08 dic 2016

El que venga detrás que arree

Por: Iñaki Gabilondo

Hay 129 Comentarios

en este Url he querido poner una canción del dúo Cómplices. Este dúo nació en los años 80 y son matrimonio o pareja estable, siempre han cantado juntos menos el tiempo en que tuvieron a sus hijos, que son cinco, y ella se ocupé de ellos mientras él cantaba en solitario; una vez que los hijos se saben defender ella ha vuelto a los escenarios otra vez con él. Me parece precioso ¿y a vosotros? Espero que os guste.

Y que me decís de esta canción de Ainhoa Arteta........

Conocí a una argelina hace ya muchos años , poco antes de la primavera árabe, era una chica jóven que vestía de forma occidental, con el pelo oscuro y muy culta, pocodespués de conocerla se fue a Argelia y em pezaron. al poco tiempo, las masacres a las mujeres argelinas que pretendían europeizarse, no llevar velo, independizarse, literalmente les cortaban el cuello y lo estuvieron haciendo durante un tiempo; ella colció al cabo de tres amños, más o menos, aqui seguía vistiendo de forma occidental, pero llevaba su pelo cortado y lleno de canas, aún era una persona jóven y parecía que le habian caído 20 años encima. Todo es mentira , no hay ni izquierda verdadera ni derecha similar, sólo hay lucha POR EL PODER, sobre todo en todos esos países, donde los tiranos se spotronan en sus sillones y desde allí deciden quién vive y quién muere; por mucho que digan y que hagan, los aspavientos que realizan, esas personas en el fondo de su corazón no creen que haya un ser Supremo por encima de ellos, no creen en Dios, sólo creen en ellos mismos y en mantenerse en su posición y hacen todo lo posible para conseguirlo, unos de una manera y otros de otra.
¿Pero por qué tanto machismo? ¿Por qué son los hombres los que quieren dirigir este mundo? Hay que estar con ellos para saber lo que piensan y cómo reaccionan , porque está claro que, según ellos, su pensamiento es mucho más inteligente y más claro para analizar situaciones difíciles, no lo hacen para defender a la población ni a las mujeres, como pudiera suceder en pueblos de un reducido número de miembros, como son los pueblos indígenas, lo hacen para mantenerse en el poder y para evitar que se lo quiten, considerando a la mujer inútil para esta misión. Asi piensan.

Asuquiqui, mitad y mitad.

Barceló 11/12/2016 21:17:18, por favor, acláreme, ¿ piedras o boñigas bípedas ?

Asuquiqui, yo ya no salgo ni para sacar al perrillo (le he enseñado a usar el wc), no te digo más. ¡A ver quién se atreve con siete millones de piedras andantes sueltas por la calle!

Publicado por: Witness | 30/12/ 2014 10:35:44

Hay ocasiones en que la hipocresía de la derecha , en cualquiera de sus manifestaciones, provoca consecuencias más desagradables que la simple urticaria; actúa como un emético infalible. Esta es una de esas ocasiones. No sólo, con la izquierda en el poder, España mantuvo toda clase de relaciones diplomáticas y económicas con el régimen de Gadafi sino que, en una época ya muy cercana a la defenestración del dictador, el comercio de armas con Libia experimentó un crecimiento incluso al margen de las leyes internacionales sobre venta de armas; unas armas que acaso sirvieran después para masacrar al propio pueblo alzado contra el tirano. Las sonrisas y carantoñas de Aznar al lado de Gadafi dejan en poco las risas de la troupe travesti de “La reina del desierto”. Pero, claro, una acción no es inmoral cuando la realiza la derecha porque es la derecha la que se arroga el derecho de establecer el parangón de la moralidad: fariseísmo sin medida ni vergüenza.
http://www.20minutos.es/noticia/968261/0/wikileaks/libia/armas/

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/02/25/solidaridad/1298634355.html

Por lo demás, por supuesto, las cosas fueron todavía peores.¡Libia llegó a presidir el Comité de Derechos Humanos de la ONU!; algo que los EEUU trataron de impedir pero que, al cabo, no consiguió porque los países latinoamericanos, movidos por Venezuela y Cuba, se negaron a respaldar la iniciativa norteamericana. Y allí estuvo Libia hasta el año 2011 en que, por fin, ya en plena Primavera Árabe, cuando las masacres perpetradas por la maquinaria represiva de Gadafi hacían estragos, fue expulsada y, de nuevo, contra el parecer del gobierno presidido por el líder “inmortal” bolivariano, de tanto predicamento entre la izquierda por estos pagos. Cuando se lanza el estanque de la hipocresía, cuando denuncia la corrupción en el país que aspira a dominar pero calla ante la colosal que asuela aquellos países en las que tiene sus raíces, el aznarismo lo hace con la delectación y tino de un clavadista.

Publicado por: Barceló | 11/12/2016 15:47:28
.
Me temo que esperará mucho tiempo, ese personajillo es un boca molla, como decía mi suegra, "habla por boca de ganso" sin entender nada de lo que cacarea.

Bueno, podríamos aceptar que la derecha ha conseguido grandes avances en estos tiempos, pero dando por sentado que lo ha logrado partiendo de posiciones muy retrasadas y asumiendo malamente principios de la izquierda.

Publicado por: Jotapunto | 11/12/2016 13:07:30
Bien. Documénteme entonces quién, cuándo, cómo, dónde y por qué se reclama que "todavía no sepan donde están enterrados sus seres queridos" del bando rebelde y vencedor. Del otro bando, legal y vencido, está todos los días en los medios informativos.

Difícil, imposible quizás, llegar a conocer en qué ha podido progresar y evolucionar un pensamiento antiprogreso y antievolución ya desde la Ilustración (evolución en sentido genérico, que la de Darwin parece imposible de ser asimilada).
Progreso conservador, avanzar hacia atrás.
La ideología de la antinomia en todo su esplendor.

Curioso concepto la equidistancia, de tan fácil disolución cuando la cucharilla dextrógira agita el café de las tertulias.

Evidentemente, de todo lo que anteriormente escribí, cualquier persona no excesivamente aleccionada y adoctrinada por la propaganda puede deducir que quien no considera bueno para los españoles ninguno de los dos bandos políticos en contienda en la guerra civil, no por ser uno de ellos objeto de un intento de golpe de Estado que trajo como consecuencia un inmediato enfrentamiento bélico, convierte a éste en un movimiento político bueno, así como tampoco lo transformaría en positivo que hubiera sido objeto de una maldición gitana o de una práctica de budú. Dicho lo cual, cualquier persona perspicaz y no excesivamente carcomida moralmente por el faccionismo y el fanatismo ideológicos podría deducir que estoy hablando también en nombre de todos los españoles de aquel tiempo que fueron arrastrados y obligados a hacer una guerra que no tenían el más mínimo motivo ni aliciente para querer hacer porque, entre otras razones mucho más poderosas y decisivas, ni sus intereses ni sus ilusiones estaban representados por ninguno de los lados. Porque hubo un intento de golpe de Estado, sí, pero para que haya guerra (y no digamos ya de tres años de duración) hacen falta dos. Y las cosas como son, si las actuales derecha y centroderecha españolas hicieran una explícita reinvindicación del llamado bando nacional en la guerra civil al nivel que lo hace la actual izquierda del llamado republicano, entonces sí que sí hasta la vida social y civil no podría ser humanamente soportable ni asumible en este país. Lo cual que sintiéndolo mucho por todos esos seres tan orgullosos que tan pletóricamente se han autoerigido y constituido en herederos legales de la República, tengo que decir que no puedo menos que estar muy agradecido como ciudadano por la dinámica de progreso transformador y evolutivo muy superior al de la actual izquierda que ha vivido la derecha y el centro derecha actuales de este país.
Y por lo demás insistir en que uno se tiene muy claro que igual que el ser objeto de un delito no convierte a una persona mala en buena, tampoco se convierte una política nefasta y horrenda en buena por el hecho de ser objeto de un golpe de Estado o de cualquier otro tipo de atentado a la legalidad, porque si fuera por valores humanos y personales buenos, inocentes y ejemplares, esto no sirve de eximente para ningún bando o facción política, porque, le pese a quien le pese y le duela a quien le duela, como ya dejé dicho, dicho tipo de valores positivos y nobles abundaban en ambos lados, porque como ustedes comprenderán, de las malas e infames actuaciones en una y otra parte no quiero hablar.

Publicado por: Jotapunto | 11/12/2016 11:47:26
.
A parte de faltar al respeto, su posición si es arrogante, de menosprecio y con tintes de vicaría post franquista...¿me indica esas víctimas de los dos bandos y el texto revanchista al que alude...? y como amigo de alguna víctima de un bando (según estad) le reitero mi desprecio por su actitud hipócrita y santurrona, los otros reaccionarios son lo que dicen y defienden, usted, sin embargo, es de caverna blanqueada. Todo mi desprecio hacia usted, no me volveré a dirigir a su deprimente personaje.
.
y, ¿sabe? iba a perder el tiempo con su personaje, no lo haré...ni se lo merece.

Publicado por: Barceló | 11/12/2016 12:56:28


Si lee usted bien en mi respuesta, yo no hablo en ningun caso de fosas comunes, lo que exactamente he escrito es:
- No obstante, le diré que considero un anacronismo que a estas alturas todavía haya familias de los dos bandos y subrayo lo de los dos bandos, que todavía no sepan donde están enterrados sus seres queridos - La frase " fosas comunes " la pone usted.........

Si alguna persona se mostrara fríamente equidistante respecto al conflicto que organizó Adolfo, el amigo y aliado de uno de los bandos en la Guerra de Exterminio española ¿qué pensaríamos?

Don Jutapunto:
.
En parte, tiene ud. razón. Pero su postura no dista mucho de la que sostiene quien esto escribe: no podemos seguir confrontados por la guerra de nuestros abuelos, ni es posible una victoria moral retrospectiva asumiendo la bondad de un bando y la maldad del otro, cuando lo cierto es que aquella contienda fue un fracaso colectivo en que todos tuvieron responsabilidad, icluida la tercera España, que no fue capaz, en parte por cobardía y en parte por asco, de poner ante los sectarios la clara visión de su irracionalidad, por no decir de su inhumanidad, negación ésta, por la vía de los hechos, de cualquier legitimidad política o moral.
.
En cualquier caso, no crea ud. que nos apartamos del asunto constitucional al retornar sobre esta recurrente querella pública. El éxito de la Transición fue el producto de una generación aún consciente de las heridas creadas por el pasado reciente; una generación deseosa de pasar a una nueva etapa que supusiera una cesura clara con 150 años de enconos sin salida. El producto de su esfuerzo consciente y realista fue la Constitución del 78: “paz, piedad, perdón”, en palabras de Azaña.
.
El problema que se nos presenta hoy es que, a aquella generación, ha sucedido otra que ha perdido la perspectiva de la Historia y ha vuelto sobre los mitos y la miopía de sus abuelos y bisabuelos, como si les estuviera haciendo justicia con la reivindicación de su antagonismo caducado, cuando es todo lo contrario: está cayendo en la injusticia para este tiempo de hoy de repetir los viejos errores del pretérito sangriento; acaso sea por pura ignorancia, aunque a un servidor le parece que la palabra más apropiada que se le podría aplicar a esa actitud - a esa pose- sería “estupidez”.
.
Buena medida de la dificultad para afrontar una reforma constitucional en nuestros días, acaso necesaria en ciertos puntos, está en la deslegitimación en origen del texto consensuado del 78, que, desde la extrema izquierda y el nacionalismo, se hace por puro interés demagógico. Una deslegitimación basada –que no fundada- en el carácter transaccional de los planteamientos políticos que plasma, al margen de la identificación ideológica con cualquier facción o componente parcial de la sociedad. Es una constitución liberal perfectamente homologable con las de nuestro entorno europeo y que ha asegurado esta democracia plena que gozamos en nuestros días pero que, por carecer del componente rupturista que pretendería el izquierdismo vengador y populista, es tenida como simple componenda o intervalo pragmático en espera de una concepción más partidista y militante, democrática sólo en el sentido en que gran parte de esa izquierda antañona cree verdadero: el de sus postulados ideológicos y sus mitos inmarcesibles, en realidad fracasados en toda su extensión, cuando no simplemente falsos.
.
Por eso cabe entrar periódicamente en el tipo de discusiones (un servidor lo hace tres o cuatro veces al año) que, en otra circunstancia, sería ociosas e incluso indeseables. La extrema izquierda y el nacionalismo identitario que hoy comprobamos en la vida pública reniegan no sólo de los consensos del 78 sino de la misma actitud que propiciara su creación. Poniendo ante la mirada de unos y otros la magnitud de las culpas históricas de aquel guerracivilismo que hoy ensalzan, quienes traemos a estas páginas los horrores causados por el espíritu revolucionario y por el particularismo divisivo ponemos de manifiesto cómo ha retornado a la vida pública de nuestro país un componente anacrónico y destructivo que dificulta enormemente cualquier evolución a mejor. ¿Cómo no darse cuenta de ello cuando hasta el podemista jefe se atreve a decir que “la dictadura del proletariado es la máxima expresión de la democracia” y el catalanismo impenitente transgrede la Ley por arrogarse la posesión excluyente, en su parcialidad minoritaria, de la toda Cataluña?
.

Es que los que afirman que no se puede borrar la Historia para que no les cambien el nombre de las calles o de sus monumentos de culto, luego se dedican lógicamente a emborronarla para intentar confundir.
Por ello, y más allá de la exactitud del diálogo famoso en Salamanca entre Unamuno y Millán Astray, el brillante cambio de nombre de la calle dedicada al segundo en Madrid por el de Avenida de la Inteligencia, tiene confundidos y exasperados a los que alternan el Alzamiento Nacional con el Alzamiento de bienes.
Y, por cierto, que en la ciudad Patrimonio de la Humanidad de La Laguna, la calle peatonal principal sea la del generalísimo es una vergüenza a estas alturas del siglo XXI y una contradicción con el estado de una sociedad democrática y avanzada.
Propongo el nombre de Avenida de la Civilización (que cada cuál aporte el suyo) para continuar con el reemplazo de las Bajezas de la Humanidad por conceptos más elevados.

Hola amigos,
para más información sobre mi posición sobre la Guerra Civil, vienen a ser la esencia y los cimientos de ésta el que ninguno de los dos bandos era bueno, lo cual en absoluto quiere decir que no hubiera muchos hombres y mujeres buenos, muy buenos y absolutamente grandes y notables en ambos bandos.
A partir de esta cosmovisión personal que les he dado a conocer, un lector o interlocutor inteligente podrá deducir que soy una persona refractaria a todo tipo de adoctrinamiento a favor de una o de otra parte del infaustísimo conflicto bélico entre españoles. Pero es que además, y por si fuera poca mi certidumbre personal absoluta al respecto, los infinitos hechos y experiencias de debates a todos los niveles sobre esta cuestión, demuestran, avalan y certifican que no existe ninguna posibilidad de que la vindicación de cualquiera de las dos facciones enfrentadas no conduzca de forma infalible siempre a una reacción reafirmativa de vindicación de la contraria, produciéndose la retroalimentación hasta el infinito del enfrentamiento, con lo cual, como hace tantísimo tiempo que me consta que no existe ningún bando político bueno en dicha guerra que defender y aun muchísimo menos que glorificar, no le consiento a absolutamente a nadie que a este tan polémico, estéril, dolorosísimo y perjudicial enfrentamiento (eufemísticamente llamado simplemente debate) me pueda arrastrar.
Nada más tengo que añadir sobre esta cuestión.
Que la buena fortuna les bendiga a todos ustedes y que disfruten de este buen día y de todas las cosas buenas que nos aporta la actual época que nos ha tocado vivir.

http://leymemoria.mjusticia.gob.es/cs/Satellite/LeyMemoria/es/memoria-historica-522007#a11
....
Arriba está el enlace de la Ley de Memoria Histórica. Si a alguien no le gusta dicha ley, no tiene más que indicar qué artículos de la misma le producen contrariedad, explicando de forma concisa, objetiva y analítica los motivos de su rechazo.
No estaría tampoco de más si tras estas explicaciones, se añadiera qué alternativa se ofrece a esta ley, bien esta vaya en el sentido de cambiar su contenido o bien de anularla totalmente, en consideración de que se estime adecuada la persistencia de símbolos y monumentos franquistas o de que no se considere necesario que el Estado ayude a los familiares de las víctimas que así lo deseen a encontrar a estas y proceder con sus restos del modo que entiendan oportuno.

Publicado por: Barceló | 11/12/2016 0:01:43


No es que el tema no sea interesante, incluso puede llegar a ser apasionante, de echo creo que lo es, pero ya he leído tanto sobre este tema y he visto tantos programas y películas específicas sobre la cuestión que creo tener ya la suficiente información sobre lo sucedido que me permite tener una opinión bien formada. Hablar precisamente ahora sobre este tema, y con opiniones a estas alturas tan revanchistas como algunas que he podido leer en este blog, pues ciertamente no me apasiona, supongo que por un defecto propio prefiero apasionarme por cosas más actuales y quizás con mayor trascendencia sobre el futuro inmediato. No obstante, le diré que considero un anacronismo que a estas alturas todavía haya familias de los dos bandos y subrayo lo de los dos bandos, que todavía no sepan donde están enterrados sus seres queridos, pero según he podido observar buscan la solución a este tema con mucho menos revanchismo que el observado en algunos artículos de opinión……….

Como ya manifesté en su momento, nadie obliga a leer los comentarios que a uno no le interesan. Es fácil saltárselos...salvo que a uno le moleste que los demás no hablen de lo que uno quiere, claro está.
Pero bueno, imagino que a la libertad de tratar los temas que cada cual guste, también puede oponérsele la libertad a quejarse de esas preferencias, aunque este último ejercicio no deja de producirme cierta perplejidad.

Publicado por: Jotapunto | 10/12/2016 19:38:03
¡Hombre, Jotapunto! Es la primera vez que le veo a usted quejándose de que no se sigue el tema o asunto marcado por nuestro anfitrión. Curioso, ¿no? Considero que este es un foro abierto a TODOS los temas, que además cuenta con una férrea moderación que ya hubiese actuado en TODOS aquellos casos de los que ahora usted se queja. Por tanto sólo me queda sospechar que no le gusta a usted nada, pero nada, el tema de la guerra civil que se ha suscitado. Pues lo siento, pero no entiendo su queja justo ahora y por dicho motivo.

Me dejaba en el tintero la rúbrica a mis anteriores textos...que serán de interés, sobretodo a los desmemoriados con despistes en curvas a la izquierda.
.
La URSS o la Komintern no planeaban ninguna intervención en España.
.
La Unión Soviética, en contacto directo con el PCE, no tenía prevista una intervención revolucionaria en España. De hecho, en ningún lugar de Europa entre 1918 y 1939 triunfó ninguna revolución obrera ni hubo ninguna “expansión comunista”, pues el comunismo “no pudo o no supo salir de la URSS”.
Las pruebas que en este sentido ofrecieron los conspiradores fueron una serie de documentos cuya autoría se desconoce a “ciencia cierta”, pero que “diversos indicios permiten endosárselas al propio Mola”. Estos documentos venían a señalar el inicio de una revolución soviética en el verano del '36.  No obstante, una vez iniciada la guerra, esos documentos que habían sido el hazmerreír de muchos cuando se hicieron públicos, se transformaron en una de las principales herramientas propagandísticas del bando franquista. “Y sorprendentemente, todavía hoy continúan siendo esgrimidos por algunos para justificar la rebelión militar”.

Publicado por: Jotapunto | 10/12/2016 21:20:04
.
Tras su aseveración al respecto de mi personalidad "arrogante" según su estimación, le agradecería me indicase en relación a su frase "Como usted podrá observar no es un insulto sino más bien una apreciación sui generis sobre su persona basada en sus artículos de opinión" en qué artículos de opinión se refleja esa arrogancia...me sería de utilidad para evitar, en los sucesivos, provocar en los seguidores de este blog esa "apreciación sui generis sobre mi persona" según usted. Agradezco de antemano su gentileza.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal