25 feb 2016

¿Qué dirán los militantes?

Por: Iñaki Gabilondo

Hay 132 Comentarios

Los militantes del PSOE pueden plantearse la opinión que se les pide dar de dos maneras: desde la perspectiva general de la sociedad, o bien desde la estricta consideración de las premisas de partido.
.
En el primer caso, los socialistas no deberían soslayar el parecer mayoritario de los electores, que se viene manifestando a través de diversas ecuestas desde que se conociera el enrevesado resultado del 20D. Los ciudadanos parecen preferir que los tres partidos moderados dejen al margen al partido prochavista y encuentren una vía de entendimiento con un amplio respaldo parlamentario. Se trataría, por tanto, de que la ideología socialista cediera el paso a la consideración de que el respaldo a un gobierno ha de venir avalado por los intereses generales de la nación y no por la satisfacción particular de una confrontación visceral izquierda-derecha.
.
En el segundo caso, los militantes no deberían desconocer el hecho de que una muy amplia proporción de los socialistas, muchos de los cuales han pasado por experiencia de gobierno y disponen de un bagaje de referencias muy considerable en el trato con los extremismos de izquierda que tanto daño han hecho histórcamente al PSOE, se manifiestan también contrarios a cualquier pacto hacia la izquierda que implique ofrecer al movimiento probolivariano un camino de acceso al poder. Una postura que también reflejan las encuestas. Podemos (empeorar), por supuesto juega con un componente intrínseco del propio PSOE: engatusa con la necesidad y lanza el anzuelo del interés. Intenta que la conveniencia y la idoneidad, que sólo desde la miopía y la desinformación se podría no considerar en contra del pacto con el partido probolivariano, cedan ante las demandas anímicas del sectarismo y la obtusa ambición por el cargo público.
.
http://elpais.com/elpais/2016/02/06/media/1454774153_690675.html?id_externo_rsoc=TW_CM
http://elpais.com/elpais/2016/01/23/media/1453564404_924348.html
.
Todos sabemos, sin embargo, que el acuerdo PSOE-Ciudadanos no suma los escaños suficientes para una mayoría de gobierno, por un lado, y que, por otro, Podemos (empeorar) sólo permite constituir un Ejecutivo en precario, sometido tanto a los peligros de “involución democrática” (PSOE dixit) que caracterizan al partido de Pablo I. como a la inevitable disolución de la soberanía nacional como exigencia irrenunciable del nacionalismo más periclitado. La participación del PP, en suma, se hace imprescindible por varios motivos: constituir una mayoría con capacidad de reforma cosntitucional; establecer un Ejecutivo capaz de mantener tanto la senda de la recuperación como el crédito internacional de nuestra economía; y emprender la negociación sosegada de acuerdos duraderos sobre asuntos fundamentales como, por ejemplo, la educación.
.
Cabe, así, volver a algo planteado en estas páginas. Dado que, al parecer, no hay posibilidad alguna de acercamiento entre el Presidente del Gobierno en funciones y Sánchez para la investidura de ninguno de los dos (la próxima sesión parlamentaria no apunta sino a una confrontación dialéctica sin resultados tangibles), quizá sea llegado el momento en que el Rey comience a explorar otras posibilidades al margen del encargo de la formación de gobierno a los líderes de los partidos mayoritarios.
.
Para ello, claro, don Felipe habría de tener la aquiescencia previa de, por lo menos, los partidos que aglutinaran los tres quintos de las Cortes, porque no se trata de una iniciativa ortodoxa e implica cierto riesgo de incomprensión cuando no de rechazo agitador por parte de la izquierda republicana más extremista y de la parte más antimoderna del electorado. Los pasos a seguir podrían ser, por ejemplo: la convocatoria del Consejo de Estado para la confección de una terna de nombres de prestigio; la consulta del Rey con los partidos comprometidos con la idea; la selección del candidato aceptable por todos ellos; y la investidura de un gobierno que administrara el país a tiempo definido en tanto los partidos políticos se dedicaban a acodar un programa de reformas que habrían de ser remitidas al Ejecutivo para su aprobación y aplicación. Si dichas reformas implicaran el cambio constitucional, la naturaleza “técnica” del gobierno no sería así un obstáculo para el inicio del tortuoso proceso que requiere nuestro ordenamiento actual.
.
No se trataría, por tanto, realmente de una Gran Coalición, sino de una Gran Confluencia de voluntades con un objetivo patriótico y no partidista, al margen de cualquier intento de reactualización de las “dos españas”.

Cuando, en 1978 deposité, mi ingenuo y joven voto, nunca pude imaginar los niveles de hartazgo, desencanto, vergüenza y estupor al que podría llegar en mi madurez ante el lodazal de corrupción en el que nos han sumergido. Corrupción invasiva y omnipresente en todo lo alto y ancho de la política española . Ahora nos encontramos frente a una situación indeseada, tal vez porque se sigue votando al cleptómano bien forrado y con facilidad para costearse grandes campañas electorales y los mejores asesores de todo tipo. Tenemos que apechugar con el bochornoso espectáculo de unos indeseables ,"investigados" por supuesto, a los que debemos tratar prudentemente de presuntos cuando, a veces, todos los indicios señalan la dirección de sus fortunas a buen recaudo en paraísos fiscales.
Tengo amigos y familiares de otros países europeos a los que tengo que aclarar continuamente nuestras circunstancias y que, afortunadamente, esta corrupción, tratada con una notable atención por muchos medios informativos de los países democráticos europeos, no solo no afecta a nuestros funcionarios, si no que, además, son estos los que están descubriendo, investigando, persiguiendo o juzgando todos los casos, incluidos los que la prensa y noticiarios mundiales están dando a conocer. Nuestros policías, guardia civil, jueces y multitud de otros funcionarios públicos, además de periodistas y la la opinión pública están luchando para que muchos españoles sigamos creyendo que esto tiene solución. Por eso apoyo los acuerdos entre PSOE Y CIUDADANOS, el primero con gran parte de la elección aprendida y padecida y ,el otro, con las credibilad que le confiere su dura lucha contra corruptos catalanes y del resto de España y la expectativa de ser nuevo en la política nacional.

PRIVILEGIOS DE NUESTROS POLÍTICOS


Más de 22.000 personas ya han firmado para que Barberá devuelva el sueldo que cobra sin asistir al Senado.
Su absentismo no le impide, sin embargo, cobrar una nómina que supera los 4.600 euros mensuales


http://www.infolibre.es/noticias/politica/2016/02/23


Primera reflexión:
Aún recuerdo cómo el Sr. Pedro Sánchez defendía en plena campaña las siglas del PSOE como las de un partido puro de izquierdas. Y cómo estas afirmaciones se entremezclaban con otras dirigidas a adjetivar sin ninguna duda el corte político de derechas de C´s. Para más inri, las propuestas del programa del PSOE parecían confundirse incluso con las desarrolladas por Podemos o por IU-UP en sus respectivos documentos de promesas electorales.
Pues bien, si el PSOE ha conseguido poco más de cinco millones de votos con un discurso de pura izquierda, es de entender que entre esos votantes no han de estar los de corte más light, o de socialdemocracia "moderna", o de centro-izquierda-derecha moderado. Entonces, con este "gran pacto" con la derecha que tan lamentablemente han escenificado, ¿qué esperan recibir en contestación y en unas hipotéticas nuevas elecciones de esa gran masa de votantes de izquierda que se han creído sus promesas?

Segunda reflexión:
El pacto alcanzado por el Sr. Sánchez es un documento que lo compromete a desarrollar una línea de gobierno que se acerca a la derecha, alejándolo de la izquierda. De este modo, su socio de gobierno, C´s, se obliga a tutelar y apoyar dicho gobierno siempre y cuando se mantenga tal deriva hacia la derecha.
Ahora bien, si el PP decidiera una desinteresada y parcial abstención que permitiera al Sr. Sánchez alcanzar la presidencia, esa presidencia estaría lastrada al ser rehén de un pacto de derechas, con C´s, y de una mayoría para aprobar leyes que sólo podría materializarse viniendo de las filas del propio PP. Es decir, el PP podría seguir gobernando como derecha y desde la oposición, manteniendo a conveniencia la capacidad ejecutiva de un Presidente de paja que sólo tendría el apoyo real y comprometido del otro partido de derechas, C´s, siempre y cuando no se saliera del guión firmado.
¿Seguro que en el PSOE no se ha analizado esta posible opción? Yo creo que sí.

Saquean a millones de sus conciudadanos necesitados, les mienten, les engañan... mientras compran chalets... apartamentos, coches carísimos .... con el dinero que les han arrebatado en silencio de sus bolsillos, y aun así........ les dan su voto, les defienden, les adoran como ídolos...

Rajoy a Rivera: SABES QUE SIEMPRE ESTOY A TU DISPOSICIÓN .....

castelán | 25/02/2016 22:38:51
.
Y a mi amigo Quemiro, "pondérale" el Ministerio de Movilidad Exterior, que él también votó a IU.
.
Salud y ¡Buenas noches, que voy a ponderar un rato!

¿Dónde está Soraya?

castelán | 25/02/2016 22:38:51
.
¡Ah! Se me olvidaba. Yo voté a IU (3.67% de los votos). Así que, cuando vuelvas a repartir ministerios, yo quiero el de Libertades Perdidas, que 923.105 votos son un montón de votos (aunque d'Hont diga lo contrario).
.
Salud

castelán | 25/02/2016 22:38:51
.
Un 71% de los españoles votamos el 20D que no queriamos al PePé.
.
Así que no hagas cábalas "ponderadas", que ese 71% si que refleja fielmente lo que votaron los españoles en las urnas.

DE LAS POSICIONES POLÍTICAS Y LA FÍSICA PURA (Con respeto para las personas)¡... hay cables de distintos colores, de polaridad antagónica, dentro del sistema eléctrico, pero cuando se unen - ah, entonces - surge la luz...! ... y qué, qué maravilla es la luz ¿ no es cierto...? ¡...pues cómo y cuánto nos permite vivir...1 Saludos.

Es una vergüenza todo lo que está ocurriendo en este pais, primero mRajoy propone una coalición con Psoe y Ciudadanos pero sin saber nada de Podemos, Sánchez se niega y se lo piensa, luego Raoy no asume le predidencia del gobierno, , Sánchez forma coalición con Ciudadanos y dice que no le importa que se les unan de derechas ( o sea PP cuando antes no lo tenía claro) o de izquierdas, Podemos, cuando antes tampoco tenía muy claro como iban a repartir el pastel y ahora los del PP dicen que no se quieren unir a l Psoe ¿en qué quedamos señores? ¿se habrá visto semejantes incoherencias y contradicciones?; lo que pasa es que quieren nuevas elecciones y se piensan que esta vez van a tener mayoría suficiente, tanto el PP como el Psoe, o que Ciudadanos puede superar a Podemos en votos por si hay que hacer un posible pacto, pero mucho cuidado que a lo mejor son los más jóvenes, los inexpertos, las madres que llevan a sus hijos al Congreso los que ocupan los sillones de la mayoría en las Cortes y les estaría muy bien a los demás por manipuladores.

A mi me dá la impresión que todo se está redondeando para que haya nuevas elecciones.

Si solo se miran lo que han votado los españoles, los 13 ministerios de españa se repartirían, más o menos, de la siguiente manera, si asignáramos los valores mas positivos (en mi opinión) de cada uno de los programas políticos y ajustándonos al porcentaje ponderado que obtuvieron: Presidenca (PP), Economía (PP), Hacienda (PP), Interior (PP), Empleo (PSOE), Justicia (PSOE), Defensa (PSOE), Industria (C's), Sanidad (C's), Educación (Podemos), Agricultura (Podemos), Fomento (En Comú Podem); Exteriores (Compromís-Podemos)...y todos contentos y además, reflejando fielmente lo que votaron los españoles en las urnas.

Publicado por: Antonio Justel Rodriguez | 25/02/2016 20:12:24
.
Co respeto pra as persoas 'humáns', esqueciches remata-la cousa... Góstame moito o que chaman falar por falar porque noutro caso férvelle a sangue ó que cala, ¿non é? Inda onte ouvín decir a non sei quén, nin moito menos ónde, que en adiante non habería homes nin mulleres na cousa da orientación sexual, habería relacións sexuals uns con outros sen máis, que eiche semellante a decir a Esperanza de Al-Ándalus que "apoya el pacto con Ciudadanos pero no respalda el fin de las diputaciones". Non hai coma non calar quen sexa pra nos entender que íamos polo camiño bo, ou diritta via de Dante.

DESAPARICIÓN DE LOS PARTIDOS POLÍTCIOS - CONCLUSIÓN, SÍNTESIS (Con respeto para las personas)... ; por tanto - y aunque todavía esté esbozándose - efectuadas las elecciones, los electos accederían al Congreso a título personal, hecho por el cual no habría grupos diversos sino unidad entre congresistas y con libertad plena para regir y dirimir su voz y voto en todo momento; no creo que sea pedir ni esperar demasiado porque, sencillamente, es lo que cabe esperar que ocurra y, por tanto, y de forma ineludible - antes o después - nos corresponderá asumirlo y hacerlo posible porque, sencillamente, confiamos en que sea un método francamente con una civilidad implícita muy superior en relación con las élites de los partidos o grupos políticos tal y como los hemos conocido y los estamos conociendo aún. Saludos.

¿Acuerdo progresista y reformista? ¡Vaiche boa! ¿Zona templada y ambigua del centrismo? Esa también es buena.
.
Ahí se quedan el copago farmacéutico y la LOMCE, no se deroga la reforma laboral, sólo se le da una pequeña pincelada. Estruendoso ridículo el del PSOE cuando acusó a Podemos de mentir, para horas después verse obligados a reconocer que habían firmado un abaratamiento del despido y tener que modificar el acuerdo a posteriori.
.
Ridículo Ciudadanos, el partido que se vanagloria de luchar contra la corrupción al tiempo que hace lo posible por pactar con el PP, un partido que se empeña en fingir sordera y ceguera ante la mitad de catalanes. Recuerdo la frase de Rivera sobre la exhumación de fosas franquistas: "Los españoles de mi generación ya no hemos vivido ese problema", una frase que retrata la ignorancia de ese individuo, "he nacido en democracia, ergo tengo derecho a despreciar a personas que han vivido el horror de la guerra", como Ascensión Mendieta, una nonagenaria que ha conseguido recuperar los restos de su padre.
.
Estimada Hanna,
Moito falan do can que morde a man que lle da de comer. Pero eiquí somos máis de lamber a man que nos golpea.

A los militantes no les preguntan nada. Pactan con “Ciutadans” y no les preguntan si aprueban el pacto con ellos. Les preguntan si quieren estar en el poder con un gobierno guay de mucho progreso. Y, claro, dirán que sí, a ver quien dice no. Pero da lo mismo lo que voten que lo importante es quien cuenta los votos, como dijo Stalin. Y en este régimen no se cuentan los votos, como ha confesado la Junta Electoral, que es práctica “inveterada”. Si hacen eso con las elecciones oficiales, qué no harán dentro de un partido.

El criptogobierno del Opus alienta hoy a Sánchez y Rivera a ser unos golpistas, y reformar la Constitución saltándosela, sin cumplir las normas que la Constitución prevé para su posible reforma. Les empuja a una dictadura plebiscitaria. Servido por el opusino José Apezarena en El Confidencial Digital, el discreto sabelotodo del régimen:

“El arma secreta de PSOE y C’s para saltarse un bloqueo del PP en el Senado: el artículo 92.1
La Constitución establece que el Gobierno podrá convocar un referéndum para “decisiones políticas de especial trascendencia” con el visto bueno solo del Congreso
Los dirigentes del PSOE consultados por ECD ponen dos ejemplos de “reformas de gran calado” en las que se propone aplicar el artículo 92 de la Constitución, y convocar un referéndum: la supresión de las Diputaciones y la reforma de la Ley electoral”

Mensaje recibido.
Os dejo a vuestro onanismo cotidiano.
No quereis a nadie que cuestione vuestra mentira concertada...
Adeu

Felicito a los señores Sánchez y Rivera por haber llegado a un acuerdo que, posiblemente, terminará estrellándose contra el muro que Podemos y PP les ha levantado. Los felicito por su coraje, valentía y ejemplar decisión de pactar e intentar terminar con la indecisión que nos golpea. Ambos son representantes de un nuevo tiempo político frente a una derecha viejuna, gastada y arruinada por sus presuntas corrupciones y a una populista izquierda, inquietante y altanera. Sánchez y Rivera están intentando romper el círculo vicioso que amenaza con hundirnos en la parálisis política, en la inacción, en el dejarse llevar para hacer imposible llegar a algún sitio, en el bla,bla,bla infinito y a la espera de unas nuevas elecciones para ver que pasa, si es que puede pasar algo. Gracias a los dos jóvenes políticos que, al menos, han entendido la necesidad de entenderse, pactando y cediendo, para tratar de encontrar el camino que otros están cerrando tal vez por puros intereses electoralistas.

Gran innovación del régimen. Organiza un pacto entre PSOE-Caixadanos-Libertad Digital-La Gaceta. Lo que no pueda el Opus…Hay que ver a Federico Jiménez Losantos, y la cuadrilla que le ha organizado el opusino Luis Herrero, defendiendo al PSOE como el no va más de la responsabilidad. El mejor panegírico es de Agapito Maestre, uno de esa cuadrilla opusina: “Sánchez y Rivera han creado un espíritu público para todos los españoles. Están ganando. Ahora no importa el resultado de ese espíritu común. Lo importante es haber creado una nueva concepción de la política en España.” Tan divertido como el opusino Vidal Cuadras en La Gaceta, en plan Felipe González: “Por consiguiente, lo más seguro es que Pedro Sánchez se presente a la sesión de investidura acompañado exclusivamente de Albert Rivera. Y aquí es donde comienza el problema para el Partido Popular. Si tuviese alguna preocupación por el interés general, se abstendría acabando así con la incertidumbre que tanto daño está haciendo a la recuperación y podría sumarse a las reformas que tanto necesitamos.” Prodigios del criptogobierno del Opus.

La clave del pacto entre Sánchez, líder por el opusino IESE, y Caixadanos está en la proclamación del “hecho diferencial”. Esto quiere decir que los catalanes son más diferentes, o más iguales, que el resto, y por eso debemos rendirles todos pleitesía y darles nuestro dinero. Para eso creó la oligarquía catalana el Opus, que nos gobierna en la sombra desde el franquismo. Si todos nos sometemos a los dictados del Opus catalán nos dejarán vivir, si no organizarán “el barrizal interminable y la inestabilidad política”, como dice el opusino catalán Josep Miró Ardevol, con cargo en el Vaticano en el Consejo de Laicos. Esperemos que el Papa acabe pronto con estos Judas que nos mandan al “descarte”, como indica el juicio en el Vaticano contra el cura traidor opusino, Vallejo Balda.

Y, de llegar a la Gran Coalición, ¿qué es lo que lograremos en realidad? Hombre, pues, entre tantísimas cosas, como la de no movernos por temor a perdernos, por ejemplo, a seguir leyendo cosas como esta: «Rita Barberá: "No dimito. Ni me lo planteo"». ¡Ole tu gracia, serrana! Camps: Rita está triste. Rajoy: Rita dice que es inocente. Yo: Rita es carne de falla. ¿Cómo puede chocarle a nadie que se comporte así toda esa gente, si aún existe un elevado porcentaje de valencianos -donde valencianos, extrapolad con absoluta legitimidad- que mantienen la postura de siempre respecto a ellos? No son ASÍ porque sí, son ASÍ porque se les permite.
.
Según el historiador Paul Veyne, el imperio romano se estructuraba como una poderosa mafia, no había restricción alguna para practicar la ley del más fuerte y, gracias precisamente al clientelismo, sobrevivían los más débiles y dejados de la mano de Dios, los pobriños en todo sentido. El fraude, la estafa, el robo o la violencia no eran considerados delitos criminales que debieran penalizarse, sino privados, es decir, civiles. El imperio estaba formado por clanes, se tomaban la justicia por la mano y ¡ay de quienes no tuvieran su protector! Es decir, el PP nos hizo viajar en el tiempo, eso sí, siempre para atrás, y no le veo solución mientras exista gente que quiere vivir al cobijo de la Banda -de esta o de cualquiera otra-, que es de lo que se trata al fin y al cabo. ¿Habéis probado a convencer a uno solo de sus votantes? No es posible: es una cuestión de fe, de creencia, de dogma, nada se puede hacer con solo la razón, el argumento o la ética.
.
Así que, en teoría, no nos quedaba otra que descabalgarlos del poder lo antes posible, le están haciendo mucho daño a este país y se lo están merendando mientras nos entretienen con inculpaciones, imputaciones, aforamientos y acuerdos entre el PSOE y no sé quién, género chico o esperpento para consumir un pueblo viejo, exhausto, desesperanzado, sin criterio ni moral.
.
Y en vista de ello, es tal la altura de miras del PSOE, de Ciudadanos y de cuantos vengan a sumarse a 'ese plan regenerador y de cambio' -como el PP en la complicidad de la abstención o del ya veremos que nos queda por ver aún-, que siguen tomándose a coña 'lo de Catalunya'. El día en que nos despierte su independencia, el estratega Sánchez, Rivera tal vez, ordenará enviarles todos nuestros ejércitos, soñando despierto uno u otro con su nombre en los libros de historia, esa historia obstinada de día de la marmota de esta tierra ingrata o inhóspita... Por echar mano de eufemismos, claro.
.

De todos los líderes políticos que hay dentro del PSOE, el más práctico e inteligente es Pedro Sánchez, incluyendo a la reina del Sur.
Pedro Sánchez se vio acorralado ante el empuje de los que creía que eran sus fieles seguidores, eso que había sido elegido secretario general hacía un año y medio antes.
La reina del Sur y otros preferían a Madina y como quiera que salió Sánchez, sus deseos se vieron frustrados. Bien. Ante el empuje de los barones y baronesa, para dificultar al líder de su propio partido, éste propuso consultar a las bases cualquier acuerdo de gobierno que se alcanzase, ya que, esta prerrogativa caía en el comité federal directamente. Los líderes regionales creían a ojos ciegas que la posibilidad de acuerdo era solamente con Podemos. Susana Díaz y otros, que ya negociaron con ellos, vetaban esa posibilidad. Pero Pedro Sánchez, que ha demostrado tener mayor visión de futuro, ha cerrado un primer acuerdo de gobierno con Ciudadanos, qué casualidad, igual que Susana Díaz.
Como la aritmética no llega (130 escaños) sumando los dos partidos, el acuerdo de gobierno que se ha firmado ha quedado de una manera ambigua, dejando ciertos recovecos para el que quiera apuntarse, lo haga aportando y negociando sus propuestas.
Las bases del PSOE, que serán consultadas, tendrán que votar que SÍ, so pena que el Partido Socialista quede relegado a la nada y deje paso a Rajoy, que tiene intención de seguir en la brecha. Los militantes sólo tienen una opción de voto, el Sí a los acuerdos. El que ha firmado Pedro Sánchez con Albert Rivera es un acuerdo, sólo uno.
A partir del día 5 de marzo, cuando la dos primeras votaciones hayan resultado fallidas, porque Podemos habrá votado junto con el PP, que NO, quedarán dos meses para seguir negociando con el que quiera apuntarse a un nuevo gobierno de regeneración. Eso sí, sin imposiciones de políticos verdes en este juego de la política.
Primero negociarán el qué, para luego terminar con quienes quieren arrimar el hombro para sacar a España de la miseria. Hay dos meses por delante, hasta el 3 de mayo, que es el último día en que el rey disolvería las Cortes. Si eso ocurriese el PSOE y Ciudadanos podrían señalar al culpable de tener que ir a otras nuevas elecciones, que nadie quiere.
Con el SÍ de las bases, con la aprobación del comité federal y con un acuerdo de gobierno cerrado con posibilidad de ser compartido y aumentado por otros, sin imposiciones, la jugada maestra de Pedro Sánchez ha sido gloriosa.
El partido ha comenzado, la pelota se ha puesto en juego y ahora está en el tejado de otros, en Podemos, por ejemplo. Si no la quiere jugar por su soberbia o por su negativa a comprometerse con el bienestar de la gente, allá ellos, pero eso lo sabremos.
Si hay una nuevas elecciones los votantes tendrán más claro qué es lo que habrá que hacer, quién es el más listo de la clase y quién el torpe.

Por respeto a la/s persona/s que me han aludido, dejo confesado aquí mi no sé si muy grave o sólo presunto pecado de posible compadreo populista que encierra la última línea de mi último comentario: donde conjugué el verbo disfrutar en primera persona del plural, en realidad debería haberlo hecho, de ser sincero, en la segunda persona de dicho plural, o sea. Por lo demás, sólo me he limitado a transcribir sendas declaraciones de Sáenz de Santamaría y de Errejón sobre el acuerdo Psoe-Ciudadanos. Lo cual que, más allá de hablar de jaula de grillos, no he dado mi opinión de absolutamente nada, ni motivos ni ganas tengo de pararme a ver qué grillo entona mejor o está más cargado de razones o buena intención.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal