Ladrones de fuego

Europa Galante (Fabio Biondi)

Por: | 23 de julio de 2012

FABIO BIONDI   (1961)

Biondi 2

     El violinista y director del grupo Europa Galante, Fabio Biondi (Palermo, 1961), fue un niño prodigio –debutó a los 12 años tocando un concierto de Vivaldi–, y es en la actualidad un especialista en música barroca. Le entrevisté la víspera de un concierto en la Sociedad Filarmónica de Bilbao, con obras de Domenico Scarlatti en conmemoración del 250º de la muerte del compositor italiano.
     ¿Domenico Scarlatti revela cuánta magia puede extraerse de unos pocos acordes simples y básicos?
     Posee las enseñanzas de su padre Alessandro, que era un compositor muy profundo, más profundo que en general toda la escuela italiana. Mas aclaro que no tiene la simplicidad en el sentido negativo que existe en muchos italianos de su época. 

     ¿Puede colegirse que el hijo era, en esencia, un miniaturista?
     Más respecto a la música para clave que en la música vocal. En ésta tenía un tipo de lenguaje que es muy distinto a lo que conocemos de Scarlatti para música de clave.
     ¿Él es el primero de los compositores barrocos en convertir las oberturas en obras de gran importancia artística, fuera de lo puramente funcional?
     El primero en este sentido es su padre Alessandro. El hijo por evocación del padre sigue ese proceso.
     ¿Hay algo más que una pura coincidencia que Bach, Haendel y Scarlatti nacieran en el mismo año, 1685?
     Es curioso y simpático, porque son compositores que han tenido gran amistad entre ellos. Cada uno conocía la música de los otros. Se querían mucho. Es una coincidencia, pero una coincidencia maravillosa. 
     ¿Cómo recibe una sociedad materialista, acelerada y descreída, una música, como la barroca, plena de equilibrio, delicadeza y espiritual elegancia, tal la de Scarlatti?
     La música barroca posee una sensibilidad en el fondo de su estructura que le permite adquirir un sentido del equilibrio, que la sociedad de hoy nos quita cotidianamente. Me parece que es una reivindicación potente para conseguir un equilibrio que la sociedad actual nos roba.
     ¿El que oye buena música siente que su soledad se puebla de repente?
     En la música el concepto de soledad es muy importante para tomar inspiraciones.
     ¿La música afecta a lo más íntimo de nosotros?
     Sin duda. Todo lo que tenemos en el alma y en nuestra sensibilidad, sale natural por incitación del hecho musical.
     ¿Las voces que introduce Scarlatti en sus obras las acomoda a los sonidos de las cuerdas y los metales o, tal vez, es al revés?
     Es bastante convencional la actitud que tiene hacia la voz. Escribe como lo hacían todos los compositores. No tiene relación alguna entre su sensibilidad de clavecinista y la voz. No cae en el error, como hacía Vivaldi, de escribir para la voz como si fuera para el clave. Vivaldi escribía para la voz como si ésta fuera un violín.
     ¿Monteverdi es el primer compositor que eleva la voz humana a categoría de excelencia?
     Con la pregunta se descubre que nosotros tenemos en nuestra sensibilidad moderna la necesidad de elegir uno que empieza, es decir, que sea el primero. Debo contestar que en el caso de Monteverdi no es el primero, pero sí es uno de los mejores.

    * Poco son para Angela Merkel, presuntamente, Alessandro y Domenico Scarlatti, ni siquiera los Monteverdi, Palestrina, Pergolesi, Jommelli, Corelli, Vivaldi, Cimarosa y tantos otros juntos, ensimismada como está, al parecer, con la obnubilante monumentalidad de Richard Wagner.

    *Foto: Santos Cirilo

            [siguiente personaje: un coloso de hormigón armado: INTEMPO]

Hay 5 Comentarios

Agobiante

Creo que si Monteverdi levantara la cabeza se quedaría atónito de la evolución de la música y del mundo. ¿Y Campra, qué diría de L´Europe Galante?.
¿Alguien piensa de verdad que ser el primero tiene un valor en sí mismo?, ¿para qué? Todo corre sin parar hacia el final. Yo me paro, no estoy capacitado para juzgar al vencedor, soy perdedor, no me preocupa.
¿Qué hace ahora Monteverdi?. Emocionado escucha a Bach (puede que con los ojos cerrados), mientras, Campra piensa en esta Europa agoviante, triste, decadente…

Gracias, José Luis, una vez más, ahora por este homenaje al equilibrio y la sensibilidad de la música barroca. La música, como la poesía, afectan a lo más íntimo de nosotros, y pienso que la gente que les da la espalda lo hace porque quizá prefiera no saber lo que tiene dentro. A Woody Allen escuchando a Wagner le entraban ganas de invadir Polonia, a Merkel de aplastar a Europa entera. Valga la frivolidad, este domingo pasado fue el gran premio de F1 de Alemania, y ganó un coche Italiano (Ferrari), diseñado por un ingeniero griego y conducido por un español (Fernando Alonso). Que viva el barroco.

Es curioso que una experiencia tan íntima y personal como la de disfrutar de la música clásica, sea barroca o de la época que sea, se realice gracias al esfuerzo colectivo de una orquesta. Quizás en este momento de la historia en que el ser humano está más aislado que nunca porque siempre está disponible para los demás a través de Internet y el móvil, el goce solitario se haya convertido en un lujo poco conocido. Merino nos descubre a través de su charla con Biondi que el arte, hoy amputado por los recortes a la cultura, aporta equilibrio y armonía a nuestras vidas, algo que quizás necesitamos ahora más que nunca.

http://nelygarcia.wordpress.com. En la simplicidad reside la grandeza. La vida está llena de coincidencias. El equilibrio es la esencia de la felicidad y en el silencio se fraguan todas las expresiones: cuando estas tocan nuestra sensibilidad, todo es posible.
La existencia de personas ajenas al arte, son el contrario de las que lo aman y se complementan entre sí.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Jose Luis Merino

Jose Luis Merino nació en Bilbao. Vive en esa ciudad. Es autor de 14 libros de arte y literatura. Trabaja en la actualidad en cuatro más, asimismo de arte y literatura. Ha tenido muchas edades. Ahora tiene la edad que representan sus palabras.

Sobre el blog

Como lo haría un fotógrafo de palabras, en este blog aparecerán retratos o semblanzas de gentes de la cultura. La mayoría de ellos son ladrones de fuego, en el sentido rimbaudiano del término. También se hablará de arte y poesía (el único ángel vivo sobre la tierra), en tanto se descubre cuánto hay de auténtico y de falso en esos dos universos.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal