12 ene 2016

Juicio y prejuicio

Por: Iñaki Gabilondo

Hay 49 Comentarios

Para el nacionalista español que se autodenomina Witness : Fíjese si el nacionalismo PUEDE LLEGAR a ser malo que sólo hace falta recordar Alemania, (y también Francia -colonialismo- , y también Bélgica -Leopoldo II-, y también España...).

Y que hacemos con Gibraltar, Ceuta, Melilla. ¿Es "patriotismo constitucional" ?

En cuanto a Podemos. Continuo pensando lo mismo. En términos de financiación, transparencia, no creo yo que ningún partido español pueda lanzar la primera piedra.

"Hacienda somos algunos". Antón Losada. 12/01/2016 - eldiario.es
.
.
«Por si a alguien le quedaba alguna duda la abogacía del Estado lo ha afirmado de manera textual, en la solemnidad de un tribunal de Justicia. Hacienda somos todos solo es un eslogan publicitario, igual que "Ya es primavera en El Corte Inglés", "Nocilla, qué merendilla", o "Dijo el toro al morir: siento dejar este mundo sin probar pipas Facundo".
.
Hacienda solo somos algunos es la cruda realidad que ha evidenciado la abogada del Estado, un tanto cegada por esa prepotencia tan de cuerpo superior del Estado. Concretamente quienes cobran una nómina mensual con su pertinente retención, esos autónomos que liquidan cada tres meses su IVA como buenos creyentes, los pensionistas que ahora copagan sus medicinas o los dependientes y sus familias que resisten cada día como pueden esperando a la caballería. Ustedes conocen mejor que yo el resto de la lista de quienes sí son Hacienda, pagan sus impuestos y sufren las políticas de sufrimiento masivo decretadas precisamente por quienes ni son, ni se sienten Hacienda.
.
Hacienda no son Rodrigo Rato, ni Bárcenas, ni todos aquellos que se han beneficiado de la amnistía fiscal decretada por este Gobierno en nuestro nombre y pretendiendo que además estuviéramos agradecidos a los defraudadores. Hacienda tampoco son Amancio Ortega, ni los Alba, ni los Botín, ni los demás grandes patrimonios que disfrutan de las comodidades de ese paraíso fiscal llamado España mientras imparten lecciones de sacrificio patriótico y cultura del esfuerzo.
.
Hacienda no son las grandes empresas y corporaciones de este país que tributan a una media por debajo del 10% de sus beneficios, mientras los sueldos de sus ejecutivos y consejeros multiplican por veinticinco el salario medio de sus empleados. Hacienda tampoco son los más de trescientos cincuenta mil millones de euros que cotizan a menos de un 5% blindados tras las decenas de artefactos fiscales puestos a su servicio. Ustedes también conocen mejor que yo la larga lista quienes no se sienten obligados por Hacienda pero sí con el derecho a decidir quiénes son Hacienda.
.
Por supuesto, y no sabemos si por derecho divino como en los buenos tiempos, Hacienda tampoco es la infanta Cristina, que lo continúa siendo mientras su hermano elige el rimbombante marco del Salón del Trono del Palacio Real para explicarnos lo grande que es la historia de España y los enormes e incontestables éxitos que conseguimos todos juntos cuantos trabajamos unidos. En casa del herrero cuchillo de palo, y en la del Rey, cucharilla».
.

Don maresme:
El nacionalismo es la más indeseable de las ideologías porque, al revés que el liberalismo o el socialismo, confina a los seres humanos en fronteras estrechas que los empobrecen y limitan. Por eso puede hablarse de nacionalismo catalanista y no de nacionalismo español con relación a Cataluña. Como en otras ocasiones un servidor ha dicho en estas páginas, la España constitucional incluye a Cataluña, la Cataluña de los nacionalistas excluye a España; la España constitucional distribuye solidariamente en función de la riqueza, la Cataluña de los nacionalistas niega que las autonomías menos prósperas del Estado merezcan la solidaridad de la kiristocracia soberanista que mal gobierna al pueblo de Cataluña desde sus muy amplias competencias; la España constitucional ampara, protege y alienta todas las culturas tradicionales que hoy conviven armónicamente en el Estado, la Cataluña de los nacionalistas segrega, amedrenta y persigue a cuantos ciudadanos no quieren aceptar el exclusivismo etnizante con tintes xenófobos que practican las fuerzas soberanistas.
.
A los nacionalistas catalanes hay que oponerse no por catalanes sino por nacionalistas. Hay que darles réplica constante porque siempre cabe la esperanza de que, en algún momento, las neuronas les puedan servir para redimir los espasmos de las vísceras y acaben por comprender que la aversión que producen en gran parte del resto de los ciudadanos tiene su origen no en la catalanidad, como erróneamente suponen, sino en la apelación al carácter excluyente de la nacionalidad decimonónica sobre el que asientan sus actitudes públicas y, lo que es peor, sus manifestaciones políticas. Si España tiene sentido en el siglo XXI, no es porque sea un hecho sociológico e histórico que adquiere justificación por confrontación a otros sino, al contrario, porque constituye una etapa o estadío en la integración de los europeos hacia un futuro cada vez más lejos de su horrendo pasado nacionalista.
.
Por otra parte, Podemos (empeorar) no es un parvenú sin biografía sino un movimiento con raíces bolivarianas indudables y que, por ello, tiene un programa político con prácticas conocidas que es posible juzgar por sus resultados...catastróficos. Tanto más inquietante parece el partido de Pablo I. cuanto más se evidencia el afán de disimular esa condición chavista. Al cabo, el que haya indicios de que Irán, el aliado islámico preferente de Chávez, pudiera haber contribuido a financiar al podemismo no tendría nada de extraño.

"Entre el clavel blanco y la rosa roja, su majestad escoja". Quevedo a la reina doña Isabel de Borbón -coja-, primera esposa de Felipe IV de las Españas.
.
Juicio: 1. m. Facultad del alma, por la que el hombre puede distinguir el bien del mal y lo verdadero de lo falso. 2. m. Estado de sana razón opuesto a locura o delirio. 3. m. Acción y efecto de juzgar. 6. m. Der. Conocimiento de una causa en la cual el juez ha de pronunciar la sentencia.
.
Prejuicio: 1. m. Acción y efecto de prejuzgar. 2. m. Opinión previa y tenaz, por lo general desfavorable, acerca de algo que se conoce mal.
.
Perjuicio: 1. m. Efecto de perjudicar. 2. m. Der. Detrimento patrimonial que debe ser indemnizado por quien lo causa. 3. m. Der. Indemnización que se ha de pagar por un perjuicio.
.

para Antonio Justel:

tiene razón, una sociedad que se quiere justa, se avergüenza de las injustícias.
una sociedad como la española, en la que hay tanta desigualdad social, en la que una persona que ha robado una gallina puede merecer pena de nueve meses de prisión, y en cambio se hacen leyes a propósito para aliviar a los banqueros, la verdad es que lleva el moho en su interior.
Y si no se airea, llegará la podredumbre.
Y los ministros y presidentes llenándose la boca de legalidad. Y el jefe del estado, de lealtad institucional.
Si los ciudadanos aceptan esta condición de súbditos y se conforman con "la ley y el orden" en lugar de "la justícia y la democracia", luego que no se quejen.

Para el nacionalista español que firma como Witness: Tiene mucha manía a un partido político que ha tenido tantos votantes como para ser la tercera fuerza en el Congreso. Espere a ver cómo actúan, no tenga PREJUCICIOS, y fórmese un JUICIO.

que desmonte los argumentos de la fiscalia queria decir

Hablando un poco sobre el tema en cuestión, la justicia no creo que se mida en "para ricos" o "para pobres", sino quien se pueda pagar un buen abogado que desmonte los argumentos de la defensa o bien negocie un buen acuerdo con la fiscalía con respecto a uno de oficio que tiene 1000 casos en un mismo día.No es que sea mal abogado sino que no puede centrarse mucho en cada caso. Creo en la justicia española y creo en la aplicación de las leyes tal como están escritas. Dejemonos que la justicia trabaje y hay que respetar las decisiones judiciales.

OPINIÓN: ACERCA DE LA "DOCTRINA BOTÍN" (Con respeto para las personas) No importa a qué órgano del Estado corresponda conocer acerca de cuestiones impositivas, pues tanto la actuación del Ministerio de Hacienda como la del Poder Judicial, son expresiones concretas del Estado, por lo que todo poder ejercido ha de serlo por delegación y en nombre del pueblo español, de los ciudadanos, de quienes emanan todos y cada uno de los poderes. Y si eso es así, el erario público es de todos, Hacienda, por definición y concepto formal (Art. 31 de la Const.) es de todos y somos todos, y todos, por tanto, estamos legitimados para defender nuestros comunes intereses y derechos. (Arts. 2 - 106 y 117 de la Constitución) En algún momento posterior de nuestra historia, miraremos atrás y nos avengonzaremos de que, en pleno XXI, hayamos establecido, usado e invocado tal doctrina, una verdadera abominación con que encarar la verdad, la transparencia y la justicia. Saludos.

Mister Witness, tengo entendido que el tema de hoy de nuestro anfitrión versa sobre el juicio a Cristina Borbón, pero ya que usted prefiere versar sobre su enemigo preferido (y aquí tiene carta blanca y manga ancha) le recuerdo lo de Carmena, su cabalgata y demás salidas de pata de banco. ¡Carmena, no te perdonaré jamás! No lo olvide.

Publicado por: castelán | 12/01/2016 17:17:52
¡Uyyy qué miedo! ¡qué peligro el Pablostar ése! ¡y eso que todavía no le han dejado "meter mano"!
Nada que ver con la confianza y la tranquilidad que inspira Mariano. ¡Qué gran gestión! ¡qué país tan puesto al día que nos deja! ¡si es que no sabemos todavía lo agradecidos que tenemos que estarle!
Aquí le dejo un extracto de su obra, no sea que sepa usted en que siglo vive pero no en qué país...
"Rajoy, con la mayor cuota de poder estatal, autonómico y local, pudo revertir la situación como se hizo en 1959, sin embargo haría justo lo contrario. Tanto, que nos ha situado a día de hoy al borde del abismo y con los pies colgando. ¡Y todavía pretende repetir como jefe del Gobierno!
Rajoy ha elevado la deuda pública en un 50%, el mayor incremento de nuestra historia y la de Europa en tan poco tiempo, lo que ha destruido el futuro de las generaciones futuras; ha elevado los impuestos al mayor nivel jamás alcanzado y la carga fiscal sobre la familia media al nivel mas elevado de la OCDE, mientras reducía la fiscalidad sobre las grandes empresas al nivel mas bajo de Europa; ha incrementado el paro en “puestos de trabajo a tiempo completo equivalente” en 500.000 personas; ha elevado la desigualdad social al nivel mas alto de la UE; no solo no solucionó el problema de las pensiones sino que se ha fundido 44.000 millones de euros de la hucha de las pensiones y las mutuas, y ha llevado el déficit a una situación insostenible: 20.000 millones de euros estimados en 2016.
No redujo sino que incrementó el tamaño del sector público, los gastos no financieros del Estado pasaron de 200.068 millones en 2011 a 216.000 millones estimados en 2015. La remuneración de los asalariados se redujo en 40.000 millones anuales, lo que, para tratar de mantener el nivel de vida, ha llevado a una reducción del ahorro de los hogares del 10,8% en 2011 al 9,2% en 2015, la cifra mas baja de la serie histórica. No solo no cambió el modelo productivo de “especuladores y camareros” incapaz de generar crecimiento estable y trabajo digno, sino que lo afianzó reduciendo los salarios de los nuevos empleos a niveles de miseria. Ha permitido a los monopolistas abusar como nunca antes de su posición dominante. Solo el blindaje del dinero sin límite ni control del BCE permite continuar en este camino de perdición."
http://blogs.elconfidencial.com/economia/el-disparate-economico/2016-01-11/y-como-se-arregla-espana_1132640/
Un saludo

El caso de la financiación iraní de Podemos (empeorar) sirve para ilustrar otro aspecto de la cuestión suscitada por nuestro anfitrión.
http://www.elconfidencial.com/espana/2016-01-12/la-udef-investiga-a-podemos-por-financiarse-con-5-millones-de-euros-entregados-por-iran_1134208/
.
Lo cierto es que el prejuicio tiene un doble rostro: no sólo lleva a la condena irreflexiva de aquel a quien se considera extraño u “otro” por una u otra razón (desde deportiva hasta política, pasando por racial o étnica) sino también a la absolución igualmente visceral de quien es tenido por próximo. Y así, del mismo modo que se condena moralmente a la Infanta Cristina sin que medie sentencia judicial, se puede absolver, por ejemplo, al exjuez Garzón a pesar de haber sido juzgado con todas las garantías procesales. Es el mecanismo psicológico típico al que tan apegado se halla la evolución humana en su adquisición de la eusocialidad, de la integración en un ámbito de relación que acompaña la existencia. Por eso no resulta extraña esa tendencia exacerbada de la gente de izquierdas de creerse moralmente superior, más “decente” (la palabra escogida por el ambicioso Sánchez para zaherir e insultar a Rajoy) que la derecha, tendencia reforzada probablemente por una autorepresentación de la izquierda precisamente como “social” independientemente de los resultados que su actuación pública acarree.
.
La alegría por ser investigado, el orgullo de ser transparente y “no tener nada que ocultar” es una pose clásica de aquellos que son descubiertos en manejos poco claros, de aquellos sobre los que Justicia y/o Policía hallan indicios de comportamientos ilícitos.
http://elpais.com/diario/1994/02/16/espana/761353226_850215.html

.
Sin embargo, basta con que esa actitud vuelva aparecer en quienes se adjudican el prurito de la decencia para que inmediatamente el beneficio de la duda entre quienes se identifican con dicho grupo (en este caso, Podemos (empeorar)) busque todo tipo de excusas y de explicaciones victimistas exculpatorias que, en el fondo, son primariamente autoexculpatorias por procuración.
http://www.elconfidencial.com/espana/2016-01-12/iglesias-se-pone-a-disposicion-de-la-udef-para-facilitar-la-investigacion-de-sus-cuentas_1134501/
.
Los experimentos de los psicólogos sociales con grupos formados arbitrariamente basándose en cualquier elemento aleatorio (arte, deporte, etc) ponen siempre de manifiesto el mismo patrón: los participantes siempre clasificaban al grupo externo por debajo del grupo interno. El tribalismo, por desgracia, forma parte de la naturaleza humana; quien tiene conciencia de su efecto ubicuo puede precaverse buscando activamente la imparcialidad… cosa distinta es que la logre.

Tranquilos, aún no hemos tocado fondo.
Estamos en la fase de mal olor.
Luego viene la descomposición.
Finalmente las moscas y los gusanos.

Cuando uno no tiene vergüenza se le llama sinvergüenza.

En este país existe lo que se ha venido en llamar "la pena del telediario". En cuanto aparecen pruebas que aportan los periodistas de investigación o un partido político, como es el caso Nóos, ya nos vamos haciendo a la idea de la culpabilidad del presunto implicado, que luego será imputado. Aunque el gobierno haya cambiado esta palabra por otra, seguiremos llamando imputado al imputado.
En EEUU saltó el escándalo Madoff, un tipo que estafó miles de millones de dólares, generalmente a gente rica, que fue descubierto y juzgado en poco tiempo. Le condenaron a 30 años o algo así. Al ciudadano no le dio tiempo a encausarle, la justicia ya lo había hecho en tiempo récord. Su hijo, que también estaba implicado, se suicidó.
Pero en España nos da tiempo a todo porque la justicia es muy lenta, segura pero lenta. El caso Nóos, que es el que nos trae a este comentario, está ya juzgado y condenado por la ciudadanía. Ya puede hacer lo que quiera el abogado defensor de Cristina, el fiscal Horrach, que para nosotros es culpable. Si la exoneran será peor, porque nos dará la razón, y más si tenemos en cuenta que la primera acusación contra ella fue de la Hacienda Pública, que luego por presiones de ya se sabe dónde, retiró la acusación y hoy la defiende a capa y espada. Lo que le pase a su marido no le interesa a nadie de esa parte de donde provienen las presiones. Para más inri, la abogada del Estado, que se supone defiende a los ciudadanos, quita hierro a la acusación por fraude a Hacienda diciendo que lo de "Hacienda somos todos" es sólo un slogan, que no tiene importancia, y el ministro de Justicia la apoya. ¿No es inaudito?
Urdangarín lo tiene difícil para no entrar en la cárcel, pero Cristina, casi estamos seguros que no sufrirá pena alguna, porque, como dijo su padre una vez, la justicia es igual para todos. Además, Rajoy ya se permitió el lujo de proclamar en televisión su inocencia y que sería absuelta. Casi nada, en una democracia.
Ante estas cuestiones que nos sublevan tanto, tenemos derecho a pensar lo que queramos y más si las pruebas que se conocen son irrefutables.
Pero esta justicia ciudadana no ocurre sólo en este país, está generalizada.
Todavía nos acordamos el juicio de los trajes de Camps. Todos sabíamos que era culpable. Las pruebas, el sastre que le tomaba las medidas, los impagos por parte de Camps, que luego se resolvían porque pagaba Correa o el bigotes. Todo salió en el juicio, sin embargo, el jurado, de mayoría votante del PP, le exculpó. Pero los ciudadanos ya le habíamos condenado, eso no nos lo quita nadie.

Por lo que parece y contrariamente a tu organización, en el PSOE son las bases las que indican el camino a seguir. Informaté y después escribes. Por otra parte si tus lideres son poco más o menos como tu, mejor estar lejos de ellos. Calmaté será mejor para todos y menos insultos. Feldefru te gusta mandar y hablar en nombre de los otros y eso es inaceptable en democracia. Salud.

La ley es la ley y la doctrina botin ... es la doctrina ad hoc

La ley es igual para todos. Comunistas o no comunistas. Y es la ley, se llame pepito perez o Pepito Borbon. Pero por ser quien es se le puede linchar o no. Si es pepito perez no, pero si es pepito borbon ¿si?. De ilusiones se vive. Alli y aká.

Sigue pagando la crisis estafa (no exenta de corrupción de gentes con muchos recursos) castelán | 12/01/2016 17:17:52

La democracia y la verdadera justicia exigiría que todo el mundo tuviera la misma defensa. El que tiene una defensa de primera no tiene las mismas posibilidades que el que no tiene recursos. La cárcel está llena de pobres y no son los que más roban ni tienen acceso a bienes públicos ni blacks.. Es todo una gran mentira

Vivo en el siglo donde Pablocristo Iglesiastar quiere tirar este templo abajo y construirlo en tres días. Vivo en un siglo que tanto se odia el sistema actual que todo el mundo conspira para que se cambie a los intereses de unos pocos comunistas y republicanos. Vivo en un siglo donde los políticos viven en la República Griega del Victimismo Trágico y que de su última lucha en las Termópilas Catalanas van a salir vitoriosos con sus 300 municipios rebeldes. Vivo en un siglo en que la gente prefiere creer a su vecino paleto e ignorante porque le gusta lo que oye, a dedicarse a enterarse las cosas como son en realidad. Vivo en un siglo donde la gente quiere 600 euros al mes regaladas cobrándole a los que trabajamos un 45% de IRPF, y volver a la edad de piedra financieramente, ya que se necesitará una nueva moneda (llámenla el "pavo") porque ni la peseta sería tan baja si la restauráramos al salir del euro. Vivo en un siglo en que el proletariado quiere controlar los medios de producción con el dinero de otros. ¿En que siglo vivo? votando la peña a Podemos sin leer en su programa político que quiere nacionalizar a todo extranjero que venga a este país (aumentan los gastos sociales y menos trabajo-ya somos 48 millones y subiendo), expropiar una parte de España con el referéndum, y legalizar a okupas (cuidado con tu casa de campo o de verano) y el cannabis (lean el programa político), pues vivo en la Revolución Rusa, es decir, principios del XX. Vuelvan al siglo XXI que Stalin hace mucho tiempo que se murió. O bien, tendré que criogenizarme y despertarme dentro de 20 o 30 siglos (casi mejor). Les recomiendo a todos los independentistas y republicanos de este país que vean la parte de la película de "La Vida De Brian" que dice "¿Que han hecho los romanos por nosotros?" pero suponiendo que el Frente Popular de Judea son catalanes (o republicanos en su caso) y los romanos son los españoles (o el reino de España en su caso). Similitudes, señor, similitudes a tiempos actuales. Siglo I despues de Pablo Iglesias.

Razones partidistas (y hay partidos en tales tejemanejes)
Razones de "Estado" impiden una verdadera Justicia
en los casos de corrupción, y hasta democracia

Ya fue una aberración la doctrina Botín y la actuación de los poderes públicos en tal asunto ... Y lo mismo los indultos ... Las corrupciones tardías (cuando apremian acreedores) Vivimos en la mentira. La prensa también las ha fabricado. La manipulación diaria es lo único real.

El caso es Iñaki, que si Manos Limpias actuara en contra de nuestros líderes, un poner, Pablo Iglesias, echaríamos espuma por la boca con el ultraderechismo, el franquismo y todos los ismos, pero el mismo pseudosindicato acusando a una infanta en contra de todo el ministerio fiscal ya nos parece fetén. Manos Limpias nos parece bien o mal dependiendo de quien ataque. Eso somos España. A mí particularmente me parece aberrante que un sindicato ultraderechista la haya sentado en el banquillo y mucho más después de haber visto a su representante de copas con el juez instructor. Pero como la moda en este pais infantiloide es ir contra la monarquía, pasaremos por alto esas pequeñas cosas sin importancia. No opino lo mismo de los otros imputados, que conste.

Como mera opinión personal, creo que Doña Cristina de Borbón es culpable, como mínimo, de ser la hija y hermana de quien es. De lo otro no está tan claro. No importa si un "vendeguindas" empieza a decir que este o el otro estaba implicado o implicada, sino que ante los jueces hay que demostrar las cosas con pruebas. La justicia y la equidad no son lo mismo. Tampoco es lo mismo inocencia y no-culpabilidad. la primera significa que se ha demostrado totalmente la inocencia del investigado mientras la no-culpabilidad implica que aunque hay pruebas circunstanciales de la comisión de un delito, no hay pruebas suficientes para la imputación como cierto de un delito. Una vez, un juez me dijo: "Puede que la justicia no sea perfecta al 100% y que algún que otro delicuente pueda quedar absuelto por culpa de que no se pueda demostrar su culpabilidad, pero lo que no se puede permitir en democracia es que un inocente entre en prisión. Es una falta muy grave y un desprestigio para todo el Poder Judicial". Por lo tanto, creo en mi humilde opinión, que se ha llevado una "presunción de culpabilidad" a Doña Cristina, en lugar de su "presunción de inocencia", y solo por ser quien es. Valoro y respeto la acusación popular del sindicato "Manos Limpias" porque su acción es un ejemplo a la lucha contra la corrupción en este país. Es necesario más asociaciones como estas que protejan lo que es de todos. Pero son los jueces, en base al imperio de la ley, quien debe decidir si hay pruebas suficientes para imputarla o no. Y eso debe proponerlas la acusación. La acusación debe demostrar hechos con pruebas tangibles y no por suposiciones o declaraciones viciadas de los acusados. Es mi opinión, pero yo creo en la inocencia absoluta de Doña Cristina de Borbón. Solo de ella, porque no sé de donde vienen los demás. Doña Cristina no necesitaba hacer eso. Solo creo que es culpable de fiarse de su marido, y de que le ocultasen parte de los negocios (los sucios), a costa de que firmara los papeles de la sociedad que tenía con su marido. La justicia se representa como una mujer con los ojos vendados, una balanza en una mano y una espada en el otro. y así debe ser. No hay que ver a quien se juzga, si es rico o es pobre, si es de la realeza o de los suburbios. La justicia se basa solo en lo que pone la ley, y si eso no se respeta, no será justicia sino conveniencia. Un pueblo que lincha (o hace un pogromo) a una persona por cometer un delito atroz nunca está legitimado si se usa la violencia. Y así es la ley. Es como cuando piden que se resuelva políticamente cuando los políticos se saltan la ley. Nadie está por encima de la ley, ni políticos ni infantes. Y eso se ha demostrado en este país. Si sale absuelta, cosa que espero y deseo, habra gente que no le guste pero hay que tener en cuenta que un juez se juega una inhabiltación casi de por vida por prevaricación si procede hacer lo contrario de lo que la ley dispone. Si hay personas que no les gustan las leyes que tenemos, cámbienlas, para que los jueces dicten en favor de esas leyes, por ejemplo, la del referéndum consultivo (que no apruebo ni sonámbulo) cambiando la constitución, pero saltándose la ley, de eso nada. El que incumple la ley, es un delincuente y como delinciente hay que ponerse delante de un juez. Para eso están como uno de los poderes del Estado democrático de derecho.

Escrupulosamente doblando la cerviz ante quien debe, es decir, cree que debe. Es decir, parole para ir tirando... No más.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal