31 may 2016

Líneas rojas

Por: Iñaki Gabilondo

Hay 34 Comentarios

No ha habido partido alguno que teniendo mayoría absoluta no haya optado por dar preferencia a sus planteamientos políticos y económicos frente a los de la oposición. La izquierda lleva cuarenta años gobernando en Andalucía y, en esa comunidad, no se ha aplicado otras políticas que las socialistas, con las consecuencias que hoy comprobamos, por ejemplo, en niveles de desempleo, de rendimiento escolar o de corrupción, entre los más altos de España. Lo mismo sucede en cualquier otra parte de Europa. La cuestión de fondo es si ese comportamiento se atiene a la Ley, si responde a los principios constitucionales democráticos y si ha obtenido resultados en la mejora del bien común.
.
El PP ha tenido escasa capacidad para acordar políticas de largo aliento, que pudieran ser sostenidas más allá del horizonte temporal de su permanencia en el gobierno, es cierto, pero carece del menor fundamento la afirmación de que ello haya supuesto un grado diferencial de “absolutismo” respecto a los demás partidos que han estado en la misma circunstancia. De hecho, las únicas leyes de educación vigentes (excepto la última, con apenas un año de implantación) desde las tres mayorías absolutas de Felipe González han sido socialistas sin discusión alguna porque, al parecer, sólo la izquierda puede decir cómo se educa a las nuevas generaciones…y punto.
.
En ausencia de una mayoría incuestionable, no es que cualquier partido carezca de capacidad para dar prioridad exclusiva a su criterio sino que la única forma de cumplir con el principio de representación popular surge de la consecución de acuerdos en los que haya cesiones y aportaciones mutuas. Obviedades que parece haya que reiterar para entender que si, hasta ahora no había habido necesidad de consenso, tras las nuevas elecciones, tal encuentro en lo común por medio de la transacción política se hace imprescindible.
.
Que haya necesidad de consenso implica que exista una base sobre la que pactar: el marco constitucional y los acuerdos internacionales que vinculan a nuestro país con Europa. La Consitución establece la primera “línea roja”: la soberanía nacional; España pertenece por igual a todos los españoles y nadie puede quitarle al conjunto de los ciudadanos el fundamento de su vida comunitaria. La UE marca otra “línea roja”: estamos integrados en una economía a escala continental que nos suministra mercados, ámbitos de intercambio social, recursos financieros y moneda común; desatender los compromisos internacionales supone apartarse de nuestro entorno para volver al ensimismamiento secular anterior. Y, en fin, la tercera “línea roja” es la permanencia de nuestro país dentro de los estándares de “democracia plena” que ha venido disfrutando y que han sido mantenidos por socialistas y populares hasta hoy.
.
Teniendo esto en cuenta, no cabe duda de que los tres partidos situados entorno al centro poítico deberían ser capaces de encontrar la fórmula no sólo para gobernar sino para diseñar políticas a largo plazo que mejoren la vida de los españoles sin incurrir en las trasnochadas fórmulas del nacionalismo tribal o del marxismo-leninismo (aun bajo su careta bolivariana), superadas por la historia y fuente inagotable de ejemplos tanto de catastrófico fracaso socioeconómico como de regímenes autoritarios. Basta con que los tres partidos de centro derecha, centro y centro izquierda se sienten a hablar dejando al margen ambiciones particulares, intereses de partido o miedo escénico.
.
La recuperación económica está en marcha y desandar el camino que ha permitido trabajosamente superar la herencia zapateril sería una insensatez; otra cosa es buscar la manera en que sus efectos benéficos alcancen al mayor número posible de personas, en que se pueda enfrentar con garantías las nuevas dificultades que ya se avizoran y en que se consiga aumentar la libertad y el bienestar de los ciudadanos.

"A dire vérités et mensonges, les vérités sont les dernières crues." -proverbe oriental-

¡¡¡ OIGAN ¡!!., SÍ, a ustedes me dirijo, aquí, ahora y siempre se hace lo qué yo diga pero nunca lo qué yo haga; valla con el Mariano.
Este es el mensaje de Mariano y los suyos, incluido A. Rivera. Esto es lo qué quiere el “presidente en funciones” porque “YO” soy el elegido de los ciudadanos, los de A. Rivera también; aunque se le olvida un pequeño detalle “al presi”, aquí, ahora y mientras los “españolitos” qué ÉL, el Mariano ningunea., decidamos y por tanto y según lo qué se establece en el Apartado 2 del Artículo 1 de NUESTRA CONSTITUCIÓN, qué dice que : La soberanía nacional reside en el pueblo español, del qué emanan los poderes del Estado., fin de la cita, la gobernabilidad la obtendrá quien, A PROPUESTA DEL REY Y A TRAVÉS DEL PRESIDENTE DE CONGRESO, obtenga la MAYORÍA ABSOLUTA DEL CONGRESO DE LOS DUPUTADOS, según se es establece en los Apartados 1,2 y 3 de Articulo 99 de “NUESTRA CONSTITUCIÓN.
“BLANCO Y EN BOTELLA., Mariano”... Aquí y ahora, esperemos que sea por siempre, el qué gane las elecciones sin mayoría de gobierno tendrá que comparecer ante el Congreso de los Diputados a escuchar lo que decide el pueblo y, si la obtiene también.
Buenos y placenteros días.

Alguno se pregunta "¿Como se puede entender que al único partido que ha hecho algo para formar gobierno, incluso negociando con un partido de derechas, se le considere responsable de que no se haya formado gobierno?"


Pues precisamente por eso. Porque es algo más que sospechoso que ese supuesto esfuerzo para formar gobierno se volcase por la derecha, en lugar de por el sentido natural de cualquier partido que aún mantuviese siquiera un mínimo recuerdo de lo que significa socialista y obrero. Los votantes de izquierda del P$o€ que aún no se han largado han sido extremadamente pacientes, pero el engaño ya alcanza proporciones de insulto.


Mucho me temo que el siguiente capítulo de la historia del PSOE sea la grosse koalition para mayor gloria de los intereses económicos de González, Solana, Salgado, Trinidad J., Sevilla,....Posiblemente sea también su epitafio.

Las mayorías absolutas han sido un respaldo popular que se ha conseguido siempre a base del descrédito y de la descalificación de los demás.
Algo que vestía bien, como una moda temporal.
Unas cortinas en los ojos que solo dejaban ver lo bonito.
Las líneas rojas las hemos de tener la ciudadanía con la corrupción.
Las jerarquías a día de hoy se ha de ganar a pulso a base de demostrar calidad en la gestión que beneficie a todo el mundo, un respeto social horizontal, una buena y honesta gestión pública que no consienta compadreos con los dineros del erario público.
Una proyección clara de una idea de España equilibrada de progreso en todos los niveles de la sociedad.
Modernización de nuestras instituciones y de nuestros sistemas de control y de servicios.
Para que la rentabilidad del esfuerzo público se multiplique en rendimientos ante la sociedad en general.
Las líneas rojas han de garantizar la horizontalidad de los bienes nacionales fruto de la inversión de los fondos públicos de forma coherente y planificada.
No puede haber más casos de evasión de capitales y de amiguismo exclusivo en las adjudicaciones de contratos desde la gestión pública.
Línea roja con las adjudicaciones públicas a dedo.
La ciudadanía no habla de conceptos filosóficos, son realidades contantes y sonantes.
Cuando no hay horizonte en las familias con todos sus componentes en paro.
No se habla de subvenciones, se habla de proyecto de país con esquemas y garantías organizados desde la eficacia y la eficiencia.
Desde la organización ordenada del gasto público.
Desde el cumplimiento estricto de la ley.
Esas son las líneas rojas que exigimos la ciudadanía a nuestros partidos políticos, con los pies en el suelo.
Sin filosofías de medio pelo.
Aquellos esquemas piramidales intocables de la Edad Media de señoríos y merindades acotando los espacios de los siervos.
Esas son la líneas rojas.

Las mayorías y verdades absolutas, empobrecen el espíritu, fomentan las imposiciones suprimiendo libertades, favorecen las desigualdades y en definitiva, son las causas principales de nuestra ignorancia. "Huyamos de ellas como de la peste".

Iñaki...antes de una negociación no dices cuales son tus puntos de posible cesion....pues saldrias de inicio lastrado...es magnifico preguntar a que renuncia el PP...me gustaría saber a que renunciaría el PSOE si fuese el partido mas votado....ya hemos visto a Sanchez con 90 escaños hablar como si tuviera mayoría absoluta

Yo , de verdad, a veces me pregunto en qué país vivimos. ¿Como se puede entender que al único partido que ha hecho algo para formar gobierno, incluso negociando con un partido de derechas, se le considere responsable de que no se haya formado gobierno? No se puede entender. Mientras tanto al PP, que no ha movido un dedo, que ha puesto todas las lineas rojas al decir que ellos no cambian nada desde el principio y que no comparece, que no da explicaciones, se le recompensa con ser favorito en las encuestas ???. Eso de que el pueblo siempre tiene razón es un bulo mas. Pero es que además ese partido ha estado gobernando años y ha hecho una REFORMA LABORAL que yo creo muy lesiva para el interes de la mayoría de los españoles y favorable solo a las élites financieras y en el pais ha aumentado la pobreza (si no que visiten los comedores sociales o que le pregunten a Cáritas) desde que llegó al poder. Por no hablar de los casos de corrupción que hace que Rajoy el dia que sale la noticia de que uno de sus presidentes de comunidad es acusado por la Guardia Civil al juez ni hace mención y habla que si los "otros" dicen a "algunos" que quizás "aquellos" son los que dicen "cosas" y tranlarin, tranlaran o cosas parecidas.
No, los ciudadanos no siempre llevan razón cuando dan sus opiniones, porque para eso está la propaganda politica, para que la gente llegue a creer lo que conviene que se crea. ¡¡¡COMO ENTIENDO A MI PAISANO BLANCO WHITE¡¡¡

Hoy ewl comentario me parece mas moralista que otra cosa. Hablando de moral, como puede ser que aqui nos nos enteramos de lo que quieren esos "herejes"? Estamos en plena campaña electoral y de la fuerza con mayor proyeccion en aumento de votos, la Alianza de izquierdas, no sabemos mas que alguna vejación, mentira o descalificación. Me gustaria saber su opinion, sobre la actitud del PSOE con la Alianza, eso si que me da la impresión del rico arrogante con el recien llegado.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal