Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión

Categorías

septiembre 2007

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

« Enfadados con los políticos | Inicio | MAT sí, MAT no »

16 agosto, 2007 - 10:22

El Consejo de la Cultura, pendiente

El Consejo de la Cultura y de las Artes está pendiente. Recordemos la noticia de su presentación:

Un consejo con el máximo poder para el máximo de ámbitos formado por miembros que no respondan a cuotas sectoriales ni políticas y que tengan dedicación completa. Así defendió en julio Josep Maria Bricall ante el Parlament su informe sobre el Consejo de la Cultura y de las Artes de Cataluña con el que se ha elaborado el anteproyecto de ley. La lay ha de cambiar la organización de la política de apoyo y promoción de la cultura en Cataluña al transferirla a un organismo de notables independientes. Conscientes del gran poder que acumulará el futuro consejo, los portavoces de los grupos parlamentarios fueron lanzando a Bricall preguntas con aires de recorte a partir del proyecto de ley, que el veterano profesor calificó de "respetuoso" con su informe.
El espíritu libre de Bricall asomó en cada respuesta. "El consejo debería poder decidir sobre el máximo de ámbitos posibles; en Inglaterra tiene, incluso, competencias sobre aspectos televisivos", aclaró cuando algunos diputados insinuaron que el consejo pudiera decidir sólo sobre la producción artística y no entrara en el ámbito de las infraestructuras culturales.
Bricall fue un paso más allá y aseguró que sería bueno que el consejo asumiera las decisiones sobre las subvenciones a partir de la comisión de ayudas, formada por tres miembros del consejo y tres del Departamento de Cultura, como recoge el proyecto de ley. "Hay que evitar que con esta comisión se de la sensación de que hay una ventanilla más donde pedir dinero para ayudas. Eso sería, sencillamente, detestable".
Como recomendación, Bricall sugirió que la futura ley respete la "doble alma" del consejo: su función consultiva pero, sobre todo, su función decisoria, que puede verse reducida, en su opinión, según la elección de los miembros. "Desengáñense: cuanto más representativos de sectores sean los miembros, más acabará haciendo un consejo de tipo consultivo", lanzó. Redoblaba así uno de los aspectos más polémicos del informe Bricall : la política restrictiva en la composición del consejo, del que se excluirían a cargos públicos y políticos y a los que tengan actividades o empresas vinculadas al ámbito temático que abordará el consejo.
En esa línea, Bricall se ratificó en un número de componentes alto y en su profesionalización cuando los parlamentarios sugirieron si podrían recortarse ambos aspectos.

¿Lo veremos?

Comentarios

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e54ecb230d8833

Listed below are links to weblogs that reference El Consejo de la Cultura, pendiente:

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal