerse una restructuración de la deuda."

Estamos viviendo en un mundo de arrogancia y manejo de la realidad versus ignorancia y pasotismo. Nadie se cree nada, ni los que cínicamente predican excelencias inexistentes, ni, mucho menos todavía, los hipotéticos destinatarios de esos mensajes. Aquí, lo que importa a nuestros optimistas instalados, es mandar mensajes triunfalistas. Todo lo demás ya se verá. Las reclamaciones al maestro armero,que bastante tiene, el que se lo pueda permitir, con ir tirando.

El único articulo sagrado en nuestra constitución es el referido a la Unidad de la Patria entendida como principio Nacional Católico.los otros artículos son floreros que como Ud.dice dependen de las prioridades.
Para entender el tema de la deuda,hoy hay un buen articulo:
http://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2015/02/03/el-escandalo-y-latrocinio-de-la-deuda-griega/


...Y hablando de la futura constitución catalana he aquí su preámbulo:

Los ciudadanos de Cataluña, actuando con plena libertad, sabedores que la Historia así lo pide y sin renunciar a nuestro pasado, afirmando la existencia y vitalidad de la identidad nacional catalana, y conscientes que el poder de una nación emana únicamente y exclusiva de su pueblo, promulgamos esta Constitución, y declaramos con solemnidad que no somos enemigos de nadie y sí hermanos de todos los pueblos, que buscamos la fraternidad y el respeto, y que ofrecemos nuestro esfuerzo por el bien de la Humanidad y el adelanto de los derechos fundamentales y las libertades para todos los habitantes del mundo.
Los principios morales que inspiran este texto son la inviolabilidad de la dignidad humana, la igualdad de todo el mundo ante la ley, la libertad de conciencia y la universalidad de los Derechos Humanos; los principios políticos que lo fundamentan son el republicanismo, la separación de poderes, la democracia participativa, la eficiencia administrativa y las garantías individuales de los ciudadanos frente a la administración del Estado.

La constitución española ¿qué es eso, quién la interpreta y quién la manipula? bueno contestemos a esas preguntas:

"El Tribunal Constitucional es independiente en su función como intérprete supremo de la Constitución y está sometido sólo a la Constitución y a su Ley Orgánica. Además, es único en su orden y extiende su jurisdicción a todo el territorio español (art. 1 LOTC). Sin embargo, la composición del Tribunal sí es dependiente del poder político: de los 12 miembros, 10 son elegidos directamente por el poder político y otros 2 por el Consejo General del Poder Judicial 1 (el CGPJ es a su vez un órgano independiente en su acción pero cuya composición es elegida por el poder político).

Corresponde al Tribunal Constitucional la última interpretación de los preceptos constitucionales señalando la extensión y límites de los valores superiores como la libertad, igualdad, justicia y pluralismo político."

Además aclaremos que su presidente ha sido ¿? perteneciente al partido en el gobierno el cual impuso...¿Qué podemos esperar? los de la casta, todo, el resto, a verlas venir...¿y los catalanes?... ser lo antes posible independientes con una costitución propia y un tribunal propio.

Efectivamente, Iñaki. Y también nuestra Constitución consagra el derecho al trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer las necesidades familiares (art. 35). Yo me pregunto, al respecto, si no se viola nuestra Constitución cuando una gran empresa del IBEX35 decide cerrar un departamento completo en nuestro país, hasta el momento atendido por trabajadores españoles, y encargar todo el trabajo a una empresa auxiliar o de servicios de un lejano país sudamericano o asiático. Para mayor escarnio, antes de que eso ocurra, los trabajadores españoles habrán de instruir y enseñar debidamente los pormenores de su trabajo a sus futuros sustitutos, antes de ser despedidos.
Esto ha venido ocurriendo en España en un sinfín de ocasiones, en muy diversas empresas y sectores, y lamentablemente se habla muy poco de ello. Los señoritos neoliberales argumentarán que una empresa tiene todo el derecho del mundo a obrar de esta manera. ¡Faltaría más! Lo -único- importante son los beneficios empresariales.

Ha ido Ud. Sr Gabilondo, al hueso del asunto.
Directamente al núcleo de lo que importa: esa pastosa mezcla de prioridades, mal entendidas y peor gestionadas, que aquejan a los "políticos", en su extraña comprensión de lo que debe ser el servicio público.
Es un problema de naturaleza política. Con origen, unas veces por intereses malsanos. Otras por carencia de la ética democrática.
Cualquiera de esos dos, torpedean por acción o por omisión, el control que una sociedad pueda tener de su propio destino. Nos pone en manos de otros.


En la situación que Ud cita, el descontrol es por omisión. Nadie vela por el cumplimiento de aspectos que están, en términos de importancia, por encima de cualquier sistema financiero o por encima de cualquier político incapaz. Por encima de cualquier partido corrupto que llegue al poder.


Hay tres cosas que pueden doblar las rodillas de un país: 1) su dependencia del financiamiento externo, 2) Ausencia de control y de la transparencia en la información trasladada a la sociedad y 3) la incultura + la no preparación de sus habitantes. Así, diferenciada la suma de ambas.
Y créame, se de lo que hablo. La consecuencia más directa es la concentración de poderes. Podría citar muchos países, con la raíz de la mayoría de sus problemas, en esta primera consecuencia que equivale a una corrosión de la democracia. A la brecha entre la prédica política y la realidad democrática
Cualquier parecido con España, es pura coincidencia.


Me permito llamar la atención, sobre las palabras (y toma de iniciativa) de un recién incorporado a la política Griega: Yanis Varoufakis, ministro de finanzas .
En otra época, profesor de Economia en Inglaterra y colega (especializado en Teoría de juegos) muy conocedor de la modelación matemática. Ha mirado al enviado de la Troika y ha dicho como se van a plantear las cosas. Disfruten estos enlaces:

https://www.youtube.com/watch?v=yGwYQgrlRsY

https://www.youtube.com/watch?v=FJP1Ysx47fo

Una fiera acorralada se enfrenta a los que la aprisionaron, con toda la fuerza que le concede el saberse perdida. Un pueblo aplastado por unos poderes prepotentes, que no le conceden importancia a que los ciudadanos estén sumidos en la miseria, si ellos logran sus objetivos impuestos de una forma discutible, también puede enfrentarse a sus supuestos dueños, ¿qué más pueden perder?. He leído en algún sitio que la mitad del patrimonio griego, está en manos de una minoría que no paga impuestos, "de ser cierto" ¿cómo puede un pueblo prosperar con tales desigualdades?. Le deseo éxito al ministro griego por haber sido capaz al menos, de denunciar esas injusticias camufladas.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal