El libro del año... ¡en mayo!

Por: | 02 de mayo de 2012

KrugmanLeClezioimagesCACTVVZY
Ay, me temo que ya está aquí otra vez el libro del año, que no será una novelita. Se titula ¡Acabad ya con esta crisis!, lo publica la editorial Crítica mañana jueves en traducción de Cecilia Belza y Gonzalo García, lo firma Paul Krugman y este periódico adelantó el domingo un capítulo. Ya lo han leído. En efecto, yo he pensado lo mismo: ¿dónde hay que firmar para que hagan a este hombre presidente del Gobierno –o de la República-? O Premio Nobel de Literatura, ya puestos. ¿No lo ganó Churchill en 1953 por los servicios prestados? Es decir, versión posguerra mundial, "por su dominio de la descripción histórica y biográfica y por su brillante oratoria al defender la exaltación de los valores humanos".

KrugmanuntitledBasta escuchar, no ya su discurso del Nobel de Economía en 2008 sino su brindis durante el banquete que sigue a la ceremonia para darse cuenta de que se puede hablar de números sin rodeos y sin laberintos, con rigor y con ironía y con un estilo digno del mejor ensayismo: el vídeo está aquí y aquí está la versión en texto, sin pajarita pues, negro sobre blanco, recordando que ningún éxito dentro de su disciplina es fruto del trabajo de una sola persona. En el ayuntamiento de Estocolmo, lugar de la cena, Krugman intervino justo detrás de Le Clézio, el premiado de Literatura (a su lado en la foto, sin barba), en uno de los años más divertidos que se recuerdan en Estocolmo pese a que la crisis empezaba a galopar. Aquellos días el economista de Princeton estaba "preocupado" por la rapidez de una recesión que corría el riesgo de dejar obsoletas las medidas de rescate antes de que entraran en funcionamiento. Cuatro años después, aquí estamos, con la sonrisa convertida en mueca pero esperando leer el resto del libro del Krugman.

 Claudi Pérez, corresponal de este diario, escribió en una reseña titulada Los bancos son el monstruo: "Si la guerra es la manera que tiene Dios de enseñarles un poco de geografía a los estadounidenses -eso decía Mark Twain-, la Gran Recesión debería conseguir que todos aprendamos de una vez algo de economía". Lleva razón. Lo conseguirán la Gran Recesión, películas como Inside Job (en el vídeo) y gente como Krugman, que un día (más) puso los puntos sobre las íes (con decimales) en un artículo cuyo título despejaba todas las dudas: Nadie entiende la deuda. Va un fragmento (algo largo pero sin desperdicio):

"Los que se preocupan por el déficit retratan un futuro en el que nos vemos empobrecidos por la necesidad de devolver el dinero que hemos tomado prestado. Ven a EE UU como una familia que pidió una hipoteca demasiado alta y que se ve en apuros para pagar las cuotas mensuales. Sin embargo, esta es una analogía realmente mala por lo menos en dos sentidos.

En primer lugar, las familias tienen que devolver su deuda. Los Gobiernos, no; todo lo que tienen que hacer es asegurarse de que la deuda aumenta más lentamente que su base imponible. La deuda de la II Guerra Mundial nunca se devolvió; sencillamente, se fue volviendo cada vez más irrelevante, a medida que la economía estadounidense crecía, y con ella, la renta sometida a tributación.

En segundo lugar, y esto es lo que nadie parece entender, una familia excesivamente endeudada debe dinero a otra persona; la deuda estadounidense es, en gran medida, dinero que nos debemos a nosotros mismos.

Esto era claramente cierto en el caso de la deuda en que incurrimos para ganar la Segunda Guerra Mundial. Los contribuyentes asumieron la responsabilidad de una deuda que era significativamente más elevada, como porcentaje del PIB, que la deuda actual; pero los titulares de esa deuda también eran los contribuyentes, como la gente que compraba bonos de ahorro. De modo que la deuda no hizo más pobre a los Estados Unidos de la posguerra. En concreto, la deuda no impidió que la generación de la posguerra experimentara el mayor aumento de la renta y el nivel de vida en la historia de nuestra nación.

Pero esta vez es diferente, ¿no? No tanto como creen".

No sé si donde dice EEUU vale decir España (y alrededores), pero a mí me da que sí. No hace tanto que he dejado de contar con los dedos pero todavía, a veces, traduzco los euros a pesetas. Lamentable, lo sé. Sin embargo, me niego a creer en lo inefable y a creer, de paso, que las cosas no tienen una explicación o que esa explicación no pueda ser clara. Por eso, mientras me olvido por fin de las pesetas, necesito fiarme de alguien. Y me fío de Krugman. En lo que llevamos de año -no es un mérito, son gajes del oficio- he leído unos cuantos miles de palabras, algunas encuadernadas. Ninguna me ha impresionado tanto como las suyas. Ni, Hölderlin me perdone, me han parecido tan necesarias.

 

Hay 17 Comentarios

¡Hombre! Ya salió el seguidor de las teorías neoliberales de Ayn Rand... Como si nos fuesen a ayudar de alguna manera...

Juega al mejor simulador político, económico, y militar; gratuito y por navegador web: http://xurl.es/n2yw0

Les propongo cambiar de tema, pasar a la ficcion, una aventura sobre la libertad para desconectar y estar entretenido, con alguna reflexion interesante. ¡Se llama La minima verdad!

buena propaganda!!!

Los Hombres Belstaff Blazer

Belstaff Cazadora hombre

Los Hombres Belstaff Bombardero,

Hombres chaqueta Belstaff

Belstaff Mujeres de la Blazer

Mujeres Chaqueta Belstaff

Ventas y bajos Con Envío Gratuito una región de España, cualquier

Nuestra tienda: http://www.belstaffsale.co.uk/

100% auténticos bolsos de diseño para asegurar que las compras por favor, introduzca la siguiente URL

http://www.bolsosoutlet.net/

http://www.designerhandbags.uk.com/

http://www.designer--handbags.co.uk/

http://www.bagireland.net/

Da gusto leer como cualquier mindundi opina sobre economía sin tener ni idea, enmendándole la plana a premios Nobel o creyéndose en posesión de la solución perfecta, cual taxista que se precie. Mas peor aún son quienes creen que entienden por haberse leído unos pocos libros. A esos ya no hay quien les replique, convencidos de que unas cuantas horas de lectura les autorizan para opinar sobre un asunto que escapa incluso a las mentes más dotadas.
 
Esto es España. Aquí todo el mundo opina sobre todo, aun cuando no sepan de nada.

Por cierto, señor Rodriguez Marcos, si tanto le impresiona la lectura de Krugman, pruebe a leer La rebelión de Atlas

Nada más facil que terminar con la crisis: el gobierno (formado por gente honrada claro) crea su propio dinero sin adquirir deuda con nadie (el banco central es una mega-estafa). Así de simple. Eso empezó a hacer Kennedy (directiva 11110) y por eso le mataron. Lo demás es una tomadura de pelo. Ved este vídeo: http://tinyurl.com/quienhizo11s

Sr. Rodríguez, Paul Krugman, a quien leo desde mucho antes de recibir el Nobel, tiene fama de barrer siempre para casa. Es por ello que sus análisis sobre la economía europea hay que ponerlos en cuarentena, pues hay en ellos no poco de lo que se llama en inglés "wishful thinking". Es decir, Krugman, aparentemente, emite afirmaciones que resultan beneficiosas para la economía de su país para crear opinión. El análisis comparativo que hizo sobre la crisis del ladrillo en España y en los EEUU fue muy interesante. Dijo, que tratándose de crisis similares, EEUU tenía la ventaja de poder devaluar su moneda para resultar competitivo, algo que no era posible para España, pues si salía del euro -la única solución a su crisis, según el Sr. Krugman, no lo olvidemos- se le armaría un buen lío con el cambio de moneda y, sobre todo, los inversores saldrían huyendo por la desconfianza que despertaría la nueva situación de nuestro país. En cambio, un Premio Nobel de Economía norteamericano-del que no recuerdo ahora su nombre- dijo, hace unos tres años, que en las grandes crisis económicas es muy difícil proponer soluciones, pero que, de repente -y sin que nadie sepa muy bien como-, se resuelven solas. Únicamente nos queda agarrarnos al clavo ardiendo que nos ofrece el segundo economista citado (el cual debe de tener unos ochenta años).

Estoy de acuerdo con Pablo, el primer comentarista. Si los que notienen ingresos no pueden consumir, esto no se arregla. Como facilitar los despidos, a mas paro, menos consumo y no saldremos de esta. Suerte, pero con sentido común. Isabel (Alicante)

A mí me parece que esta gente está o ha estado bastante más metida en el ajo de lo que creemos y ahora juegan otro papel simplemente porque les conviene (venden muchos libros y generan enormes ingresos)... es como Stiglitz, que era el máximo responsable económico con Clinton y no sólo no hizo nada para evitar la mayor oleada de liberación del sector financiero en la historia reciente (en los años 90) que es uno de los principales orígenes de la financiarización y posterior crisis, sino que él mismo y su equipo económico lo diseñaron y fomentaron en sintonía con la Fed de Alan Greenspan. Ahora Stiglitz también se desmarca acusando a todo el mundo, menos a sí mismo, de lo que él es sin ninguna duda directamente responsable... otro que ya sabe qué tipo de libros se venden y aprovecha para hacer caja (y a manos llenas). Estos autores dejaron de ser independientes hace mucho tiempo y tienen grupos de interés alredededor que también se enriquecen con el (supuesto) caché de esta gente - hay mucha gente aprovechándose del dinero y la atención mediática que generan estos personajes y nadie quiere que se acabe la gallina de los huevos de oro. Antes escribían libros que se llevaban madurando meses o años, como debe ser, ahora simplemente producen best sellers para los pseudo-economistas de hoy en día (todos periodistas o simples diplomados/licenciados en economía o empresariales). A seguir escribiendo lo que quiere oir la gente y a seguir llenandose sus bolsillos de dinero.

Para Pablo que dice "ESPAÑA NO VA A CRECER GASTANDO MAS". Si, de verdad, piensas así, es que no tienes la más mínima de las ideas sobre economía. Cuantas medidas encaminadas a controlar el deficit hemos puesto en juego? Muchas. El único objetivo real de estas medidas no es controlar el endeudamiento en sí, sino controlar el precio al que nos endeudamos. Y ahora te pregunto de nuevo ¿Cuantas de estas medidas han ayudado a controlar la prima de riesgo? Ninguna. Subidas de impuestos, abaratamiento de despidos, recortes en sectores claves para el desarrollo y la prima sigue descontando a 400 puntos. Y ahora te pregunto a ¿A donde te llevan estas medidas de recortes y austeridad? A contraer el consumo! Menos dinero en la calle, menor consumo. ¿A qué te dirige un menor consumo interno? A que crezca el paro! Como se genera empleo? Inviertiendo. Porque la unica forma de generar riqueza y, por tanto, generar consumo y, por tanto, empleo es INVIERTIENDO. La unica forma de volver a la vía del crecimiento es la INVERSIÓN. Por tanto, tu afirmación es tan osada como absurda!

¿Alguien puede "arreglar" la ambición, la varicia, la insolidaridad, el egoísmo humano? Pues éste es el problema.

Jooder, que desesperante es tratar de ayudar a alguien que no quiere ser ayudado!!! Señores, Paul Krugman es el flautista de Hamelin!!! No se puede gastar cuando no se tiene nada para gastar, y en caso de decidir hacerlo a pesar de eso... Cual es el limite de endeudamiento?? ESPAÑA NO VA A CRECER GASTANDO MAS.

A pesar del valor innegable de su análisis, no deja de ser un economista de pizarra, la realidad es sustancialmente mas compleja que muchos de sus "modelos" académicos. En el caso de España denota desinformación clave, por ejemplo cuando afirma que la falta de competitividad de España se debe a las subidas salariales o se limita a describir lo obvio de toda la situación, no dice nada que no sepamos y sí alguna que otra tontería. Por favor no nos olvidemos de los (ahora cómicos) analisis sobre Irlanda o España que hacia antes de la crisis y sus merodeantes paseos sobre algunas instituciones claves para enfrentar la crisis BCE. FMI, etc.

Sólo falta (para poder creer en él) que Mister Krugman nos explique qué quiere decir eso de que los sueldos de la industria española son demasiado *altos+ (!!) comparados con los alemanes (!!!)

Pues me temo que no, don Javier, no vale para España. El problema es que EE.UU. está pagando ahora mismo por su deuda un 2% de interés (o menos), mientras que España tiene que pagar casi un 6%. El argumento de Krugman es precisamente que, dado lo anterior, EE.UU. no tiene ninguna necesidad de obsesionarse tanto con la austeridad, que ellos (a diferencia de los europeos) sí pueden seguir endeudándose.

No olvide que Krugman es americano, escribe para un público americano y habla (en el 90% de los casos) de la política de los EE.UU. Cuando ha hablado en su blog sobre el caso español, sus predicciones han sido bastante poco halagüeñas.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Letra Pequeña

Sobre el blog

Como dios y el diablo viven en los detalles, en la letra pequeña de los contratos están los matices. Este blog habla de literatura desde esa perspectiva. A pie de página. Sin gritar demasiado.

Sobre el autor

Javier Rodríguez Marcos

estudió filología, trabaja como periodista y es miope. Pero sigue leyendo. Forma parte del área de cultura del diario EL PAÍS y ha publicado media docena de libros, alguno incluso de poesía. De tener una teoría, podría resumirse en este viejo tuit de don Quijote: "Más vale un diente que un diamante".

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal