¿Quién demonios quiere conocer escritores?

Por: | 09 de marzo de 2012

Escritorescolage%20escritores%20virado%20rojo
“Hay personas a las que sólo conozco a través de las cartas. Es cierto que siento curiosidad por verlas, pero está lejos de ser indispensable. Y conocerlos no sería inofensivo. En eso la correspondencia nos remite a la importante cuestión literaria: ¿hay que conocer a los escritores?

No existe una respuesta porque existen demasiadas. Es incuestionable que algunos autores perjudican seriamente su obra. He hablado con gente que había conocido a Montherlant y que lo lamentaba: un hombre me contó que, a consecuencia de una breve conversación con este escritor, no había sido capaz de leer nunca más esa obra que tanto admiraba debido a la repugnancia que le había provocado. En sentido opuesto, me han asegurado que la prosa de Giono era todavía más hermosa si habías tenido el placer de codearte con él. Y luego están esos autores a los que nunca se te habría ocurrido leer si no los hubieras conocido, sin olvidar a los más numerosos, aquellos cuya presencia nos resulta tan indiferente como sus libros.

Con los corresponsales reina una idéntica ausencia de ley. Pero mi tendencia natural me empujaría a no conocerles, menos por prudencia que por esa razón sublimemente expresada en un prefacio proustiano: la lectura permite descubrir al otro conservando esa profundidad que sólo se tiene cuando estás solo”.

HarendtimagesCAHPMY6HHasta aquí Amélie Nothomb y su nueva novela, Una forma de vida (Anagrama. Traducción, como es costumbre, de Sergi Pàmies). La importante cuestión literaria, dice. ¿Hay que conocer a los escritores? La verdad es que ese es uno de los privilegios del periodista. A veces una de sus condenas (en ocasiones, lo que gana tu negocio lo pierde tu ocio). Y luego está ese limbo que consiste en hablar por teléfono con ellos.

¿Quién no ha pensado alguna vez en los autores que le habría gustado conocer? A veces coinciden con los que más te gusta leer: Emily Dickinson, Albert Camus, Samuel Beckett, Hannah Arendt (en la foto), Leonardo Sciascia. A veces no. A mí, por ejemplo, no me gustaría conocer a Cervantes ni a muchos clásicos. No tengo imaginación para verme como un yanqui en la corte del rey Arturo. A Stendhal, sí. Y a Galdós. A Antonio Machado, también (alguien que escribió sus poemas y el Juan de Mairena seguro que era buena compañía). Y a Virginia Woolf. A Céline, no. A Cernuda, no sé (alguien que escribió...). A Natalia Ginzburg, sí. A Juan García Hortelano, definitivamente, sí (todo el mundo habla maravillas).

AgotaimagesCAV187YYPara ser un poco ordenados, dejamos para otro día a los autores vivos. Y las condenas. Por ahora, los privilegios. Va una lista con algunos autores que, tratados por motivos en principio profesionales –entrevistas, reportajes, bodas, bautizos y comuniones-, estuvieron a la altura de su obra. Palabra de honor: Tomás Segovia, Claudio Rodríguez, José Agustín Goytisolo, Wislawa Szymborska, Eugenio Montejo, Fernando Charry Lara, Félix Romeo, Francisco Casavella, Agota Kristof

Su conversación, como sus libros, contenía “esa profundidad que sólo se tiene cuando estás solo”.

Hay 13 Comentarios

Prefiero no conocerlos, prefiero no idolatrarlos ni odiarlos por su forma de ser y admirar sus obras desde la lectura anónima. Prefiero a los que lanzan su primera obra y luego esconden el rostro. Los prefiero tan tímidos y valientes como Réjean Ducharme.

Coincido contigo en que conocer a Eugenio Montejo era tan maravilloso como leerlo. Y para sumar en la lista de los vivos, hace algunos meses tuve la suerte de conocer a Mark Strand y quedé fascinada con su sencillez y encanto, cosas que he encontrado en cada uno de sus versos.
Un abrazo desde Caracas.

He leído no pocas biografías de FIODOR MIJAIL DOSTOIEVSKY. Todas equivocadas... en ninguna figuro yo como su mujer

He conocido a varios escritores en los pasados 5 años. Me interesé en el ser humano creador de la obra. Existe un cierto misterio porque no son personas tan extrovertidas o sociables comparados con otros artesanos lúdicos como cantantes, bailadores, pintores, etc.
Recuerdo las primeras ferias del libro que visité en compañia de un amigo: Salones atestados de gente muy seria esperando la charla de algún escritor igual de serio que miraba la concurrencia con la actitud de un erudito que tiene condensada toneladas de sabiduria en su cabeza. A veces eludían las respuestas del público.
www.albertograjales.webs.tl

Me hubiera gustado conocer a Mark Twain, a Julio Verne, a lord Byron, a Goethe, a Edgar Melville, a Jack London, a R.L.Stevenson, a Charles Dickens...etc...AVENTURAS mil...

Me iba a reir pero la verdad es que es una pregunta muy interesante. Puede ayudar. Por otra parte, es posible hacerlo en ferias. Creo que si un escritor además es periodista, se le puede reconocer en los medios. Leo en los comentarios a Quevedo. Y pienso si hoy sería posible ese grado de complicidad con sus lectores. La valentía y el honor, la persecución pública, el cautiverio...
Es un tema muy interesante. Yo admiro a muchísimos vivos y me gustaría ir a todas las ferias para abrazarles sin molestar

En persona la verdad es que debe ser una cosa para mitómanos, pero por sus obras considero que siempre es interesante conocer nuevas formas de escribir, de ser, de contar… bueno, nuevos autores a fin de cuentas.

Ahora estoy descubriendo algunos más gracias al, a veces denostado y criticado Amazon, pero que tiene la gran virtud de dar a conocer a gran cantidad de nuevos a autores y a unos precios muy módicos, cuando no casi gratis.

Algunos de estos autores que he conocido reciente son los siguientes:


La casa de enfrente http://www.amazon.es/gp/product/B006WS3DAS


El Códice Negro http://www.amazon.es/El-C%C3%B3dice-Negro-ebook/dp/B007B1WOUK/


La Guerra de los Cielos http://www.amazon.es/Guerra-los-Cielos-ebook/dp/B004G5Z2SA/ref=zg_bs_digital-text_12


A los autores en sí, sin los he conocido ni tengo, ni tengo intención de conocerlos, pero sus textos son interesantes, audaces, diferentes… de los autores ya consagrados por el papel, y con los que tampoco tengo intención de entrevistarme.

En persona la verdad es que debe ser una cosa para mitómanos, pero por sus obras considero que siempre es interesante conocer nuevas formas de escribir, de ser, de contar… bueno, nuevos autores a fin de cuentas.

Ahora estoy descubriendo algunos más gracias al, a veces denostado y criticado Amazon, pero que tiene la gran virtud de dar a conocer a gran cantidad de nuevos a autores y a unos precios muy módicos, cuando no casi gratis.

Algunos de estos autores que he conocido reciente son los siguientes:

La casa de enfrente http://www.amazon.es/gp/product/B006WS3DAS

El Códice Negro http://www.amazon.es/El-C%C3%B3dice-Negro-ebook/dp/B007B1WOUK/

La Guerra de los Cielos http://www.amazon.es/Guerra-los-Cielos-ebook/dp/B004G5Z2SA/ref=zg_bs_digital-text_12

A los autores en sí, sin los he conocido ni tengo, ni tengo intención de conocerlos, pero sus textos son interesantes, audaces, diferentes… de los autores ya consagrados por el papel, y con los que tampoco tengo intención de entrevistarme.

si la gente conociera en persona a Javier Marias, nadie compraria sus libros, conclusión: mejor no conocer a Nadie

Me atrevo a pensar que Perez Reverte ha de ser buena compañía, mientras tengas con qué llenarle algunas copas.

No sé. Yo pedí hace tiempo por motivos que no son del caso, un examen genético a una compañía americana bastante popualr allí que pensé estaba en lo más avanzado y seguramente, científicamente lo está.
Pero el caso es que bueno, esa compañía tiene establecido un foro de intercambio de opiniones. Muchos famosos americanos se han hecho ese examen o eso dicen ellos. Desde luego, enseguida se percibe que sin duda hay una parte seria, pero otra de negocio, asunto en el cual los americanos son insuperables. Hasta ahí , nada que oponer. Pero bien, uno como médico que es pide explicaciones o da opiniones. Y entonces, es lastimoso comprobar el escaso nivel educativo y culturall de los pericipantnes que han accedido a esa prueba que desde luego, por motivos de salud mental o ttranquilidad, estimo no es propia para todo el mundo. Casi todos son de EEUU, claro. No es que sea una prueba cara y cada vez es más asequible, pero cuando hablamos del bajo nivel educativo de aquí , la verrdad es que eto es una plaga universal . Vamos, si no fuera porque se paga por el "kit" que te mandan, era para poner un copago severo.
Lo digo porque no sé si un escritor serio está para aguantar las cachupinadas de un público adocenado. Entiendo que el ailslamiento de algunos escritores tenga algo de pose, pero es que el personal que anda por ahí es una cosa tremenda.

Alfonso,
sí, Twitter es una versión breve y rápida de la carta. No sé si se puede ver a la persona que hay detrás.
La novela de Nothomb -flojilla, por cierto- es curiosa en el análisis de la relación entre escritor y lector.
Esto decía en una entrevista reciente:
"Hace ahora 20 años que publico. Dos días después de salir mi primer libro, recibí una carta de un lector. Pensé: «¡Qué regalo, es formidable, sublime!». Contesté con éxtasis, con generosidad; incluyendo mi dirección y mi número de teléfono privados. No le oculto que todo eso ha dado lugar a un buen número de desastres".

http://smoda.elpais.com/articulos/wrase-una-vez-amelie-nothomb/1070

En este sentido, las nuevas tecnologías acercan mucho a los escritores con sus lectores, aunque éstos se pierdan en la marea de miles de seguidores en Twitter. A mí me gustaría conocer a los más «gamberros», tipo Quevedo: seguro que una noche de juerga daría mucho de sí.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Letra Pequeña

Sobre el blog

Como dios y el diablo viven en los detalles, en la letra pequeña de los contratos están los matices. Este blog habla de literatura desde esa perspectiva. A pie de página. Sin gritar demasiado.

Sobre el autor

Javier Rodríguez Marcos

estudió filología, trabaja como periodista y es miope. Pero sigue leyendo. Forma parte del área de cultura del diario EL PAÍS y ha publicado media docena de libros, alguno incluso de poesía. De tener una teoría, podría resumirse en este viejo tuit de don Quijote: "Más vale un diente que un diamante".

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal