La amistad como elixir de juventud (y de felicidad)

Por: | 07 de mayo de 2013

Friends

“Sin amistad nadie querría vivir, aun cuando poseyera todos los demás bienes […]; porque ¿de qué sirve esta clase de prosperidad si se la priva de la facultad de hacer bien, que se ejerce preferentemente y de modo más laudable respecto a los amigos?”

Aristóteles, Ética a Nicómaco

 

La amistad hace que la vida sea más fácil, ya lo dijo Aristóteles, y nos ayuda además a ser más felices. El dato nos los aportó Burt hace años con su estudio sobre la amistad y la correlación con la felicidad. Cuando una persona afirmaba contar con cinco o seis amigos con quienes compartir sus problemas tenía un 60% más de posibilidades de decir que se sentía muy feliz. Por ello, el arte de cultivar amigos es una de las habilidades que, aunque no siempre se nos enseñe, nos arma para enfrentarnos a las dificultades y saborear los momentos compartidos.

La amistad, además, nos rescata de la soledad a veces corrosiva. No olvidemos que en Occidente se calcula que una cuarta parte de las personas afirman sentirse solos. Y nos hace más longevos y con más calidad de vida. Ésta es la conclusión de un estudio realizado por la universidad australiana de Flinders. Durante 10 años analizaron las relaciones sociales de 1.477 personas mayores de 70 años y lo correlacionaron con su longevidad. La conclusión es muy reveladora: aquellos que tenían más y mejores relaciones con amigos, que no con familiares, llegaban a tener un 22 por 100 más de probabilidades de sobrevivir. Es decir, la amistad es también un elixir de juventud.

Pero, cuidado, la amistad es un arte y una experiencia que se apoya en la generosidad y en mirar a la otra persona con ojos amables. La amistad nos cuida y nos protege incluso de nuestros propias críticas. ¿Por qué llamamos a los amigos cuando estamos mal? Porque son ellos los que conectan con esa parte dulce que a veces se nos olvida de nosotros mismos. Esto no significa que el amigo no nos confronte o nos dé siempre la razón. En absoluto, pero para que se sostenga en el tiempo ha de ser desde un espacio amable, donde no haya miedo a mostrarse con nuestras facetas. De otro modo, no será un amigo. Como decía Josep Pla, en la vida “hay amigos, conocidos y saludados”. Con los amigos te desnudas interiormente sin miedo ni juicio, y con los saludados compartes conversaciones más superficiales, aunque por supuesto a veces necesarias.

La amistad, además, no se erosiona con el tiempo. Podemos ver a un buen amigo con el que no hayamos conectado desde hace años y retomar la amistad como si no hubieran pasado los días. Esa es la magia de la amistad. Se teje sobre hilos que nos hacen grandes y que nos da sentido a nuestra vida.

Recetas

  1. Haz el propio test de Burt: ¿A cuántos amigos podrías contarle un problema importante? Si son más de seis, ya sabes, tienes más probabilidades de ser feliz.
  2. Revisa tu agenda y piensa ¿cuánto tiempo dedicas a los amigos? Si crees que es insuficiente, traza un plan de acción para estar más cerca de ellos.
  3. Sorprende con algo bonito a un amigo: un regalo, una llamada, una visita… es una receta para sentirte también tú bien.

Fórmula

La amistad se apoya en la generosidad y en mirar a la otra persona con ojos amables.

 

Fuente bibliográfica: Worchel at al (2007): Psicología social, Thomson.

Hay 2 Comentarios

La amistad (las red social "profunda" de cada uno) hace que la persona se preocupe por el otro, ayuda a que tenga objetivos más allá de él mismo, permite compartir emociones e incertidumbres y proporciona otro punto de vista a los problemas propios. Ayuda a dar sentido a la existencia, y eso se asocia a ese concepto de felicidad eudaimónica de Aristóteles.

En cualquier momento de la vida (pero especialmente entre las personas de edad avanzada), la amistad es algo que a menudo "anima" a hacer ejercicio juntos, a tener un motivo para salir de casa, a cuidarse ese dolorcillo o ese... Y ayuda a cosas importantes como, por ejemplo, a tomar la medicación en caso de enfermedades crónicas. Todo eso tiene unas consecuencias positivas sobre la salud, lo que explica estos resultados que comentas sobre la longevidad.

¿De que sirve tener todo el dinero del mundo, si no tienes con quien compartirlo?

Eso mismo le pregunté a Bárcenas y todavía no ha parado de reír. Y le hablé de dignidad a un joven moderno y me preguntó si eso de la "dignidad" da dinero. Así que:
¡¡VIVA TO ESTO!!!

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Laboratorio de Felicidad

Sobre el blog

En el laboratorio de la felicidad analizamos experiencias, recogemos investigaciones y aportamos claves para vivir de un modo más saludable y optimista. Ponemos un microscopio para entendernos un poco mejor a nosotros mismos en nuestra relaciones personales y profesionales y ofrecemos fórmulas prácticas para incrementar nuestras dosis de felicidad en el día a día.

Sobre la autora

Pilar Jericó

Pilar Jericó. Curiosa del ser humano, de las emociones y de las relaciones personales. Es socia de la consultora Be-Up, coach y doctora en organización de empresas. Escritora de ensayos y novela y conferenciante internacional desde 2001. www.pilarjerico.com.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal