« iFan, Yontendo y otras delicias chinas | Inicio | ¿En metálico o con tarjeta? »

28 agosto, 2007 - 12:45

Jugando al mínimo esfuerzo

Botella

Los viejos juguetes nunca mueren. Como mucho les sale tripita de no moverse. Este es el caso de dos nuevos divertimentos que vuelven a la actualidad gracias a los avances de la técnica. El primero es el archifamoso “juego de la botella”, también conocido como “el del beso-atrevimiento-verdad”. Su nueva versión (“spin the bottle”) ha evolucionado hacia el más fácil todavía con la automatización de todo el proceso.

Si antiguamente había que beberse una botella de vodka, girar el envase a manubrio e inventarse las picardías, ahora todo se logra con sólo pulsar un botón. Y es que la botella electrónica viene con 130 preguntas pregrabadas que harán las delicias de las mentes menos calenturientas. Además, se elimina de un plumazo el trance más engorroso: cuando la boca de la botella caía entre dos personas. Ahora es la maquinina la que decide quién sacará la lengua a pasear, ya sea en solitario o en pareja.

Coche

El segundo es el “Loopwing racing car”, un coche autopropulsado mediante la energía generada por un mini-molinillo de viento. Dónde antes había que arrastrar el cochecito por el parqué, ahora basta con dejar el molino girando al viento imperio durante unos 5 minutos. Con ese tiempo el auto obtiene una carga eléctrica que le dota de autonomía de casi 3 horas. Ideal para gente sin brazos y niños con sobresaliente en ciencias.

Sentenciamos: Y luego culpan a la comida basura de la obesidad infantil.

Visto en Ubergizmo y Gizmodo

 

Comentarios

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e54ee767278834

Listed below are links to weblogs that reference Jugando al mínimo esfuerzo:

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal