Pilar Bonet

El nuevo espacio de Memorial

Por: | 03 de octubre de 2011

Actualizado 4 octubre a las 16,55 horas.

DSC01178 Yelena Zhemkova con una colección de fichas de condenados a muerte en el Gulag


Buena noticia. La asociación Memorial ha inaugurado oficialmente su nuevo local, un estupendo espacio de 1000 metros cuadrados en el centro de Moscú, donde por fin han encontrado un lugar digno sus archivos sobre la represión estalinista en la URSS. Memorial, una entidad fundada durante la “perestroika”, se ha consagrado a conservar la memoria histórica y también, a velar por los derechos humanos y a debatir y plantear temas históricos, filosóficos y morales claves para la deslavazada sociedad rusa. Ahora, estas actividades podrán transcurrir en un interior diseñado por el arquitecto Piotr Pasternak (nieto del escritor Borís Pasternak), que ha reproducido el tema “vagón de mercancías” por medio de elementos de hierro de color granate. Esta estilización ,a modo de “leit-motiv”, evoca los trenes que durante semanas y hasta meses llevaban a los deportados a los campos de concentración de Siberia o Asia Central como si fueran sacos de cereales o ganado.

Rotation of DSC01183DSC01190 
 Vitrinas con objetos procedentes de los campos estalinianos, tabaco, vajilla y dibujo infantil.

El nuevo local de Memorial, con grandes ventanales a la calle, algo poco frecuente en Moscú, ha costado 84 millones de rublos (poco más de dos millones de euros), lo que es una ganga en el mercado inmobiliario de la capital rusa, refractario a las crisis que afectan a otras ciudades. Los responsables de Memorial subrayan que han sido 84 millones “honrados”, entregados al único propietario que, en cinco años de búsqueda, se ha avenido a vender legalmente por el importe íntegro de la transación sin transferencia colateral a Chipre o maleta cargada de dólares bajo la mesa. Yelena Zhemkova, que fue la encargada de la compra, afirma que esta ha sido posible gracias a los mecenas y donantes, sobre todo extranjeros, entre ellos la fundación Ford, la Open Society la fundación Böhl, o la fundación Dinastía, esta última, rusa.

En los nuevos locales, a disposición de los estudiosos, hay miles de cartas y memorias personales no publicadas de los represaliados en época soviética, fotos, dibujos del Gulag, ficheros de condenados y otros documentos. Para que este material de investigación no caiga en el olvido, Memorial ha comenzado a colaborar con el grupo de teatro “Teatr.doc”, una entidad fundada por los dramaturgos Yelena Gremina, Mijaíl Ugárov y Olga Mijáilova en 2002. El sábado, varios actores prestaron su voz a cartas que nunca llegaron a su destino, guardadas por Memorial, una escrita por Sofía, la esposa del revolucionario Vladímir Antónov-Ovséyenko, que fue cónsul en Barcelona en 1936-1937 y víctima de la Gran Purga de 1939. Arrestada en 1937, poco antes de ser fusilada como trotskista, Sofía se atormenta contando a su esposo que no puede entender por qué se encuentra en prisión. Seguramente, dice, habrá hecho algo malo que no recuerda, puesto que “Stalin es bueno” y no le pasa por la cabeza que pueda equivocarse. Otras cartas eran de Vitali Tzáizev, un chico de provincias de 19 años al que enviaron a hacer la mili a Chechenia en 1995 y cuya última misiva a sus padres llegó después de su ataúd padezcan, estoy como en un balneario…. Y les sorprenderé volviendo a casa sin avisarles”, leyó, grave y lacónico, el actor de “Teatr.doc” en medio de un respetuoso silencio.

Hay 0 Comentarios

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

, corresponsal en Rusia y países postsoviéticos desde 2001 y testigo de la "perestroika" durante su primera estancia como corresponsal en Moscú (1984-1997). Fue corresponsal en Alemania (1997-2001). Trabajó para la agencia Efe en Viena (1980-82).

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal