« Geek wheels: Quadrophenia techie | Inicio | Placa solar con botellas de cerveza »

12 mayo, 2008 - 14:14

Top Ten: Gadgets que no volverás a ver (II)

Continuación de este artículo.

6. Los remos

ZipLos arqueólogos del futuro encontrarán un eslabón perdido entre el disquete y las omnipresentes memorias USB: los famosos “remos” (apócope de unidades de almacenamiento externo removibles), cuyos mayores exponentes fueron el Zip de Iomega y su réplica nacional: el Jazz de Supratech. Se trataba de unos aparatosos superdisquetes de entre 100 y 250 Mb (la capacidad habitual del disco duro era de 400 Mb) que solían acarrear en maletines de tela los diseñadores e informáticos de la época.

Imagen: Lester of Puppets.

Período glorioso: 1994-1999.

Su trono lo ocupó: Unidad grabadora de CD/DVD, ADSL, memorias USB.

7. La yogurtera

YogurtProbablemente el artefacto más bizarro que entró en las cocinas españolas –y que aún duerme en no pocos armarios- fue la yogurtera, apenas una caja calentadora que prometía “deliciosos yogures caseros”. La yogurtera surge en un momento histórico muy peculiar: los hogares se están mecanizando a gran velocidad pero se mantiene la inercia de cocinar todo en casa. Pero, al igual que las máquinas de pan ahora en boga, las cuentas no salen: el yogur casero (o el pan casero) salen mucho más caros que sus equivalentes industriales, por una cuestión de economías de escala. Y encima saben peor.

Período glorioso: 1982-1984.

Su trono lo ocupó: Los yogures Yoplait, el robot de cocina. 

8. La TV de 625 líneas

1961zenithadDos de cada tres televisores en los hogares españoles llevan un tubo de imagen, aunque la práctica totalidad de las ventas caen en el terreno de las pantallas LCD, de modo que esta proporción se invertirá en poco tiempo, aunque no antes del apagón analógico de 2010. Del tubo de rayos catódicos quedará el encendido parsimonioso, que se iba alargando a medida que envejecía la tele; el brillo verdoso de los rostros; el agudo pitido del apagado y ese puntito de luz que quedaba en mitad de la pantalla.

Período glorioso: 1957-1997.

Su trono lo ocupó: La pantalla de plasma, el iPod vídeo.

 
9. Máquinas de marcianitos

Marcianos Los billares y futbolines fueron desplazados en los 80 por la pujanza de las maquinitas de marcianos y éstas se fueron extinguiendo para dejar sitio a...billares y futbolines.  Y nos referimos al arcade en su versión básica: una pantalla, dos mandos, dos botones y una ranura para meter las monedas. Hace 25 años todo pub que se preciara tenía su máquina de Tetris y toda ciudad de más de 3.000 habitantes un salón de arcade en el que liarte a guantazos en Street Fighter. El chavalerío actual prefiere la introspección de

la PSP

y a los arcades sólo van los bailones del Dancing Machine. Menos mal que en los antros más selectos sigue habiendo un Trivial Pursuit.

Imagen: Marcianitos

Período glorioso: 1957-1997.

Su trono lo ocupó: La Game Boy, el PC, la PlayStation.

10. Contestador automático

Answering_machine_0 Antes de que la cultura de la satisfacción inmediata llegara para quedarse existían un concepto conocido como “la espera”. Había que esperar a que se revelaran las fotos, a que llegara la postal de tu primo el de Murcia o a llegar a casa para enterarte de quién te había llamado. Para esto último existían dos métodos: 1. Tu madre y 2. El contestador automático. Este último grababa en una cinta magnética los mensajes de tus allegados en tu ausencia, generalmente para invitarte a un sarao al que ya no había manera humana de llegar. El contestador de cinta con altavoz –no el de Telefónica- dio mucho juego en el cine.

Período glorioso: 1979-1990.

Su trono lo ocupó: El contestador de Telefónica, el buzón de voz del móvil.

Otros cinco gadgets que no volverás a ver, salvo en el Museo de la Tecnología Obsoleta.

 

Comentarios

Yo sigo usando mi contestador de minicasete. Es muy cómodo dejar saltar el contestador y si conviene descuelgas, y si no pues dices que "se borró la cinta por accidente".

La iogurtera no només s'ha de valorar des d'un punt de vista econòmic. Permet fer iougurts de més qualitat. Aquest RIP és prematur.

Corregido, señor Alce. Saludos a su señora madre y al señor Pingüino.

Lo más vendido y de largo son las pantallas LCD, no los paneles de plasma. Es normal que mi madre no los distinga pero el editor de un blog de TECNOLOGÍA por lo menos debería disimular.

Fueron buenos en su tiempo pero como todo tiene su final

Morten
www.Smilingflyer.com

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e5521de3cb8833

Listed below are links to weblogs that reference Top Ten: Gadgets que no volverás a ver (II):

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal