02 mar 2016

Investidura y Otegi

Por: Iñaki Gabilondo

Hay 33 Comentarios

Pues visión contradictoria la que percibimos querido Iñaki. Aires nuevos hay, sin la fuerza que a muchos nos hubiera gustado, pero los hay. Perfección, por supuesto que nunca se alcanzará, pero desde luego ante propuestas verdaderas de izquierda y con hechos políticos constatados como los que se pueden observar en podemos, la imperfeccón de Psoe'cs es mil millones de veces más imperfecta que las políticas de izquierda por las que abogan Podemos, Compromis, En comú podem e Izquierda Unida - Unidad popular. El pacto de Psoe - Ciudadanos, es como cuando a algunos nos mandaban realizar un trabajo sobre la Grecia Antigua en 5º de Primaria, que nos íbamos directamente a la Encarta e introducíamos en búsqueda: Grecia. No se puede comparar eso al trabajo loable de muchos en Podemos, y si no, mire usted las Cortes Andaluzas y las propuestas de Podemos y la sordera de los """""""""""Socialistas"""""""""" enciudadados.

"Donde las dan las toman" digo esto en referencia a la trifulca entre Sanchez y P. Iglesias. Si Sanchez se quiere hacer el heroe defensor patrio del partido impoluto y le reprocha a Iglesias su comentario sobre Otegi, pues Zas! toma hostia y te cuento de quien eres amigo: del señor X, sí de ese que está manchado de cal viva y actualmente un gran traidor a cualquier principio socialista

Creo yo que algunos / bastantes de los diputados del PSOE debían mirar con envidia el proyecto de Podemos.
A los más viejos del lugar les debía recordar el proyecto del PSOE de hace 30 años.
Los socialistas se están aburguesando en tiempo rècord.

Insistiendo de nuevo, y no se le dé más vueltas, al menos por la gente de buena fe: El PSOE no llega a un acuerdo con Podemos por un referéndum arriba abajo, sino por las POLÍTICAS ECONÓMICAS Y SOCIALES de Podemos, ¡ay, Europa! ¿Ha quedado meridianamente claro, hijos míos? Peeeeero... ocurre que esto no lo puede destapar un partido que quiere pasar por socialista, y esa es la razón de que se les llene la boca de continuo de referéndum, referéndum, referéndum, referéndum, referéndum, referéndum... Comúnmente, a esto, se le llama asirse a un clavo ardiendo, ¿no?

He oido que Pedro Sánchez decía que ¿qué hubiera pasado si el llega a decirle al Rey que no aceptaba ser candidato para la presidencia del gobierno?, parecía como si dijera: temed porque os he hecho un gran favor; yo no entiendo mucho de política, pero si eso hubiera pasado, lo único que pasaría es que se hubieran convocado nuevas elecciones o que el Rey hubiera elegido al candidato ¿no?

Yo unicamente entiendo la salida de Otegi como que va a favorecer a la politica territorial que plantea Pedro Sánchez, no le veo otro sentido.

'Yo me lo guiso, yo me lo como'. Con este dicho popular se podría resumir el "cambio" del que presume el candidato fallido. Como si de una final de 'MasterChef' con un sólo aspirante se tratara, con el veredicto del jurado echado (el papel que ha impuesto - ya tenemos el nuevo primer impuesto del futurible gobierno - a las fuerzas, o ingredientes "contrarios" al cambio), y con lo que se ofrecía como una armonía de aromas convertido en 'agua de borrajas'
.
Los platos se cocinan en equipo con todas las fuerzas, o ingredientes del cambio, reunidas en torno a la misma mesa, como hoy en el Congreso, en donde se ha sometido a 'd e b a t e' de todos, no como el simulacro de negociaciones bilaterales que, tristemente, ha convertido el rodillo de las mayoría en el juguete, en el chantaje de la minoría.
.
Mal ejemplo del "cambio" tratar de imponerse una minoría apartando del debate, con mayúsculas, a la mayoría. Tantas llamadas a abrir mesas de debate por el pacto de esto y de lo otro, plurales, en el que se reúnan todos los agentes directamente relacionados con el asunto a tratar, ¡y nos vienen con esta pantomima de bilateralismo a saldo!
.
Esto no es el 'cambio', no es ni eficaz, ni eficiente, las dos palabras más usadas en el simulacro de 66 páginas que algunos, arrogantes, califican de plato exquisito, eficiente.

Acabo de asistir al debate en el congreso y estoy decepcionado con la llamada izquierda, que va a permitir que esta situación se prolongue con otras elecciones, elecciones innecesarias si Podemos,sobre todo, hubiera tenido grandeza, que es lo que se esperaba de este partido que se proclamaba como partido de nuevo talante innovador. Pues no, siguen con los parámetros de la "casta", quieren nuevas elecciones para arañar mas votos al psoe sin tener en cuenta el costo que va a tener para el pais. Si hay nuevas elecciones conmigo que no cuenten.
Lo de Otegui fue una vergüenza, otra mas a añadir a la colección de vergüenzas que atesoramos los españoles que no abrimos la boca en su defensa. En defensa de la justicia.

Yo soy muy pesimista sobre que España siga existiendo en los próximos años. Veo un final como el que tuvo la URSS. pero en pequeño. Y esperemos que no derive en una catástrofe.

individuos en función de sus merecimientos individuales a lo largo de un curso normal de vida; y c) Que, excepto los impedidos e inválidos, todos tenemos la obligación y el deber de trabajar y pagar impuestos a fin de contribuir equitativa y solidariamente al sostenimiento de las cargas del Estado.
Ya habrán estudiado ustedes tanto la historia pasada y la presente para darse cuenta de que tal sistema - el comunista -ha conducido cuando ha obtenido el poder - y está pasando en este momento - tanto a la ruina económica como a la ética-moral de las sociedades afectadas, así como a acciones directas sobre quienes alzan la voz, los cuales han sido y son reprimidos una y otra vez, sistemáticamente, con destierros, cárceles, torturas, gulags, expropiaciones, simulaciones, falsas acusaciones, desapariciones y muertes; amén del increíble daño social y de conciencia producido, el cual precisará para su regeneración natural de varias generaciones ya semi-perdidas. Salud, sean prudentes.

Fragmento, copio y pego lo publicado hoy por txarlibraun a las 17:59:56;

> Hoy en el debate de la réplica y contrarréplica hemos visto a un Rajoy desmedido, insultante, chabacano y desfasado. Nos ha resumido el estado de la nación en un par de minutos, conseguido por su gobierno, que nadie más podría haber logrado. Sin contar, por supuesto, la desigualdad, la pobreza, la austeridad y la indignidad de gran parte de los ciudadanos de este país. Eso no le importa, lo que cuenta es que ha salvado a la banca al costo que sea.
Pedro Sánchez le ha contestado con contundencia y le ha puesto en su sitio, es decir, fuera del Congreso de los Diputados. Le ha llamado tapón, sin ser un insulto, como cuando le dijo que no era una persona decente; luego se ha demostrado fehacientemente que no lo es. Decía lo de tapón porque obtura una salida honrosa a lo que podría ser un Partido Popular normal, sin escándalos, sin corrupción. Rajoy no deja que su partido se limpie, si está Rajoy permanecerá sucio y enfangado. Pero como la democracia interna del partido es muy suya, pues no sale nadie a ponerle el cascabel al gato <.

Es el oscurantismo, el mafioso silencio corporativo del PP, con Rajoy como mascarón de proa, el que impide el afloramiento del variado estercolero oculto en las cloacas de Génova, 13.

Bien, como dice Pedro Sánchez, ya se ha puesto en marcha el reloj democrático. Ya tenemos a los contendientes en la arena política, allí donde queríamos los votantes. Es un encuentro a tres, sí, a tres. Rajoy está liquidado.
He oído comentarios sobre el discurso de ayer de Pedro Sánchez. Unos dicen que es un pez, que es frío, que le falta énfasis. Parece que echan en falta a alguien. No sé, ¿quizás a Aznar? Un hombre que hablaba sin despegar los dientes , que se repetía como una cotorra: "Váyase, señor González" o " España va bien". ¿Eso queremos en un orador? No creo. Pedro Sánchez , el pez, Aznar, la cotorra. Y Rajoy ¿Qué es? ¿un gracioso del club de la comedia? ¿El faltón, insultador que sólo hace gracia a los suyos? ¿Nos hace falta gente así? No parece.
Pedro Sánchez nos propuso ayer un acuerdo de mínimos para conseguir un gobierno que lleve a España a un futuro mejor. Hay 200 puntos en el escrito que sería tedioso recapitular ahora.
Hoy en el debate de la réplica y contrarréplica hemos visto a un Rajoy desmedido, insultante, chabacano y desfasado. Nos ha resumido el estado de la nación en un par de minutos, conseguido por su gobierno, que nadie más podría haber logrado. Sin contar, por supuesto, la desigualdad, la pobreza, la austeridad y la indignidad de gran parte de los ciudadanos de este país. Eso no le importa, lo que cuenta es que ha salvado a la banca al costo que sea.
Pedro Sánchez le ha contestado con contundencia y le ha puesto en su sitio, es decir, fuera del Congreso de los Diputados. Le ha llamado tapón, sin ser un insulto, como cuando le dijo que no era una persona decente; luego se ha demostrado fehacientemente que no lo es. Decía lo de tapón porque obtura una salida honrosa a lo que podría ser un Partido Popular normal, sin escándalos, sin corrupción. Rajoy no deja que su partido se limpie, si está Rajoy permanecerá sucio y enfangado. Pero como la democracia interna del partido es muy suya, pues no sale nadie a ponerle el cascabel al gato.
Hoy se han estrenado dos políticos muy distintos en la Cámara. Pablo Iglesias, con su apariencia natural, nos ha soltado un mitin de los de campaña final. Con agresividad hacia el rival directo, que no es otro que Pedro Sánchez. No le importa que Rajoy se perpetúe en el gobierno, lo que le importa a Pablo Iglesias es quitarle votos al PSOE. Porque necesita tomar por asalto el sillón que le proporcione el dominio de la nación. Que la democracia me otorgue el poder que ya me perpetuaré yo en él.
Ha atacado al PSOE con todas sus armas, con vehemencia, por la espalda. Ha recordado, sin necesidad, los GAL, que ensombrecieron al PSOE, y ha hablado de la cal viva que manchó a Felipe González. No tenía por qué hacerlo, pero lo hizo por si a alguien todavía no le han contado la historia reciente de España. Hizo demagogia barata para conseguir más votos. Estuvo en plena campaña electoral. No es de extrañar, ya que no frece un programa creíble que pueda ser debatido.
Y salió Albert Rivera. Cuando todos tenían la impresión de que el catalán traía el pacto como último recurso, reaccionó cantándole al PP, y a Rajoy directamente, todas las verdades del barquero. No se dejó ninguna. Rajoy quedó desolado; si le faltaba poco para sucumbir por su ineptitud, Rivera vino a darle la puntilla.
Los protagonistas del acuerdo han sido los ganadores de este debate de investidura "sui generis", que no han conseguido desmontar los otros contendientes. La propuesta de los vencedores es válida, la contrapropuesta de los perdedores no existe. Esperaremos a la semana que viene, porque ésta, ya está perdida.

La ciudadanía asistimos a los debates del parlamento viendo las propuestas de unos y a las descalificaciones de los otros, leyendo entre líneas lo que cada cual quiere en el fondo y de verdad.
Pero en general nadie se apea del mismo burro en el que han estado montados hasta ahora, ejerciendo desde una altanería mediática que les permite el estado de derecho, y que paga la ciudadanía.
España pide a gritos un gobierno que nos saque de la indiferencia de una clase política, que comulga con los ojos cerrados con las ruedas de molino de la mala gestión pública, vista y consentida.
Con la impunidad de quien está a salvo de todo reproche.
España es un país que quiere salirse del monopolio y del vasallaje de unas clases políticas dominantes que dicen a las claras que o son ellos, o nos traerán el caos.
A nivel general o local.
Unos políticos que se declaran ante la opinión pública sin tapujos como unos intransigentes, que no comparten las responsabilidades, y que exigen su parte grande del pastel a cualquier precio.
A poder ser en exclusividad y por goleada.
Unos políticos que quiere una mayoría absolutista que les exima de tener que debatir.
Para seguir haciendo con su capa un sayo, gracias al poder omnipotente de los votos recaudados.
Pero en España no perdemos la memoria de un día para otro, refrescada a cada instante por la simple correlación de noticias que nos ponen al día de los hechos acaecidos y los actos que cometieron unos y otros.
Cuando tuvieron la oportunidad de ejercer libremente la responsabilidad pública de pleno derecho.
Del terrorismo recordamos todas las víctimas que fueron asesinadas sin derecho a defenderse.
Ellas fueron los únicos héroes.
En un mundo retorcido por las villanías y las corruptelas de quienes se creyeron con la libertad de decidir y de ejercer impunemente.
Sobre la vida y la muerte de los demás.

¿Por qué se ha parado todo lo de Gallardón? un tipo que estuvo más de una década en el ayuntamiento de Madrid, en pleno boom de la "deconstrucción" ¿Acaso no concedió licencias a tutiplem como todo alcalde de España? ¿por qué todas las investigaciones que conducen hacia él... decaen? Porque se supo retirar a tiempo como Guardiola.

La Monarquia,Felipe VI (Rey) tiene un problema grave con el PP.

Todo es nuevo amigo Gabilondo. Todo es nuevo porque desde hace un mes nos hemos acostumbrado a escuchar claramente las propuestas que ayer se hicieron. No estábamos acostumbrados a tanta información y a tanta explicación de los líderes en los medios de comunicación, incluso pasando por votaciones de partidos. Todo se sabía, pero no por eso deja de ser importante y nuevo.

Cromapons,
yo también sigo con admiración sus comentarios.
Tengo que felicitarle especialmente por el que ha enviado al blog de al lado, Del alfiler al elefante.
Saludos cordiales.

Maresmenc9
mire amigo yo cada dia entro en este blog y las pocas veces que mis comentarios ven la luz, unos alaban y otros critican, hoy tocó la crítica y sabe por que?, porque intento ponerme en la piel del excarcelado y veo como me he pasado 6 años encerrado por las razones que antes expliqué. 6 largos años en donde las conciencias democráticas han estado de vacaciones ante la gravedad del hecho en si, que ha recibido mas atención de la prensa internacional que de la nacional y sabe por que? por que en este pais hay miedo, hay miedo de ser libre, hay miedo de decir la verdad, hay miedo a escribir contra el poder y cuando digo poder no hablo de los politicos que salen diariamente en los papeles, sino en el verdadero.Un saludo de un lector que le admira.

Don nairobi:
Al contrario, para la salud democrática de este blog, un servidor debería expresar en él más a menudo la indignación con términos tan claros como los empleados en el post anterior. Igualmente en pro de que la democracia quede siempre por encima del totalitarismo, ya se llame Nacionalisocialismo, ETA o Comunismo - éste bajo cualquiera de sus disfraces cuando simpatiza con los anteriores, aun en sus variantes tropicales- cabe que la indignación se sobreponga a la náusea y llame a las cosas por su nombre en cuanta circunstancia se presente. Es el caso del día de hoy.

Rivera acaba de Knockear a Rajoy.

Cuanto discurso, cuenta palabrería para no decir nada...


Era previsible que cuando despertaran de su coma politico letal, se instalaria un caos anunciado por un sistema, "atado y bien atado", de partidos domesticados y con intereses divergentes de aquellos de la ciudadanía.
Ciudadanía que abre los ojos después de esa noche oscura de la luz cegadora de los focos de aquellos que decían haberles salvado del caos.


Misma sociedad, mismos males. No enfrentarse con los problemas, solo los pospone, nunca los resuelve...


Debate estéril para una ciudadanía impotente, frente a un sistema omnipotente...


La paradoja es que los intelectuales siguen sin identificar el orígen de nuestros males, a pesar de tenerlos delante de la nariz...
Bloqueo político, bloqueo moral, bloqueo cultural.


Si no nos atacamos a la esencia de nuestros males y seguimos focalizando en los detalles, que solo son el fruto de un sistema perverso, acabaremos dandonos cabezazos contra las paredes...
Tiene un nombre: constituyente.


Pero los oráculos de la sinrazón y la cultura "chamánica" de esa España que lo sabe todo y no admite nada. Aquél "testigo" cuya razón deslegitima al sentido común más basico, sigue teniendo baza en el póker de tahures de la ignorancia más rancia de un pais sin norte que el Sur gobierna a su antojo...

Quien nos ha robado el mes de Abril, PS.
https://www.youtube.com/watch?v=EWVNk5yJ2aI

Las sociedades necesitan cambios para ir evolucionando y algunos países pueden tomar consciencia antes que otros de esa necesidad, pero los pueblos llevan siglos aplicando la ley del más fuerte, y convencerles de que el poderoso caballero no puede ser don dinero es casi imposible. El único resquicio sería la instalación de una cultura donde los valores principales fueran la convivencia en armonía, el interés hacia el conocimiento en todas sus formas, y la toma de consciencia de lo efímero de nuestro tiempo. En encontrar las personas capaces de instaurar esos valores reside la dificultad.

Comienza el discurso del 'candidato' 'socialista' Rivera

Cromapons,
puede entender que esté completamente de acuerdo con usted sobre el silencio de "la progresía" española respecto a los asuntos de la periferia cercana.
Es fácil ser demócrata, y revolucionario de salón cuando hay que dar ánimos a indígenas de las antípodas que no cuestionan "lo nuestro."
Es más difícil mantener la convicción demócrata y la pulsión revolucionaria cuando se trata de ser coherente en asuntos que pueden cuestionar nuestro estatus. Por ejemplo en las reclamaciones de autodeterminación.
Está bien la autodeterminación para el Sáhara, el Tibet, los indígenas americanos. No está tan bien para los vascos y los catalanes, porqué esta periferia afecta a España.
Ante esta contradicción, suscribo su comentario.

Ahora bien, precisamente desde cierta discrepancia con el sr.Gabilondo, hay que reconocerle dos cosas. Una, su talante democrático indestructible, tenaz, demostrado. Su constancia en utilizar la palabra para tender puentes, para hacer reflexionar, para elevar la mirada y superar la mediocridad.
Y dos, la obviedad de que estamos aquí, en los comentarios dentro de su blog, donde nos permite discrepar e incluso criticar lo que él pueda decir, si lo creemos conveniente.
Y hay que recordar siempre que , es de bien nacidos, el ser agradecidos.
Por lo tanto, constatar el agradecimiento que merece el señor Gabilondo por su trayectoria entera, y por ser el artífice de que nuestra voz pueda ser escuchada aquí.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal