Patricio Fernández

Las Falklands (o Las Malvinas)

Por: | 15 de diciembre de 2011

L1070018

Las Falklands, o Malvinas, no son un lugar fácilmente imaginable. Su realidad permanece oculta bajo el cascarón de la guerra y de la geopolítica. El modo en que se le llame a estas islas, parece constituir una toma de partido. Es un territorio en disputa, a miles de kilómetros de distancia. Yo hablaré de las Falklands, no porque crea que los ingleses tienen más derecho sobre este territorio que los argentinos, sino porque así le llaman sus residentes. De hecho, para la casi totalidad de quienes viven en Port Stanley, su capital – 2500 de un total de 3000 habitantes, sin contar el contingente de la base militar, que bordea la misma cifra-, los argentinos son enemigos. Un día, inesperadamente, les cayeron encima. Hay familias de varias generaciones que se sienten tan de ahí, como cualquiera en su patria. Se quejan de bloqueos aéreos y comerciales que les encarecen la existencia. En todo caso, el nivel de vida es bastante bueno. En los pubs, idénticos a cualquier otro de Inglaterra -cuatro o cinco en ese pueblo pequeño-, se encuentran todos con todos. Ahí adentro, nada recuerda América Latina. Nadie habla el español. A las 11 de la noche tocan la campana, advirtiendo que llegó la hora de la última pint of beer. Toman mucha cerveza, baratísima, por lo demás. Eso -junto con el bacon matutino, una dieta en base a cordero, el precio exorbitante de las frutas y verduras, y el frío que llama a las grasas-, ha de ser el motivo de la gordura femenina. Las mujeres son mayoritariamente gordas. Lo hombres, no tanto. Salvo en las esposas de ciertas autoridades locales que parecen concentrar bastante poder por esos lados y que constituyen una seudo aristocracia isleña, cunde el aspecto descuidado. La competencia por quién es más bella no ha entrado allá. De pronto, entre los lugareños, se distingue, por el corte de pelo y el estado físico, a un militar proveniente de la base de Mount Pleasant.

L1070427

Extraña la poca presencia de alimentos marinos. No existe allá una caleta de pescadores. Parte del pescado que llega se consigue con los barcos factoría españoles. De ahí salen atunes, congrios, peces Luna y otras especies ajenas al interés de la industria, que los de paladar refinado saben obtener. El toothfish, no obstante, está en la mayoría de los menús. Es un tipo de bacalao. A simple vista se ven los mejillones en los bordes pedregosos y cuentan que hay erizos por miles y bancos de ostras, pero a los kelpers (población nativa) parecen no interesarles. Su nombre proviene del kelp, un alga de la que está lleno el archipiélago, tanto, que atisbado el mar desde lo alto semeja un cielo con nubes. En Chile, le llamamos cochayuyo.

L1070066

El lugar está lleno de personajes, tiene playas caribeñas en las que sopla un viento glacial, recorridas por pingüinos -algunos con estampa humana, otros contrahechos y retorcidos que viven en cuevas de tierra al medio de potreros con el suelo blando, del que se asoman, de pronto, para curiosear-, elefantes marinos que pesan hasta 3,5 toneladas y reposan buena parte del día echados al sol (si es que aparece), ya sea a orillas de la playa o entre matorrales, espolvoreándose arena con las aletas. Sus cuerpos flojos, a medida que envejecen, aumentan el volumen pero no la musculatura, de modo que acaban mórbidos, como una inmensa gelatina de cuero. Los Sea Lions, que dan el nombre a una isla ubicada a 40 minutos en avioneta desde Stanley, son igualmente grandes, aunque mejor configurados. Pueden pararse sobre sus cuatro aletas y caminar erguidos hasta la punta de una roca, con la prestancia de sus homónimos africanos. Tanto los leones como los elefantes sufren de graves flatulencias. La hediondez es fuerte allí donde se reúnen.

L1070211

Las pingüineras son permanentemente sobrevoladas por albatros, cormoranes y cara cara que, apenas pueden, roban huevos o crías que luego devoran a pasos de sus madres. Los pájaros más emblemáticos, sin embargo, son los Upland Goose, gansos típicos de allá, muy dados a la vida en familia y cuyos hígados usan los isleños para preparar paté. Las orcas, continuando la cadena alimenticia, llegan hasta las rompientes persiguiendo cachorros de leones y elefantes. Las ballenas asesinas aparecen muy temprano, a eso de las cuatro de la madrugada, aunque se guardan lo mejor del espectáculo para poco antes de las seis, cuando asoma el sol.

 

No hay árboles en estas islas. El viento no lo permite. Hay pastos, musgos y arbustos. Hay unos riachuelos angostos y perfectamente encajonados que serpentean ocasionalmente entre las praderas, y canales y lagos secos repletos de piedras, como si el agua se hubiera congelado en roca, y luego estallado en millones de esquirlas. Las explicaciones para este fenómeno varían, pero todas se remiten a millones de años atrás.

L1070038

L1070543

En las colinas de Darwin está el cementerio argentino con sus 230 cruces blancas. La grueso de las bajas en el conflicto armado de 1982, no se produjo en tierra. El hundimiento del Belgrano aportó la mayor parte de los más de 600 muertos que les dejó la Guerra de las Malvinas. Cerca del cementerio está Goose Green, uno de los cinco campos de batalla en que se enfrentaron ingleses y trasandinos. Son pastizales duros en los que sopla un viento helado y persistente. Si ahora, en verano, el frío era insoportable, la noche del 28 al 29 de mayo de 1982, en pleno invierno, bajo un sudario de nieve, debe haber sido inimaginable. Aún pueden verse pequeñas trincheras de un metro por un metro, ya muy cubiertas de tierra y hierba, de las que nadie ha osado sacar las frazadas con las que esa noche se cubrió un conscripto de 20 años de edad, si no menor. Su presencia ahí devuelve al instante en que la abandonó. Todo indica que la estrategia de los argentinos le resultó entre amateur y absurda a los legendarios ejércitos del Reino Unido. Al menos a mí, que tengo un buen número de amigos porteños con los que siento tanta o más cercanía que con muchos connacionales, se me secó la garganta imaginando el desamparo y terror que deben haber sentido esos muchachos regalados a la muerte. Me los figuré temblando en esos páramos, sin saber a quién llamar, con quien compartir el miedo, preguntándose qué diablos hacían ahí, mientras por el lugar menos pensado podía aparecer un gurca que les clavara una bayoneta en el cogote. Fowill resucita esas angustias y desconciertos en su novela Los Pichiciegos. Las trincheras individuales no estaban tan cerca las unas de las otras. Sólo a los gritos se hubieran podido comunicar, y ahí gritar es delatarse. Tras la rendición, 1500 de ellos fueron recluidos como prisioneros en unas barracas mal olientes que hasta hoy se utilizan para trasquilar ovejas. Los chilenos no tenemos ni recuerdos de haber participado en una guerra. La última fue la Guerra Civil de 1891. No, al menos, con ejércitos que se enfrentan, porque de violencia y crímenes militares, claro que tenemos recuerdos.

L1070587

L1070567

Las Falklands son unas islas alucinantes. La vida cotidiana de un pueblo pequeño se pierde entre las ambiciones y cálculos de potencias internacionales. Para un importante país del norte tener territorios en el extremo sur, ha de ser altamente atractivo y no una chacota. Para los argentinos, que no tienen precisamente una historia de gran amistad con los ingleses (invadieron Buenos Aires a inicios del siglo XIX), ver estas islas que consideran propias en manos de los anglosajones, no les ha de causar ningún orgullo. Menos ahora que se está hablando mucho de petróleo en la zona. La versión oficial de los kelpers es que no se trata de gran cosa. Argumentan que el petróleo que hay está a demasiada profundidad, lo que encarece mucho su extracción. Nadie niega, sin embrago, de que existe por ahí. De hecho, hay trabajos en curso. Las soberanías pesqueras son otro punto de controversia. Al interior, mientras tanto, tienen un gobierno propio. Hay un parlamento electo de ocho miembros que, como es fácil deducir, no necesitan usar letreros en sus campañas. El tiempo le alcanza a los candidatos para hablar con cada uno de sus electores. Por lo demás, se conocen todos. El gobernador inglés tiene su pequeño mundo aparte. Es una autoridad pasajera que para las fiestas sale con un atuendo militar que lleva plumas en el gorro. Su rol, me explican, no es ejecutivo. Hace un poco las veces de la reina en Inglaterra. Debe visar, eso sí, las decisiones del gobierno local, aunque se supone que no las discute. En Las Falklands circula un dinero propio, la Libra de las Falklands, impreso especialmente para ellos. En sus monedas, sin embargo, figura la reina Isabel II y tiene paridad con la de Gran Bretaña.

L1070580

Las Falklands o Malvinas, están ubicadas a más de 700 km al noroeste del Cabo de Hornos. Son una reserva de vida marina extraordinaria. El archipiélago posee 776 islas desperdigadas. En una de ellas, una mujer que perdió el juicio, vivió encerrada por su marido durante siete años sin poder salir, y soportando los golpes que él diariamente le propinaba. Hoy deambula por algunos restaurantes de Stanley, apaciblemente, y le gusta hacer reír. Cuadras más allá vive su ex marido. Nadie roba. En la cárcel hay cinco presos, la mayoría por abusos sexuales bajo efectos del alcohol. Se trata de una comunidad amable, tranquila, british. Los jóvenes son pocos. Muchos de los que se van a estudiar fuera, no vuelven. Muchos de los que llegan a pasar una temporada, se quedan. Son islas del fin del mundo.

L1070059

Hay 187 Comentarios

Las Falklands son británicas, lo de poner malvinas entre paréntesis sobrava. Buenas tardes.

Siendo chileno y viviendo en el Reino Unido me parece genial que las Falklands sean Britanicas. Mejor les va con los britanicos que con los corruptos Argentinos: un pueblo que es el unico del mundo que ha pasado del primero al tercer mundo.
Viva el Reino Unido y alli donde yace la Union Jack!

Ya ganamos

Memoria selectiva de este "bloguero"(sic0 chileno:
No dice unba palabra de la ayuda del regimen chileno de {inochet y Pinochet a Margare Tatcher en la Gierra de las Malvinas...y por ende de los jugos dolares que aparecieron en las cuentas de Pinochet en Mmiami.

OBVIO QUE NADIE HABLA ESPAÑOL Y QUE CONSIDERAN ARGENTINA ENEMIGO XQ SE EXPULSO A TODOS LOS ARG Y LOS Q VIVEN AHI SON INGLES.. DIOS!

También Cameron y su gobierno recurrren al tema de Malvinas para distraer a su población de sus problemas internos, es como el circo romano, vieja práctica que también se usa en Argentina pero los Ingleses llegan a la perfección. La locura de un borracho como Galtieri que tomó malvinas salvó a la Tatcher de una derrota electoral segura, fue un imbécil, pero eso no aporta nada al tema de fondo que es la usurpación y la actitud colonialista de Inglaterra en tiempos donde la comunicación es mas fácil y la mentira más corta. Los ingleses solo defienden ese lugar porque allí hay petróleo como en el golfo pérsico, y también buena pesca

He leido a varios opinantes que dicen que los británicos ocuparon unas islas no habitadas lo que es totalmente falso. Desembarcaron en 1833 y desalojaron a los pobladores argentinos llevándolos a continente, el Gobernador Argentino se llamaba Vernet. Pero vamos a los defensores del colonialismo británico y de su ocupación en Malvinas: Como explican sus incursiones y crímenes en la India? como explican la esclavitud y el traslado de negros a América?, como explican el exterminio de los nativos en América?, Como explican las guerras de agresión a los paises arabes? No era el Sha de Persia el mayor criminal de Irán a quienes Londres y EEUU protegieron y después consideraron enemigo al nuevo régimen? Si eran amigos de Sadam Hussein y lo mandaron a la guerra con Irán porque después descubrieron que este hombre era malo?. Un mamifestante norteamerícano en en una protesta antiguerra reflexionaba en su pancarta: ¿ porque nuestro petróleo está debajo de las arena de ellos ? Ya ven, eres malo si tienes un recurso natural que no les entregas y sos muy bueno si le regalás todo. Buss padre lo mimaba al innombrable Menen porque consintió todo lo que le pidió y después nos soltaron la cuerda y así nos fué en el 2002. Quienes salen a agredir y hacer guerras por todos lados lo hacen para traer las cosas de los demás. Hay que visitar el museo de Londres para encontrar todo lo que se robaron en todos lados. Los palacios Europeos y la vida dispendiosa de su clase dominate fue con la sangre de sus soldados que mandaron a matar y a morir. Dejemos de ser ingenuos.

Hermanos de América Latina, por fin en nuestra historia podemos decir que estamos mas unidos para tomar decisiones sobre nuestros destinos, con gobiernos democráticos y sin dictaduras, debemos priorizar nuestros intereses, y no los de intereses económicos colonialistas externos que buscan dividirnos y llevarse afuera los enormes recursos de que disponemos. Desde 1833, las Malvinas son un enclave colonialista y militar victoriano clavado en nuestra América, que fue ocupado a fuerza de cañones como lo acostumbran los ingleses en toda su historia, y desde donde buscan llevarse lo que nos pertenece. Sigamos unidos luchando por lo nuestro.

Jejeje, me da risa, como la bola de prejuicios, de gente que se hace la educada, resalta en unos blogs.

1) Patricio Fernandez, para hacer un símil, es como el Lanata Argentino (obviamente Lanata 100 veces mejor).
Esto es:
Siempre una mentalidad rebelde, "me importa una joraca lo que piensen los demás", a veces es entendido de izquierdas y otras de derecha...esto es culpa de quienes lo leen no del periodista.

Como a Lanata, los que ayer lo apoyaron por su defensa a los derechos humanos, hoy lo critican por su irrespetuosa crítica al gobierno Argentino.

2) El The Clinic (Fernandez uno de sus fundadores), en Chile y en todo el mundo ES DE IZQUIERDA (hasta la TV Pública Argentina, hoy claramente pro-K, pasa referenciando al semanario). Solo un Argentino con resentimiento y sin darse el lujo de "googlear" antes terminará confundiendo por culpa de sus prejuicios el pasquín The Clinic como panfleto Pinochetista (no confunir el hecho histórico de la fundación de The Clinic, que tiene relación a Pin8, con que The Clinic sea Pinochetista, esto es mas claro que el agua, salvo, como digo para la gente prejuiciosa).

3) Como Fernandez tiene una actitud "yo opino lo que se me dé la gana y me importa un carajo lo que opinen", fue y dió su opinión de un viaje a las Malvinas, seguramente se vio sensibilizado por la población Británica y por eso los trató como se tratan ellos mismos.

También esta actitud hace entender por que ha respondido tan poco a los lectores de este blog...como si Fernandez no tuviese nada mas que hacer!!!! Que se han creído!!

Ante esto, los lectores pueden optar por, hacer "zapping" y no leerlo mas o comentar libremente lo que se les dé la gana pero sin esperar respuesta.

4) Seamos claros, los Argentinos, casi por genes, miran con resquemor a quienes mencionan la palabra "Falklands", sean del contexto que sean, sin concordar con ninguna idea que se asocie a la pabra. Y peor si son Chilenos, no ven que en el prejuicio Argentino, ellos piensan que la mayoría del pueblo Chileno (que por esa época era reprimido y mantenido en silencio por la dictadura de Pinochet) estaba a favor de ayudar a los Ingleses, ya que habían "votado democraticamente" a Pinochet.....tal como los Argentinos habían electo a Galtieri para que los condujera hidalgamente a vencer a los Ingleses (ironía).

5) Mi opinión del artículo?, malo muy corto, debería haber descrito más la situación de la isla. En particular me interesa saber como viven los isleños. Siempre he sentido debilidad por las sociedades confinadas a espacios reducidos, sean estos cárceles, islotes, altas y empinadas montañas, submarinos, etc....

6) Necesito que alguien me dé un par de reglas, o pasos lógicos para decidir cuando una sociedad ganan su soberanía (para mi, históricamente, lo mas común es la ley del mas fuerte). Que pasaría con nosotros los latinos si de la noche a la mañana nuestros pueblos indígenas tuviesen el poder para emanciparse y nos pegaran un patada en el culo tal cual como quieren hacer los Argentinos con los Ingleses?. Nos iríamos sin chistar?, recordemos que muchos somos mestizos, o hijos de Españoles, y en Argentina es peor, hubo menos mezcla por la gran inmigración, posterior a las independencias. O sea, somo el enemigo natural de nuestros pueblos originarios. Nosotros somos los usurpadores, que importa cuanto tiempo ha pasado no?, seguiremos siendo (bajo la perspectiva de los Argentinos que comentan acá) usurpadores por los siglos de los siglos, amén. No?. Por favor explíquenme que define la soberanía?, son las sociedad que habitan un territorio?, es el territorio por sí solo?

7) Como yo opino que históricamente son los conflictos bélicos los que definen la soberanía (ej, Conflictos Chile-Peru-Bolivia, Palestino-Israelí, Guerras mundiales, y si...la guerra de la Triple Alianza también, no se olviden algunos con memoria selectiva....) concluyo al igual que el Brasilero que escribió antes, que la única forma de que la Argentina recupere la soberanía, es que pase como China, que una vez que creció tanto y tan poderosamente, los ingleses se fueron sin chistar...suerte hermanos Argentinos...a armarse de paciencia....

Tan solo indicarle al autor del reportaje que las Falklands se sitúan en el océano Atlántico, al este nordeste del Cabo de Hornos y de ninguna manera al "noroeste" como se indica erróneamente en el texto.

Finalmente el Sr. Fernández no tuvo la valentía de dar su opinión con respecto a todo lo que aquí se dijo y resolvió escabullirse publicando un nuevo artículo impregnado de todo su rencor hacia la sociedad chilena.

Finalmente el Sr. Fernández no tuvo la valentía de dar su opinión con respecto a todo lo que aquí se dijo y resolvió escabullirse publicando un nuevo artículo impregnado de todo su rencor hacia la sociedad chilena.

¿Así que Fernández no es chileno? Con razón se lleva tan bien con Pedro Hernando. Ya me parecía a mi.

Patricio, saludos. Chile y Uruguay llaman a las islas por su verdadero nombre MALVINAS y no utilizan el nombre impuesto por los ingleses , no se prestan a su sucio juego diplomático e ilegal. No reconocen esa bandera de unas islas F ya que para Mercosur y Unasur sencillamente no existe tal cosa, tal engendro vergonzoso que es una afrenta para todo el sur de nuestra América. No es solo un asunto de Derecho Internacional y respeto por la plena Soberania de un país amigo y vecino (hermanados por la historia desde nuestra común Independencia y haber mezclado nuestra sangre en los campos de batalla) sino que fundamentalmente es una actitud digna, solidaria y de hermanos. No se les puede decir o nombrar islas F ya que si lo hace (ahora si esta muy claro) estaría tomando usted y su Blog una posición anti Sudamericana y pro Británica. Su nacionalidad? Nunca nos hemos ocupado de eso,es un hecho irrelevante, lo relevante aquí es como usted presenta su Blog: “Chile es una estación terminal. Acá nadie hace escala para dirigirse a otro lado. Es de ese país lejano y de cómo se ven las cosas desde allí que habla este blog”. Entonces hermano, sea usted consecuente con su Blog y llame a las Islas Malvinas a “como se ven las cosas desde allí”…desde el Sr. Presidente Piñera hasta las ciudadanas y ciudadanos de nuestro también, querido Chile. Con amistad, sc

¿por qué dicen que el Sr. Fernández es chileno, por lo que yo tengo entendido él es de nacionalidad española y está radicado hace algunos años en Chile. Al Sr. Pedro Hernando le constesto en relación a una opinión de él en este blog en el sentido que los chilenos no sentimos el miedo en la trinchera de que una bomba les arrebatara la vida, tienen razón en la Guerra de Las Malvinas no lo sentimos, pero sí lo sintieron nuestros soldados chilenos cuando estaban en sus trincheras en el Sur de nuestro país cuando estuvimos a punto de la guerra con ustedes por el conflicto del Canal Beagle, sí sintieron ese pavor y sí sintieron miedo que una bomba del país hermano les arrebatara la vida.

PATRICIO,tome nota: que tanto Chile como Uruguay llaman a las islas por su verdadero nombre MALVINAS y no utilizan el nombre impuesto por los ingleses,no se prestan a su sucio juego diplomatico.No reconocen esa bandera de unas islas F ya que para Mercosur y Unasur sencillamente no existe tal cosa.Saludos,sc

INGLESES MENTIROSOS: Hague informó el pasado martes en su Parlamento que, tras un diálogo “productivo y honesto” con los Gobiernos de Uruguay, Chile y Brasil, había conseguido que estos admitieran los barcos malvinenses que llevaran la bandera de otro país. Más tarde, el Ministerio de Exteriores de Argentina le respondió con un comunicado: “Ante información periodística errónea que atribuía a Hague haber logrado un cambio de posición regional respecto al impedimento de ingreso a los puertos de Brasil, Chile y Uruguay de embarcaciones con la bandera ilegal de Malvinas, el canciller [de Argentina] Héctor Timerman se comunicó personalmente con los cancilleres Antonio Patriota [de Brasil], Alfredo Moreno [de Chile] y Luis Almagro [de Uruguay], quienes confirmaron que sus respectivos Gobiernos no habían modificado su posición”. El Gobierno de Piñera no comentó nada sobre el supuesto acuerdo para recibir buques malvinenses con otra bandera, pero respondió a Hague: “Chile continuará aplicando, conforme al derecho internacional y a la legislación chilena, las medidas destinadas a impedir que embarcaciones que naveguen con la bandera de Malvinas ingresen a los puertos nacionales”, dijo el Gobierno chileno. El Ministerio de Exteriores de Uruguay ratificó también su posición. Recordó que Almagro había mantenido contactos telefónicos en diciembre con Hague en los que dejó claro que “permite recalar en sus puertos a naves con cualquier bandera de jurisdicción reconocida cuyo destino puede ser Malvinas”, pero no “naves militares inglesas con destino” a las islas. En relación al supuesto pacto para admitir naves malvinenses con otra bandera, el ministerio uruguayo señaló que en esas conversaciones “jamás existió la sugerencia de cambiar la bandera inhabilitada para operar en el puerto de Montevideo por una tercera; dicha decisión no es en absoluto competencia de Uruguay”.PATRICIO,tome nota: que tanto Chile como Uruguay llaman a las islas por su verdadero nombre MALVINAS y no utilizan el nombre impuesto por los ingleses,no se prestan a su sucio juego diplomatico.No reconocen esa bandera de unas islas F ya que para Mercosur y Unasur sencillamente no existe tal cosa.Saludos,sc

Isabel, gracias por hacernos notar que no todos los chilenos son como Fernández. Si las Malvinas fueses recuperadas por Argentina, ustedes no necesitarían autorización para visitarlas porque se supone que entre hermanos la casa materna es de todos. Bien por Piñera. Saludos.

Gracias Isabel ! Por su espiritu,su buena voluntad y su mensaje fratreno y solidario.Con amistad,sc

Chile ratifica su apoyo a Argentina al no permitir el ingreso de barcos con bandera de las Islas "Falklands" a sus puertos (10.ENE.2012), también se descubrieron barcos ingleses tratando de ingresar en algunos puertos de los países que apoyan a Argentina con banderas piratas. Ven que estaban equivocados aquellos que nos trataban de traidores, nuestro Presidente prefiere apoyar a su país hermano, porque seguramente debe considerar que estas Islas siempre debieron ser argentinas, así que, si todos estamos unidos, chao ingleses y dónde será la celebración si Argentina logra recuperar las Islas? ¿estaremos todos invitados a conocerlas?. Nuestro Presidente es bien amigo de la Presidenta de ustedes Dña. Cristina Fernández (¿será pariente del autor de este blog?) y cuando supo que estaba enferma fue uno de los primeros que la llamó para saber de su salud, como lo hacen los buenos hermanos.

Chile ratifica su apoyo a Argentina al no permitir el ingreso de barcos con bandera de las Islas "Falklands" a sus puertos (10.ENE.2012), también se descubrieron barcos ingleses tratando de ingresar en algunos puertos de los países que apoyan a Argentina con banderas piratas. Ven que estaban equivocados aquellos que nos trataban de traidores, nuestro Presidente prefiere apoyar a su país hermano, porque seguramente debe considerar que estas Islas siempre debieron ser argentinas, así que, si todos estamos unidos, chao ingleses y dónde será la celebración si Argentina logra recuperar las Islas? ¿estaremos todos invitados a conocerlas?. Nuestro Presidente es bien amigo de la Presidenta de ustedes Dña. Cristina Fernández (¿será pariente del autor de este blog?) y cuando supo que estaba enferma fue uno de los primeros que la llamó para saber de su salud, como lo hacen los buenos hermanos.

Nunca he estado en estas islas pero me gustaría conocerlas. Amo toda la Patagonia en general, pero para mí, la Chilena, es la más hermosa del mundo y que feliz sería si pudiera vivir allí, tenemos miles de islas, miles de fiordos y canales y una vegetación exuberante, también la parte chilena de la Isla Tierra del Fuego es un lugar mágico, con paisajes de atardeceres como lo dice su nombre, “de fuego” y de todo tipo (pampas, codillera Darwin, glaciares, bosques (parque Karukinka), mucho viento, vientos que te llenan de fuerza y energía, lagos reconocidos como dentro de los mejores del mundo para la pesca con mosca, parajes de todo tipo que sanan el alma, (un dato para todos los que aquí hemos compartido este blog y que quisieran conocer la hermosa parte chilena de la Isla Tierra del Fuego (www.lodgedeseado.cl, entren a este sitio y verán lo hermoso que es). También he estado de visita en la Patagonia Argentina en El Calafate y en el imponente y majestuoso Glaciar Perito Moreno (que grande y que impresionante es, un gigantesco bloque de hielo, un verdadero océano de hielo (y pensar que antes era de nosotros), yo dije que seguirían saliendo esencias de esa cajita de pandora. Pero bueno, volviendo a las Islas en cuestión, por lo que he visto en diferentes reportajes, parecen como unas islas idílicas en el confín del mundo, como uno de esos lugares en los que se inspiraba Julio Verne para escribir sus entretenidas y famosas novelas (de hecho la lejana Isla de los Estados (donde existe un cementerio de barcos naufragados que trataron de acercarse sin éxito a sus terribles y complicadas costas), fue uno de los lugares que usó para recrear una de sus famosas novelas). Sus lindas casitas, sencillas y ordenadas y sus callecitas muy limpias y todo funcionando a la perfección, donde cada uno durante el día cumple con su trabajo sin alteraciones de ningún tipo, donde al término del día sus habitantes se juntan a compartir en algún café o pub y donde la alegría y el calor de la amistad en ese helado y frío confín del mundo se hace necesario, donde todos se conocen y comparten sus historias, donde el paisaje te abruma, donde tu alma y espíritu tienen un cambio, donde tu mente y cuerpo tienen un descanso, un lugar que al conocerlo pienso que sería imposible de olvidar, un lugar donde siempre querrás volver, son las islas donde uno quisiera pasar el resto de su vida lejos de las grandes urbes, “lejos de todo”, en paz y tranquilidad, son como sacadas de un cuento, un cuento con un pasado donde la realidad supera a lo novelesco y que aún no tiene un final.

A lo mejor es: ¡ganso! Lo siento pero me dejó el chiste fácil.

Camina como pato, grazna como pato, nada como pato...lo más probable es que sea pato.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

. Escritor y periodista. Director y fundador de la revista The Clinic y theclinic.cl. Además, se le puede escuchar todas las mañanas en radiozero.cl.

TWITTER

Patricio Fernández

Archivo

abril 2013

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal