23 feb 2015

Se metió en la boca del lobo

Por: Iñaki Gabilondo

Hay 56 Comentarios

De todos los posibles candidatos pertenecientes al PSE, es el que inspira más confianza aunque no sea militante, y si él, piensa que puede ayudar a los ciudadanos madrileños ejecutando sus propias convicciones, pienso que es una decisión respetable y valiente, aunque pueda salir mal parado. Cómo metafísico sabe que las decisiones del corazón, son más eficaces que las de la razón.

"Je n'ai jamais eu la chance de manquer un train auquel il soit arrivé un accident !." -Coluche-

Cher Iñaki, chance pour votre frère !

Angel Gabilondo ha aceptado en verdad un papel muy duro y posiblemente muy ingrato. Desde hace ya mucho tiempo, los ciudadanos de Madrid percibimos que el PSM andaba metido en luchas internas, estaba liderado por personas de un nivel más bien mediocre (Tomás Gómez era un caso clarísimo de lo que estoy diciendo), y a la postre se mostraba incapaz de presentar un proyecto de calidad alternativo al del Partido Popular. Ojalá que Angel Gabilondo sepa y pueda enderezar las cosas entre las filas del socialismo madrileño, aunque deberá luchar contra el reloj, entre otros muchos problemas, ante la proximidad de las elecciones autonómicas y municipales. Por mi parte, le deseo sinceramente lo mejor.
Iñaki, te felicito por hablar con valentía de tu propio hermano y del compromiso político que él ha asumido. No debe ser fácil, porque corres el riesgo evidente de que te puedan acusar de falta de imparcialidad y objetividad. Sin embargo, comparto tu comentario y las sinceras inquietudes que manifiestas en él.

Sí, Iñaki, tu hermano Ángel ha sido muy valiente y reconozco que es todo un ejemplo cívico, social y fraternal para la humanidad. Necesitamos a gente como él. No se trata sólo de ganar las elecciones, sino también de dar ejemplo. Necesitamos ejemplos que nos guíen los pasos y éste ha sido, y espero que siga siendo, un ejemplo maravilloso y digno de elogio.

Ángel Gabilondo se acerca mucho al tipo de político que necesita no solo nuestra maltrecha comunidad de Madrid, si no España en general.
Personas que dejan el juego de los discursos, las batallitas dialécticas, las pullas de patio de escuela, en un segundo plano. Personas que tienen la convicción y las ganas de trabajar para la comunidad para mejorar la vida de las personas y el funcionamiento de las empresas y del sistema.
Ahí radica el inmerecido éxito de Pablo Iglesias y sus cercanos, en haber sabido recoger toda esa frustración ciudadana que había germinado ganas de cambiarlo todo. Y los están volviendo a frustrar.
Más inmerecido aun es el voto inamovible que disfrutan PP y PSOE, hagan lo que hagan.
Lo que Ángel Gabilondo representa es profesionalidad, honorabilidad y sensatez. Gane o no gane, sea eficaz o no, al menos puedo decir que votarle para Madrid ahora mismo es quizá la opción más centrada y responsable, a pesar de las siglas.

Estupendas palabras para un hermano

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal