¿Por qué un poema, señor Grass?

Por: | 13 de abril de 2012

Grassobra_86Resumen de  lo publicado:

Günter Grass publica un poema.

Miguel Sáenz lo traduce al castellano: Lo que hay que decir.

Alguien lo pone en contexto.

Alguien lo critica.

Alguien lo defiende.

La clase política alemana e Israel critican a Günter Grass por su poema.

El Gobierno israelí declara al escritor persona non grata (es la forma de crítica literaria a la que suelen recurrir los gobiernos para no perder el tiempo ni con los argumentos ni con las metáforas).

El escritor se defiende.

Una pregunta y algunas conclusiones:

La pregunta: ¿Por qué un poema, señor Grass?

Las conclusiones:

Un artículo de Günter Grass sería otro artículo de Günter Grass. Este poema de Günter Grass es el poema de Günter Grass (que como poeta no es ningún advenedizo: la editorial Bartleby ha editado cumplidamente en español su obra poética en traducción del propio Miguel Sáenz).

Los gobiernos alérgicos a la crítica (o los que no tienen empacho en demostrar su alergia más bien) son los únicos que todavía se toman en serio a Hölderlin: “Pero el mar quita y da memoria; / también el amor fija las atentas miradas; / mas lo que permanece los fundan los poetas” (Recuerdo).

También algunos poetas se toman en serio a Hölderlin. En un reciente artículo en El País Semanal Javier Cercas reproducía su conversación con el poeta australiano Les Murray: “Le pregunto si, además de poesía, escribe prosa. "No", me contesta. "Eso no dura".

¡Un poema en la sección de Internacional! ¿Un artículo? Eso no dura.

En asuntos poéticos, el Gobierno israelí no se parece al resto de las democracias, cuya actitud hacia la literatura suele ser de despectivo silencio. Mientras no salga en la tele… Solo los gobiernos intolerantes persiguen a los poetas. Ese es el drama de la poesía en democracia: nadie la persigue; tal ver porque para perseguirla había que leerla y, como decía Auden pensando en Yeats, “poetry makes nothing happen”.

“La primera cautela de la que se rodea Grass es la elección del género literario para exponer sus argumentos, en los que toma distancia de Israel como alemán que llegó a militar en las SS ya próximo el final de la guerra, según relató en Pelando la cebolla. Al desarrollar sus argumentos como poema y no como artículo, Grass intenta situarlos en el terreno acotado de la creación, invitando implícitamente a compartir una emoción antes que a polemizar con unas opiniones. El premio Nobel se declara, además, “envejecido” y confiesa escribir el poema con “su última tinta”, un recordatorio apenas velado de que se encuentra en el último tramo de su vida. Lo que hay que decir lo dice mediante un género literario y desde una circunstancia personal que anticipa una posible censura, y ahí la segunda cautela. “Antisemitismo”, escribe Grass, “se llama la condena”, escribió José María Ridao.

La condena.

 

 

Hay 46 Comentarios

De acuerdo, catón, "inequívoco" es excesivo. Matizo: yo no lo tomo como poema. Y me gusta la poesía como género literario propio (el texto de Grass, repito, no me lo parece en absoluto: digamos, p. ej., que poema es aquello que al lector llega como poema), pero eso no tiene nada que ver.

Añadí que Grass dijo lo debido, en la forma literaria (o no literaria) por él escogida.

En otro orden de cosas, "El poema lo es porque lo ha escrito un Nobel" es una afirmación digamos que bastante estupefactante. Nunca se me hubiese ocurrido que algo que yo (o cualquier otra persona) escriba se deba considerar, no sé, poema o literatura científica, por el mero hecho de haberlo escrito yo, un no-Nobel, u otra persona, tal vez un sí-Nobel.

Parece que Grass va a publicar un nuevo libro, y me temo que todo esto es, en realidad, una cuestión de vil metal. Eso es algo que otros nóbeles de tres al cuarto, como él o como Orhan Pamuk, han aprendido a hacer en los últimos tiempos: meterse en algún charco polémico, y con mucho cuidado de caer del lado que más les interese comercialmente. Pamuk hablará de kurdos y Grass contra los israelíes. Adocenado hasta la naúsea, el pensamiento de estos plumillas no tiene más objetivo que el de recaudar pasta gansa. A Grass le importa un pito que un tipo que ha militado en las SS, aunque lleve más razón que un santo en decir esto o aquello sobre Israel -que ojo, encima creo que no la lleva-, debería evitar entrar en el tema, por una cuestión elemental de tacto, y dejar a otros, con un pasado menos deshonroso, que se encarguen de la cuestión de los hebreos en oriente medio. No se debe mentar la soga en casa del ahorcado, dice el dicho. Pero cuando lo que importa es la pasta, se olvida todo. Pero para ser de izquierdas hay que ser antiisraelí, según el manual de estilo de los izquierdistas de escaparate que tanto menudean hoy en día. Ante tanta imbecilidad acumulada, no me extraña que hayamos perdido la confianza del electorado, y hasta Andalucía vote ya a la derecha.

Hola, amigos. El poema lo es porque lo ha escrito un Nobel y como tal, tiene fuerza e impacto. No importa que literariamente sea muy flojo. El objetivo ya lo cumplió: hacer llegar su rechazo del armamentisto nuclear israelí y la advertencia al mundo del peligro que ello encierra. No olvidemos la perversa guerra preventiva de BUSH. Ese espíritu sigue vivo y los judíos son dignos representantes en Oriente Medio del fanfarrón y bravucón que ocupó durante ocho años la Casa Blanca.. Son como el hermano pequeño que se siente fuerte porque el hermano mayor, el chacho del barrio (mundo) lo defiende de los matones (Irán).
Ventajas de ser premio Nobel: cualquier cosa que se escriba sí es noticia y sí es acontecimiento. Cordial saludo. FRANCISCO TOSTÓN DE LA CALLE

No entiendo de poemas...Pero planteo un problema :
1/ Israel no tiene los suficientes aviones ( F15I/F16I ) para destruir con armamentos convencionales las instalaciones nucleares iranies ( sea en verso que en prosa).
2/ Israel no tiene los suficientes aviones cisterna para abastecer en vuelo los insuficientes aviones de ataque ( esto no es precisamente un "alajandrino" con dos hemistiquios).
3/ De ser ( yo ) jefe del estado mayor de Tsahal planearia atacar los sitios estrategicos con pocos aviones y con "mini-nukes" ( cargas nucleares de poca potencia aunque de suficiente expresividad "megatonica" ).
Si Gunther Grass fue SS durante 5 meses con sus 17 primaveras ( carros de combate ), el cabo Ratzinger tambien fue artillero de la Luftwaffe con sus 13.
Conclusion : segun la Santisima Sede el calibre de 88 milimetros es optimo sea para DCA que contracarros...

Nur um der Hoffnungslosen willen ist uns die Hoffnung gegeben (Walter Benjamin). A este pensamiento está haciendo honor Günter Grass con su poema valiente y decidido. Coincido plenamente con Elena en su apreciación de los que critican de una manera tan simplista los versos traducidos. El poema es hermoso, solidario, verdadero y digno. ¿Que escuece? Pues amarga la verdad... A veces no se sabe como atacar a un gran hombre y a un excelente escritor, y se utilizan los argumentos más bajos.

A ver, Elena Kaiser, para que no te sigas pasando de lista, leéte la siquiente frase de Benjamin sobre la función de las traducciones: "In ihnen erreicht das Leben des Originals seine stets erneute späteste und umfassendste Entfaltung."

Elena, eso mismo estaba pensando yo. O resulta que hay mucho germanoparlante por estos lares o criticar el poema como poesía desde su traducción al español me parece ridículo.

Espero que todos los que opinan sobre si es un poema y si es bueno que lo hayan leido en alemán. Porque la Odisea traducida en Castellano o incluso en Griego moderno tampoco suena a poesía, y aún menos a poesía buena. Y sin embargo, alguien me ha dicho por ahí que só lo es.

"Vale, nosotros también queremos exterminar a Israel, declaró Ahmadineyad, pero que sea rápido y sin dolor, dentro de lo que cabe. Maltratarlos a base de larguísmos poemas chapuceros me parece una barbarie".

Vuelvo a parafrasear; en este caso a la 'gente del jazz': "jazz es todo aquello que la gente del jazz llama jazz"

Aleixandre

Publicado por: t | 13/04/2012 12:04:41
...
Me gusta la buena poesía, la Poesía. Pero ese "inequívoca prosa" suyo me ha llamado la atrención, por su seguridad y rotundidad, que parecen estar fuera de la simple apreciación de un mortal. Y se lo digo con toda humildad, con la misma que lo diría Vicente Aleixandra apoyado en su mesa camilla en Velintonia. Lo que son las cosas. Gustándome Cernuda, Aleixandre y Góngora, pienso que hay demasiada certeza en su afirmación.
Creo que hay que darle una oportunidad al mundo para degustar un nuevo poema de Günter Grass, sobre todo este poema.
Mis felicitaciones a Javier Rodríguez Marcos por sus palabras.

En ningún caso se puede considerar un poema. Es un artículo, en inequívoca prosa, en que tal vez las líneas son físicamente más cortas de lo habitual. Simple cuestión de organización física del texto, no de género literario.

En cualquier caso, Grass dice lo que hay que decir. Es suficiente y es necesario.

¿Qué querían algunos, que dijera del perfume de las flores en la primavera?

El Nobel, premio sionista por excelencia, se le habia otorgado a Grass para silenciarle, pero parece que la inversión sionista no ha funcionado esta vez.

Ya lo dijo Celaya: La poesía es un arma cargada de futuro. Incluso si no es muy buena, añado yo, si apunta bien.

Y aunque creíamos que ya no, quizá aún lo es;
quizá si los poetas se decidieran podría acabarse con el discurso político vacuo actual. ¡Animo poetas, que contra el argumento vacío no vale la polémica, las armas deben ser otras!

@rolandogabrielli: No, afortunadamente la pesia no esta aun muerta. La palabra sigue causando mas estragos entre los politicos que todas las guerras. Un gobierno teme mil veces mas a una palabra bien dirigida, que a cientos de misiles. La palabra bien dirigida construye. Esa es la labor del poeta. Las armas destruyen. Esa es la filosofia del politico.

Lo maravilloso de este poema, es el enorme efecto disuasivo y de denuncia que tiene. Si Israel hace algo de lo que tememos un dia haga, el poema estara ahì, profético, candente; prueba viviente de exactamente lo que enuncia.

Es el peor poema (?) que he leído en mucho tiempo.

Es màs bien una prosa, no un poema como tal, es de gènero hìbrido y prosaico. Llama la atenciòn que un poema en prosa, que no es notable, haya jaqueado una comunidad tan importante en el mundo. ¿La poesìa no està tan muerta al parecer? ¿Tiene la fuerza de un misil?

Siento gran repugnancia por Grass, no sé cómo tiene un Nobel

http://www.ingenioconsaboralaca.com/2012/03/palomitas-de-subnormalidad-profunda.html

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Letra Pequeña

Sobre el blog

Como dios y el diablo viven en los detalles, en la letra pequeña de los contratos están los matices. Este blog habla de literatura desde esa perspectiva. A pie de página. Sin gritar demasiado.

Sobre el autor

Javier Rodríguez Marcos

estudió filología, trabaja como periodista y es miope. Pero sigue leyendo. Forma parte del área de cultura del diario EL PAÍS y ha publicado media docena de libros, alguno incluso de poesía. De tener una teoría, podría resumirse en este viejo tuit de don Quijote: "Más vale un diente que un diamante".

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal