Niños superdotados y el precio de la inteligencia

Por: | 12 de octubre de 2014

Superdotados

¿Tienes un hijo que aprendió a leer deprisa, le gustan los números, prefiere estar con niños mayores o adultos, es hiperactivo mentalmente, imaginativo y cuestiona las normas? Si es así, es posible que sea un niño o niña superdotada intelectualmente. Y si eso sucede, cuidado, su inteligencia puede entrañarle alguna dificultad. Esta es una de las conclusiones del II Congreso del Mundo Superdotado, organizado por la Fundación del Mundo del Superdotado, que se celebró en Madrid el pasado viernes.

Una persona se considera superdotada cuando su cociente intelectual es superior a 130, lo que supone el 2 por cierto de la población mundial. No ha de confundirse con precocidad. Un niño es precoz cuando aprende más deprisa que el resto, lo que puede haberse producido por una estimulación de los padres, por ejemplo. Sin embargo, a lo largo de los años, las personas precoces se acercan progresivamente a la media. Muchos superdotados pueden ser precoces, pero no todos los niños precoces llegar a ser superdotados. La llave de acceso para la superdotación es el cociente intelectual. Así de simple.

Hagamos una matización previa: Detrás de 130 de cociente intelectual existe un amplísimo espectro de posibilidades. No todos los superdotados son iguales ni todos son genios. Pero sí existen diferencias significativas con el resto de los mortales, lo que no deja de entrañar ciertos desafíos para maestros, para sus familias y para ellos mismos.

Joseph Renzulli, profesor de psicología de la universidad de Connecticut y una de las personas que más ha investigado sobre el tema, afirma que un superdotado posee la combinación de tres elementos: Inteligencia elevada, alta creatividad y pensamiento divergente y motivación para materializar su talento. Todo lo anterior se aterriza en algunas cualidades, que suelen ser comunes en todos los superdotados:

  • Aprenden a leer rápidamente y les gustan los números. Tienen buena memoria y manejan más información que el resto de los de su edad.
  • Les gusta estar con niños mayores o adultos con el fin de elevar el nivel de conversación.
  • Tienen intereses variados y se muestran muy apasionados con lo que les atrae, que suele ser en tareas intelectuales.
  • Están en su mundo y suelen ser despistados.
  • Tienden a cuestionar las normas, lo que hace que sea difícil que encajen en escenarios muy estrictos.
  • Son hiperactivos mentalmente, curiosos y muy imaginativos, que se observa en sus respuestas.
  • Suelen ser más sensibles que la media e independientes. Les apasiona su libertad.
  • Su nivel de exigencia es muy alto tanto para ellos mismos como para el resto.
  • Se aburren con la monotonía, la repetición y todo aquello que no le suponga ningún estímulo intelectual.

Con respecto a las habilidades sociales, no se puede generalizar pero sí parece que se suelen sentir incomprendidos. Como cualquier persona, desean ser queridos y aceptados por el resto y buscan estrategias para ello. Por ello, a veces pueden ser el “gracioso” del grupo o incluso, esconder su inteligencia para no destacar, como sucede en niñas superdotadas. Una de las mujeres más inteligentes que he conocido me reconoció un día que prefería sacar peores notas en la carrera que su futuro marido para él que no se sintiera mal… Lo sé, es cuestionable, pero es una tendencia en este tipo de mujeres.

La superdotación no significa éxito ni felicidad. Si prestamos ayuda a personas con dificultades, los superdotados las tienen y la inteligencia no siempre les ayuda a ser felices. A veces ser demasiado consciente de todo lo que nos rodea o realizarse determinadas preguntas a edades tempranas no ayuda a encontrar un estado de serenidad. Y la infancia tampoco les resulta un camino de rosas. Son conscientes de que ellos son diferentes y presentan problemas de inadaptación con el resto, que les lleva a poder ser agresivos o pasivos. No tienen por qué tener un alto rendimiento escolar, es más, pueden incluso fracasar. El motivo es sencillo: Se aburren y se desmotivan. Seguro que has conocido a alguno en clase, que parecía estar en otra cosa y de repente, sorprendía con su respuesta. Tampoco necesitan una medicación porque sean hiperactivos o tengan un Trastorno por Déficit de Atención. Simplemente requieren hacer cosas que les inspiren y les interesen y si no encuentran reto, su inteligencia se dedica a otras cosas. Por ello, es imprescindible saber reconocerlos a tiempo para ayudarles, lo que podría comenzar a hacerse a partir de los dos años de edad, aunque hay estudios que aseguran que no pueden distinguirse de la precocidad hasta los doce.

Y lo que es muy importante, los niños superdotados requieren una enseñanza especial, pero no parece que las leyes educativas españolas sean sensibles a este colectivo con tanto potencial. Al igual que hay centros de alto rendimiento deportivo, no lo existe para el intelectual. En las carreras de magisterio apenas se enseña a los profesores a cómo tratarlo. Tampoco existe la posibilidad de avanzar cursos más rápidamente que otros, como sucede en Estados Unidos (tampoco hay un consenso sobre si es lo más adecuado). Existen colegios que están poniendo en marcha algunas iniciativas para desarrollar su talento. Hay compañías que ya comienzan a ser conscientes de esta diversidad y están lanzando iniciativas específicas, como es el caso de Microsoft, por ejemplo. Desde esta empresas se está formando a las reclutadoras para identificar personas con altas capacidades, se han puesto en marcha programas de mentoring y se están realizando proyectos de consultoría interna, según Blanca Gómez, la directora de Recursos Humanos de Microsoft en España.

En definitiva, si queremos que las sociedades avancen necesitaremos que las personas sean capaces de desarrollar su talento, contemplando toda la diversidad existente. Y un colectivo poco contemplado son los superdotados. Es posible que esta falta de sensibilidad en las culturas latinas se deba a que no se contemplan las dificultades a las que se enfrentan o que se penaliza al que destaca, en vez de apoyarles. Estados Unidos es individualista, mientras que nosotros somos más grupales. Nos dan alergia lo que creemos que pueden pertenecer a una élite y nos guste o no, las sociedades y las economías las impulsan mentes brillantes. Por ello, en la medida que podamos brindar esta ayuda a los niños y los adolescentes superdotados, ganaremos todos.

 

Imagen: Licencia Creative Commons, Steven S.

Hay 16 Comentarios

Soy madre de un niño superdotado, ya tiene 7 años, tiene un CI de 137, hace terapias desde los 3 años... me dijeron de todo, desde que tuvo 2 años, que era autista, que era asperger, que tenia TDA, hasta que a los 5 años lo diagnosticaron como Superdotado... la psicóloga me hizo ver claramente que eso era un regalo y que habrían muchas cositas que pulir en cuanto a su madurez emocional... pero tiene problemas graves en la escuela, hoy cursa en 1 er grado de primara, en un colegio muy exclusivo de la ciudad de Arequipa en Perú... el sentimiento que tengo es de querer salir corriendo y siempre estoy muy deprimida y tensa en cuanto al hostigamiento del que somos objeto como padres, para la maestra y la Head de elementary del colegio, mi hijo es un niño problema, similar a un ezquizofrénico, y asi me hacen sentir a mi como madre... lo enviaron a la psiquiatra, que dijo tener la sospecha de que mi hijo es asperger, la maestra y la Head no tienen idea real de lo que es un chico superdotado, ni un asperger, para ellas simplemente un niño con alguno de esos diagnósticos es un problema y como tal hicieron que la psiquiatra lo medicara con un medicamento llamado Resperidona de 2 ml, toma cada noche la cuarta parte de la pastilla, lo que le produce sueño y según ellas lo tendrá tranquilo en las horas de clase, cosa que realmente no sé si suceda... porque él solo es inquieta e irascible si está aburrido... ahora me piden que la psiquiatra lo reevalúe pues siguen sospechando que es asperger y desean que ella diagnostique así, la psicóloga que le da la terapia lo evalúa cada tres meses y según ella, mi hijo no es un asperger, ya van 5 diagnósticos que revelan que es un niño con superdotación... Me siento indignada y realmente no sé que más hacer para ayudar a mi hijo, sentía que estaba haciendo todo por él al llevarlo a sus terapias, pero el atosigamiento de la maestra y el colegio me tiene muy mal... por otro lado mi hijo ama a su colegio y a sus compañeros, no quiere ni escuchar hablar de un cambio de colegio y la psiquiatra dijo que eso sería muy contraproducente para él... pero realmente me indigna la falta de conocimiento de estas maestras que no tienen idea de como tratar a un niño con superdotación

Soy madre de un niño superdotado, y en mi caso lo considero una bendición. Es un niño Independiente, que no lleva demasiado bien la autoridad, pero ¿y quien si? Hablamos de historia, de química, de literatura, y hasta de política. Tiene un sentido del humor muy fino, muy irónico, que me encanta, y comprende mis emociones mejor que nadie. Pero en el colegio se aburre, aunque por suerte tiene una tutora que esta siempre pendiente de el y a quien nole i porta sacarle de clase de lengua, el lee desde los dos años, para llevarle a clase de química de primero de la ESO, una experiencia altamente motivadora. somos afortunados en eso, pero nos sentimos a veces desamparados. La inteligencia está infravalorada, si mi hijo fuera una promesa del fútbol o un gran atleta, todo el mundo hablaría de el y yo podría presumir en el patio como hacen otras madres, en cambio me tengo que callar para que no le señalen como a un bicho raro. Este país no valora el talento, ni lo potencia, y así nos va.

Ser superdotado es extremadamente jodido, te ponen muchísimas trabas con lo de la atención especial, la posibilidad de saltarse 3 cursos, ir a una escuela de superdotados, o por ultimo algún tipo de atención especializada, si vives en países donde se da atención especial a la inteligencia (estados unidos por ej.) incluso ahí hay trabas, con eso no cuesta mucho imaginarse la situación en la mayoría de los demás países, peor los subdesarrollados, y eso que nacen superdotados en cualquier parte del mundo. No te dan ninguna atención y terminas así, pasaste con notas altas toda la escolaridad, rascándote la barriga (sin hacer prácticamente nada) y dándote los demás a base de bien (bullying), llegaste a la universidad y te pareció muy lenta y seguías con los problemas, la terminaste bien ("afortunadamente"), pero sigues sin poder desarrollar hábito de estudio. Un maldito perezoso. Te pusiste a leer todos los libros más importantes que conseguiste en la red, antes que empezaran a cerrar todas las descargas directas, filosofía, ciencia, matemáticas y demases, sí que Leibniz, Peirce, Kant, Heidegger, Einstein, Newton, Penrose, Godel, Feynman, Bohm, Darwin, Behe, libros para aprender de la materia y muchísimos más, etc., etc. (el tiempo es más que suficiente, sobretodo si puedes leer muy rápido y tener mucha capacidad de comprensión) desarrollando una "superfilosofía bestial", que no puedes explicar a "nadie" porque no te entienden, peor siendo tan insociable, jodidismo, termina aburriéndote todo, y haces lo que te le da la gana, te aburre hasta el mundo académico. Más te jode que el trabajo científico se haya hecho "holístico" y lo que más abunda son un montón de teorías que se contradicen y dan círculos. Más encima eres pobre. Horrible. Bueno queda lograr ganar algo de dinero, pero a veces la gente se hace millonaria de "chiste", tienen un golpe de suerte, o movimientos deshonestos que nada tienen que ver con ser muy inteligente.

Gracias Pilar por tú artículo. .
Muy bueno y muy bien identificado ..

Me temo que hay un error de bulto. Si los test están normalizados para que la puntuación media sea 100 y la desviación típica 10, por debajo de 130 -esto es 100 más 3 desviaciones típicas- se encontrarán el 99,86% de las mediciones, es decir, que por encima está el 0,04% de la población y no el 2%.

A mí lo que me asombra es que sea de lo más normal repetir curso y adelantar curso no lo sea.

Y también me asombra lo rápido y veloz que se asignan recursos a niños con dificultades escolares...como si los de altas capacidades no tuvieran también las suyas!

El otro día vi una serie de bicicletas expuestas para la venta que tenían un aspecto impresionante.
En algunas se adivinaban unos materiales de gran calidad, de carretera y también de montaña.
Otras por el contrarios eran de tipo corriente, eran más normales no tan sofisticadas.
Pero también eran bicicletas que seguro valdrían para ir a cualquier parte a la mayoría de personas.
Sin embargo allí estaban todas quietas, expuestas a la venta sin ningún uso, solo para mirarlas.
A muchas personas les pasa lo mismo, son criaturas de gran solvencia y valía, pero la sociedad las tiene en el escaparate, expuestas solo a la vista.
Aun sabiéndolo que valen más que la media, se las deja quietas en el escaparate sin buscar el rendimiento que sería bueno para ellas y para el resto.
Desperdiciando por completo el ofrecimiento que nos brinda la propia naturaleza metida dentro.
De las personas.

Dicen que Piqué (mi ídolo) es superdotado: http://goo.gl/XEngp8

Gracias por vuestras palabras.
Carmen, te sugiero la siguiente bibliografía: Carmen Sanz Chacón, presidente de http://www.elmundodelsuperdotado.com publicó el libro "La maldición de la inteligencia" editorial Plataforma. También tienes referencias interesantes en http://contenidos.universia.es/especiales/superdotados/

Karina, Ana, Aurelio, Venecia, Mel, gracias por vuestros comentarios. Me alegro que sea de vuestra utilidad.

Me gusta mucho tu artículo, yo soy superdotada y en muchos aspectos me siento totalmente identificada.
Estoy buscando información sobre la superdotación y los efectos que conlleva esto en la salud para el trabajo de fin de grado (Psicología). Te agradecería mucho se me pudieses citar alguna fuente de información, de artículos científicos o libros sobre estos temas.
Un saludo

La asociación Mensa está compuesta por personas que pertenecen a ese 2%. Este artículo está bastante mejor que otro artículo en este periódico verdaderamente insultante, en el que incluso nos llaman cabrones.
Cada vez hay más niños con muchas dotes, creo que en poco o ya, esta cifra de superdotados, o con altas capacidades como dicen en Psicología, se incrementará. Se supone que somo seres en evolución...dicen :)

Tener un rótulo de superdotado (a) és muy, muy doloroso.

los superdotados requeiren de profesors superdotados

buen artículo , gracias

Muchas gracias, Pilar, por ayudar a difundir la falta de atención que se presta a estos niños y niñas.
Sí existe la posibilidad de saltarse algún curso en España. Le llaman aceleración, pero si no va acompañada de otras medidas tampoco sirve de mucho.

Muchas gracias por tan buen post.
Para algunos padres un post como este nos ayuda a comprender mejor ciertas cosas o por lo menos a sentirnos acompañados.
Estoy totalmente de acuerdo en que se debería de apoyar y crear alternativas de educación para estos niños que lejos de ser una ventaja el tener altas capacidades les resulta una causa de sufrimiento.
ATT

Karina

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Laboratorio de Felicidad

Sobre el blog

En el laboratorio de la felicidad analizamos experiencias, recogemos investigaciones y aportamos claves para vivir de un modo más saludable y optimista. Ponemos un microscopio para entendernos un poco mejor a nosotros mismos en nuestra relaciones personales y profesionales y ofrecemos fórmulas prácticas para incrementar nuestras dosis de felicidad en el día a día.

Sobre la autora

Pilar Jericó

Pilar Jericó. Curiosa del ser humano, de las emociones y de las relaciones personales. Es socia de la consultora Be-Up, coach y doctora en organización de empresas. Escritora de ensayos y novela y conferenciante internacional desde 2001. www.pilarjerico.com.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal