02 nov 2015

Madrid es un basurero

Por: Iñaki Gabilondo

Hay 29 Comentarios

Madrid, según los próceres españoles, es la imagen y representación de España ante el mundo mundial...me quedo con la representación al mundo de Catalunya, que es Barcelona.

El mantenimiento mecánico adecuado en función del desgaste y del consumo es imprescindible para mantener en perfecto estado de funcionamiento un vehículo, una infraestructura industrial, una empresa cualquiera o una ciudad, llegado el caso.
La limpieza deficiente ya nos habla a primera vista de como son los dueños de una casa o de un coche.
El abandono es una tarjeta de presentación en nuestra propia indumentaria personal, nos retrata.
Y el mayor de los pecados urbanos se da cuando se ponen excusas de mal pagador señalando a culpables ajenos, como la causa de los fallos.
Los parques mal gestionados o llenos de suciedad, los tubos de escape humeando carbonilla, las cacas de los perritos de compañía sembrando las aceras, el mobiliario urbano que está roto o desaparecido, la falta de vigilancia que controle y sancione, las aceras ocupadas por usuarios de bicicletas o motos.
Hablan de desorden y abandono.
Son solo síntomas de una gestión pública que tiene sus objetivos puestos en otros frentes, pero no en la ciudadanía que llena las calles.
Pues aun contando con medios reducidos, quien quiere poner manos a la obra y consigue resultados.
Es por eso que la ciudadanía se escandaliza cuando se escuchan noticias que hablan de accidentes con víctimas humanas como consecuencia de la irresponsabilidad del mirar para otro lado a la hora de ejercer la responsabilidad de gestión y de gobierno.
No solo hablamos del fracaso estratégico en las formas a la hora de mostrar los encantos de las ciudades concretas para mejorar el turismo o las inversiones.
Es la inoperancia, la incapacidad, la insolvencia o la falta de miras con la propuesta de intereses a la hora de poner en marcha la gestión del mantenimiento urbano desde sus aspectos sanitarios, asistenciales o de patrimonio.
Fallos que cuestan a la ciudadanía que las padece un capital impresionante en salud.
Y en calidad de vida.

No vivo en Madrid pero imagino que son los habitantes más desfavorecidos los que conviven con la suciedad, pues los otros solo lo hacen en momentos muy puntuales, el resto se desplazan en automóvil. Una muestra contundente del desprecio hacia lo común.

Un poco forzado el argumento de la suciedad para atizar al PP....es un retorcimiento lógico muy tirao por los pelos....aunque no se entiende que han hecho los chicos de Carmena en estos 4 meses...nada?...Pero paseate por Nueva York o Paris y te darás cuenta que Madrid esta mas bien limpio ....

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal