07 ene 2016

Consensuar sin ceder no puede ser

Por: Iñaki Gabilondo

Hay 49 Comentarios

Claro que un fantasma recorre, no ya solo España, sino Europa, tal vez el mundo, y hay que espantarlo como sea, pero jamás con pareados: está demostrado que no sirven de nada, es hacer por hacer, o cantar por cantar, para cobrar la soldada.
.
Yo no sé muchas cosas, es verdad.
Digo tan sólo lo que he visto.
Y he visto:
que la cuna del hombre la mecen con cuentos,
que los gritos de angustia del hombre los ahogan con cuentos,
que el llanto del hombre lo taponan con cuentos,
que los huesos del hombre los entierran con cuentos,
y que el miedo del hombre...
ha inventado todos los cuentos.
Yo no sé muchas cosas, es verdad,
pero me han dormido con todos los cuentos...
y sé todos los cuentos.
.

Ya que se ha nombrado, Pepe Bono hubiera sido en su época, del mejor candidato a la Presidencia, aunque no quiso saber nada por motu propio. Sí...el Sr. Sánchez se podría "bajar los pantalones" y dar la razón a Rajoy que desde hace mas de un año está diciendo que Sánchez iba a pactar con Podemos. Ahora, lo tienen chungo para hacer el referéndum, porque es prevaricación e incumplimiento del mandato constitucional del juramento que prestaren ante el rey, si un referéndum de autodeterminación se celebra en este país, con el nada democrático postulado de olvidarse de las 16 comunidades autónomas restantes y sus dos ciudades autónomas en decidir lo que es España. Por lo tanto, si al final Sánchez lo hicieran Presidente con Podemos de muleta, se habrá ninguneado a 7 millones de votantes y además, entrar en la presidencia por la puerta de atrás con el control del gobierno de solo 3 millones de votantes (lo que pasa en Cataluña con la CUP, que CDC está sollozando porque Mas sea el Presidente). Que pena del PSOE de no poder hacer la gran coalición. Si se convocan elecciones nuevas, éste será su finiquito político, Sr. Sánchez. Su ego personal por ser presidente le pasará factura ya que el que está de moda es Pablo Iglesias no usted. Le recomiendo al PSOE que abra el paracaidas cuanto antes, que el suelo se ve ya muy cerca. Al final, si entra Podemos, Nicolás Maduro podrá presentarse a las Elecciones Generales Españolas como bien dijo hace tiempo que seguro las ganaba, ya que Podemos lo convertiría en español solo con un año de residencia en España (está en el programa político esto de la nacionalización). En el spot de Podemos, el del curriculum para ser presidente, dice "..en algunas cosas me equivocaré..". Lógico y normal porque nadie es perfecto pero si nos vamos a la quiebra todos y ya no podremos comprar medicinas a los alemanes porque hemos salido del euro al regalar dinero a la población y bajase la inversión y subiese aún mas el paro (45% de irpf cobrando 700 euros al mes, sale mas rentable quedarse en casa cobrando 600), dirá que el ya lo advirtió en su spot. SI está todo pensado para que nadie se ocupe de pensar y todo esté justificado. Además, se ha generalizado que si una persona es corrupta, infecta al resto de los que están en el partido político. Y ahora diré una cosa que mucha gente no sabe. La corrupción no se pega con los fluidos corporales, ni por el aire, ni compartiendo vaso, ni compartiendo cuchara ni tenedor. No hay que meter a todos en el mismo saco. Aunque como mensaje al Sr. Sánchez, le diré : Pedro, sé fuerte.

Un fantasma recorre España: el fantasma del referendum. Y el fantasma tiene su medium palabrero, con coleta y todo, para advenir del más allá como un pajarito maduro que se llamara Hugo o Vladimir. Puestos a escoger entre la modernización de la izquierda y el poder–aunque a algunos no tenemos duda de que nunca tuviera duda alguna-, Podemos (empeorar) ha elegido el poder que le dan los escaños soberanistas, la proclama de ser autodeterminista a la par que chavista (es decir, hipernacionalista divisivo, antieuropeo y antiespañol) y, en fin, el incremento de subvenciones recibidas que le permitiría la multiplicación de grupos parlamentarios bajo su control.
.
Ese fantasma, por desgracia, tiene la atracción de lo macabro para quienes apenas distinguen entre la realidad y la apariencia; la razón que explica cómo al fascinado- ya se diga, con modestia, “gran alma”, ya mimetice al rey jorobado de los York y sus medievales jueguecitos por el trono, ya se proclame Salvador en pocas palabras- se hacen invisibles tanto los datos de la experiencia como los conocimientos acumulados de la ciencia social. Marx decía que el trabajador no tiene patria pero que el sentimiento nacional puede muy bien servir para ganar el poder: el nacionalismo como herramienta, vamos. Hasta en eso, el podemismo resulta antañón, un espíritu en carne muerta ambulante que se hace infestante en cada contacto, como una horda zombi que llegara con el invierno desde el Norte... o desde el Nordeste.
.
Porque, en efecto, para que se forme un gobierno de retroprogreso como el que quiere Sánchez, remedo de aquel tripartito del que nacieran todos los males políticos, sociales y económicos que hoy padece Cataluña -y, como consecuencia, gran parte de los que también sufre el resto de España-, el PSOE habría de quedar como la parte vicaria de una coyunda entre el Podemos (empeorar) cada día más antiespañol y el independentismo de izquierda extrema -nacionalismo-socialismo al que evidentemente le sobraría un ismo- necesitando además, para más potaje, de la abstención de del otro independentismo, el burgués con ganas de autoinmolación en el altar de la patria irredenta.
.
Esos números, sin embargo, ese 90+69+2+8+0+0+0…+2(porque, sí, la Bildu proetarra también podría hallar lugar en el caldero), tropieza por fortuna con la mayoría en el Senado de la España integradora y solidaria que representa el PP. Por mucho que prometa el 90 a los 69, 2, 8, 0, 0,0, 2, ni habrá modificación alguna de la Constitución, ni posibilidad alguna de referendums vinculantes para retrotaer la soberanía del Pueblo Español al siglo XV. Entretanto, es de temer que las consecuencias socieconómicas de tal cocido no se diferenciaran demasiado tanto del desastroso tripartito como del catastrófico legado del chavismo. Pero eso, eso qué más le da a Pedro y sobre todo a Pablo I., que ya se prepara su traje de emperador con boina roja.

DEL DISCURSO DEL XXI A LOS POLÍTICOS ACTUALES (Con respeto para los lectores y demás comentaristas).- El mensaje o solicitud política del XXI a los distintos grupos o partidos, es el que sigue: si necesitaseis una determinada "piedra" con que para ofrecer un poco más de bienestar a la ciudadanía, y esa piedra estuviese en manos o programa de un presunto adversario, pídele con gallardía compartir esa piedra a fin de ponerla conjuntamente a rédito a favor del conjunto de la sociedad, aunque esa sea la única piedra que podáis compartir, la única, pues poco ha de importar ese detalle; si llegase el caso, no os avergoncéis, pues que nadie detenta lo absolutamente blanco ni lo absolutamente oscuro; la intención de servir al bien general, de ser útil a él, constituirá y será en definitiva vuestra poderosa firma; eso, eso exactamente es lo que está gritando a todo pulmón este XXI al oído de todos y de cada uno los políticos del presente momento, ya en España, ya en Europa, ya en el resto del planeta. Saludos.

Ricardo | 07/01/2016 19:39:50
Comparto con Ud. la apreciación de que habrá confrontación entre los poderes clásicos y quienes desean motorizar el avance hacia cierto nivel de país. Pero, debido a que he trabajado por casi 40 años dentro de esos poderes (en muchos países) le puedo decir, casi con seguridad, que la sangre no llegará al rio. Hay y habrá descalificaciones y el término “comunista” será exhibido como sinónimo del fin de mundo. Observe a E. Aguirre y otros, tratando de manipular a los más ignorantes.

Los que aupamos el cambio necesario y también los poderes clásicos mantienen un pensamiento común y consensuado: el avance del país requiere estabilidad política. Y, ambas partes a la vez están consciente de que se requieren cambios paradigmáticos. La diferencia real entre las partes es, el alcance y la profundidad de esos cambios Y por último, debo decirle que hay una tendencia universal a sobreestimar las capacidades y las opciones de esos poderes clásicos. No dé por sentado que el guion está escrito. Hay mucha gente trabajando en la sombra, para bien de esta nación. Pero la ignorancia y la manipulación son tremendos y muy arraigados

Cataluña tendrá un asentamiento natural, políticamente hablando, una vez aclarado el panorama. Por eso, primero, lo primero. Desde luego, que se puede.

En mi opinión, EL GUIÓN está escrito desde hace tiempo....el del acuerdo ppsoe...y "el brazo del IBEX-35" (c,s) al arrastre...lo demás es postureo de Pedro, pues él no tiene la mayoría en el psoe, ni en los torritorios, ni "padrino" (Felipe-Bono) que le avale.....Felipe, Bono, la Sultana y los barones tienen la decisión tomada desde hace tiempo....PEDRO no tiene ni poder, ni autoridad para negociar nada....él no quiere creerlo, pero es así, pienso....NO PUEDE ceder o defender, pues su final está próximo....se equivocan quienes piensan que pretende un acuerdo....sólo ganar tiempo para "morir"....Creo que el ACUERDO pasará por un gobierno ppsoec,s....con tintes "reformadores"....que abrirá un "periodo constituyente" de dos años....continuista de lo de AHORA....y SUPERVISADO POR "LA TEUTONA"....Quién presida el gobiero es otra cuestión. En mi opinión, ni MARIANO, NI RIVERA, NI PEDRO...NI SORAYA....Al final será negociado en la "mesa de camilla"entre Felipe, Cebrián, Mariano, Bono, Fainé y la Botín....al tiempo. A mis compañeros (Podemos) les recomiendo, que conociendo "la casa de ellos", como la conozco, no se dejen engañar, ni manipular...lo van a intentar y a culpar, y demonizar por "no querer"....pero esto es solo un brinis de Pedro....no representa a nadie.....está más solo que la una......Quienes MANDAN de verdad tienen la decisión tomada....Gobierno, YA....Cataluña marca los tiempos.....Y recordemos que PEPE Bono siempre dispuesto a "SERVIR A ESPAÑA"....Por útimo, recomiendo la lectura del artículo de Pablo Sebastián en larepública.com (diario digital de la familia BOTÍN)...Creo que por aquí irá "la cosa de ellos".....Lo último es ser ingenuo en estos momentos.....Unidad, organización y fuerza....Sí, se Puede.

PP y PSOE han traicionado a sus votantes en más de alguna ocasión, son los que tienen menos legitimidad para mantenerse impasibles.

Los ciudadanos hemos puestos unas herramientas en manos de los políticos para que gobiernen este país de la manera mejor posible para nuestros intereses. Si no saben usar esas herramientas, se las quitaremos.
El PP aprobó el presupuesto de 2016 porque sabía la que se avecinaba. A ver si vamos a tener que darle la razón a Rajoy por haberlo hecho después de las críticas que recibió.
El PP y Rajoy están muy tranquilos, se les ve a la legua. Si hay un gobierno de consenso, lo presidirán. Si no lo hay, habrá unas nuevas elecciones y las ganarán con más margen. Sin problemas.
Los partidos emergentes y el PSOE dijeron que los españoles habían votado cambio, y se quedaron como estaban. Nadie ha hecho nada para que ese cambio se produzca. El asunto de las líneas rojas es intolerable. Nosotros no hemos votado a los partidos para que pongan situaciones innegociables a una coyuntura tan delicada como esta. No vale decir que lo mío no se cambia porque lo que hay que cambiar es lo del otro. Los que ponen cortapisas a las negociaciones deberían estar excluidos de la política. Nosotros los votantes haremos que lo sepan en las próximas elecciones, que casi seguro se producirán. Nada hay que diga lo contrario.
Tenemos, por ejemplo, a Ciudadanos que no quiere negociar entrar en ningún gobierno que no presida. Eso no va a ocurrir nunca. Pero sí podría entrar en un gobierno de minoría con el PP y gobernar juntos, es decir, arrimar el hombro. Pero Albert Rivera no quiere quemarse antes de tiempo. O sea, que mira antes por lo suyo que por lo de los demás. Mal político.
Podemos, y Pablo Iglesias en particular, está agarrado por el fondillo de los pantalones por Ada Colau, que le aprieta en cuanto le preguntan si la raya roja del referéndum sería negociable para cambiar un gobierno de derechas a uno de izquierdas. Él se apresura a decir que no. Otro político que no nos vale. Le quitaremos las herramientas también.
Y por último está ese desastre de partido que se llama PSOE. Recuerda a los reinados de los godos, que duraban muy poco porque los príncipes y advenedizos de la corte siempre envenenaban o acuchillaban al rey, por la espalda, claro. Todos querían su puesto. Por eso hubo tantos reyes en tan poco tiempo. Y desaparecieron todos.
Cuál es la disyuntiva del PSOE, ¿Negociar con Podemos? Pero, si éstos no se dejan. ¿Abstenerse en la segunda votación para que salga un gobierno en minoría del PP? Pero si dicen que sería la ruina total del partido. ¿Cómo actuar? Además, los partidos de izquierda, esta vez, no llegarían a formar gobierno. Las matemáticas no cuadran.
Sólo hay una solución y es la posibilidad de que el PP y Ciudadanos formen un gobierno de transición, negociando con los nacionalistas. Si eso no funciona nos veremos las caras en Mayo. Entonces el PP puede que saque 150 diputados, y el PSOE con Susana Díaz, 70. Ya me estoy imaginando las risas de algunos.

***


Las cinco razones por las que Hacienda tiene una deuda pendiente de cobro de 50.200 millones de euros.

INFOLIBRE 07E2016

Yo creo a mi modesto entender, y además como ciudadano y como votante, que primero de todo están los ciudadanos y los votantes, que votan para que se nos gobierne con un gobierno democráticamente elegido y justo, y para el bien común de todos; de todos los ciudadanos y todos los votantes, con todos nuestros derechos, civiles y económicos, libertades de expresión incluidas. Que están siempre también por encima de todos los fantasmas de nuestra reciente historia, de los siempre inútiles y enfrentamientos civiles de los egos de los dirigentes de todos sus líderes y de todos los aparatos de los diferentes partidos políticos, incluidos además de los de siempre y más recientes, tras los de la última contienda o guerra civil del 36, como de los actuales partidos políticos; tanto del PSOE, IU, UCD, CDC, PNV, Ciudadanos y PP,Podemos, etc...
.
E inclusos los de la más reciente creación de, podemos, sin olvidar, que siempre, estos partidos extremistas, de uno u otro signo, y más que populistas. Siempre son creados, -hay está la historia occidental, también la europea y la mundial, sobre todo después de la Revolución Francesa, la Creación de todos los Códigos Civiles Europeos, y la Separación de los Poderes -, sin otro objetivo político, no religioso, y desde el mismo momento, incluso que el de Kant, más que para absorber y purgar a todos los demás partidos políticos, y a todas las libertades, y economías, del resto de ciudadanos ajenos al propio, y legítimo, pensamiento, incluso único, de su propia y más que cerrada nomentklatura y de su propio -polit- -buro, de su propio partido político, y con respecto a todos los demás, incluso democráticos. Y por mucho que lo nieguen o digan lo contrario. Son incluso más que cerrados y excluyentes, en sus ideas y principios, tanto del resto de partidos políticos, y más aún del resto de sus demás con ciudadanos, y que sean sus votantes o no. Que no tengan su mismo ideal y pensamiento. Y aún mucho más de una economía mixta, social, o de mercado. Ya que su propio modelo de economía, es cerrada y casi más autárquica e improductiva, que otra cosa. Que se encuentre fuera de la del propio entrono de cualquier mercado o economía, del propio estado, o del propio funcionariado. Incluso del euro, y del actual BDE, e incluso de la UE. Sin ningún BCE. Que les imposibilita, que sin disminuir las actuales deudas y aumentar los actuales ingresos, llevar a buen puerto, sin sumar bien todos actuales ingresos y gastos, de la caja común, y ya más que casi vacía, y aún descuadrados, desde la Crisis del 2007 de Liquidez y de Exceso de déficit y de deuda económica, financiara y presupuestaria. Sumar aún más gastos y déficit. Sin sumar bien, y antes, más ingresos del PIB, y sin menos gastos de intereses de la deuda, y sin más puestos de trabajo, y con menos paro.
.
De ahí la urgente necesidad, con el tiempo también debido y necesario, de ceder, pactar, y acordar, y de gobernar, y de posibilitar gobiernos estables y matemáticamente también posibles. Y en aras del bien común. Y también sin exigencias, estrella. Siempre, incluso, imposibles, y ni en unas, ni en unas, tras otras. Y a pesar de los convencimientos e ideas políticas y de las propias verdades personales cada uno. Y en especial de cada uno de los propios egos de sus dirigentes. Y por todos, y por cada uno de todos, los diferentes partidos políticos, y también en aras del bien común, de todos los ciudadanos y votantes, dadas las actuales circunstancias de una Crisis, de la que tanto nos afecta a todos. Y de la que aún todavía, ni hemos ni salido, desde el año 2007, 2009. Y de la histórica falta de acuerdos, salvo que se den claras mayorías absolutas. Tan raras de producirse en nuestro propio entorno político cultural europeo. Que siempre histriónicamente, e históricamente también nos derivaban en injustos enfrentamientos, y de las ya históricas y numerosas guerras civiles. Tampoco olvidadas. Con total falta de libertades y con Nodos posteriores, incluidos, y ya conocidos. Y tras los finales e igualados resultados electorales de este 20D, y de la progresiva italianización actual de la política, tras la personalizada televisación. Y del semi- proporcional y del semi- gobernable reparto de representantes, - sin ser ni totalmente proporcional, ni ser totalmente pro gobernable -, de escaños y de senadores y diputados, de la actual vigente Ley Electoral, de nuestra propia, Ley de D-Hónt, con complicadísimas circunscripciones electorales, y con diferentes densidades de población, incluidas, en cada una de las circunscripciones, algunas, casi únicas, por comunidad autónoma, y sin una circunscripción única electoral. Y sin ningún tipo corrector para la gobernabilidad, como lo son los también existentes en el resto de las democracias de nuestro propio entorno cultural democrático y europeo: Como un único ganador, por circunscripción, como en Inglaterra o en EEUU. A Doble vuelta, como en Francia. Con un mínimo de un 5 %, como en Alemania. O con plus de un 25 % más de representantes y Diputados, como en Grecia. Además sin cerrar todavía, los textos, o incluso las definiciones Constitucionales, por ejemplo, de los máximos de solidaridad por comunidad autónoma. POSIBLES – Incluso el definirlas, solo además, a las propias Comunidades Autonomas, por ejemplo, ya reconocidas, OJO!!! , en la propia la Constitución, como Confederadas o como además de Federales -.
.
Y también el de la una salida o una Solución a la Solidaridad: No Definida. El de una Solidaridad máxima, de un 5%, por ejemplo. Además de un plus en función de la gravedad de las posibles Crisis cuantificables y posibles, o existentes. De Incluso, hasta un 7 %, por ejemplo. Y que nos fue dada, sin cerrar, la actual Constitución, por ejemplo. - Además también de soluciones, del ejemplo de los Cupos del Concierto Económico, que algunos incluso, sin conocerlo, no lo quieren - .
.
Incluso, del texto, y solo todavía sin cerrar, o sin definir en palabras, en algunas de sus mismas definiciones, para poderlas solo definir, o cerrar, o acordar entre todos. Para POSIBILITAR, e impedir lo IMPOSIBLE. - COMO ACTUALMNETE TAMBIEN OCURRE - . Y para poder evitar, DE NUEVO HISTORICOS ERRORES. DE todos de sobra conocidos, por los del origen también de todos estos idílicos e injustos e históricos E INNUMERABLE enfrentamientos civiles, no solo políticos, anteriormente indicados, que tampoco nunca históricamente nos han llevado a ninguna parte, en concreto. Ahora modestamente, creo que tampoco. Aunque siempre hay que ser optimista. Los acuerdos son incluso siempre, posibles. No solo Imposibles. En aras del bien común de una buena y matemática gobernabilidad, también para todos sus ciudadanos y votantes. Incluso antes de que se convoquen o no, nuevas elecciones.

¿Darle continuidad gubernamental al partido que nos ha traído hasta aquí?
¿A la orientación socio-económica (neoliberalismo) cuya forma de enfrentar las realidades contemporáneas ha probado sobradamente, durante años, que conducen a la indeseable situación en que estamos?

Pienso que no se trata tan solo de ceder, para desbloquear una formación de gobierno. Opino, que el momento histórico demanda una ruptura con el pasado. Los votantes del PP y de Ciudadanos que no lo vean o, no lo entiendan, a la postre permanecerán en donde están, eso es, en el pasado. Además son minoría, respecto a la totalidad del electorado español. Además seguirían lastrando, e incluso anclando, al país. Además………y……además……..además, podríamos seguir casi infinitamente, porque son parte del problema; no de la solución.

La gran oportunidad de este grupo del electorado (y del país) es abandonar a quienes nos han traído hasta aquí.

La gran oportunidad del PSOE es esta: elegir entre el pasado y las nuevas realidades. Sobre todo aquellos señores que mal llaman, poderes territoriales o “barones”. Abran su mente, por favor. La gran oportunidad de PODEMOS es la de seguir creando una corriente progresista española fuerte y ejemplar en su capacidad de gobernar. Invito también a P. Sánchez a mantener la mente abierta. ¿O es que él también, es auténticamente preso del falso y manoseado mito de la ruptura de España? Hasta cuando, se pregunta uno, se le seguirá el juego a los falsos argumentos de la derecha.

Sobradamente sabemos que el actual gobierno no merece ninguna oportunidad más. Ni una más. En este sentido debo decirles, que la pregonada recuperación económica del PP es ficticia, desde la perspectiva de una economía sana, por una razón muy simple (pero larga de explicar). Su forma de entender las políticas económicas, hace que estas sean insostenibles, aun cuando, por ciclos cortos pueda crear la sensación de mejoras. De igual manera, las que promueve Ciudadanos. España tiene problemas de naturaleza ESTRUCTURAL, de tipo ENDÉMICO y de carencias de SOSTENIBILIDAD, estando los tres mutuamente acoplados. Todos ellos, girando en torno a ciertas orientaciones que están más que agotadas, en la actualidad

Reorientar al país demandará tiempo y mucho trabajo y no son ni el PP ni Ciudadanos los que puedan. O hayan demostrado poder. Los primeros por acción-omisión. Los segundos por mal enfoque político-económico de la realidad.

Me decanto por una visión más de largo plazo, sobre una sociedad más justa y una economía más sana, (en ese orden) combinadas con acciones más rupturistas con el pasado y de corto plazo. Una de estas últimas, ir a elecciones.

El espíritu de la transición aplicaría bajo condiciones diferentes, como dicen mis compañeros del foro. No ahora.

La fórmula que asoma Félix Francés puede ser interesante. Digna de ser estudiada.

Qué pasaría se se hiciese un pacto entre PSOE, PODEMOS y CIUDADANOS con un presidente de gobierno con un personaje como ANGEL GABILONDO, con tres vicepresidentes, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera, consensuar un proyecto común para cuatro años entre los tres partidos mencionados más si algún partido se quiere añadir, e intentar dar una salida favorable a la situación que nos encontramos, creo que sería una opción muy positiva para nuestro país.
Saludos... Félix.

FELIZ 2016, ¡¡¡ ESTAMOS AQUÍ ¡!!
----------------------------------------------------------------------------------------------

Ciertamente es preciso hacer algo. Tal vez comenzar por desistir de la falacia de la transición y de comenzar a pensar en la evolución como en la solución al desmesurado interés por los partidos y sus afamados dirigentes qué ignoran sus cometidos y centrarnos de una vez por todas en los problemas de “todos” los ciudadanos de este Estado nuestro qué desfallece.
Qué me importa a mí quien será el próximo Presidente de las cortes si “hoy no puedo comer, pagar la luz y el agua o mandar a mis hijos en condiciones al colegio” y, todo ello sabiendo que no puedo cumplir con mis deberes cívicos y sociales, no por ser un defraudador, sino por las circunstancias sociales originadas por los distintos gobiernos qué han estado más preocupados por sus propios intereses partidistas que por los problemas qué sufríamos los ciudadanos.
Pensemos en qué hacer pero acordémonos un poco de los débiles y algo menos en propiciar con tanta desmesura “un consumismo” que nos atrae a mirar por la ventanas de casas y comedores las venturas de nuestros semejantes.

Salud.

Don Frenando | 07/01/2016 10:34:34
.
A lo mejor en otras circunstancias podría tener sentido lo que propones pero con el tema de Catalunya como asunto central de la política del PP y C's, tan en la médula espinal de C's sobretodo, eso es imposible. Dudo mucho que el PSOE acepte convertir Catalunya en asunto central de ese gobierno de resentimiento y odio. Porque es cierto que las urnas han podido sugerir una orientación en el sentido que tú dices pero cabe decirlo con la boca pequeña porque las urnas tienen algo de hipnosis, si es eso a lo que se refería Monseñor Munilla, de obsesión con el tema catalán, a lo que tanto han contribuido PP, C's y Democràcia y Llibertat
.
A mi modo de ver, y después de darle vueltas y vueltas al sudoku del 20-D la única posibilidad de formar gobierno es la de PSOE con el resto de fuerzas favorables a no convertir el tema catalán en el mayor problema del país
.
Tenemos problemas más importantes, el tema catalán es un problema importante, sí, pero no el más importante.

Admirado Iñaki, su reflexión es muy pertinente. Pero en la práctica difícil de llevar a cabo. Hay una diferencia respecto del período de la Transición.
Era un momento histórico fundacional, en que se empezaba de cero, casi.
Ahora un pacto de estabilidad entre los grandes partidos significaría aceptar el pasado inmediato de cada uno. Se parte con una mochila demasiado diferente para que haya un acuerdo.
Por lo tanto, difícil de ceder. Quizás se tendrá que dar la voz de nuevo a los ciudadanos.

Hay que tener orgullo y convicción para demostrar que su programa es el mejor, hay que luchar por ello.
Saludos... Félix

Una pariente en papel de maga y reina, tal que una impostora de la ilusión a la manera de la alcaldesa madrileña, regaló ayer a un servidor-probablemente por descuido- un pantalón de tamaño S, tres tallas menos de la que se aviene al cuerpo serrano del que esto escribe, aun tras el purgatorio dietético de enero, esa expiación de los excesos navideños. En aras del cordial trato familiar, en casos semejantes (corbatas estrafalarias, jerseys alpinos, zapatos en punta, calcetines polícromos…) se suele llegar a un consenso tácito para evitar el inevitable reproche “nunca te pones lo que te regalo” y así la prenda en cuestión aparece ante los ojos de quien la regalara cuando el uso no tiene otro efecto que recompensar su buena intención, aunque sea a costa de sacrificar en situaciones intrascendentes la propia apariencia o la propia comodidad. Sin embargo, en el caso del susodicho pantalón, no había consenso posible: no sólo era estrecho de cintura sino que la pernera dejaba a la vista los niveles medios del calcáneo; lo cual, aparte de antiestético, impedía cumplir el objetivo básico de cualquier elemento de la indumentaria, proteger a la piel de las inclemencias del tiempo cuando caduca momentáneamente el “seguro de sol”. Tal vez algún desesperado pudiera llegara a infundirse en una prenda semejante sacrificando aspecto y salud para hacer de la humillación un recurso de su ambición más desfogada, a la manera de un Antonio ante la exigencia de Shilock, que demandaba un “libra de carne” del noble veneciano para avenirse a un muy deseado préstamo; pero la desesperación no es la condición habitual de las personas sensatas y lo cierto es que hay cosas por las que no se puede pasar, tal que una pantorrilla de atleta por un calzón de pitillo.
.
Valga el símil para criticar la disponibilidad infinita que parece promover nuestro anfitrión. No se puede jugar ni con la prosperidad de los españoles, ni con la soberanía nacional, ni con los fundamentos del estado de democrático de derecho para cumplir con la ambición de llegar a la Moncloa aunque fuera con paso de ave zancuda. Al menos, no deberían hacerlo quienes contribuyeran a dar forma a la modernidad actual de nuestro estado Constitucional y fueran conscientes tanto de la caducidad de ciertas ideas periclitadas (chavismo-leninismo y nacionalismo irredento, por más señas) como de la realidad internacional en la que se encuentra inmerso nuestro país. A no ser, claro, que la avidez por el poder dejara al margen cualquier consideración no sólo por lo conveniente sino por lo saludable y, en completa enajenación arribista, hubiera quien fuera capaz de rebanarse una “libra de carne" de la cintura para enfundarse “como sea” en una confección estrecha y corta, en la que los movimientos carecieran de la necesaria libertad, las fuerzas que permiten la actividad quedaran constreñidas hasta la semiparálisis y la apariencia del conjunto adquiriera la ridiculez de la prenda sujeta por una botonadura reventona.

¿Quien quiere la verdad? ¿Y para qué?
La historia de la humanidad es la historia de los mismos cuatro errores repetidos hasta la nausea.

Plas, plas, plas.. El sabio :=)!

Pauline, c'est vrai...pour les personnes, pas pour les institutions, les gouvernements.

"Il y a quelquefois plus de fierté véritable à céder le pas qu'à le disputer." -E. Thiaudière-

A mi modo de ver, lo más sensato y respetuoso con los resultados electorales sería permitir gobernar al PP en solitario, que podría contar con el apoyo en ciertas cuestiones puntuales de Ciudadanos. Para ello, el PSOE simplemente tendría que abstenerse en la investidura de Rajoy, y a cambio podría obtener algunas jugosas contrapartidas (como bien pudiera ser la derogación de la Reforma Laboral). Por supuesto, el partido de Albert Rivera también podría exigir algunos cambios significativos y positivos en la gobernanza del país. El PP volvería a gobernar, sí, pero con una potente oposición, mayoritariamente de izquierdas (PSOE y Podemos), lo que les impediría cometer excesos de tipo antisocial provenientes de su ideología neoliberal, como ha venido ocurriendo en la pasada legislatura. En fin, este escenario no sería plenamente satisfactorio para ningún partido, pero el país entero saldría beneficiado, que es de lo que se trata, ¿no es así? Desde mi modesta opinión, yo animaría a Pedro Sánchez a mover ficha en este sentido. Cualquier otra posibilidad conllevaría más problemas para todos y, en concreto, más riesgos y más erosión para el Partido Socialista. Y de paso, por favor, que el Secretario General del PSOE calle la boca de una vez por todas a sus rebeldes barones territoriales, en particular a doña Susana Díaz, que viene comportándose cual perro del hortelano.

La democracia es el menos malo de los sistemas políticos de gobierno, siempre y cuando se respete de verdad la voluntad popular dictada con los votos.
Las urnas mandan.
Y los partidos obedecen el mandato.
Salvo que cada formación política utilice su bolsa de votos para intentar medrar en contra de los demás oponentes, y se quiera distorsionar el fin y el fondo de los votos.
Mandan los votos, no los partidos.
Éstos son solo quienes han de cumplir el mandato popular en la justa proporción que se les asigna.
Claramente nos falta una regla de oro que asigne a los partidos los puestos que le tocan en función de los votos obtenidos si no se ponen de acuerdo.
Mandan las urnas.
La voluntad popular no la pueden torcer los partidos, que han de ajustarse dentro de la ley a lo que se pide de ellos en una manifestación popular masiva y legal.
Ahí parece ser que no se entiende el verdadero concepto de la democracia ni se digiere del todo el concepto de los votos por parte de quienes solo han de obedecer la voluntad de las urnas, el mandato popular.
No se trata de guerrear los partidos unos contra otros con los votos obtenidos para doblegar a los demás en defensa de sus privilegios y propuestas.
Se trata de compartir la responsabilidad de gobierno en función de una regla de tres directa dictada por las urnas que traducen la voluntad de la ciudadanía.
La gente que paga el gasto.
Y esa regla de tres es la que no se ha dictado aun para que los partidos no tengan dudas.
Ni oposición a cumplir su responsabilidad.
En como resolver el encaje de los votos en nuestra política nacional para los siguientes cuatro años.
Y si no sirven para entenderse como personas civilizadas en defensa de sus puestos y privilegios, pues se asigna un reparto equitativo y que gobiernen los mejores de cada formación, a tantos puestos por voto obtenido.
Dejando las demagogias en la puerta del parlamento.
Y que pasen a ocupar sus escaños solo quienes valgan para gestionar la responsabilidad de gobernar a los españoles.
Es lo menos que se espera.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal