25 feb 2015

Habitación sin vistas

Por: Iñaki Gabilondo

Hay 31 Comentarios

Montilla 2006 (después de la impugnación por parte del PP, del Estatut Català al Tribunal Constitucional) :
"Crece la desafección de la clase media catalana respecto de España"

Duran i Lleida 2013 (después de la manifestación de 2012 en Barcelona) : Presidente Rajoy, escuche la petición de la sociedad catalana o se encontrará con una alternativa peor."
Duran i Lleida 2014 : (después de la Via Catalana de 2013, y de la convocatoria del 9/N) : Presidente Rajoy, escuche la petición de la sociedad catalana o se encontrará con una alternativa peor, seguramente una DUI, declaración unilateral de independencia."
Duran i Lleida 2015 : (después de la V en Barcelona, y de la celebración de la consulta 9/N, 2.300.000 que desafian las leyes restrictivas españolas) : Presidente Rajoy, escuche la sociedad catalana o se encontrará con una alternativa peor, una DUI después de las elecciones de 27/S de 2015)

Duran i Lleida 2016 : ...............................

Pido perdon por tener un presidente tan maleducado, y desagradable como Rajoy. Ayer su comportamiento era tan repugnante como esas cosas que hace con la boca y la lengua habitualmente.

Dejando aparte la más que evidente diferencia entre la capacidad para articular un discurso coherente sobre datos verificables del Presidente del Gobierno y la disposición a la mera enunciación de consignas con escaso fundamento por parte del líder de la oposición, el resultado del debate de ayer parece dejar claro que la izquierda parlamentaria ha vuelto por los derroteros que siempre le han permitido mantener la fidelidad de sus votantes. El enfrentamiento sin matices, la “tensión” exacerbada con la palabra gruesa y la pose indignada, la apelación al espíritu de la “decencia” inmarcesible de la izquierda, el patético recurso al guión escrito con una distorsión predeterminada de la realidad, incluso ese envolverse en la bandera de Andalucía ("manque pierda”)con que algún parlamentario pretendía distraer de la “EREncia” de la izquierda meridional…todo indicaba que la forma predilecta de hacer política de cuantos se adhieren a la palabra “socialismo” había vuelto en completa pujanza para explotar sin recato el prejuicio y la visceralidad.


Al Sr Sánchez le fue imposible, claro, desprenderse del desastre causado por la izquierda en la pasada legislatura así que, al tiempo que se negaba a mirar hacia atrás y aun distorsionaba los hechos que todos hemos vivido (“el PSOE evitó el rescate”), negaba la recuperación con la misma vehemencia incosistente con que en su día quienes le precedieron en el liderazgo socialista negaron la crisis. La continuada mejoría en las cifras del paro, que apunta para el fin del año 2015 cifras muy por debajo de las legadas por la izquierda; el progresivo equilibrio de las cuentas públicas, que permite la financiación holgada de todas las administraciones (incluso de aquellas menos eficientes y más endeudadas, como Cataluña); la reducción de los índices de pobreza y desigualdad, ya con cifras mejores que las de 2011; el aumento del consumo, la inversión y la confianza económicas; la financiación reforzada del gasto social (que fue de 183 mil millones en 2011 y que es de 187 mil millones en 2015)… son datos que no es posible rebatir y que sólo cabe contrarrestar mediante un uso abundante del ruido mediático, la apelación al caduco conflicto entre las dos españas o a la explotación desihibida del autismo político.


En cualquier caso, quizá tanta impostura sea para bien, al fin y al cabo. Entre el desastre zapateril y la catástrofe bolivariana todavía hay varios grados de gravedad. Un renacimiento de las expectativas del PSOE fundado en ese inveterado pero rentable recurso a la movilización emocional siempre se producirá a costa de las expectativas de la extrema izquierda chavista, que tanto daño ha ocasionado allende el Atlántico y tanto daño amenaza con repetir aquí.

Ya pasó el primer día del tan cacareado día “D” y, ¿ahora qué?, …a esperar que pase el Segundo y luego el tercero en él qué algunos trataran de encumbrarse y otros procuraran vender más periódicos con la publicación de unos artículos inertes, que nos dirán “el nombre del ganador” de un enfrentamiento electoralista, que para eso estamos en “año grande” de programación de citas electorales. ¿Y los Ciudadanos qué?,…como debemos tomar este “acto” de proclamación, con corona de laurel y todo, que sufrimos estoicamente sin que a nadie les importemos lo más mínimo, ¿Qué debemos hacer ahora?,….. ¿Poner la cara de “payasos” a la que tanto estamos acostumbrados y, que para ser justos, es la que se espera de nosotros?......
Buenos días sufridos Ciudadanos en el que algunos seguirán sin comprender él porque de pedir el cambio en este Estado feudal en él qué no importamos para nada,… falso, servimos para pagar las deudas del “NO RESCATE” que a decir del propio jefe del ejecutivo, Mariano, ¿le conocen?,… nunca se pidió.

Tout pour ça!


Es tan escandoloso que ya no sé que decir de los españoles, encerrados en sus casas, a la espera de que les sirvan la sentencia...

Un politico limpio no cambia nada si España sigue siendo un estercolero...

Me quedo sin palabras y sigo preguntandome que paso con aquella generacion que aspiraba a todo y se quedo en nada...


En sueños marchitos...


En la generacion con mayores tragraderas de occidente.


Nada... Sigan Vds; durmiendo la siesta que Spain is different...

Ayer, quien vio completa la lectura de argumentarios de mitin, convertidos en discursos, tuvo que aburrirse sobremanera, salvo cuando se vio aquella soberbia chavista de Rajoy, y a un Sánchez que más parecía un Iglesias.
Rajoy, con su ya habitual "érase una vez una España"; obviando que tiene aun más paro que cuando llegó, que el trabajo que queda es mucho más precario, que las familias son más pobres, y ese largo etcétera que es innecesario repetir. Y el resto de oradores, interpretando su papel.
Los relistas sabemos cómo está el país. Los propagandistas del PP (alguno hay habitualmente aquí), negarán estos hechos hasta el fin de sus días.
Quedan otros horribles 12 meses de esta patraña. Y jamás en nuestra democracia, salvo en sus primeros años, hubo tanta incertidumbre política.
Por cierto, merecido reconocimiento a Alberto Garzón, a pesar de las ideologías.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal