21 sep 2016

Iglesias contra Errejón

Por: Iñaki Gabilondo

Hay 32 Comentarios

@ Publicado por: Pauline | 21/09/2016 12:01:33

Un baryton martin (baritono ligero para castellano parlantes) peut chanter dans presque tous les registres.
Un profane pourrait les prendre pour des ténors !


Les tout-terrains, les méconnus...
Ils ont pourtant des rôles dont un fan d'opéra rafolle...

"Les chanteurs avalent tous les matins un oeuf frais pour s'éclaircir la voix. Le ténor a toujours une voix charmante et tendre, le baryton un organe sympathique et bien timbré et la basse une émission puissante." -Gustave Flaubert-

Lancé en Janvier 2014 et en haut de l'affiche depuis son très bon score aux élections européennes, Podemos, ce parti embryonnaire vivant dans l'effervescence permanente est déjà l'objet de profondes déchirures internes.
Un désaccord de fond : au sein de cette formation construite sur le système horizontal des assemblées, beaucoup se disent ouvertement en désaccord avec la dérive centraliste et vericale voulue par Pablo Iglesias.

Duelo al sol del rocanroll:

https://www.youtube.com/watch?v=3u8Ju_-OyNA

"Sin City"


Diamonds and dust
Poor man last
Rich man first
Lamborghini's, caviar
Dry martini's, Shangrila
I got a burnin' feeling
Deep inside of me
It's a yearnin'
But I'm gonna set it free
I'm goin' in
To sin city
I'm gonna win
In sin city
Where the lights are bright
Do the town tonight
I'm gonna win
In sin city
Let me roll ya baby


Ladders and snakes
Ladders give
Snakes take
Rich man poor man
Beggar man thief
You ain't got a hope in hell
That's my belief
Fingers Freddy, Diamond Jim
They're getting ready
Look out I'm coming in
So spin that wheel
Cut that pack
And roll them loaded dice
Bring on the dancin' girls and put the Champagne on ice
I'm goin' in
To sin city
I'm gonna win
In sin city
Where the lights are bright
Do the town tonight
I'm goin' in
To sin city

Hay poco que decir. El espectáculo que dan los propagandistas y asalariados del “socialismo del siglo XXI” resulta tan ajado y manido, tan viejuno y apolillado, tan demodé y déjà vu como cualquier otra tangana dentro del ámbito del marxismo “revolucionario” desde que Lenin acabara con la democracia en Rusia. Igual que Stalin y Bujarin se enfrentaban por la herencia del primer inmortal momificado del cielo bolchevique, los podemistas más conspicuos se pelean por el legado populista del chavismo, por la manera en que la figura del “inmortal” (Pablo I. dixit) Chávez ha de ser mejor servida al margen de la catástrofe socioeconómica que causara en Venezuela; igualito a cómo ambos tovariches disputaban en su día por la implementación de la Nueva Política Económica o la Estatificación exhaustiva para remediar el hambre y la escasez que el inepto teórico Vladimir Illich provocara. Porque, no nos engañemos, en el fondo se trata de eso: de quién asume la interpretación de los postulados bolivarianos; de quien puede renunciar antes al disimulo de la verdad que implica el “Yo soy Chávez” (Errejón dixit).
.
http://www.abc.es/elecciones/elecciones-generales/abci-numero-podemos-chavez-vive-lucha-sigue-201606230650_noticia.html
.
En fin, a la postre lo importante era quien se quedaba con el “Pravda” y quien controlaba la Cheka. Pablo I. ya ha dado sobradas muestras de su interés por controlar la “fuerza” del Estado (¡ay!, aquella comparecencia tras las elecciones del 20D) y por detentar el papel principal desde el que “seducir” en “prime time” a las masas. Errejón acaso debiera volver a consultar cuál fuera el destino de quienes se oponían al “Padre de los Pueblos” no fuera que la purga le pillara en Caracas, donde es bien conocida la escasa disponibilidad de papel higiénico.

Las discrepancias pueden ser enriquecedoras a condición, de que los contrincantes admitan que se pueden equivocar y acerquen sus posiciones en beneficio del bien común.

Tristeza de amor.
Desde la prehistoria, la sociedad humana vamos poco a poco avanzando a trancas y barrancas, solo que hoy la gente llevamos bajo el brazo la informática funcionando a la velocidad de la luz.
Y necesitamos otra eficacia y eficiencia diferente, dado lo caro que resulta el mantenimiento democrático.
La ciudadanía paga el gasto del Estado y los salarios de nuestros ínclitos políticos, exigiendo trabajos terminados y no dudas y discusiones.
Desde la aplicación de la pura justicia.
Equipos que sepan lo que se ha de hacer con ideas claras ante las exigencias de la economía y de la política interna, y ante el desafío del presente en todos los escalones de la sociedad.
No nos podemos permitir seguir perdiendo el tiempo con mítines diarios, disensiones y pasteleos.
Hay que habilitar herramientas democráticas que nos liberen de todos los secuestros inútiles en política desde los personalismos y las cerrazones.
No podemos estar siempre sumidos en un debate eterno.
Porque por esa regla de tres, nunca daremos un paso adelante para resolver las necesidades del país.
Nuestra economía no se lo puede permitir.
Y la gente que andamos por las calles trajinando tampoco.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal