28 ene 2016

Corrupción y pactos

Por: Iñaki Gabilondo

Hay 109 Comentarios

señor jose velilla de momento .2 horas y 35 minutos

witness es usted un iluminado que bárbaro cuanta inteligencia y que toda via no le allán nombrado ministro de agricultura por ejemplo, su partido el p.p yo que usted me que jaria ,pero no a mariano que ese no se entera de nada sino a la jefa de madrid la espe

El Opus se hizo con el poder absoluto en 1969 con el llamado gobierno monocolor, y no lo ha soltado. Evidentemente el Opus no es la Obra de Dios, todo lo contrario.

Parafraseando a El Padrino: aquel que hable de la reforma constitucional ese es el traidor a los españoles.

La política es sólo la máscara del poder. Dan igual los políticos y los partidos, son instrumentos del poder.

Yo no estoi de desacuerdo con la derecha es tan ligitima como los partidos de Centro y Izquierda ,,Pero en lo que no estoi de acuerdo es con la Impunidad que attuan ellos y la justicia ¿Aqui nunca pasava nada asta ahora an tenido que emerger otros partidos ,para decir que son partidos de media hora ? no es cierto son partidos que le an sacado los colores y ampuesto en evidecia las malas gestiones politicas Nunca en este pais se avisto estas diferiencias entre ricos y pobres el riesgo de pobreza esa es la diferencia El PP NOTIENE NINGUNA CREVILIDAD ES UN PARTIDO CORRUMPIDO Y ESO LES HACE MAS CORRUCTO

El régimen es corrupto, todos son corruptos. Los que manejan el régimen sólo dejan ascender a los corruptos. Porque el corrupto es chantajeable y por ello obediente. Los casos de corrupción que sacan son antes que eso casos de extorsión, de chantaje del poder del régimen a sus esbirros. Chantajes para que estos nos hagan más daño todavía. Extorsiones al Jefe del Estado, al presidente del gobierno, al gobierno, a la oposición, a todos los dirigentes de todos los partidos.

Peor que el corrupto es el corruptor, que además es corrupto. Y el corruptor es el que saca los escándalos, cuando le interesa, y los dosifica, y casi siempre quedan en nada. Ahora los escándalos de corrupción que sacan y sacarán son para disciplinar a sus esbirros para que hagan los pactos que les imponen, para que nos metan en el reformatorio constitucional en beneficio de los colonialistas de la oligarquía catalana.

El corruptor es el poder central del régimen. Y este es el Opus, instrumento de la oligarquía colonialista catalana. Es el proyecto de Fainé y Prat de la Riba.

"... PODEMOS quiere entrar en el gobierno para de esta forma el PSOE lo introduzca en los tentaculos de poder ¿ Para que?-¿con que proposito?"

con esta frase desautoriza su comentario entero.
¿Qué quiere decir cuando pregunta "Con qué propósito"?
Se supone que todos los partidos quieren formar gobierno con el propósito de mandar y gestionar lo mejor posible el estado.
¿Duda de las intenciones de Podemos y no duda de las intenciones del PP o del PSOE?
O no se ha explicado bien, o se le ha visto el plumero.

para pereza:
muy buen resumen , casi no se puede decir más claro y con menos palabras.
(puesto que el censor me ha censurado la transcripción de F.J.Losantos, me conformo con comentar los comentarios de otros comentaristas)

D. Felipe Gonzalez Marquez,tiene razon, si el PSOE no puede formar Gobierno, deberia permitir gobernar al PP con la abstencion, previo pacto de una hoja de ruta social, de reformas, de politicas de Estado, y de un nuevo modelo economico. El PSOE no se puede escudar en la corrupcion que esta en todos los paises, en todos los lugares,....para no cumplir el mandato de las urnas que ha rechazado las mayorias absolutas y obliga a los politicos a negociar, pactar,acordar,...para resolver los problemas. El PSOE esta legitimado a intentar formar una mayoria de gobierno, pero si todos los partidos le dicen que no, y ademas los resultados electorales son los que son y PODEMOS le trata mediante tacticas y estrategias hundir por todos los medios, (todas sus propuestas todas sus acciones van encaminadas a hundir, dividir, humillar, inutilizar al PSOE), es de sabio no convivir y no construir con aquel que te esta tratando de eliminar. El PSOE quiere un gobierno en solitario, PODEMOS quiere entrar en el gobierno para de esta forma el PSOE lo introduzca en los tentaculos de poder ¿ Para que?-¿con que proposito?

¿Qué no harán los políticos malos, o mediocres, para conservar el poder, o los privilegios?


En mi opinión hoy toca Ud.,lo fundamental de todo
lo que estamos viviendo como "esperpentos"
Es una pena que su comentario de hoy sea tan corto.
Las propuestas de PP(corrupción-sistema) y los "espaldas
plateadas de PS" nos están diciendo que nuestra ideología,
principios,ética,honestidad son chorradas.
Que los ciudadanos tenemos bastante con trabajo,y las cuatro
cuestiones que nos hacen ser felices.
Preparándonos para "lo que sea" un campo abonado para la
irracionalidad.

Para José Sanz : Acaso puede deducirse de mi comentario que estoy a favor de la corrupción del PP o que la intento camuflar ?

Muchas cosas deben castigarse y corregirse, pero aun más hastía y daña esa pasión endémica hispánica por las reacciones exageradas, que eso es lo que son, reacciones exageradas, las que levantan y dan fuerza a movimientos como los de la tercera fuerza de este país. El supuesto fin no justifica los medios. Lo siento por la ambiciosa egomanía pasada de revoluciones del señor Sánchez, pero por fortuna para el conjunto de los españoles y de España, no existen mimbres en donde poder sustentarla y no digamos ya estabilizarla.

Para Javier Velilla, Es verdad que la corrupción es muy dificil de evitar, pero, no se puede tolerar, el juego de jueces que lleva el PP ni romper los discos a martillazos ni tantas y tantas corruptelas defendidas por la cabeza del ejecutivo, hay que decirle al SR. Rajoy que esto no es normal, que no puede ser normal en ningun país del primer mundo y que no puede aceptarse, más aun cuando sólo aparece una mínima parte de la corrupción y las leyes del Sr. Rajoy limitan el timepo de las investigaciones.

Pauline,
la condition humaine est comme ça.
Il y a une chanson de Leonard Cohen, "The Captain". Le capitain est blessé, vieux, et parle a son meilleur soldat.
Il lui dit "I've read the Bill of Human Rights, and some of them are true."
Scepticisme en supreme degrée, et, malheureusement, realisme.

Estoy completamente de acuerdo en que la economía crea y sustenta la estabilidad en todos los aspectos de la vida y asumo, como inevitable, las corrupciones que la misma genera. Esto no quiere decir que esté de acuerdo con toda la corrupción, casi "institucionalizada", que en España anega al PP, PSOE, PODEMOS y periféricos. Con certeza, es preciso luchar contra la misma -la de todos los partidos políticos sin ninguna excepción- tratando de que disminuya siendo conscientes que jamás desaparecerá. Cabe reflexionar acerca de que más vale un mal acuerdo que un buen pleito (juicios tengas y los ganes). Digo esto porque si comprendemos que la corrupción nunca se erradicará los aspirantes a ser ciudadanos de cualquier país estamos obligados a elegir entre aceptar el sistema democrático con todos sus defectos y algunas virtudes o la dictadura con todos sus perjuicios, torturas, penalidades y horrores. Entiendo que los periodistas sobreviven en base a ganarse el pan nuestro de cada día con el "sudor" y notoriedad -que de todo hay y habrá- que la libertad de expresión concede. Pero de ahí a no reconocer que nada es puro sino que todo tiene luces y sombras media un trecho: el dicho y el hecho. Democracia o dictadura?

Cada día voy a indicar en este espacio lo esencial y pretendidamente oculto de las palabras de Iñaki Gabilondo. Lo esencial del pensamiento de Gabilondo el día de hoy es : "Hay que poner condiciones por la corrupción a cualquier tipo de aproximación al Partido Popular en este momento"
Lo esencial de su reflexión se encuentra camuflado en estas tres palabras EN ESTE MOMENTO. Osea, más a delante ya veremos.Es un pensamiento inaugurado por los del Congreso de Suresnes (financiados por Alemania y EEUU) con la fantástica frase "OTAN, de entrada no"
Vamos a contar también los minutos que permanece publicado este comentario antes de ser borrado por el señor Gabilondo.

¿Qué esperabas Rajoy? Si te rodeas de basura al final acabas apestando.

El ministro de economía de Japón ha dimitido llorando por un corrupción de 93.000 €. Sin más comentarios.

La corruption sape la démocratie et l'Etat de droit, entraîne des violations des droits de l'homme, fausse les marchés, dégrade la qualité de vie et favorise la criminalité organisée, le terrorisme et d'autres menaces pour la sécurité humaine. Elle contribue à l'instabilité et à la pauvreté et constitue un facteur dominant qui conduit les états fragiles à la déliquescence.
Source : Office des Nations Unies.

Ya que no se ha ido construyendo una sociedad madura, regenerada poco a poco, en estos 40 años de democracia, con INFORMACION, EDUCACION, FORMACION, pues ahora se pagan las consecuencias y se tendrá que construir "deprisa", o bien se volverá a perder una generación.
Pero claro, pelotazos, comisiones, ladrillo, toros, futbol, Grandes Hermanos, SálvamesDeLuxe, retransmisiones en los juzgados morbosas y entrevistas obscenas, y otros opios del pueblo no han ayudado.
Cómo se forma ahora una SOCIEDAD CIVIL fuerte que "acompañe" a la clase política?

En efecto, es cuestión de principios, de la necesidad de que primen los componentes fundamentales de la vida democrática: el respeto a las leyes, la independencia de poderes, la convivencia nacional, la libertad de los ciudadanos, los derechos civiles…todos esos elementos que hacen de la cultura política occidental y europea, en estos albores del siglo XXI, un peligroso punto de comparación para los regímenes autocráticos y fallidos, para los grupos fanáticos y violentos, para los poderes fácticos dedicados a la explotación y al crimen. Es cuestión de principios el que, en cualquier pacto que se pueda plantear, participen quienes no pueden poner en peligro esas conquistas de nuestra democracia, recuperada tras tantos años de dictadura; es cuestión de principios el que la corrupción de unos no sea valorada de distinta manera que la corrupción de los otros; es cuestión de principios el que no sea soslayada la falsedad de las proclamas regeneradoras de quienes, en cínico ejercicio de demagogia y populismo, promueven un tipo de sociedad en que la corrupción es componente intrínseco de la arbitrariedad con que es gobernada la nación, hasta el punto de llevar la podredumbre incluso al último rincón de la vida cotidiana.
.
Pero asentados esos principios, establecidos como condición sine qua non, precisamente porque ha de primar la decencia y la razón, hay que ser conscientes de que una democracia que no produzca prosperidad y bienestar está condenada a generar descontento social, a causar la confusión entre los ciudadanos acerca de la bondad de las instituciones de éste, el menos malo de los sistemas de gobierno concebidos por la ciencia política. Sin una economía que funcione, que tenga la capacidad de suministrar los recursos para que cada cuál provea tanto sus necesidades individuales como las aportaciones imprescindibles para el sostenimiento del estado, surge invitablemente la tentación del adanismo y la irracionalidad, de la reedición de soluciones fracasadas que desembocan en catástrofes colectivas de las que sólo los menos informados no guardan memoria.
.
Y es por estas razones, porque la responsabilidad y no el sectarismo, porque la inteligencia y no la visceralidad han de guiar a los líderes más conscientes de la realidad a la consolidación de los principios constitucionales, la integridad de la nación y la recuperación económica, por lo que cabe afirmar sin ambages que cualquier asomo de acuerdo con una fuerza política, cual es el caso de Podemos (empeorar), que da indicios suficientes de suponer una amenaza tanto para la democracia liberal y la limpieza en los comportamientos públicos como para la prosperidad y solidaridad de los españoles, que cabe decir de aquellos que se avengan a tratar el futuro de España con el partido del chavismo antieuropeo que carecen de principios y del más mínimo sentido de la responsabilidad.

En efecto, es cuestión de principios, de la necesidad de que primen los componentes fundamentales de la vida democrática: el respeto a las leyes, la independencia de poderes, la convivencia nacional, la libertad de los ciudadanos, los derechos civiles…todos esos elementos que hacen de la cultura política occidental y europea, en estos albores del siglo XXI, un peligroso punto de comparación para los regímenes autocráticos y fallidos, para los grupos fanáticos y violentos, para los poderes fácticos dedicados a la explotación y al crimen. Es cuestión de principios el que, en cualquier pacto que se pueda plantear, participen quienes no pueden poner en peligro esas conquistas de nuestra democracia, recuperada tras tantos años de dictadura; es cuestión de principios el que la corrupción de unos no sea valorada de distinta manera que la corrupción de los otros; es cuestión de principios el que no sea soslayada la falsedad de las proclamas regeneradoras de quienes, en cínico ejercicio de demagogia y populismo, promueven un tipo de sociedad en que la corrupción es componente intrínseco de la arbitrariedad con que es gobernada la nación, hasta el punto de llevar la podredumbre incluso al último rincón de la vida social.
Pero asentados esos principios, establecidos como condición sine qua non, precisamente porque ha de primar la decencia y la razón, hay que ser conscientes de que una democracia que no produzca prosperidad y bienestar está condenada a generar descontento social, a causar la confusión entre los ciudadanos acerca de la bondad de las instituciones de éste, el menos malo de los sistemas de gobierno concebidos por la ciencia política. Sin una economía que funcione, que tenga la capacidad de suministrar los recursos para que cada cuál provea tanto sus necesidades individuales como las aportaciones imprescindibles para el sostenimiento del estado, surge invitablemente la tentación del adanismo y la irracionalidad, de la reedición de soluciones fracasadas que desembocan en catástrofes colectivas de las que sólo los menos informados no guardan memoria.
Y es por estas razones, porque la responsabilidad y no el sectarismo, porque la inteligencia y no la visceralidad han de guiar a los líderes más conscientes de la realidad a la consolidación de los principios constitucionales, la integridad de la nación y la recuperación económica, por lo que cabe afirmar sin ambages que cualquier asomo de acuerdo con una fuerza política, cual es el caso de Podemos (empeorar), que da indicios suficientes de suponer una amenaza tanto para la democracia liberal y la limpieza en los comportamientos públicos como para la prosperidad y solidaridad de los españoles, que cabe decir de aquellos que se avengan a tratar el futuro de España con el partido del chavismo antieuropeo que carecen de principios y del más mínimo sentido de la responsabilidad.

Gracias Iñaki, por ser unos de los pocos referentes que hay en este pais, España. Muchas gracias

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal